El fitoestrógeno más potente está en la cerveza

El fitoestrógeno más potente está en la cerveza
4 (80%) 3 votes

La razón por la que las mujeres que manejan lúpulo empiezan a menstruar es un fitoestrógeno que acaba en la cerveza, el 8-prenylnaringenin (8-PN).

Comenta
Comparte

¿Cómo es que los alcohólicos desarrollan “senos” y otros rasgos “femeninos”? Sabemos que los estrógenos producen feminización, y nuestro hígado nos limpia de una parte. Por eso, la teoría original era que el daño hepático inducido por el alcohol provocaba una retención de estrógenos. El problema era que cuando los investigadores medían los niveles de estrógenos, no estaban más altos de lo normal. Además, incluso las personas con cirrosis parecen limpiar los estrógenos del cuerpo bien, y los testículos de los hombres empezaron a encoger antes de que desarrollase ninguna enfermedad hepática seria. 

Así que se consideraron explicaciones alternativas. Si no se debe al estrógeno producido de manera endógena (dentro del cuerpo), quizá los alcohólicos estaban siendo expuestos a “sustancias estrogénicas exógenas de fuentes alimentarias”, por ejemplo los fitoestrógenos de las plantas con las que se hacen ciertas bebidas alcohólicas. Dos químicos australianos descubrieron que las plantas podían contener compuestos hormonales en 1951, cuando intentaban encontrar la causa de la “epidemia de infertilidad en ovejas que estaba destruyendo la industria de la lana”. Les llevó 10 años, pero al final descubrieron la causa: un compuesto que se llama genisteína, en un tipo de clavo, que es el mismo fitoestrógeno presente en la soja. 

Puedes leer sobre la horrible enfermedad del clavo en las páginas web de especulaciones, pero verás que nunca se habla sobre la dosis. Para ingerir tanto como esas ovejas, necesitarías bebermás de mil cartones de leche de soja al día, o comer ocho mil hamburguesas de soja, o 360 kg de tofu al día. Esto no quiere decir que no puedas pasarte. Hay dos casos en la literatura médica de efectos feminizantes, asociados a una ingesta de entre 14 y 20 raciones de soja al día. El caso es que en dosis razonables, o incluso en dosis bastante más altas que lo que un asiático suele consumir, los fitoestrógenos de la soja no tienen efectos feminizantes en los hombres. 

Así que, en 1951, ya sabíamos que había compuestos vegetales que podían ser estrogénicos. Dos investigadores alemanes se dieron cuenta de que quizá es por eso que las mujeres que manejan lúpulo empiezan a menstruar, y sí encontraron actividad estrogénica en el lúpulo, el agente amargo que se usa para hacer cerveza. Encontraron cantidades ínfimas de los fitoestrógenos de la soja, pero en esas cantidades no habrían podido tener ningún efecto. Sin embargo, en 1999, se descubrió la existencia en el lúpulo de un fitoestrógeno muy potente, el 8-prenylnaringenin. De hecho, es el fitoestrógeno más potente que se ha descubierto hasta ahora, y es 50 veces más potente que la genisteína de la soja, por lo que “nos da una explicación obvia a los cambios menstruales de las mujeres que trabajaban con el lúpulo”. Hoy en día de utilizan máquinas para todo ese proceso, por lo que nuestra exposición se limita probablemente a la cerveza que bebemos, que tiene cantidades tan pequeñas que no deberían dar ningún problema. 

Después, en 2001, se hizo un estudio con “suplementos [con lúpulo] para el aumento de senos” que levantó algunas dudas sobre otro fitoestrógeno en el lúpulo, el isoxanthohumol, que podría biotransformarse en nuestro hígado en el 8-PN más potente y aumentar el efecto estrogénico del lúpulo. El problema es que el estudio se hizo con ratones de laboratorio. Otro estudio con receptores estrógenicos humanos no encontró tal transformación hepática, así que todo parecía ir bien; hasta el 2005. “El hígado no es el único lugar de transformación del cuerpo humano”. El colon tiene trillones de microorganismos con un potencial metabólico enorme. Es como un órgano en sí mismo, con 100 veces el potencial de metabolización del hígado. Así que se les ocurrió juntar cerveza con excrementos para ver qué pasa. 

Se consiguió una conversión de hasta un 90%. Hasta entonces, “la concentración del 8-PN en la cerveza se consideraba demasiado baja como para afectar a la salud humana. Sin embargo, estos resultados muestras que la actividad de nuestra comunidad microbiana en el intestino podría aumentar la concentración más de 10 veces”. Esto podría explicar por qué puedes detectar el 8-PN en la orina de quien bebe cerveza durante días: sus bacterias intestinales lo siguen expulsando. Por supuesto que la cantidad de 8-PN que consumimos directamente de la cerveza no es la única fuente de efectos estrógenicos, con un nivel de conversión tan grande como ese. Después de todo esto, la pregunta no cambió hace una década. ¿Podría causar efectos estrogénicos la cerveza y feminizar a los hombres? No te pierdas mi video ¿Cuáles son los efectos del fitoestrógeno en el lúpulo de la cerveza?.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Ángela Graña Varela.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Enokson vía flickr.

¿Cómo es que los alcohólicos desarrollan “senos” y otros rasgos “femeninos”? Sabemos que los estrógenos producen feminización, y nuestro hígado nos limpia de una parte. Por eso, la teoría original era que el daño hepático inducido por el alcohol provocaba una retención de estrógenos. El problema era que cuando los investigadores medían los niveles de estrógenos, no estaban más altos de lo normal. Además, incluso las personas con cirrosis parecen limpiar los estrógenos del cuerpo bien, y los testículos de los hombres empezaron a encoger antes de que desarrollase ninguna enfermedad hepática seria. 

Así que se consideraron explicaciones alternativas. Si no se debe al estrógeno producido de manera endógena (dentro del cuerpo), quizá los alcohólicos estaban siendo expuestos a “sustancias estrogénicas exógenas de fuentes alimentarias”, por ejemplo los fitoestrógenos de las plantas con las que se hacen ciertas bebidas alcohólicas. Dos químicos australianos descubrieron que las plantas podían contener compuestos hormonales en 1951, cuando intentaban encontrar la causa de la “epidemia de infertilidad en ovejas que estaba destruyendo la industria de la lana”. Les llevó 10 años, pero al final descubrieron la causa: un compuesto que se llama genisteína, en un tipo de clavo, que es el mismo fitoestrógeno presente en la soja. 

Puedes leer sobre la horrible enfermedad del clavo en las páginas web de especulaciones, pero verás que nunca se habla sobre la dosis. Para ingerir tanto como esas ovejas, necesitarías bebermás de mil cartones de leche de soja al día, o comer ocho mil hamburguesas de soja, o 360 kg de tofu al día. Esto no quiere decir que no puedas pasarte. Hay dos casos en la literatura médica de efectos feminizantes, asociados a una ingesta de entre 14 y 20 raciones de soja al día. El caso es que en dosis razonables, o incluso en dosis bastante más altas que lo que un asiático suele consumir, los fitoestrógenos de la soja no tienen efectos feminizantes en los hombres. 

Así que, en 1951, ya sabíamos que había compuestos vegetales que podían ser estrogénicos. Dos investigadores alemanes se dieron cuenta de que quizá es por eso que las mujeres que manejan lúpulo empiezan a menstruar, y sí encontraron actividad estrogénica en el lúpulo, el agente amargo que se usa para hacer cerveza. Encontraron cantidades ínfimas de los fitoestrógenos de la soja, pero en esas cantidades no habrían podido tener ningún efecto. Sin embargo, en 1999, se descubrió la existencia en el lúpulo de un fitoestrógeno muy potente, el 8-prenylnaringenin. De hecho, es el fitoestrógeno más potente que se ha descubierto hasta ahora, y es 50 veces más potente que la genisteína de la soja, por lo que “nos da una explicación obvia a los cambios menstruales de las mujeres que trabajaban con el lúpulo”. Hoy en día de utilizan máquinas para todo ese proceso, por lo que nuestra exposición se limita probablemente a la cerveza que bebemos, que tiene cantidades tan pequeñas que no deberían dar ningún problema. 

Después, en 2001, se hizo un estudio con “suplementos [con lúpulo] para el aumento de senos” que levantó algunas dudas sobre otro fitoestrógeno en el lúpulo, el isoxanthohumol, que podría biotransformarse en nuestro hígado en el 8-PN más potente y aumentar el efecto estrogénico del lúpulo. El problema es que el estudio se hizo con ratones de laboratorio. Otro estudio con receptores estrógenicos humanos no encontró tal transformación hepática, así que todo parecía ir bien; hasta el 2005. “El hígado no es el único lugar de transformación del cuerpo humano”. El colon tiene trillones de microorganismos con un potencial metabólico enorme. Es como un órgano en sí mismo, con 100 veces el potencial de metabolización del hígado. Así que se les ocurrió juntar cerveza con excrementos para ver qué pasa. 

Se consiguió una conversión de hasta un 90%. Hasta entonces, “la concentración del 8-PN en la cerveza se consideraba demasiado baja como para afectar a la salud humana. Sin embargo, estos resultados muestras que la actividad de nuestra comunidad microbiana en el intestino podría aumentar la concentración más de 10 veces”. Esto podría explicar por qué puedes detectar el 8-PN en la orina de quien bebe cerveza durante días: sus bacterias intestinales lo siguen expulsando. Por supuesto que la cantidad de 8-PN que consumimos directamente de la cerveza no es la única fuente de efectos estrógenicos, con un nivel de conversión tan grande como ese. Después de todo esto, la pregunta no cambió hace una década. ¿Podría causar efectos estrogénicos la cerveza y feminizar a los hombres? No te pierdas mi video ¿Cuáles son los efectos del fitoestrógeno en el lúpulo de la cerveza?.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Ángela Graña Varela.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Enokson vía flickr.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This