Quitarse el hábito de la sal

Quitarse el hábito de la sal
4.5 (90%) 2 votes

Las tres cosas que podemos hacer para reducir nuestro consumo de sodio y dos trucos para interpretar la información nutricional en las etiquetas de los alimentos procesados.

Comenta
Comparte

Los dos riesgos dietéticos más importantes en la dieta, causantes de muerte y discapacidad en el mundo, son no comer suficiente fruta y comer demasiada sal. Muy poca fruta mata a casi 5 millones de personas cada año, y demasiada sal mata a 4 millones.

Hay tres cosas que podemos hacer para reducir nuestro consumo de sal. En primer lugar, no añadir sal en la mesa. Un tercio de nosotros añade sal a la comida ¡incluso antes de probarla! Número dos: Dejar de añadir sal al cocinar. Al principio, la comida tendrá un sabor insípido. Sin embargo, luego de 2 a 4 semanas, los receptores del gusto de sal en la boca se vuelven más sensibles al sabor de la sal en las concentraciones habituales. Créalo o no, pero después de 2 semanas, es probable que prefieras el sabor de los alimentos con menos sal. Algunos de los condimentos que se pueden usar, mientras tanto, en lugar de sal incluyen: pimienta, cebolla, ajo, tomate, pimentones, albahaca, perejil, tomillo, apio, limón, chile, ortiga, romero, sabor de humo, curry, cilantro y limón.

Sin embargo, incluso si añades sal, es probable que sea mejor que comer fuera, incluso los restaurantes que no son de comida rápida, tienden a usar demasiada sal. Y, por último, evita los alimentos procesados que contienen sal adicionada.

En la mayoría de los países sólo la mitad del consumo de sodio proviene de alimentos procesados, por lo que hay más responsabilidad personal, pero en los EE.UU., aunque dejáramos por completo de añadir sal en la cocina y el comedor, esto sólo causaría un descenso en el consumo de sal en una pequeña fracción. Esto ha llevado a los analistas de salud pública a señalar lo difícil que es para todo el mundo reducir el consumo de sal, ya que gran parte de nuestro consumo de sodio está fuera de nuestro control. Pero ¿lo está? No tenemos que comprar todos esos alimentos procesados. Podemos optar por no entregar la salud de nuestra familia a corporaciones de alimentos que pueden no estar interesadas en nuestro bienestar.

Si compramos alimentos procesados hay dos trucos que podemos usar. Tratar de comprar sólo alimentos con una cantidad de miligramos de sodio en la etiqueta menor que los gramos del tamaño de la porción. Por lo tanto si se trata de una porción de 100 gramos, debe tener menos de 100 mg de sodio. O, puedes apuntar a un número de miligramos de sodio menor que el número de calorías. Por ejemplo, aquí el sodio es 720, las calorías son 260; 720 es mayor que 260, por lo tanto esto tiene demasiado sodio.

Ese es un truco que aprendí de uno de mis dietistas favoritos de todos los tiempos, Jeff Novick. La razón por la que funciona es porque la mayoría de la gente consume alrededor de 2.200 calorías al día, por lo que si todo lo que comes tiene más calorías que sodio consumirías como máximo 2.300 miligramos de sodio – el límite superior para las personas sanas menores de 50 años. Por supuesto, los alimentos más sanos no tienen etiquetas en absoluto. También hay que tratar de comprar tantos alimentos frescos como sea posible, ya que es casi imposible tener una dieta consistente en alimentos naturales no procesados que supere las estrictas recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón para la reducción de sodio.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Laura Duarte y Elizabeth Romo.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Mark Poprocki vía 123RF.

Los dos riesgos dietéticos más importantes en la dieta, causantes de muerte y discapacidad en el mundo, son no comer suficiente fruta y comer demasiada sal. Muy poca fruta mata a casi 5 millones de personas cada año, y demasiada sal mata a 4 millones.

Hay tres cosas que podemos hacer para reducir nuestro consumo de sal. En primer lugar, no añadir sal en la mesa. Un tercio de nosotros añade sal a la comida ¡incluso antes de probarla! Número dos: Dejar de añadir sal al cocinar. Al principio, la comida tendrá un sabor insípido. Sin embargo, luego de 2 a 4 semanas, los receptores del gusto de sal en la boca se vuelven más sensibles al sabor de la sal en las concentraciones habituales. Créalo o no, pero después de 2 semanas, es probable que prefieras el sabor de los alimentos con menos sal. Algunos de los condimentos que se pueden usar, mientras tanto, en lugar de sal incluyen: pimienta, cebolla, ajo, tomate, pimentones, albahaca, perejil, tomillo, apio, limón, chile, ortiga, romero, sabor de humo, curry, cilantro y limón.

Sin embargo, incluso si añades sal, es probable que sea mejor que comer fuera, incluso los restaurantes que no son de comida rápida, tienden a usar demasiada sal. Y, por último, evita los alimentos procesados que contienen sal adicionada.

En la mayoría de los países sólo la mitad del consumo de sodio proviene de alimentos procesados, por lo que hay más responsabilidad personal, pero en los EE.UU., aunque dejáramos por completo de añadir sal en la cocina y el comedor, esto sólo causaría un descenso en el consumo de sal en una pequeña fracción. Esto ha llevado a los analistas de salud pública a señalar lo difícil que es para todo el mundo reducir el consumo de sal, ya que gran parte de nuestro consumo de sodio está fuera de nuestro control. Pero ¿lo está? No tenemos que comprar todos esos alimentos procesados. Podemos optar por no entregar la salud de nuestra familia a corporaciones de alimentos que pueden no estar interesadas en nuestro bienestar.

Si compramos alimentos procesados hay dos trucos que podemos usar. Tratar de comprar sólo alimentos con una cantidad de miligramos de sodio en la etiqueta menor que los gramos del tamaño de la porción. Por lo tanto si se trata de una porción de 100 gramos, debe tener menos de 100 mg de sodio. O, puedes apuntar a un número de miligramos de sodio menor que el número de calorías. Por ejemplo, aquí el sodio es 720, las calorías son 260; 720 es mayor que 260, por lo tanto esto tiene demasiado sodio.

Ese es un truco que aprendí de uno de mis dietistas favoritos de todos los tiempos, Jeff Novick. La razón por la que funciona es porque la mayoría de la gente consume alrededor de 2.200 calorías al día, por lo que si todo lo que comes tiene más calorías que sodio consumirías como máximo 2.300 miligramos de sodio – el límite superior para las personas sanas menores de 50 años. Por supuesto, los alimentos más sanos no tienen etiquetas en absoluto. También hay que tratar de comprar tantos alimentos frescos como sea posible, ya que es casi imposible tener una dieta consistente en alimentos naturales no procesados que supere las estrictas recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón para la reducción de sodio.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Laura Duarte y Elizabeth Romo.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Mark Poprocki vía 123RF.

Nota del Doctor

¿No comer suficiente fruta es la principal causa de muerte? Para más información mira IInhibiendo la Agregación Plaquetaria con Bayas.

Los videos que hice anteriormente sobre el sodio incluyen:

Pero mi serie más reciente donde presento la evidencia y me sumerjo en la controversia fabricada, para exponer las artimañas de la industria de la sal incluyen:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This