Cómo reducir los niveles de plomo con la alimentación: ¿desayuno, granos integrales, leche o tofu?

Rate Video

Ingiere cualquier alimento dentro de unas pocas horas de exponerte al plomo y puedes suprimir la absorción en un 90% o más, pero, ¿cuáles alimentos son especialmente protectores?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

La misma cantidad de plomo suministrada doce horas antes de una comida es absorbida aproximadamente en un 60%, así que, la mayor parte de ese plomo es absorbido; tres horas después de una comida la mayor parte del plomo es absorbido y siete horas después de una comida la mayor parte del plomo es absorbido. Pero, pon comida en tu estómago, dentro de unas horas después de la exposición al plomo, y puedes suprimir la absorción de una parte, o casi todo el plomo ingerido.

Por eso es crucial “sacar el plomo” de nuestra agua del grifo. Se estima que la mayor parte de nuestra exposición al plomo viene de la comida, en vez del agua; pero no es lo que comemos, sino lo que absorbemos. Si se bloquea la absorción del 90% del plomo en la comida, por el hecho mismo de que se encuentra en la comida, podrías absorber diez o veinte veces más plomo en tu torrente sanguíneo consumiendo la misma cantidad de plomo al beber agua en ayunas.

Y, dado que el estómago de un niño se vacía más rápido que el de un adulto, la hora de las comidas podría ser aún más importante. Con estómagos pequeños vaciándose dos horas después de ingerir una comida, ofrecer refrigerios de media mañana y media tarde, aparte del desayuno y las comidas regulares, podría reducir la absorción en un ambiente contaminado; asegurándose, por supuesto, de que los niños se laven las manos antes de comer.

Entonces, ¿los niños en edad preescolar que desayunan tienen niveles más bajos de plomo en la sangre? En el primer estudio de este tipo, los investigadores descubrieron que, en efecto, los niños que desayunaban regularmente parecían tener niveles más bajos de plomo en la sangre, lo cual reafirmó las recomendaciones de proveer comidas regulares y refrigerios a niños pequeños con riesgo de exposición al plomo.

¿Hay algo en la comida que sea particularmente protector? Los investigadores pusieron a prueba todo tipo de alimentos para averiguarlo y resultó que el efecto de la comida “era probablemente en gran parte debido a su contenido de calcio y sales de fosfato, pero el consumo de plomo fue probablemente reducido aún más por el fitato, el cual abunda en los granos integrales”. Si el calcio y los fosfatos son protectores, se podría pensar que los lácteos harían maravillas. Y, en efecto, comenzaron a darle leche a quienes trabajaban con plomo tan pronto se demostró que inhibe la absorción en ratas. Pero, en el caso de los humanos, hay algo en la leche que parece incrementar la absorción del plomo. No fue la grasa, ya que encontraron el mismo problema con la leche descremada.

“Durante más de un siglo, la leche ha sido recomendada, sin reservas, para contrarrestar el envenenamiento por plomo”, pero empezó a ser abandonada a mediados del siglo pasado, una vez sabido que “el efecto general (de la leche en realidad puede haber sido) promover la absorción del plomo en el tracto intestinal”. ¿Cuál es el agente en la leche que promueve la absorción del plomo en el intestino? Podría ser el azúcar de la leche, la lactosa, aunque “el mecanismo por el cual la lactosa intensifica la absorción del plomo no es claro”. En conclusión, mientras en el pasado “la leche fue usada como agente profiláctico para proteger a los trabajadores de la industria del plomo” estudios recientes “sugieren que esta práctica es injustificada e incluso podría ser perjudicial”. Entonces, quizás darle a la gente granos integrales podría ofrecer una mayor protección contra la absorción del plomo, aunque el alimento rico en calcio y fitato más potente sería el tofu.

Los fitonutrientes aislados de soja podrían tener un efecto neuroprotector, al menos en los estudios realizados en placas de Petri, cuando al añadir una pequeña cantidad de plomo a células nerviosas, puedes matar aproximadamente al 40% de ellas, pero entonces, si agregamos más y más fitonutrientes de soja, se puede aminorar parte del daño. Se cree que es un efecto antioxidante. Si se añade plomo a células nerviosas se puede obtener una gran explosión de radicales libres, pero disminuye a medida que se van agregando gotas de componentes de soja. Está bien, pero incluso si esto funcionara fuera de un laboratorio, reducir los efectos tóxicos del plomo es bueno, pero disminuir los niveles de plomo en el cuerpo es aún mejor. Debido a que el el tofu tiende a tener altos niveles de calcio y fitato, es plausible que pueda inhibir la absorción y retención del plomo, reduciendo así los niveles de plomo en la sangre, pero no se puede saber hasta que se ponga a prueba.

El consumo de tofu y el nivel de plomo en la sangre fueron establecidos en cerca de mil hombres y mujeres en China. Aproximadamente por cada 255 gramos de tofu consumidos por semana, pareciera haber cerca de 4% menos plomo en la sangre. Comparado con quienes consumían menos de 255 gramos de tofu por semana, quienes consumían 70 gramos por día tenían sólo la mitad de probabilidades de tener un nivel elevado de plomo en la sangre y quienes consumían cerca de 113 gramos al día parecían rebajar las probabilidades en más del 80%. Ahora, este fue un estudio transversal, instantáneo, así que, no puede probar causa y efecto. Lo que se necesitaría es un estudio intervencionista en el que se asignen al azar las personas en dos grupos, darle a la mitad ciertos alimentos y ver si conlleva a la disminución de los niveles de plomo, sobre lo cual trataremos en otra ocasión.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Iconos creados por Universal Icons, Gan Khoon Lay y Thomas Helbig del Noun Project.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

La misma cantidad de plomo suministrada doce horas antes de una comida es absorbida aproximadamente en un 60%, así que, la mayor parte de ese plomo es absorbido; tres horas después de una comida la mayor parte del plomo es absorbido y siete horas después de una comida la mayor parte del plomo es absorbido. Pero, pon comida en tu estómago, dentro de unas horas después de la exposición al plomo, y puedes suprimir la absorción de una parte, o casi todo el plomo ingerido.

Por eso es crucial “sacar el plomo” de nuestra agua del grifo. Se estima que la mayor parte de nuestra exposición al plomo viene de la comida, en vez del agua; pero no es lo que comemos, sino lo que absorbemos. Si se bloquea la absorción del 90% del plomo en la comida, por el hecho mismo de que se encuentra en la comida, podrías absorber diez o veinte veces más plomo en tu torrente sanguíneo consumiendo la misma cantidad de plomo al beber agua en ayunas.

Y, dado que el estómago de un niño se vacía más rápido que el de un adulto, la hora de las comidas podría ser aún más importante. Con estómagos pequeños vaciándose dos horas después de ingerir una comida, ofrecer refrigerios de media mañana y media tarde, aparte del desayuno y las comidas regulares, podría reducir la absorción en un ambiente contaminado; asegurándose, por supuesto, de que los niños se laven las manos antes de comer.

Entonces, ¿los niños en edad preescolar que desayunan tienen niveles más bajos de plomo en la sangre? En el primer estudio de este tipo, los investigadores descubrieron que, en efecto, los niños que desayunaban regularmente parecían tener niveles más bajos de plomo en la sangre, lo cual reafirmó las recomendaciones de proveer comidas regulares y refrigerios a niños pequeños con riesgo de exposición al plomo.

¿Hay algo en la comida que sea particularmente protector? Los investigadores pusieron a prueba todo tipo de alimentos para averiguarlo y resultó que el efecto de la comida “era probablemente en gran parte debido a su contenido de calcio y sales de fosfato, pero el consumo de plomo fue probablemente reducido aún más por el fitato, el cual abunda en los granos integrales”. Si el calcio y los fosfatos son protectores, se podría pensar que los lácteos harían maravillas. Y, en efecto, comenzaron a darle leche a quienes trabajaban con plomo tan pronto se demostró que inhibe la absorción en ratas. Pero, en el caso de los humanos, hay algo en la leche que parece incrementar la absorción del plomo. No fue la grasa, ya que encontraron el mismo problema con la leche descremada.

“Durante más de un siglo, la leche ha sido recomendada, sin reservas, para contrarrestar el envenenamiento por plomo”, pero empezó a ser abandonada a mediados del siglo pasado, una vez sabido que “el efecto general (de la leche en realidad puede haber sido) promover la absorción del plomo en el tracto intestinal”. ¿Cuál es el agente en la leche que promueve la absorción del plomo en el intestino? Podría ser el azúcar de la leche, la lactosa, aunque “el mecanismo por el cual la lactosa intensifica la absorción del plomo no es claro”. En conclusión, mientras en el pasado “la leche fue usada como agente profiláctico para proteger a los trabajadores de la industria del plomo” estudios recientes “sugieren que esta práctica es injustificada e incluso podría ser perjudicial”. Entonces, quizás darle a la gente granos integrales podría ofrecer una mayor protección contra la absorción del plomo, aunque el alimento rico en calcio y fitato más potente sería el tofu.

Los fitonutrientes aislados de soja podrían tener un efecto neuroprotector, al menos en los estudios realizados en placas de Petri, cuando al añadir una pequeña cantidad de plomo a células nerviosas, puedes matar aproximadamente al 40% de ellas, pero entonces, si agregamos más y más fitonutrientes de soja, se puede aminorar parte del daño. Se cree que es un efecto antioxidante. Si se añade plomo a células nerviosas se puede obtener una gran explosión de radicales libres, pero disminuye a medida que se van agregando gotas de componentes de soja. Está bien, pero incluso si esto funcionara fuera de un laboratorio, reducir los efectos tóxicos del plomo es bueno, pero disminuir los niveles de plomo en el cuerpo es aún mejor. Debido a que el el tofu tiende a tener altos niveles de calcio y fitato, es plausible que pueda inhibir la absorción y retención del plomo, reduciendo así los niveles de plomo en la sangre, pero no se puede saber hasta que se ponga a prueba.

El consumo de tofu y el nivel de plomo en la sangre fueron establecidos en cerca de mil hombres y mujeres en China. Aproximadamente por cada 255 gramos de tofu consumidos por semana, pareciera haber cerca de 4% menos plomo en la sangre. Comparado con quienes consumían menos de 255 gramos de tofu por semana, quienes consumían 70 gramos por día tenían sólo la mitad de probabilidades de tener un nivel elevado de plomo en la sangre y quienes consumían cerca de 113 gramos al día parecían rebajar las probabilidades en más del 80%. Ahora, este fue un estudio transversal, instantáneo, así que, no puede probar causa y efecto. Lo que se necesitaría es un estudio intervencionista en el que se asignen al azar las personas en dos grupos, darle a la mitad ciertos alimentos y ver si conlleva a la disminución de los niveles de plomo, sobre lo cual trataremos en otra ocasión.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Iconos creados por Universal Icons, Gan Khoon Lay y Thomas Helbig del Noun Project.

Nota del Doctor

¿Podría cualquier tipo de alimento reducir la absorción del plomo, inclusive las donas? Ver para creer: ¿Cómo reducir los niveles de plomo con la alimentación: tiamina, fibra, hierro, grasa o ayuno?. Luego examinaremos los alimentos que no solo bloquean la absorción sino que podrían eliminar el plomo de nuestros cuerpos. Sigue atento a:

De nuevo, ¿qué son exactamente los fitatos? Ve:

Y, ¿qué sucede con la soja y el cáncer de mama? Ve:

Y si te perdiste alguno de mis videos sobre los antecedentes del plomo, puedes ponerte al día:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This