La industria alimentaria financia la parcialidad

La industria alimentaria financia la parcialidad
5 (100%) 4 votes

Utilizando las normas de juego de la industria del tabaco, las compañías de alimentos han sido atrapadas tratando de hacer menos las políticas de salud pública manipulando el proceso científico.

Comenta
Comparte

Al igual que los mosquitos son los principales responsables de la propagación de la malaria, un artículo histórico publicado el año pasado en una de las revistas médicas más prestigiosas describió las empresas de alimentos como los principales ejes de propagación de enfermedades crónicas. A diferencia de las epidemias de enfermedades infecciosas, estas  enfermedades de ejes corporativos implementan sofisticadas campañas para desacreditar las intervenciones de salud pública. La mayoría de los mosquitos no puede darse el lujo de estas empresas con RP de primera categoría.

Un mensaje clave fue que las industrias de bebidas alcohólicas y ultraprocesadas utilizan estrategias similares a la industria del tabaco para debilitar políticas y programas eficaces de salud pública. A lo que se refieren por ultra-procesado son cosas como hamburguesas, comidas congeladas, nuggets de pollo, palitos de pescado, papas fritas, donas y refrescos.

Los alimentos y bebidas ultra-procesados ​​pueden ser considerados como una amenaza para la salud pública en todo el mundo. La mejor recomendación sobre todos los alimentos ultra-procesados, independientemente de sus perfiles de nutrientes, es evitarlos, o al menos minimizar su consumo.

Pero, ¿cómo es que la industria alimentaria actúa como la industria tabacalera? La primera estrategia es sesgar los hallazgos de la investigación. Por ejemplo, Philip Morris implementó el Proyecto “Abrigo blanco” para contratar a médicos para publicar estudios fantasmas y confusos, que supuestamente niegan los vínculos entre el humo a terceros (fumadores pasivos) y el daño, publicando informes científicos tendenciosos para negar el daño y suprimir la información de salud. Este es el memo interno interno de la industria que describe el Proyecto “Abrigo blanco”, diseñado para revertir el “error” científico de que el humo a terceros es dañino.

Del mismo modo, el financiación de estas grandes corporaciones de alimentos sesga la investigación. Los estudios muestran un sesgo sistemático del financiamiento de la industria, por lo que realizan el mismo tipo de tácticas de la industria alimentaria, proporcionando información errónea, uso de pruebas supuestamente contradictorias y ocultando los datos negativos.

Los mismos científicos contratados que minimizaron los riesgos de los fumadores pasivos son los mismos contratados por personalidades como la Asociación Nacional de Confitería para decir que los cigarros de dulce también tienen el OK. Por supuesto, el expositor no declaró ningún conflicto de interés.

Las semejanzas entre las estrategias usadas por las corporaciones del tabaco, del alcohol, y del alimento y de la bebida no son una sorpresa en vista de la cantidad de gente, de los fondos, y de actividades que se generan a través de estas industrias, que también tienen historias de propiedad conjunta – como Philip Morris posee Kraft and Miller, fabricante de cerveza.

¿Cuál es su estrategia? Como lo describió un ex comisionado de la FDA, la estrategia de la industria del tabaco se plasmó en un guión escrito por abogados. A todos los ejecutivos de la compañía de tabaco en el ojo público se les dijo que aprendieran el guión al derecho y al revés; no se hubo cabida a ninguna desviación. La premisa básica era simple: no se había demostrado que el tabaquismo causara cáncer. No ha sido probado, no ha sido probado, no ha sido probado-esto se declaró insistente y repetidamente. Inyectar una fina cuña de duda; crear controversia; nunca desviarse de la línea preparada. Era un plan simple que funcionaba.

Los memorandums internos de la industria lo hacen explícito. La duda es nuestro producto, ya que es el mejor medio de competir con el cuerpo, de hecho que existe en la mente del público en general. Ver, que el público en general está convencido de que los cigarrillos son de alguna manera perjudiciales para la salud. Creían en su propia propaganda. Por lo tanto, objetivo # 1: Dejar de lado en millones de mentes la falsa convicción de que el tabaquismo podría causar cáncer de pulmón y otras enfermedades -una convicción basada en suposiciones fanáticas, rumores falaces, afirmaciones no apoyadas y las afirmaciones y conjeturas no científicas de oportunistas publicitarios . Necesitamos separar el cigarrillo de la asociación con el cáncer tan pronto como sea posible y establecer una vez y para siempre que nunca se ha tenido ninguna evidencia científica, presente ni presentada para probar de manera concluyente que el tabaquismo causa cáncer, similar a lo que viene ahora fuera de la industria alimentaria, de la misma gente que nos compró humo y dulces.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes y citas a las que el Dr. Greger se está refiriendo, vea el video anterior. Esto es sólo una aproximación del audio aportado por Katie Schloer.

Por favor, considere la posibilidad de ser voluntario para ayudar en el sitio.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Yazmin Mariles

Agradecemos las imágenes a Centro de Control de Padecimientos , Beao, and Lnmrl Beao vía Wikimedia Comunes y a Steve Snodgrass via Flickr.

Al igual que los mosquitos son los principales responsables de la propagación de la malaria, un artículo histórico publicado el año pasado en una de las revistas médicas más prestigiosas describió las empresas de alimentos como los principales ejes de propagación de enfermedades crónicas. A diferencia de las epidemias de enfermedades infecciosas, estas  enfermedades de ejes corporativos implementan sofisticadas campañas para desacreditar las intervenciones de salud pública. La mayoría de los mosquitos no puede darse el lujo de estas empresas con RP de primera categoría.

Un mensaje clave fue que las industrias de bebidas alcohólicas y ultraprocesadas utilizan estrategias similares a la industria del tabaco para debilitar políticas y programas eficaces de salud pública. A lo que se refieren por ultra-procesado son cosas como hamburguesas, comidas congeladas, nuggets de pollo, palitos de pescado, papas fritas, donas y refrescos.

Los alimentos y bebidas ultra-procesados ​​pueden ser considerados como una amenaza para la salud pública en todo el mundo. La mejor recomendación sobre todos los alimentos ultra-procesados, independientemente de sus perfiles de nutrientes, es evitarlos, o al menos minimizar su consumo.

Pero, ¿cómo es que la industria alimentaria actúa como la industria tabacalera? La primera estrategia es sesgar los hallazgos de la investigación. Por ejemplo, Philip Morris implementó el Proyecto “Abrigo blanco” para contratar a médicos para publicar estudios fantasmas y confusos, que supuestamente niegan los vínculos entre el humo a terceros (fumadores pasivos) y el daño, publicando informes científicos tendenciosos para negar el daño y suprimir la información de salud. Este es el memo interno interno de la industria que describe el Proyecto “Abrigo blanco”, diseñado para revertir el “error” científico de que el humo a terceros es dañino.

Del mismo modo, el financiación de estas grandes corporaciones de alimentos sesga la investigación. Los estudios muestran un sesgo sistemático del financiamiento de la industria, por lo que realizan el mismo tipo de tácticas de la industria alimentaria, proporcionando información errónea, uso de pruebas supuestamente contradictorias y ocultando los datos negativos.

Los mismos científicos contratados que minimizaron los riesgos de los fumadores pasivos son los mismos contratados por personalidades como la Asociación Nacional de Confitería para decir que los cigarros de dulce también tienen el OK. Por supuesto, el expositor no declaró ningún conflicto de interés.

Las semejanzas entre las estrategias usadas por las corporaciones del tabaco, del alcohol, y del alimento y de la bebida no son una sorpresa en vista de la cantidad de gente, de los fondos, y de actividades que se generan a través de estas industrias, que también tienen historias de propiedad conjunta – como Philip Morris posee Kraft and Miller, fabricante de cerveza.

¿Cuál es su estrategia? Como lo describió un ex comisionado de la FDA, la estrategia de la industria del tabaco se plasmó en un guión escrito por abogados. A todos los ejecutivos de la compañía de tabaco en el ojo público se les dijo que aprendieran el guión al derecho y al revés; no se hubo cabida a ninguna desviación. La premisa básica era simple: no se había demostrado que el tabaquismo causara cáncer. No ha sido probado, no ha sido probado, no ha sido probado-esto se declaró insistente y repetidamente. Inyectar una fina cuña de duda; crear controversia; nunca desviarse de la línea preparada. Era un plan simple que funcionaba.

Los memorandums internos de la industria lo hacen explícito. La duda es nuestro producto, ya que es el mejor medio de competir con el cuerpo, de hecho que existe en la mente del público en general. Ver, que el público en general está convencido de que los cigarrillos son de alguna manera perjudiciales para la salud. Creían en su propia propaganda. Por lo tanto, objetivo # 1: Dejar de lado en millones de mentes la falsa convicción de que el tabaquismo podría causar cáncer de pulmón y otras enfermedades -una convicción basada en suposiciones fanáticas, rumores falaces, afirmaciones no apoyadas y las afirmaciones y conjeturas no científicas de oportunistas publicitarios . Necesitamos separar el cigarrillo de la asociación con el cáncer tan pronto como sea posible y establecer una vez y para siempre que nunca se ha tenido ninguna evidencia científica, presente ni presentada para probar de manera concluyente que el tabaquismo causa cáncer, similar a lo que viene ahora fuera de la industria alimentaria, de la misma gente que nos compró humo y dulces.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes y citas a las que el Dr. Greger se está refiriendo, vea el video anterior. Esto es sólo una aproximación del audio aportado por Katie Schloer.

Por favor, considere la posibilidad de ser voluntario para ayudar en el sitio.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Yazmin Mariles

Agradecemos las imágenes a Centro de Control de Padecimientos , Beao, and Lnmrl Beao vía Wikimedia Comunes y a Steve Snodgrass via Flickr.

Nota del Doctor

Esto es parte de una serie de videos “políticos” que he reunido. Colaboración con los nuevos ejes de las enfermedades fue la primera con un montón más por venir. ¿Por qué no me apego a la ciencia? Cuando hay miles de millones de dólares en juego, el cuerpo de evidencia puede ser sesgado y manipulado. Quienes financian pueden determinar qué estudios se realizan, cómo se realizan y si se publican o no. Por eso creo que es importante tener una visión más amplia para explicar las formas en que el método científico puede pervertirse para obtener ganancias.

Aquí hay unos ejemplos:

Si aún no lo ha hecho, puede suscribirse a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí .

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This