¿Es posible que la tuberculosis por comer carne pueda desencadenar diabetes de tipo 1?

¿Es posible que la tuberculosis por comer carne pueda desencadenar diabetes de tipo 1?
5 (100%) 1 vote

La mayoría de los especialistas en ese campo están de acuerdo en que la paraTB en la carne y lácteos representa un riesgo para la salud humana y debería ser una prioridad alta o media como problema de salud pública

Comenta
Comparte

El inesperdo hallazgo de bacterias MAP circulando desproporcionadamente dentro del torrente sanguíneo de los diabéticos de tipo 1 se confirmó posteriormente con un cultivo directamente de su sangre. Pero, sólo porque estar infectado y la diabetes tipo 1 parecían ir juntos, no sabemos qué vino primero.

Sí, tal vez la infección hizo a los niños más susceptibles a la diabetes. Pero, quizás, la diabetes hizo a los niños más susceptibles a la infección. Quizás, este microbio tiene predilección por la sangre azucarada. En ese caso, podríamos esperar verlo también en diabéticos tipo 2. Pero no; la infección paratuberculosa no está asociada con la diabetes tipo 2; lo que tendría sentido, ya que el tipo 2 no es una enfermedad auto-inmune.

Para que esta idea del detonante infeccioso tenga sentido, tendría que haber una respuesta inmune que viniera con el microbio. Y, de hecho, hay una respuesta de anticuerpos extremadamente significativa contra las bacterias paratuberculosas en diabéticos de tipo 1. Pero, ¿reaccionan de forma cruzada los anticuerpos que atacan al microbio con nuestras propias células productoras de insulina para generar esa reacción autoinmune? Aparentemente. Los anticuerpos que reconocen las firmas moleculares de mycobacterium paratuberculosis reaccionan de forma cruzada con las firmas moleculares presentes en nuestras células beta productoras de insulina en nuestro páncreas.

Bien, ¿pero esto es sólo en Cerdeña? ¿O podríamos encontrar estos mismos resultados en otra parte? Los mismos resultados se encontraron en la parte continental de Italia, con un grupo de diabéticos tipo 1 con diferentes antecedentes genéticos, una fuerte asociación entre la exposición a bacterias paraTB y la diabetes tipo 1. Y luego, confirmado de nuevo, y de nuevo en otras poblaciones pediátricas, así como un grupo de adultos diabéticos de tipo 1.

Las bacterias paratuberculosas también explican por qué el riesgo de diabetes tipo 1 se asocia con un gen específico en el cromosoma 2, llamado SLC11A1. ¿Qué hace ese gen? Activa la célula inmune que come mycobacterium para desayunar. Por lo tanto, esto podría explicar cómo una mutación en ese gen podría aumentar la susceptibilidad a la diabetes tipo 1, aumentando la “susceptibilidad a las infecciones micobacterianas”, como la mycobacterium avium paratuberculosis.

Todo esto es parte de esta línea de acumulación de evidencia que apunta a las bacterias MAP como un desencadenante para el desarrollo de la diabetes tipo 1. Y no es casualidad. Estos tipos de bacterias han evolucionado para parecerse a las proteínas humanas con el propósito expreso de evitar la detección por nuestro sistema inmunológico. “Estos no son los droides que están buscando”. Pero si nuestros sistemas inmunológicos ven a través del disfraz y comienzan a atacar a las bacterias, nuestras proteínas de apariencia similar pueden convertirse en una víctima del fuego amigo, que es a lo que todos estos estudios han estado apuntando. O casi todos.

Esta revisión de 2015 encontró que siete de cada siete estudios en humanos encontraron una asociación entre la diabetes tipo 1 y la exposición paratuberculosa. Pero, en realidad, sólo siete de ocho. Desde esa revisión, se publicó un estudio en la India, que no encontró ningún vínculo. Se ofrecieron algunas explicaciones posibles. Tal vez sea porque tienen una vacunación obligatoria para la tuberculosis común, que podría ofrecer protección cruzada contra la paratuberculosis, al igual que hace con la lepra. O, tal vez, porque comen bastante menos carne.

O, tal vez, es debido al “hervir obligatorio de la leche antes del consumo”. Si se mide la inactivación térmica de la leche con altas concentraciones de heces naturalmente infectadas, que es probablemente la principal fuente de contaminación de la leche, la pasteurización puede no desactivar completamente las bacterias. Pero, la esterilización a temperaturas de ebullición debería; aunque esto puede depender del grado de masa fecal. Esa puede ser una forma en que las bacterias del MAP aguantan la pasteurización, escondiéndose en pequeños grupos fecales. Pero pocas veces el MAP puede sobrevivir a más de 100 grados Celsius, tal vez explicando los dispares hallazgos de la India.

Conclusión: “Para reducir la exposición humana a la MAP a través del consumo de productos lácteos y de carne, se necesitan estudios para estimar” la cantidad de MAP en la leche, la carne, y las heces, y la cantidad de materia fecal que contiene la leche y la carne, para averiguar lo que necesitamos hacer para matarla. Mientras tanto, ¿cuál es el impacto potencial del mycobacterium paratuberculosis en la salud pública? “La mayoría de los especialistas [en el terreno] están de acuerdo en que es probable que sea un riesgo para la salud humana y…[debe ser] un asunto de salud pública de alta o media prioridad”.

A continuación se muestra una aproximación del contenido de audio de este video. Para ver los gráficos, imágenes y citas a las que el Dr.Greger se refiere, vea el video anterior. Traducción y edición de María Chudoba y Adrián Bravo López.

Por favor, considera ofrecerte como voluntario para ayudar en la web.

Créditos de imagen: Mark Doliner vía flickr. La imagen ha sido modificada.

El inesperdo hallazgo de bacterias MAP circulando desproporcionadamente dentro del torrente sanguíneo de los diabéticos de tipo 1 se confirmó posteriormente con un cultivo directamente de su sangre. Pero, sólo porque estar infectado y la diabetes tipo 1 parecían ir juntos, no sabemos qué vino primero.

Sí, tal vez la infección hizo a los niños más susceptibles a la diabetes. Pero, quizás, la diabetes hizo a los niños más susceptibles a la infección. Quizás, este microbio tiene predilección por la sangre azucarada. En ese caso, podríamos esperar verlo también en diabéticos tipo 2. Pero no; la infección paratuberculosa no está asociada con la diabetes tipo 2; lo que tendría sentido, ya que el tipo 2 no es una enfermedad auto-inmune.

Para que esta idea del detonante infeccioso tenga sentido, tendría que haber una respuesta inmune que viniera con el microbio. Y, de hecho, hay una respuesta de anticuerpos extremadamente significativa contra las bacterias paratuberculosas en diabéticos de tipo 1. Pero, ¿reaccionan de forma cruzada los anticuerpos que atacan al microbio con nuestras propias células productoras de insulina para generar esa reacción autoinmune? Aparentemente. Los anticuerpos que reconocen las firmas moleculares de mycobacterium paratuberculosis reaccionan de forma cruzada con las firmas moleculares presentes en nuestras células beta productoras de insulina en nuestro páncreas.

Bien, ¿pero esto es sólo en Cerdeña? ¿O podríamos encontrar estos mismos resultados en otra parte? Los mismos resultados se encontraron en la parte continental de Italia, con un grupo de diabéticos tipo 1 con diferentes antecedentes genéticos, una fuerte asociación entre la exposición a bacterias paraTB y la diabetes tipo 1. Y luego, confirmado de nuevo, y de nuevo en otras poblaciones pediátricas, así como un grupo de adultos diabéticos de tipo 1.

Las bacterias paratuberculosas también explican por qué el riesgo de diabetes tipo 1 se asocia con un gen específico en el cromosoma 2, llamado SLC11A1. ¿Qué hace ese gen? Activa la célula inmune que come mycobacterium para desayunar. Por lo tanto, esto podría explicar cómo una mutación en ese gen podría aumentar la susceptibilidad a la diabetes tipo 1, aumentando la “susceptibilidad a las infecciones micobacterianas”, como la mycobacterium avium paratuberculosis.

Todo esto es parte de esta línea de acumulación de evidencia que apunta a las bacterias MAP como un desencadenante para el desarrollo de la diabetes tipo 1. Y no es casualidad. Estos tipos de bacterias han evolucionado para parecerse a las proteínas humanas con el propósito expreso de evitar la detección por nuestro sistema inmunológico. “Estos no son los droides que están buscando”. Pero si nuestros sistemas inmunológicos ven a través del disfraz y comienzan a atacar a las bacterias, nuestras proteínas de apariencia similar pueden convertirse en una víctima del fuego amigo, que es a lo que todos estos estudios han estado apuntando. O casi todos.

Esta revisión de 2015 encontró que siete de cada siete estudios en humanos encontraron una asociación entre la diabetes tipo 1 y la exposición paratuberculosa. Pero, en realidad, sólo siete de ocho. Desde esa revisión, se publicó un estudio en la India, que no encontró ningún vínculo. Se ofrecieron algunas explicaciones posibles. Tal vez sea porque tienen una vacunación obligatoria para la tuberculosis común, que podría ofrecer protección cruzada contra la paratuberculosis, al igual que hace con la lepra. O, tal vez, porque comen bastante menos carne.

O, tal vez, es debido al “hervir obligatorio de la leche antes del consumo”. Si se mide la inactivación térmica de la leche con altas concentraciones de heces naturalmente infectadas, que es probablemente la principal fuente de contaminación de la leche, la pasteurización puede no desactivar completamente las bacterias. Pero, la esterilización a temperaturas de ebullición debería; aunque esto puede depender del grado de masa fecal. Esa puede ser una forma en que las bacterias del MAP aguantan la pasteurización, escondiéndose en pequeños grupos fecales. Pero pocas veces el MAP puede sobrevivir a más de 100 grados Celsius, tal vez explicando los dispares hallazgos de la India.

Conclusión: “Para reducir la exposición humana a la MAP a través del consumo de productos lácteos y de carne, se necesitan estudios para estimar” la cantidad de MAP en la leche, la carne, y las heces, y la cantidad de materia fecal que contiene la leche y la carne, para averiguar lo que necesitamos hacer para matarla. Mientras tanto, ¿cuál es el impacto potencial del mycobacterium paratuberculosis en la salud pública? “La mayoría de los especialistas [en el terreno] están de acuerdo en que es probable que sea un riesgo para la salud humana y…[debe ser] un asunto de salud pública de alta o media prioridad”.

A continuación se muestra una aproximación del contenido de audio de este video. Para ver los gráficos, imágenes y citas a las que el Dr.Greger se refiere, vea el video anterior. Traducción y edición de María Chudoba y Adrián Bravo López.

Por favor, considera ofrecerte como voluntario para ayudar en la web.

Créditos de imagen: Mark Doliner vía flickr. La imagen ha sido modificada.

Nota del Doctor

Comencé hablando sobre el vínculo entre Ia infección paratuberculosa en la leche y la carne y la enfermedad humana 15 years ago. Incluso yo, siendo tan cínico, me sorprendo de que la industria no haya hecho más esfuerzo por corregir su errores. Me recuerda a la historia del virus de la leucemia bovina. Ver:

Si te perdiste las dos primeras partes de esta serie, mira ¿Desencadena La Paratuberculosis en la Leche la Diabetes Tipo 1?La ingesta de carne y el desarrollo de la diabetes tipo 1.

Si todavía no lo has hecho, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo clic aquí. 

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This