¿Quién no debería consumir curcumina o cúrcuma?

¿Quién no debería consumir curcumina o cúrcuma?
4 (80%) 2 votes

Sólo porque algo es natural y de origen vegetal no significa, necesariamente, que sea seguro. Las personas embarazadas, con cálculos biliares, o que son susceptibles a formar cálculos renales deberían considerar moderar su consumo de cúrcuma.

Comenta
Comparte

Tras la linaza (o semillas de lino) y el germen de trigo, la cúrcuma es el tercer suplemento dietético de origen vegetal más vendido, con ganancias de $12 millones en ventas, que se incrementan a un ritmo del 20% aproximadamente.

“La curcumina es un producto natural de origen vegetal extraído de la raíz de la cúrcuma”, que es comúnmente utilizado como “aditivo alimenticio y es popular por su agradable aroma suave y color amarillo exótico”, además de que se considera “poco probable que tenga efectos secundarios”. Sin embargo, el hecho de que algo sea natural, no significa necesariamente que no sea tóxico. La estricnina es natural; el cianuro es natural. El plomo, el mercurio, y el plutonio son todos elementos, no se puede ver algo más natural que eso. Por supuesto, la cúrcuma es sólo una planta y las plantas no pueden ser peligrosas, ¿cierto? Pues que se lo digan a Sócrates.

“Al considerar la validez de la noción ampliamente aceptada de que la medicina complementaria y alternativa es una estrategia más segura que las terapias convencionales, hay que recordarnos a nosotros mismos y a nuestros pacientes que una terapia que ejerce un efecto biológico es, por definición, una droga, y puede tener toxicidad. No se puede suponer que todos los agentes que vienen de la dieta serán inocuos cuando se administran en forma de formulaciones farmacéuticas en dosis superiores a las que probablemente se consumen en la dieta”.

Las dietas tradicionales de la India pueden incluir tanto como una cucharadita de cúrcuma al día, que es el equivalente a este tanto de raíz de cúrcuma fresca. Si nos fijamos en las dosis de cúrcuma que se han utilizado en estudios humanos, las cantidades van desde menos de 1/16 de cucharadita al día hasta aproximadamente 2 cucharadas al día durante más de un mes. Mientras que las pruebas clínicas de curcumina han utilizado hasta la cantidad que puede encontrarse en tazas de la especia, alrededor de 100 veces más de lo que los amantes del curry han estado comiendo desde hace siglos.

Todo esto sin efectos secundarios graves evidentes a corto plazo. Pero si se combinan altas dosis de curcumina con pimienta negra para producir un incremento del 2000% en la biodisponibilidad, esto equivaldría al consumo de 29 tazas de cúrcuma al día. Este tipo de ingesta podría incrementar los niveles sanguíneos máximos hasta aquí, donde se empiezan a ver, al menos in vitro, algunos daños significativos al ADN.

Así que simplemente incorporar la cúrcuma al cocinar puede ser mejor que tomar suplementos de curcumina, especialmente durante el embarazo. La única contraindicación citada en la revisión de literatura científica más reciente fue el potencial para generar dolor de la vesícula biliar en personas con cálculos biliares.

La curcumina puede ayudar a proteger la función hepática, y ayudar a prevenir los cálculos biliares, actuando como un “agente colecistocinético”, lo que significa que facilita la acción de bombeo de la vesícula biliar para evitar que la bilis se estanque. En este estudio se les dio a los pacientes una pequeña dosis de curcumina, cercana a la cantidad que se encuentra en 1/4 de cucharadita de cúrcuma, y usando ultrasonido fue posible visualizar la vesícula biliar apretando hacia abajo en respuesta a la ingesta, con un cambio medio de volumen de aproximadamente 29%.

De manera óptima, sin embargo, quieres que se apriete como a la mitad, por lo que se repitió el experimento con diferentes dosis. Se requirieron cerca de 40 miligramos para obtener una contracción del 50%. Eso es alrededor de 1/3 de cucharadita de cúrcuma todos los días. Por un lado, eso es genial, totalmente factible, pero por otra parte, esto me hace pensar: ¡Guau! La cúrcuma es una sustancia increíblemente poderosa. ¿Y si el paciente tuviera una obstrucción de la vesícula biliar? Si se tiene una piedra bloqueando el conducto biliar y se ingiere esa cantidad de curcumina, la vesícula biliar empujaría hacia abajo con fuerza, lo que podría ser muy doloroso. Así que los pacientes con obstrucción de las vías biliares deben tener cuidado con el consumo de curcumina, pero para todos los demás, estos resultados sugieren que la curcumina puede ayudar eficazmente a que la vesícula biliar se vacíe, y por lo tanto reducir el riesgo de formar cálculos biliares en primer lugar y, finalmente, tal vez incluso reducir el riesgo de desarrollar cáncer de vejiga.

El exceso de cúrcuma, sin embargo, puede aumentar el riesgo de formar cálculos renales. Como ya he mencionado en un video anterior, la cúrcuma es alta en oxalatos solubles, que pueden combinarse con calcio y formar oxalato de calcio insoluble, el cual es responsable de aproximadamente 3/4 de todas las piedras de riñón, por lo que “el consumo de cantidades incluso moderadas de cúrcuma no sería recomendable para las personas con tendencia a formar cálculos renales”. Tales personas deben “limitar su consumo de oxalatos totales en la dieta a menos de 40 o 50 mg al día”, lo que significa no más de, a lo sumo, una cucharadita de cúrcuma. Así, por ejemplo, los que tienen gota son, por definición, los que estarían en alto riesgo de formar cálculos renales. Si su médico pretende tratar su inflamación de gota con dosis altas de cúrcuma, ahí es en donde los suplementos de curcumina podrían ser útiles, porque para alcanzar altos niveles de curcumina usando cúrcuma se incurriría en una carga demasiado alta de oxalato.

Entonces, si a uno le prescriben un suplemento, ¿cómo elegir? La revisión de literatura científica más reciente recomienda comprar de proveedores occidentales que siguen las Prácticas de la Buena Manufactura (GMP) recomendadas, lo que puede disminuir la probabilidad de comprar un producto adulterado.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Leslie Salas y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Savagecats, Viosplatter, Wallyg, h-bomb y Cizauskas vía Flickr, y Andy king50 vía Wikimedia. Gracias a Ellen Reid por su experiencia en encontrar imágenes, y a Jeff Thomas por su ayuda con este video.

Tras la linaza (o semillas de lino) y el germen de trigo, la cúrcuma es el tercer suplemento dietético de origen vegetal más vendido, con ganancias de $12 millones en ventas, que se incrementan a un ritmo del 20% aproximadamente.

“La curcumina es un producto natural de origen vegetal extraído de la raíz de la cúrcuma”, que es comúnmente utilizado como “aditivo alimenticio y es popular por su agradable aroma suave y color amarillo exótico”, además de que se considera “poco probable que tenga efectos secundarios”. Sin embargo, el hecho de que algo sea natural, no significa necesariamente que no sea tóxico. La estricnina es natural; el cianuro es natural. El plomo, el mercurio, y el plutonio son todos elementos, no se puede ver algo más natural que eso. Por supuesto, la cúrcuma es sólo una planta y las plantas no pueden ser peligrosas, ¿cierto? Pues que se lo digan a Sócrates.

“Al considerar la validez de la noción ampliamente aceptada de que la medicina complementaria y alternativa es una estrategia más segura que las terapias convencionales, hay que recordarnos a nosotros mismos y a nuestros pacientes que una terapia que ejerce un efecto biológico es, por definición, una droga, y puede tener toxicidad. No se puede suponer que todos los agentes que vienen de la dieta serán inocuos cuando se administran en forma de formulaciones farmacéuticas en dosis superiores a las que probablemente se consumen en la dieta”.

Las dietas tradicionales de la India pueden incluir tanto como una cucharadita de cúrcuma al día, que es el equivalente a este tanto de raíz de cúrcuma fresca. Si nos fijamos en las dosis de cúrcuma que se han utilizado en estudios humanos, las cantidades van desde menos de 1/16 de cucharadita al día hasta aproximadamente 2 cucharadas al día durante más de un mes. Mientras que las pruebas clínicas de curcumina han utilizado hasta la cantidad que puede encontrarse en tazas de la especia, alrededor de 100 veces más de lo que los amantes del curry han estado comiendo desde hace siglos.

Todo esto sin efectos secundarios graves evidentes a corto plazo. Pero si se combinan altas dosis de curcumina con pimienta negra para producir un incremento del 2000% en la biodisponibilidad, esto equivaldría al consumo de 29 tazas de cúrcuma al día. Este tipo de ingesta podría incrementar los niveles sanguíneos máximos hasta aquí, donde se empiezan a ver, al menos in vitro, algunos daños significativos al ADN.

Así que simplemente incorporar la cúrcuma al cocinar puede ser mejor que tomar suplementos de curcumina, especialmente durante el embarazo. La única contraindicación citada en la revisión de literatura científica más reciente fue el potencial para generar dolor de la vesícula biliar en personas con cálculos biliares.

La curcumina puede ayudar a proteger la función hepática, y ayudar a prevenir los cálculos biliares, actuando como un “agente colecistocinético”, lo que significa que facilita la acción de bombeo de la vesícula biliar para evitar que la bilis se estanque. En este estudio se les dio a los pacientes una pequeña dosis de curcumina, cercana a la cantidad que se encuentra en 1/4 de cucharadita de cúrcuma, y usando ultrasonido fue posible visualizar la vesícula biliar apretando hacia abajo en respuesta a la ingesta, con un cambio medio de volumen de aproximadamente 29%.

De manera óptima, sin embargo, quieres que se apriete como a la mitad, por lo que se repitió el experimento con diferentes dosis. Se requirieron cerca de 40 miligramos para obtener una contracción del 50%. Eso es alrededor de 1/3 de cucharadita de cúrcuma todos los días. Por un lado, eso es genial, totalmente factible, pero por otra parte, esto me hace pensar: ¡Guau! La cúrcuma es una sustancia increíblemente poderosa. ¿Y si el paciente tuviera una obstrucción de la vesícula biliar? Si se tiene una piedra bloqueando el conducto biliar y se ingiere esa cantidad de curcumina, la vesícula biliar empujaría hacia abajo con fuerza, lo que podría ser muy doloroso. Así que los pacientes con obstrucción de las vías biliares deben tener cuidado con el consumo de curcumina, pero para todos los demás, estos resultados sugieren que la curcumina puede ayudar eficazmente a que la vesícula biliar se vacíe, y por lo tanto reducir el riesgo de formar cálculos biliares en primer lugar y, finalmente, tal vez incluso reducir el riesgo de desarrollar cáncer de vejiga.

El exceso de cúrcuma, sin embargo, puede aumentar el riesgo de formar cálculos renales. Como ya he mencionado en un video anterior, la cúrcuma es alta en oxalatos solubles, que pueden combinarse con calcio y formar oxalato de calcio insoluble, el cual es responsable de aproximadamente 3/4 de todas las piedras de riñón, por lo que “el consumo de cantidades incluso moderadas de cúrcuma no sería recomendable para las personas con tendencia a formar cálculos renales”. Tales personas deben “limitar su consumo de oxalatos totales en la dieta a menos de 40 o 50 mg al día”, lo que significa no más de, a lo sumo, una cucharadita de cúrcuma. Así, por ejemplo, los que tienen gota son, por definición, los que estarían en alto riesgo de formar cálculos renales. Si su médico pretende tratar su inflamación de gota con dosis altas de cúrcuma, ahí es en donde los suplementos de curcumina podrían ser útiles, porque para alcanzar altos niveles de curcumina usando cúrcuma se incurriría en una carga demasiado alta de oxalato.

Entonces, si a uno le prescriben un suplemento, ¿cómo elegir? La revisión de literatura científica más reciente recomienda comprar de proveedores occidentales que siguen las Prácticas de la Buena Manufactura (GMP) recomendadas, lo que puede disminuir la probabilidad de comprar un producto adulterado.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Leslie Salas y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Savagecats, Viosplatter, Wallyg, h-bomb y Cizauskas vía Flickr, y Andy king50 vía Wikimedia. Gracias a Ellen Reid por su experiencia en encontrar imágenes, y a Jeff Thomas por su ayuda con este video.

Nota del Doctor

Este es el último de una serie de 6 videos sobre el poder de las especias en general y de la cúrcuma en particular. Empecé discutiendo el papel que juegan las especias en la disminución de la inflamación y los radicales libres en ¿Qué especias reducen la inflamación? y Protegiendo el ADN con especias. Después, más allá del laboratorio en pruebas clínicas para probar la capacidad del extracto de cúrcuma para tratar la inflamación con Curcumina de la cúrcuma y la artritis reumatoide y Curcumina cúrcuma y la osteoporosis. Mi último video, Incrementando la biodisponibilidad de la curcumina, discute formas de mejorar la absorción de estos complejos anti-inflamatorios y antioxidantes.

Me gustaría que existieran más estudios científicos sobre el germen de trigo. Sólo tenía una anécdota útil para compartir en el video ¿Cuánto brócoli es demasiado? Hay una buena cantidad de estudios científicos sobre linaza. Ve:

Puedes encontrar más información sobre la salud de la vejiga en mi video Cálculos biliares de colesterol. Aquellos que sean susceptibles a la formación de cálculos renales deberían tratar de alcalinizar su orina, comiendo una gran cantidad de verduras de hoja verde oscuro (pero, ¿no deberíamos comerlas todas? :). Ve Analiza tu dieta con orina y col morada.

Basados en estos descubrimientos sobre la cúrcuma (¡muchos más por venir!), ahora me aseguro de incluirla en la dieta diaria de mi familia.

Si todavía no lo has hecho, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

    1. Buenas noches Lourdes Grajales, en el vídeo el Dr. Greger no menciona como contradicción alguna de esas condiciones. Así que debes de estar tranquila. Que tengas una linda semana.

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This