413 videos

En 1990, la mayoría de los años de vida saludable se perdió, aparentemente, por la desnutrición, como las enfermedades diarreicas en niños desnutridos, pero ahora, la gran carga de morbilidad puede ser atribuída a la presión arterial alta, una enfermedad de hipernutrición. La pandemia de las enfermedades crónicas se ha atribuido, en parte, al cambio casi universal hacia una alimentación dominada por los alimentos procesados y productos de origen animal, más carne, aceites, lácteos, gaseosas, huevos, azúcar, sal y granos refinados.

¿Cómo analizan los científicos los efectos de alimentos específicos? Los investigadores estudiaron a personas que fueron vegetarianas. Las personas que algún día consumieron dietas vegetarianas, pero que empezaron a comer carne al menos una vez por semana, experimentaron un incremento en la probabilidad de riesgo de una enfermedad cardíaca del 146%, un aumento del 152% de apoplejías, del 166% de diabetes y de 231% de aumentar de peso. Durante los doce años siguientes a la transición, al dejar de ser vegetarianos, el consumo de carne se asoció a una disminución de 3.6 años en la expectativa de vida. Los investigadores han demostrado que una alimentación más basada en vegetales puede prevenir, tratar o revertir algunas de nuestras principales causas de muerte, incluyendo la enfermedad cardíaca, la diabetes tipo 2 y la presión arterial alta. Estudios de intervención sobre la alimentación a base de vegetales han demostrado, por ejemplo, un 90% en la reducción de ataques de angina dentro de solo unas pocas semanas. Los grupos de intervención de la alimentación a base de vegetales han reportado mayor satisfacción al alimentarse que los grupos de control, así como una mejoría en la digestión, incremento en la energía, mejoría del sueño y una mejoría significativa en su función física, salud en general, vitalidad y salud mental. Los estudios han demostrado también que la alimentación a base de vegetales puede mejorar no solo el peso corporal, los niveles de azúcar en la sangre y la habilidad para controlar el colesterol, sino también los estados emocionales incluyendo depresión, ansiedad, fatiga, sensación de bienestar y desempeño diario.

Solamente una forma de alimentación ha probado revertir la enfermedad cardíaca en la mayoría de los pacientes: una dieta centrada en alimentos integrales de origen vegetal. Si eso fuera todo lo que una alimentación integral a base de vegetales pudiera hacer, (revertir nuestra enfermedad más mortal), ¿no debería ser entonces la alimentación estándar a menos que se pruebe lo contrario? El hecho de que también puede ser eficaz para prevenir, tratar y detener la progresión de otras enfermedades mortales principales parece abogar para que el comer a base de vegetales sea simplemente arrollador.

 

Traducción: Diana Montejano. Edición: Viviana Garcia

Créditos de imagen: Pixabay. La imagen ha sido modificada.

Todos los videos de: Alimentación A Base De Vegetales

Pin It en Pinterest