¿Cuáles son los efectos del fitoestrógeno en el lúpulo de la cerveza?

¿Cuáles son los efectos del fitoestrógeno en el lúpulo de la cerveza?
5 (100%) 2 votes

Con respecto al riesgo de cáncer de mama, ¿los fitoestrógenos de la cerveza actúan más como los estrógenos animales en Premarin o como los fitoestrógeno protectores de la soja?

Comenta
Comparte

Hace siglos que se usa el lúpulo para darle sabor a la cerveza, pero “con el paso de los años, siempre se ha sospechado que el lúpulo”, y por lo tanto la cerveza, “podría ser estrogénico, debido a un potente fitoestrógeno que se llama 8-PN. ¿Es posible que la cerveza afecte a nuestras hormonas?

Incluso el alcohol puede reducir los niveles de testosterona en hombres, así que cuando se puso a prueba a la cerveza como fuente de estrógenos, se le quitó primero el alcohol. Los investigadores pusieron a prueba el equivalente de una lata de cerveza al día durante un mes en los niveles de hormonas de mujeres postmenopáusicas, para no confundir los resultados con sus propios niveles de estrógeno, y descubrieron cambios significativos en los niveles hormonales durante el mes de la cerveza, y luego una bajada de vuelta a niveles normales una semana después. Aunque, ¿tiene algún efecto clínico, bueno o malo? Un estudio transversal de unas 1700 mujeres descubrió que quienes beben cerveza parecen tener mejor densidad ósea quizá por los efectos pro-estrogénicos. No recomiendan que las mujeres empiecen a beber cerveza solo por la salud ósea, pero sugieren que podría tener efectos beneficios en las que ya lo hacen.

¿Qué hay de los sofocos? Más o menos la mitad de las mujeres pre y postmenopáusicas en los Estados Unidos tienen problemas de sofocos, mientras que en Japón su frecuencia es 10 veces más baja; probablemente por su consumo de soja. ¿Qué hay del lúpulo entonces? Se han hechoalgunos estudios sobre su beneficio potencial, y en una revisión del 2013 se sugirió que “el extracto de lúpulo podría ser medianamente efectivo en el tratamiento de los problemas de la menopausia, especialmente los sofocos”, pero eso fue antes de que saliera un estudio con resultados extraordinarios con media cucharilla de flores de lúpulo. En el grupo del placebo, las mujeres empezaron con 23 sofocos a la semana, y siguieron teniendo los mismos durante los 3 meses del estudio. En el grupo del lúpulo, empezaron peor, con 29 sofocos, y acabaron con 19 el primer mes, 9 el segundo, y tan solo 1 al final del estudio. Tuvieron resultados semejantes con otros síntomas de la menopausia. Los estrógenos animales también funcionan. Millones de mujeres solían tomar hormonas de caballo: el Premarin, de la orina de yeguas embarazadas. Ayudó con los sofocos y la osteoporosis, pero también tenía un pequeño efecto secundario algo molesto… el cáncer de mama. Afortunadamente, cuando se descubrió, millones de mujeres dejaron de tomarlo y las tasas de cáncer de mama se redujeron en numerosos países en todo el mundo. 

La pregunta es: ¿los estrógenos del lúpulo son más como los estrógenos cancerígenos de las yeguas, o como los estrógenos de la soja, que pueden prevenir el cáncer? La clave para entender el potencial para la salud de los fitoestrógenos de la soja es entender la diferencia entre dos tipos de receptores estrogénicos, los alfa y los beta. Al contrario que los estrógenos animales, los fitoestrógenos de la soja se juntas con los receptores beta, y en el tejido mamario son como el yin y el yang con los receptores alfa que señalan la proliferación de las células mamarias. Esto explica por qué las hormonas equinas aumentan el riesgo de cáncer de mama, mientras que los receptores beta, donde va la soja, se oponen a ese impacto proliferativo. Entonces, ¿prefieren a los receptores beta los fitoestrógenos del lúpulo? No. El 8-PN es un promotor selectivo del receptor estrogénico alfa. “Sorprendentemente, y en antítesis clara con la genisteína [la soja], el 8-PN es [aglutinante beta] mucho más débil”, con respecto a los receptores alfa. Así que esto explica por qué el lúpulo es tan común en los suplementos de aumento de pecho, porque funciona más como el estrógeno normal. Al tener en cuenta los problemas de cáncer de mama, es mejor no usar esos suplementos, pero incluso el beber cerveza te expone a esos estrógenos, lo que podría ayudar a explicar por qué la cerveza puede ser más cancerígena para las mamas que otros tipos de alcohol. 

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Ángela Graña Varela. 

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Image thanks to Dave Shea via flickr.

Hace siglos que se usa el lúpulo para darle sabor a la cerveza, pero “con el paso de los años, siempre se ha sospechado que el lúpulo”, y por lo tanto la cerveza, “podría ser estrogénico, debido a un potente fitoestrógeno que se llama 8-PN. ¿Es posible que la cerveza afecte a nuestras hormonas?

Incluso el alcohol puede reducir los niveles de testosterona en hombres, así que cuando se puso a prueba a la cerveza como fuente de estrógenos, se le quitó primero el alcohol. Los investigadores pusieron a prueba el equivalente de una lata de cerveza al día durante un mes en los niveles de hormonas de mujeres postmenopáusicas, para no confundir los resultados con sus propios niveles de estrógeno, y descubrieron cambios significativos en los niveles hormonales durante el mes de la cerveza, y luego una bajada de vuelta a niveles normales una semana después. Aunque, ¿tiene algún efecto clínico, bueno o malo? Un estudio transversal de unas 1700 mujeres descubrió que quienes beben cerveza parecen tener mejor densidad ósea quizá por los efectos pro-estrogénicos. No recomiendan que las mujeres empiecen a beber cerveza solo por la salud ósea, pero sugieren que podría tener efectos beneficios en las que ya lo hacen.

¿Qué hay de los sofocos? Más o menos la mitad de las mujeres pre y postmenopáusicas en los Estados Unidos tienen problemas de sofocos, mientras que en Japón su frecuencia es 10 veces más baja; probablemente por su consumo de soja. ¿Qué hay del lúpulo entonces? Se han hechoalgunos estudios sobre su beneficio potencial, y en una revisión del 2013 se sugirió que “el extracto de lúpulo podría ser medianamente efectivo en el tratamiento de los problemas de la menopausia, especialmente los sofocos”, pero eso fue antes de que saliera un estudio con resultados extraordinarios con media cucharilla de flores de lúpulo. En el grupo del placebo, las mujeres empezaron con 23 sofocos a la semana, y siguieron teniendo los mismos durante los 3 meses del estudio. En el grupo del lúpulo, empezaron peor, con 29 sofocos, y acabaron con 19 el primer mes, 9 el segundo, y tan solo 1 al final del estudio. Tuvieron resultados semejantes con otros síntomas de la menopausia. Los estrógenos animales también funcionan. Millones de mujeres solían tomar hormonas de caballo: el Premarin, de la orina de yeguas embarazadas. Ayudó con los sofocos y la osteoporosis, pero también tenía un pequeño efecto secundario algo molesto… el cáncer de mama. Afortunadamente, cuando se descubrió, millones de mujeres dejaron de tomarlo y las tasas de cáncer de mama se redujeron en numerosos países en todo el mundo. 

La pregunta es: ¿los estrógenos del lúpulo son más como los estrógenos cancerígenos de las yeguas, o como los estrógenos de la soja, que pueden prevenir el cáncer? La clave para entender el potencial para la salud de los fitoestrógenos de la soja es entender la diferencia entre dos tipos de receptores estrogénicos, los alfa y los beta. Al contrario que los estrógenos animales, los fitoestrógenos de la soja se juntas con los receptores beta, y en el tejido mamario son como el yin y el yang con los receptores alfa que señalan la proliferación de las células mamarias. Esto explica por qué las hormonas equinas aumentan el riesgo de cáncer de mama, mientras que los receptores beta, donde va la soja, se oponen a ese impacto proliferativo. Entonces, ¿prefieren a los receptores beta los fitoestrógenos del lúpulo? No. El 8-PN es un promotor selectivo del receptor estrogénico alfa. “Sorprendentemente, y en antítesis clara con la genisteína [la soja], el 8-PN es [aglutinante beta] mucho más débil”, con respecto a los receptores alfa. Así que esto explica por qué el lúpulo es tan común en los suplementos de aumento de pecho, porque funciona más como el estrógeno normal. Al tener en cuenta los problemas de cáncer de mama, es mejor no usar esos suplementos, pero incluso el beber cerveza te expone a esos estrógenos, lo que podría ayudar a explicar por qué la cerveza puede ser más cancerígena para las mamas que otros tipos de alcohol. 

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Ángela Graña Varela. 

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Image thanks to Dave Shea via flickr.

Pin It en Pinterest

Share This