¿Es real el síndrome de hipersensibilidad por cándida?

¿Es real el síndrome de hipersensibilidad por cándida?
5 (100%) 3 votes

¿Está relacionada la presencia de cándida en las heces con los síntomas de “hipersensibilidad por cándida”, como son los dolores de cabeza y el cansancio? Y, ¿qué sucede cuando sometemos a un paciente a una dieta alta en azúcar?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

A pesar del amplio uso de levadura en la elaboración de cerveza y repostería, tan solo un 5 % de personas sanas —1 de cada 20— presenta anticuerpos anti-Saccharomyces cerevisiae en la sangre, mientras que ese porcentaje asciende al 60 o 70% en personas con enfermedad de Crohn. La mayoría de pacientes con enfermedad de Crohn presenta anticuerpos que responden a las levaduras de cerveza, panadería o nutricional, que no son sino diferentes formas de la levadura conocida como Saccharomyces cerevisiae.

Pero la levadura de panadería, cerveza o nutricional nunca ha estado directamente asociada a la enfermedad de Crohn. Puede que los anticuerpos se produzcan por una reacción a esta levadura, o tal vez se trate de una reacción a una levadura totalmente diferente y por error se produzca una reactividad cruzada con la levadura tradicional. De hecho, se descubrió que los anticuerpos producidos contra cándida, una especie de levadura totalmente diferente (la levadura que causa infección o candidiasis vaginal), pueden producir una reactividad cruzada con el Saccharomyces. ¿Es posible que la levadura de cerveza, panadería o nutricional fuera simplemente un mero espectador todo este tiempo? 

Desde hace casi 30 años hemos sabido que los anticuerpos del Saccharomyces están relacionados con la enfermedad de Crohn. Pero en lugar de ser la levadura de panadería, cerveza o nutricional la que cause la enfermedad de Crohn, quizás sea la cándida la que esté causando el Crohn y los anticuerpos. O tal vez el espectador inocente sea la cándida, y el verdadero culpable sea la levadura presente en alimentos y bebidas. No se sabe hasta que se pone a prueba: eliminamos la levadura de la dieta de los pacientes con Crohn, a ver si se ponen mejor. Si mejoran, quiere decir que la levadura era la culpable. ¿Y si no mejoran? Entonces quizás la cándida sea la causa real.

Antes de adentrarme en el estudio, permíteme que rompa algunos mitos sobre la cándida. La cándida está presente de forma natural en nuestra flora intestinal. Sin embargo, si pasa a nuestra sangre, puede causar una infección que podría llegar a ser mortal. La cándida también está presente de forma natural en la boca o en el colon —por lo que ¡la ubicación lo es todo! De la misma forma que tener bacterias fecales en el colon es normal, si estuvieran presentes en la sangre o en una herida ya no lo sería tanto. Debido a que la cándida puede causar problemas si se encuentra en el lugar equivocado o en personas inmunocomprometidas, surgió la teoría sobre la candidiasis donde se relacionaba a la cándida con todo tipo de problemas de salud. Esto llevó a la “propagación de la micofobia, por interpretar de manera errónea” que la presencia de cándida en la boca o en las heces fuera indicio de algún tipo de infección, cuando se trata de algo normal. (Si crees que los autores de ese artículo exageraron un poco con el tema de la fobia, intenta buscar “cándida” en Google y ya verás.)

La presencia de cándida en el intestino no solo es normal, sino que parece ser que no podríamos deshacernos de ella aunque quisiéramos. Con fármacos antifúngicos podemos reducir considerablemente los niveles, pero en cuanto se dejan de tomar vuelven a subir. ¿Y qué hay de la idea de que la levadura se alimenta del azúcar, y por tanto se debería adoptar una dieta baja en azúcar? No tiene mucho sentido, ya que el azúcar se absorbe en el intestino delgado y ni siquiera llega al colon, a no ser que se tenga intolerancia a la lactosa. De hecho, no parece haber una correlación entre el recuento de cándida y el consumo de azúcar. Podemos someter a personas a una dieta alta en azúcar añadiendo 14 cucharadas de azúcar a sus dietas y aun así no veríamos ningún efecto. Por supuesto, hay muchas razones avaladas por la ciencia para reducir el consumo de azúcar, pero la cándida no parece ser una de ellas.

No parece haber ningún tipo de “evidencia que demuestre en absoluto la existencia de la llamada candidiasis”. ¡Pero eso son palabras mayores! “Pocas enfermedades han desatado tanta hostilidad entre la comunidad médica y una parte del público general como lo ha hecho la candidiasis crónica”. La comunidad médica ha tomado a presuntos enfermos por mentalmente trastornados y también se les ha tachado de locos. Naturalmente, no puedes venir y llamar a la gente loca. “Los diagnósticos psiquiátricos deben presentarse con cautela…”. Algunos pacientes, por ejemplo, prefieren creer que es la cándida la que ha causado su enfermedad mental, y en este caso puede que los doctores hasta les den unas palmaditas para que se tomen las pastillas. “Sin embargo, los pacientes que se autodiagnostican creyendo que han encontrado una conexión con la levadura renunciarán ocasionalmente a su enfermedad”, —algunos incluso hasta el punto de intentar usar la levadura como excusa por conducir ebrios. “No estaba bebiendo, su señoría. ¡Mi levadura debe haberse fermentado y convertido en cerveza en mi intestino!”

El concepto de la candidiasis ha sido oficialmente ridiculizado por la American Academy of Allergy and Immunology y considerado “especulativo y no demostrado”, sin ninguna prueba de que existe. La presunción de que “la ubicua Candida Albicans tiene efectos tóxicos en el sistema inmune humano… [es una presunción] sin rastro de evidencias clínicas o pruebas científicas”. Si quieres pruebas, según razonaba una respuesta al estudio, ¿qué me dices de los millones de operaciones de amigdalectomías innecesarias y de mastectomías radicales que se han realizado? Al menos con dietas bajas en azúcar no desfiguramos a nadie. Aunque algunos tratamientos para la candidiasis pueden ser “potencialmente peligrosos”; como los fármacos antifúngicos, que pueden generar resistencia y presentar efectos secundarios. La nistatina no es tan nociva, pero el ketoconazol puede dañar el hígado. Y, de hecho, ha habido casos de personas tratadas por lo que podría ser un diagnóstico falso y que han terminado en graves apuros. Por esta razón, es muy importante saber si la candidiasis realmente existe. Los investigadores decidieron ponerlo a prueba en un estudio muy simple: se entregan a los sujetos tubos para tomar muestras de heces, y se les hacen preguntas sobre sus síntomas —dolores de cabeza, dolores de estómago, cansancio y todos los demás síntomas típicos de la candidiasis. ¿El resultado? Los investigadores no encontraron ninguna relación con que los sujetos tuvieran cándida en sus intestinos o no. No se encontraron indicios sobre la candidiasis.

La traducción de este contenido ha sido realizada por Elisabel Gómez.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Iconos creados por  Bakunetsu Kaito, joeartcon, parkjisun, Milky, y Anna Hatzisavas del The Noun Project.

Crédito de la imagen: Tess Watson vía Flickr. La imagen ha sido modificada.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

A pesar del amplio uso de levadura en la elaboración de cerveza y repostería, tan solo un 5 % de personas sanas —1 de cada 20— presenta anticuerpos anti-Saccharomyces cerevisiae en la sangre, mientras que ese porcentaje asciende al 60 o 70% en personas con enfermedad de Crohn. La mayoría de pacientes con enfermedad de Crohn presenta anticuerpos que responden a las levaduras de cerveza, panadería o nutricional, que no son sino diferentes formas de la levadura conocida como Saccharomyces cerevisiae.

Pero la levadura de panadería, cerveza o nutricional nunca ha estado directamente asociada a la enfermedad de Crohn. Puede que los anticuerpos se produzcan por una reacción a esta levadura, o tal vez se trate de una reacción a una levadura totalmente diferente y por error se produzca una reactividad cruzada con la levadura tradicional. De hecho, se descubrió que los anticuerpos producidos contra cándida, una especie de levadura totalmente diferente (la levadura que causa infección o candidiasis vaginal), pueden producir una reactividad cruzada con el Saccharomyces. ¿Es posible que la levadura de cerveza, panadería o nutricional fuera simplemente un mero espectador todo este tiempo? 

Desde hace casi 30 años hemos sabido que los anticuerpos del Saccharomyces están relacionados con la enfermedad de Crohn. Pero en lugar de ser la levadura de panadería, cerveza o nutricional la que cause la enfermedad de Crohn, quizás sea la cándida la que esté causando el Crohn y los anticuerpos. O tal vez el espectador inocente sea la cándida, y el verdadero culpable sea la levadura presente en alimentos y bebidas. No se sabe hasta que se pone a prueba: eliminamos la levadura de la dieta de los pacientes con Crohn, a ver si se ponen mejor. Si mejoran, quiere decir que la levadura era la culpable. ¿Y si no mejoran? Entonces quizás la cándida sea la causa real.

Antes de adentrarme en el estudio, permíteme que rompa algunos mitos sobre la cándida. La cándida está presente de forma natural en nuestra flora intestinal. Sin embargo, si pasa a nuestra sangre, puede causar una infección que podría llegar a ser mortal. La cándida también está presente de forma natural en la boca o en el colon —por lo que ¡la ubicación lo es todo! De la misma forma que tener bacterias fecales en el colon es normal, si estuvieran presentes en la sangre o en una herida ya no lo sería tanto. Debido a que la cándida puede causar problemas si se encuentra en el lugar equivocado o en personas inmunocomprometidas, surgió la teoría sobre la candidiasis donde se relacionaba a la cándida con todo tipo de problemas de salud. Esto llevó a la “propagación de la micofobia, por interpretar de manera errónea” que la presencia de cándida en la boca o en las heces fuera indicio de algún tipo de infección, cuando se trata de algo normal. (Si crees que los autores de ese artículo exageraron un poco con el tema de la fobia, intenta buscar “cándida” en Google y ya verás.)

La presencia de cándida en el intestino no solo es normal, sino que parece ser que no podríamos deshacernos de ella aunque quisiéramos. Con fármacos antifúngicos podemos reducir considerablemente los niveles, pero en cuanto se dejan de tomar vuelven a subir. ¿Y qué hay de la idea de que la levadura se alimenta del azúcar, y por tanto se debería adoptar una dieta baja en azúcar? No tiene mucho sentido, ya que el azúcar se absorbe en el intestino delgado y ni siquiera llega al colon, a no ser que se tenga intolerancia a la lactosa. De hecho, no parece haber una correlación entre el recuento de cándida y el consumo de azúcar. Podemos someter a personas a una dieta alta en azúcar añadiendo 14 cucharadas de azúcar a sus dietas y aun así no veríamos ningún efecto. Por supuesto, hay muchas razones avaladas por la ciencia para reducir el consumo de azúcar, pero la cándida no parece ser una de ellas.

No parece haber ningún tipo de “evidencia que demuestre en absoluto la existencia de la llamada candidiasis”. ¡Pero eso son palabras mayores! “Pocas enfermedades han desatado tanta hostilidad entre la comunidad médica y una parte del público general como lo ha hecho la candidiasis crónica”. La comunidad médica ha tomado a presuntos enfermos por mentalmente trastornados y también se les ha tachado de locos. Naturalmente, no puedes venir y llamar a la gente loca. “Los diagnósticos psiquiátricos deben presentarse con cautela…”. Algunos pacientes, por ejemplo, prefieren creer que es la cándida la que ha causado su enfermedad mental, y en este caso puede que los doctores hasta les den unas palmaditas para que se tomen las pastillas. “Sin embargo, los pacientes que se autodiagnostican creyendo que han encontrado una conexión con la levadura renunciarán ocasionalmente a su enfermedad”, —algunos incluso hasta el punto de intentar usar la levadura como excusa por conducir ebrios. “No estaba bebiendo, su señoría. ¡Mi levadura debe haberse fermentado y convertido en cerveza en mi intestino!”

El concepto de la candidiasis ha sido oficialmente ridiculizado por la American Academy of Allergy and Immunology y considerado “especulativo y no demostrado”, sin ninguna prueba de que existe. La presunción de que “la ubicua Candida Albicans tiene efectos tóxicos en el sistema inmune humano… [es una presunción] sin rastro de evidencias clínicas o pruebas científicas”. Si quieres pruebas, según razonaba una respuesta al estudio, ¿qué me dices de los millones de operaciones de amigdalectomías innecesarias y de mastectomías radicales que se han realizado? Al menos con dietas bajas en azúcar no desfiguramos a nadie. Aunque algunos tratamientos para la candidiasis pueden ser “potencialmente peligrosos”; como los fármacos antifúngicos, que pueden generar resistencia y presentar efectos secundarios. La nistatina no es tan nociva, pero el ketoconazol puede dañar el hígado. Y, de hecho, ha habido casos de personas tratadas por lo que podría ser un diagnóstico falso y que han terminado en graves apuros. Por esta razón, es muy importante saber si la candidiasis realmente existe. Los investigadores decidieron ponerlo a prueba en un estudio muy simple: se entregan a los sujetos tubos para tomar muestras de heces, y se les hacen preguntas sobre sus síntomas —dolores de cabeza, dolores de estómago, cansancio y todos los demás síntomas típicos de la candidiasis. ¿El resultado? Los investigadores no encontraron ninguna relación con que los sujetos tuvieran cándida en sus intestinos o no. No se encontraron indicios sobre la candidiasis.

La traducción de este contenido ha sido realizada por Elisabel Gómez.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Iconos creados por  Bakunetsu Kaito, joeartcon, parkjisun, Milky, y Anna Hatzisavas del The Noun Project.

Crédito de la imagen: Tess Watson vía Flickr. La imagen ha sido modificada.

Nota del Doctor

Este video deriva de ¿La levadura nutricional desencadena la enfermedad de Crohn?. Vuelvo al tema principal en ¿Es saludable para todos la levadura nutricional? y luego ofrezco un poquito de esperanza para quienes tienen otra enfermedad inflamatoria en Curar la hidradenitis supurativa con la alimentación.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This