Los peligros de la falta de regulación en los suplementos alimenticios

Los peligros de la falta de regulación en los suplementos alimenticios
5 (100%) 3 votes

La mayoría de las fábricas de suplementos examinadas no seguían las pautas de buenas prácticas para su fabricación.

Comenta
Comparte

La mayoría de las instalaciones de suplementos dietéticos no cumplen con las pautas de buenas prácticas de manufactura.

“El público de Estados Unidos no está bien protegido” por las recomendaciones actuales de suplementos dietéticos. A veces hay menos información de la que debería figurar en la botella y otras, hay demasiada, como ya mencioné en mi video Los suplementos de frambuesa negra puestos a prueba. Como se puede ver en el minuto 0:20 del video, en una oportunidad cientos de personas sufrieron toxicidad aguda de selenio, como consecuencia de un “error de los empleados de uno de los proveedores de ingredientes”. Meses después, los afectados continuaban con síntomas. Es posible que la industria no haya aplicado buenas prácticas de manufactura, que incluyen el análisis de los ingredientes. En el 2007, la FDA instó a las empresas de suplementos dietéticos a adherirse a dichas pautas, pero 7 años después, la mayoría sigue sin cumplirlas.

¿Cuáles son las consecuencias de esta regulación ineficaz de los suplementos dietéticos? Cada año, 50 000 estadounidenses sufren daños vinculados y 100 000 mueren, si se toma en cuenta solo las víctimas que acuden a hospitales. Los medicamentos recetados fuera de los entornos hospitalarios pueden causar la muerte a otras 200 000 personas cada año, pero eso no hace menos trágico los miles de enfermos por consumo de suplementos.

En algunas ocasiones se hallaron fármacos en los suplementos. No solo una proporción sustancial de estos tiene problemas de calidad, sino que la “FDA ha identificado que cientos de ellos … han sido adulterados con medicamentos recetados” o, peor aún, medicamentos experimentales que no han sido probados, como los compuestos de Viagra modificados. Alrededor de la mitad de los retiros de medicamentos más graves en Estados Unidos no son en realidad de medicamentos sino de suplementos. Sin embargo, dos tercios de ellos se vuelven a encontrar en las tiendas 6 meses después.

Además, como se puede ver a las 2:09 en mi video, en el 90% de los suplementos herbales analizados, se hallaron contaminantes potencialmente peligrosos, como metales pesados y pesticidas. En el 96% de los casos también se encontraron micotoxinas, es decir, toxinas fúngicas con potencial cancerígeno, como la aflatoxina. Si bien de forma específica los suplementos de cardo mariano fueron los peores, la mayoría tenía más de una docena de micotoxinas diferentes. Se cree que, dado que la planta se cosecha cuando está húmeda, puede enmohecerse con facilidad. Muchas personas consumen cardo mariano para mantener sus hígados limpios, pero sin quererlo podrían terminar expuestas a contaminantes inmunotóxicos, genotóxicos y hepatotóxicos, es decir, tóxicos para el hígado.

¿Cómo es que esto legal? De hecho, no lo fue hasta 1994 con la aprobación de la Ley de Salud y Educación de Suplementos Dietéticos. Antes, los suplementos estaban regulados como aditivos alimentarios, por lo que se tenía que demostrar que eran seguros antes de que fueran lanzados al mercado, pero ya no es así. La mayoría de las personas desconocen que los suplementos ahora no tienen que ser aprobados por el gobierno o que los anuncios de suplementos no tienen que ser examinados. “Este malentendido puede proporcionar a algunos pacientes una falsa sensación de seguridad con respecto a la calidad y la eficacia de estos productos”.

Esta desregulación condujo a un aumento importante en la fabricación de suplementos dietéticos. Pasaron de comercializarse alrededor de 4000 variedades a más de 90 000 cuando la ley entró en vigencia, cada una de los cuales se presume inofensiva y segura hasta que se demuestre lo contrario, hasta que dañe a una cantidad suficiente de personas. “En otras palabras, los consumidores deben sufrir daños … antes de que la FDA comience el lento proceso para restringir [un] producto del mercado”. Podemos tomar el ejemplo de la efedra. En 1999 comenzaron a aparecer cientos de quejas de centros de control de envenenamientos, que luego aumentaron a miles, que incluían además informes de accidentes cerebrovasculares, convulsiones y muertes. Sin embargo, la FDA no lo sacó de la venta hasta 7 años después, gracias a los millones de dólares de la industria gastados en campañas de lobby.

¿Qué tienen para decir las empresas sobre esto? Metabolife juró que nunca había recibido un solo informe de ningún efecto adverso por parte de sus clientes. “Según la compañía, Metabolife tenía un “historial libre de reclamos” cuando en realidad había recibido 14000 quejas de clientes, pero estaban encubiertas. “Los fabricantes de suplementos dietéticos no tienen una responsabilidad realista por la seguridad de sus productos”, y las organizaciones comerciales de la industria han sido acusadas de responder a preocupaciones legítimas con “bravuconadas y negaciones”.

¿Serán estas críticas a los suplementos solo una conspiración de la industria farmacéutica para mantener su monopolio? No, a la industria  le encantan los suplementos, porque es dueña de varias compañías que se suman a las decenas de miles de millones de ventas anuales.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de las imágenes: Paolo Gamba vía flickr. Esta imagen ha sido modificada.

Créditos del vídeo: Julien Herman.

La mayoría de las instalaciones de suplementos dietéticos no cumplen con las pautas de buenas prácticas de manufactura.

“El público de Estados Unidos no está bien protegido” por las recomendaciones actuales de suplementos dietéticos. A veces hay menos información de la que debería figurar en la botella y otras, hay demasiada, como ya mencioné en mi video Los suplementos de frambuesa negra puestos a prueba. Como se puede ver en el minuto 0:20 del video, en una oportunidad cientos de personas sufrieron toxicidad aguda de selenio, como consecuencia de un “error de los empleados de uno de los proveedores de ingredientes”. Meses después, los afectados continuaban con síntomas. Es posible que la industria no haya aplicado buenas prácticas de manufactura, que incluyen el análisis de los ingredientes. En el 2007, la FDA instó a las empresas de suplementos dietéticos a adherirse a dichas pautas, pero 7 años después, la mayoría sigue sin cumplirlas.

¿Cuáles son las consecuencias de esta regulación ineficaz de los suplementos dietéticos? Cada año, 50 000 estadounidenses sufren daños vinculados y 100 000 mueren, si se toma en cuenta solo las víctimas que acuden a hospitales. Los medicamentos recetados fuera de los entornos hospitalarios pueden causar la muerte a otras 200 000 personas cada año, pero eso no hace menos trágico los miles de enfermos por consumo de suplementos.

En algunas ocasiones se hallaron fármacos en los suplementos. No solo una proporción sustancial de estos tiene problemas de calidad, sino que la “FDA ha identificado que cientos de ellos … han sido adulterados con medicamentos recetados” o, peor aún, medicamentos experimentales que no han sido probados, como los compuestos de Viagra modificados. Alrededor de la mitad de los retiros de medicamentos más graves en Estados Unidos no son en realidad de medicamentos sino de suplementos. Sin embargo, dos tercios de ellos se vuelven a encontrar en las tiendas 6 meses después.

Además, como se puede ver a las 2:09 en mi video, en el 90% de los suplementos herbales analizados, se hallaron contaminantes potencialmente peligrosos, como metales pesados y pesticidas. En el 96% de los casos también se encontraron micotoxinas, es decir, toxinas fúngicas con potencial cancerígeno, como la aflatoxina. Si bien de forma específica los suplementos de cardo mariano fueron los peores, la mayoría tenía más de una docena de micotoxinas diferentes. Se cree que, dado que la planta se cosecha cuando está húmeda, puede enmohecerse con facilidad. Muchas personas consumen cardo mariano para mantener sus hígados limpios, pero sin quererlo podrían terminar expuestas a contaminantes inmunotóxicos, genotóxicos y hepatotóxicos, es decir, tóxicos para el hígado.

¿Cómo es que esto legal? De hecho, no lo fue hasta 1994 con la aprobación de la Ley de Salud y Educación de Suplementos Dietéticos. Antes, los suplementos estaban regulados como aditivos alimentarios, por lo que se tenía que demostrar que eran seguros antes de que fueran lanzados al mercado, pero ya no es así. La mayoría de las personas desconocen que los suplementos ahora no tienen que ser aprobados por el gobierno o que los anuncios de suplementos no tienen que ser examinados. “Este malentendido puede proporcionar a algunos pacientes una falsa sensación de seguridad con respecto a la calidad y la eficacia de estos productos”.

Esta desregulación condujo a un aumento importante en la fabricación de suplementos dietéticos. Pasaron de comercializarse alrededor de 4000 variedades a más de 90 000 cuando la ley entró en vigencia, cada una de los cuales se presume inofensiva y segura hasta que se demuestre lo contrario, hasta que dañe a una cantidad suficiente de personas. “En otras palabras, los consumidores deben sufrir daños … antes de que la FDA comience el lento proceso para restringir [un] producto del mercado”. Podemos tomar el ejemplo de la efedra. En 1999 comenzaron a aparecer cientos de quejas de centros de control de envenenamientos, que luego aumentaron a miles, que incluían además informes de accidentes cerebrovasculares, convulsiones y muertes. Sin embargo, la FDA no lo sacó de la venta hasta 7 años después, gracias a los millones de dólares de la industria gastados en campañas de lobby.

¿Qué tienen para decir las empresas sobre esto? Metabolife juró que nunca había recibido un solo informe de ningún efecto adverso por parte de sus clientes. “Según la compañía, Metabolife tenía un “historial libre de reclamos” cuando en realidad había recibido 14000 quejas de clientes, pero estaban encubiertas. “Los fabricantes de suplementos dietéticos no tienen una responsabilidad realista por la seguridad de sus productos”, y las organizaciones comerciales de la industria han sido acusadas de responder a preocupaciones legítimas con “bravuconadas y negaciones”.

¿Serán estas críticas a los suplementos solo una conspiración de la industria farmacéutica para mantener su monopolio? No, a la industria  le encantan los suplementos, porque es dueña de varias compañías que se suman a las decenas de miles de millones de ventas anuales.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de las imágenes: Paolo Gamba vía flickr. Esta imagen ha sido modificada.

Créditos del vídeo: Julien Herman.

Pin It en Pinterest

Share This