Flashback Friday: Retrasar el reloj 14 años

Flashback Friday: Retrasar el reloj 14 años
4.5 (90%) 6 votes

Cuatro comportamientos sencillos pueden reducir casi un 80% el riesgo de enfermedad crónica, y poner nuestro riesgo de morir potencialmente al mismo nivel que si fuésemos 14 años más jóvenes.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Figueroa y Macarena Troscé voluntarios activos en NutritionFacts.org.

En 1903, Thomas Edison predijo que el médico del futuro no daría medicamentos, sino que educaría a los pacientes en el cuidado del cuerpo, en la dieta y en los comportamientos para prevenir enfermedades. Cien años más tarde, nació el Colegio Estadounidense de la Medicina del Estilo de Vida. Aún prescribimos medicamentos cuando se necesitan, pero nuestro foco está puesto en saber que las principales causas de discapacidad en los Estados Unidos, así como las principales causas de muerte, se relacionan con el estilo de vida, en particular, con lo que llevamos a la boca: la comida y los cigarrillos.

Una cantidad impresionante de estudios han demostrado que el estilo de vida es la principal causa de nuestras dolencias. Sin embargo, la buenas noticia es que, cambiando nuestro estilo de vida, podemos mejorar muchísimo nuestra salud. Tenemos el poder.

Sobre la mayoría de las principales causas de muerte, sabemos hace tiempo que nuestros genes constituyen, como mucho, entre un 10% y un 20% de los factores de riesgo, ya que las tasas de enfermedades asesinas, como los problemas de corazón y los cánceres graves, pueden variar hasta en un múltiplo de 100 entre distintas poblaciones, y que, cuando la gente migra desde países con bajo riesgo a países con alto riesgo, sus tasas de enfermedad casi siempre cambian a aquellas del nuevo ambiente. Por ejemplo, se pueden evitar, al menos, el 70% de apoplejías y de cánceres de colon, más del 80% de cardiopatías coronarias y más del 90% de diabetes tipo 2.

Así que, quizás, es hora de dejar de culpar a nuestros genes y concentrarnos en el 70% o más que está bajo nuestro control. Esa podría ser la solución real a la crisis del sistema de salud.

Y no hace falta mucho. Solo cumplir cuatro normas simples de estilo de vida saludable puede tener un fuerte impacto en la prevención de enfermedades crónicas: no fumar, no ser obeso, hacer media hora de ejercicio diaria y comer más sano. Más frutas, verduras, granos integrales y menos carne. Cuatro cosas sencillas que disminuyen nuestro riesgo de desarrollar enfermedades crónicas en un 78%. Un 95% del riesgo de diabetes desaparece. 80% del riesgo de ataques cardíacos se desvanece. Piensa en qué significa esto en términos de números. Como están las cosas ahora, cada año, un millón de estadounidenses sufre su primer ataque cardíaco o apoplejía, un millón contrae diabetes, un millón contrae cáncer.

Si tomamos mejores decisiones, ¿realmente podemos vivir más? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades realizaron un seguimiento de unos 8000 estadounidenses de 20 años o más durante casi seis años. Descubrieron que tres comportamientos fundamentales de estilo de vida tienen un impacto enorme en la mortalidad. Quienes no fumaban, seguían una dieta sana y realizaban suficiente actividad física redujeron considerablemente su riesgo de muerte temprana. Y con “no fumar” se referían a “no estar fumando actualmente”. Con “dieta sana” se referían a seguir solo en un 40% las directrices dietéticas federales, que no son tan estrictas. “Físicamente activo” significaba hacer un promedio de 21 minutos al día o más de ejercicio al menos moderado. Quienes presentaron al menos uno de los tres comportamientos tuvieron 40% menos de riesgo de morir. Quienes cumplieron con dos de los tres redujeron sus probabilidades de morir en más de la mitad. Quienes tuvieron éxito en los tres, disminuyeron sus probabilidades de morir en un 82% en dicho periodo de seis años.

¿Qué significa esto en términos de cuánto tiempo más podemos vivir? En un estudio similar en conductas saludables y supervivencia no solo se confió en lo que las personas dijeron sobre qué tan sano estaban comiendo, sino que midieron su nivel de vitamina C en sangre, como un marcador biológico para saber cuántos vegetales comían. La disminución del riesgo de mortalidad en quienes cumplieron con las cuatro normas de comportamiento saludable fue equivalente a ser 14 años más joven. Es como retroceder el reloj 14 años.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Figueroa y Macarena Troscé voluntarios activos en NutritionFacts.org.

En 1903, Thomas Edison predijo que el médico del futuro no daría medicamentos, sino que educaría a los pacientes en el cuidado del cuerpo, en la dieta y en los comportamientos para prevenir enfermedades. Cien años más tarde, nació el Colegio Estadounidense de la Medicina del Estilo de Vida. Aún prescribimos medicamentos cuando se necesitan, pero nuestro foco está puesto en saber que las principales causas de discapacidad en los Estados Unidos, así como las principales causas de muerte, se relacionan con el estilo de vida, en particular, con lo que llevamos a la boca: la comida y los cigarrillos.

Una cantidad impresionante de estudios han demostrado que el estilo de vida es la principal causa de nuestras dolencias. Sin embargo, la buenas noticia es que, cambiando nuestro estilo de vida, podemos mejorar muchísimo nuestra salud. Tenemos el poder.

Sobre la mayoría de las principales causas de muerte, sabemos hace tiempo que nuestros genes constituyen, como mucho, entre un 10% y un 20% de los factores de riesgo, ya que las tasas de enfermedades asesinas, como los problemas de corazón y los cánceres graves, pueden variar hasta en un múltiplo de 100 entre distintas poblaciones, y que, cuando la gente migra desde países con bajo riesgo a países con alto riesgo, sus tasas de enfermedad casi siempre cambian a aquellas del nuevo ambiente. Por ejemplo, se pueden evitar, al menos, el 70% de apoplejías y de cánceres de colon, más del 80% de cardiopatías coronarias y más del 90% de diabetes tipo 2.

Así que, quizás, es hora de dejar de culpar a nuestros genes y concentrarnos en el 70% o más que está bajo nuestro control. Esa podría ser la solución real a la crisis del sistema de salud.

Y no hace falta mucho. Solo cumplir cuatro normas simples de estilo de vida saludable puede tener un fuerte impacto en la prevención de enfermedades crónicas: no fumar, no ser obeso, hacer media hora de ejercicio diaria y comer más sano. Más frutas, verduras, granos integrales y menos carne. Cuatro cosas sencillas que disminuyen nuestro riesgo de desarrollar enfermedades crónicas en un 78%. Un 95% del riesgo de diabetes desaparece. 80% del riesgo de ataques cardíacos se desvanece. Piensa en qué significa esto en términos de números. Como están las cosas ahora, cada año, un millón de estadounidenses sufre su primer ataque cardíaco o apoplejía, un millón contrae diabetes, un millón contrae cáncer.

Si tomamos mejores decisiones, ¿realmente podemos vivir más? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades realizaron un seguimiento de unos 8000 estadounidenses de 20 años o más durante casi seis años. Descubrieron que tres comportamientos fundamentales de estilo de vida tienen un impacto enorme en la mortalidad. Quienes no fumaban, seguían una dieta sana y realizaban suficiente actividad física redujeron considerablemente su riesgo de muerte temprana. Y con “no fumar” se referían a “no estar fumando actualmente”. Con “dieta sana” se referían a seguir solo en un 40% las directrices dietéticas federales, que no son tan estrictas. “Físicamente activo” significaba hacer un promedio de 21 minutos al día o más de ejercicio al menos moderado. Quienes presentaron al menos uno de los tres comportamientos tuvieron 40% menos de riesgo de morir. Quienes cumplieron con dos de los tres redujeron sus probabilidades de morir en más de la mitad. Quienes tuvieron éxito en los tres, disminuyeron sus probabilidades de morir en un 82% en dicho periodo de seis años.

¿Qué significa esto en términos de cuánto tiempo más podemos vivir? En un estudio similar en conductas saludables y supervivencia no solo se confió en lo que las personas dijeron sobre qué tan sano estaban comiendo, sino que midieron su nivel de vitamina C en sangre, como un marcador biológico para saber cuántos vegetales comían. La disminución del riesgo de mortalidad en quienes cumplieron con las cuatro normas de comportamiento saludable fue equivalente a ser 14 años más joven. Es como retroceder el reloj 14 años.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Nota del Doctor

He hablado sobre el papel que juegan las dietas en la prevención de 15 de nuestras principales causas de muerte en mi video de revisión anual del 2012 Arrancar de raíz las principales causas de muerte y en mi video del 2016 Cómo no morir.

Profundizo un poco en el factor del ejercicio en el video Una vida más larga a unos pasos.

Para más información sobre cómo ralentizar el proceso del envejecimiento puedes ver mis siguientes videos:

Recientemente publiqué uno más: Los beneficios de la restricción de calorías para la longevidad.

Si quieres saber más sobre mi especialidad, la medicina del estilo de vida ve:

También tengo una serie sobre un programa de salud y el estilo de vida, CHIP:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This