Cómo prevenir que la prediabetes se convierta en diabetes

Rate Video

Aproximadamente 1 de cada 3 estadounidenses tiene prediabetes, pero sólo 1 de cada 10 lo sabe. ¿Qué funciona mejor para prevenir que la prediabetes se transforme en diabetes—fármacos o dieta y ejercicio?

Comenta
Comparte

En tan sólo una década, el número de personas con diabetes ha aumentado más del doble. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en 2050, uno de cada tres de nosotros podría tener diabetes. ¿Y qué?

Pues bien, las consecuencias de la diabetes son diversas: es la causa principal de ceguera en adultos, la causa principal de insuficiencia renal, la causa principal de amputaciones quirúrgicas. ¿Qué podemos hacer para prevenirla?

Veamos, la aparición de la diabetes tipo 2 es gradual,  con la mayoría de las personas progresando a través de un estado de prediabetes,  una condición que ahora padecen 1 de cada 3 estadounidenses aproximadamente, pero tan sólo 1 de cada 10 lo sabe. Dado que los métodos actuales de tratamiento de la diabetes siguen siendo inadecuados, la prevención es preferible, ¿pero qué funciona mejor? ¿Cambios en el estilo de vida o fármacos? No lo sabíamos hasta que este importante estudio fue publicado en el New England Journal of Medicine (Diario de Medicina de Nueva Inglaterra).

Miles de personas fueron asignadas al azar para una buena dosis doble de o bien el fármaco líder contra la diabetes, o dieta y ejercicio.  El fármaco, metformina, es probablemente la droga más segura para la diabetes que existe. Causa diarrea en aproximadamente la mitad de aquellos que la toman,  provoca náuseas en 1 de cada 4, aproximadamente 1 de cada 10 sufre de astenia, que proviene del griego y significa falta de fuerza, debilidad física y fatiga, pero la droga sólo mata a 1 de cada 67000 cada año.

Y funcionó. En comparación con el placebo, en términos de porcentaje de personas que desarrollaron diabetes dentro del período de estudio de cuatro años, un menor número de personas en el grupo del fármaco desarrolló diabetes.

Sin embargo, usar solo dieta y ejercicio funcionó mejor. La intervención de estilo de vida redujo la incidencia de diabetes en un 58%, en comparación con únicamente un 31% con el fármaco. La intervención de estilo de vida fue significativamente más eficaz que el fármaco,y tuvo menos efectos secundarios. Más de tres cuartas partes de los que tomaron el fármaco informaron de síntomas gastrointestinales, aunque informaron de más agujetas en el grupo del cambio en estilo de vida, ya que estaban haciendo ejercicio.

Eso es lo que otros estudios posteriores han demostrado: los enfoques sin el uso de fármacos son superiores para la prevención de la diabetes. Y ese 50% en la caída del riesgo no era para la gente que realmente mejoró su dieta y estilo de vida, sino para aquellos a quienes se les dijo que mejorasen su dieta y estilo de vida, lo hicieran realmente o no.

Este es uno de los estudios más famosos sobre la prevención de la diabetes. 500 personas con pre-diabetes asignadas al azar a un grupo de intervención de estilo de vida o a un grupo de control y, durante el estudio, el riesgo de diabetes se redujo ese mismo 50-60%, pero sólo una fracción de los pacientes alcanzó los modestos objetivos. Incluso en el grupo de intervención de estilo de vida, sólo una cuarta parte fue capaz de consumir suficiente fibra, es decir, alimentos vegetales integrales, y reducir suficientemente la ingesta de grasa saturada, que en este país procede en su mayoría de productos lácteos, postres, carne de pollo y carne de cerdo. Pero les fue mejor que al grupo de control, y menos de ellos desarrollaron diabetes a causa de esto. Pero, ¿y si miramos solamente a los individuos que realmente hicieron los cambios de estilo de vida, que cumplieron al menos 4 de los 5 sencillos objetivos? Cero diabetes. Ninguno de ellos desarrolló diabetes. Una caída del 100% en el riesgo.

En resumen: la diabetes tipo 2 se puede prevenir con cambios en el estilo de vida incluso en sujetos prediabéticos de alto riesgo.

El hecho, pues, de que la diabetes tipo 2, una enfermedad que se puede prevenir en gran medida, haya alcanzado tales proporciones epidémicas es una humillación para la salud pública.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Sonia Ramos Garcia y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

En tan sólo una década, el número de personas con diabetes ha aumentado más del doble. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en 2050, uno de cada tres de nosotros podría tener diabetes. ¿Y qué?

Pues bien, las consecuencias de la diabetes son diversas: es la causa principal de ceguera en adultos, la causa principal de insuficiencia renal, la causa principal de amputaciones quirúrgicas. ¿Qué podemos hacer para prevenirla?

Veamos, la aparición de la diabetes tipo 2 es gradual,  con la mayoría de las personas progresando a través de un estado de prediabetes,  una condición que ahora padecen 1 de cada 3 estadounidenses aproximadamente, pero tan sólo 1 de cada 10 lo sabe. Dado que los métodos actuales de tratamiento de la diabetes siguen siendo inadecuados, la prevención es preferible, ¿pero qué funciona mejor? ¿Cambios en el estilo de vida o fármacos? No lo sabíamos hasta que este importante estudio fue publicado en el New England Journal of Medicine (Diario de Medicina de Nueva Inglaterra).

Miles de personas fueron asignadas al azar para una buena dosis doble de o bien el fármaco líder contra la diabetes, o dieta y ejercicio.  El fármaco, metformina, es probablemente la droga más segura para la diabetes que existe. Causa diarrea en aproximadamente la mitad de aquellos que la toman,  provoca náuseas en 1 de cada 4, aproximadamente 1 de cada 10 sufre de astenia, que proviene del griego y significa falta de fuerza, debilidad física y fatiga, pero la droga sólo mata a 1 de cada 67000 cada año.

Y funcionó. En comparación con el placebo, en términos de porcentaje de personas que desarrollaron diabetes dentro del período de estudio de cuatro años, un menor número de personas en el grupo del fármaco desarrolló diabetes.

Sin embargo, usar solo dieta y ejercicio funcionó mejor. La intervención de estilo de vida redujo la incidencia de diabetes en un 58%, en comparación con únicamente un 31% con el fármaco. La intervención de estilo de vida fue significativamente más eficaz que el fármaco,y tuvo menos efectos secundarios. Más de tres cuartas partes de los que tomaron el fármaco informaron de síntomas gastrointestinales, aunque informaron de más agujetas en el grupo del cambio en estilo de vida, ya que estaban haciendo ejercicio.

Eso es lo que otros estudios posteriores han demostrado: los enfoques sin el uso de fármacos son superiores para la prevención de la diabetes. Y ese 50% en la caída del riesgo no era para la gente que realmente mejoró su dieta y estilo de vida, sino para aquellos a quienes se les dijo que mejorasen su dieta y estilo de vida, lo hicieran realmente o no.

Este es uno de los estudios más famosos sobre la prevención de la diabetes. 500 personas con pre-diabetes asignadas al azar a un grupo de intervención de estilo de vida o a un grupo de control y, durante el estudio, el riesgo de diabetes se redujo ese mismo 50-60%, pero sólo una fracción de los pacientes alcanzó los modestos objetivos. Incluso en el grupo de intervención de estilo de vida, sólo una cuarta parte fue capaz de consumir suficiente fibra, es decir, alimentos vegetales integrales, y reducir suficientemente la ingesta de grasa saturada, que en este país procede en su mayoría de productos lácteos, postres, carne de pollo y carne de cerdo. Pero les fue mejor que al grupo de control, y menos de ellos desarrollaron diabetes a causa de esto. Pero, ¿y si miramos solamente a los individuos que realmente hicieron los cambios de estilo de vida, que cumplieron al menos 4 de los 5 sencillos objetivos? Cero diabetes. Ninguno de ellos desarrolló diabetes. Una caída del 100% en el riesgo.

En resumen: la diabetes tipo 2 se puede prevenir con cambios en el estilo de vida incluso en sujetos prediabéticos de alto riesgo.

El hecho, pues, de que la diabetes tipo 2, una enfermedad que se puede prevenir en gran medida, haya alcanzado tales proporciones epidémicas es una humillación para la salud pública.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Sonia Ramos Garcia y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Nota del Doctor

A menudo oigo que la intervención en la dieta y el ejercicio es descrita como un 60% eficaz. Eso sigue siendo casi el doble de efectivo que el fármaco, pero ese otro estudio realmente demostró que es más como un 100% en las personas que realmente lo hacen. Por tanto, ¿son la dieta y el ejercicio 100% efectivos, o solo el 60%? Teniendo en cuenta el total de la población, dado que muchas personas realmente no lo hacen, puede que sea solo un 60% efectivo. Pero a nivel individual, si personalmente quieres saber cuáles son las probabilidades de que no desarrolles diabetes si cambias tu estilo de vida, entonces la respuesta del 100% es más precisa. Las intervenciones de estilo de vida sólo funcionan cuando las hacemos. El kale es sólo saludable si realmente te lo comes. No es saludable si se queda en el huerto.

¿Y qué hay de prevenir la prediabetes en primer lugar? Ver Previnir la prediabetes comiendo más y mi siguiente vídeo Cómo prevenir la prediabetes en los niños.

Ciertas cosas que quizás queramos evitar pueden encontrarse en mis vídeos Huevos y diabetes y Pescado y diabetes.

¿Y si ya tenemos la enfermedad? Ver Los diabéticos deberían tomar sus legumbres y mi nueva presentación en vivo De la mesa a estar capacitado: Combatir las enfermedades incapacitantes con la dieta.

¿Qué pasa si no tienes tiempo para hacer ejercicio? Mira Levántate por tu salud.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This