22 videos

En el Beverage Guidance Panel, compuesto por el ex presidente del departamento de nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard y profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard, Dr. Walter Willet, clasificaron las bebidas en una escala de seis niveles. El refresco fue clasificado en el último lugar y la leche fue clasificada junto con la cerveza con una recomendación de cero onzas al día.

De acuerdo con las “Actual Causes of Death in the United States,” (causas reales de muerte en los Estados Unidos) una serie de artículos en la Journal of the American Medical Association, la principal causa de muerte en el año 2000 fue el tabaco, seguido por la alimentación y la inactividad. ¿Cuál fue la tercer causa de muerte? El Alcohol. Alrededor de la mitad de las muertes relacionadas con el alcohol fueron debido a causas repentinas como accidentes automovilísticos, y la otra mitad fueron por causas que toman más tiempo, la más común fue enfermedad hepática alcohólica. 

El consumo excesivo de alcohol puede conducir al hígado graso, lo cual es la acumulación de grasa en el hígado, resultando en inflamación, cicatrización y eventualmente, insuficiencia hepática. De acuerdo al CDC, el consumo regular de más de una bebida al día para mujeres y más de dos bebidas al día para hombre se considera excesivo. El término de “una bebida” se refiere a 12 onzas de cerveza, 8 onzas de licor de malta, 5 onzas de vino, o 1.5 onzas (un trago) de licor fuerte. Hay veces en las que se puede detener la progresión de la enfermedad al dejar de beber, sin embargo hay veces en las que es demasiado tarde. El consumo excesivo puede causar hígado graso en menos de tres semanas, pero generalmente se puede revertir al dejar de beber después de cuatro a seis semanas. Sin embargo en alrededor del 5 al 15 % de los casos, la enfermedad continúa progresando y el hígado comienza a cicatrizar a pesar de haber dejado de consumir alcohol. 

Del mismo modo, al diagnosticar hepatitis inducida por el alcohol (inflamación del hígado), las tasas de supervivencia a tres años pueden llegar hasta el 90 por ciento en las personas que dejan de consumirlo al ser diagnosticados. Pero hasta el 18 por ciento de ellos llegan a desarrollar cirrosis, una cicatrización del hígado irreparable.

Imagen: Quinn Dombrowski / Flickr. Imagen modificada.

Todos los videos de: Cerveza

Pin It en Pinterest