¿Es infecciosa la leucemia bovina en la leche?

5/5 - (6 votes)

La mayoría de los rebaños de vacas usadas por la industria de los lácteos están infectados con un virus que causa cáncer pero, hasta recientemente, las pruebas en humanos para comprobar si hubo o no exposición no fueron lo suficientemente sensibles como para detectarlo.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Hace décadas, se generó preocupación porque la leche de vaca frecuentemente contiene un virus que causa leucemia. Pero estaban hablando sobre la leucemia bovina, la primera causa de muerte por cáncer entre los animales que se usan para producir leche. La mayor parte de los rebaños de estas vacas en los Estados Unidos están infectados con el virus de la leucemia bovina; de ahí la pregunta sobre si estar liberando un virus infeccioso en la leche es una consideración importante para la salud pública.

De modo que investigadores en la UPenn (Universidad de Pennsylvania) lo pusieron a prueba. Y, en efecto, el virus infeccioso fue encontrado en la leche de 17 de las 24 vacas sometidas a prueba, indicando que los humanos a menudo están oralmente expuestos al virus de la leucemia bovina.

Pero solo porque estemos expuestos no significa que esté causando enfermedad en humanos. ¿Cómo sabemos si el virus de la leucemia bovina puede siquiera infectar células humanas? No lo sabíamos, hasta 1976, cuando se descubrió que el virus de la leucemia bovina puede, en efecto, infectar células de humanos, chimpancés, y monos. De acuerdo, pero eso aún no significa que causa necesariamente cáncer en otras especies.

No puedes encerrar a infantes humanos en una jaula, y alimentarlos con leche infectada. Pero, puedes encerrar a infantes chimpancés, y los chimpancés Bwah y Roger (a quienes se les alimentó con la leche infectada) desarrollaron leucemia y murieron. Ni siquiera sabíamos que los chimpancés podían contraer leucemia. El hecho de que la leche infectada por el virus de la leucosis bovina pareció transmitir o inducir leucemia en nuestros parientes más cercanos aumentó las sospechas y cuestionó la seguridad de la carne de vaca, pero los humanos no son chimpancés. Sí, nuestro ADN puede ser idéntico en un 98%, pero podemos compartir un 60% de nuestro ADN con un plátano. Necesitamos estudios en humanos.

Gracias a los fastidiosos principios de Nuremberg, no podemos hacer estudios de intervención. Pero, ¿qué hay de estudios observacionales? ¿Tienen los granjeros de vacas tasas más altas de cáncer? Aparentemente sí, lo que llevó a algunos a sugerir que los virus transmitidos a través de la leche y los huevos podrían ser importantes en el desarrollo de leucemias y linfomas en humanos.

Pero, los granjeros podrían estar expuestos a toda clase de cancerígenos potenciales, como los pesticidas. De acuerdo, sí, los veterinarios de animales grandes tienen más leucemia y linfomas, pero algunos también son particularmente laxos en el uso de equipo protector contra rayos X. Así que no tiene que ver necesariamente con los virus.

Lo que necesitábamos eran las llamadas pruebas serológicas (examinar sangre de personas en busca de anticuerpos contra los virus, lo que demostraría la exposición en los humanos) y los tenemos. Diez estudios distintos buscaron anticuerpos del virus de la leucemia bovina en pacientes de cáncer y pacientes sin cáncer; trabajadores de fábrica de productos lácteos comparados con trabajadores de oficina; veterinarios; bebedores de leche no pasteurizada; toda la gama, y ni un solo estudio encontró un individuo con anticuerpos contra el virus de la leucemia bovina.

Así que, en 1981, caso cerrado; evidencia significativa de que el virus de la leucemia bovina no era transmisible a personas. Pero, la fuerza de la evidencia es solo tan fuerte como la fuerza de las pruebas usadas en el experimento. Bwah y Roger tampoco desarrollaron anticuerpos detectables y murieron de la enfermedad.

Las pruebas por aquel entonces no eran lo suficientemente sensibles a la hora de ofrecer una detección óptima. Claramente, la pregunta de si el virus de la leucemia bovina constituye una amenaza para la salud pública merece una investigación exhaustiva, usando sensores moleculares altamente sensibles. Tomó 20 años, pero aquí está, un estudio histórico, que cubriremos en nuestro próximo video.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Figueroa y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a franzl34 a través de pixabay

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Hace décadas, se generó preocupación porque la leche de vaca frecuentemente contiene un virus que causa leucemia. Pero estaban hablando sobre la leucemia bovina, la primera causa de muerte por cáncer entre los animales que se usan para producir leche. La mayor parte de los rebaños de estas vacas en los Estados Unidos están infectados con el virus de la leucemia bovina; de ahí la pregunta sobre si estar liberando un virus infeccioso en la leche es una consideración importante para la salud pública.

De modo que investigadores en la UPenn (Universidad de Pennsylvania) lo pusieron a prueba. Y, en efecto, el virus infeccioso fue encontrado en la leche de 17 de las 24 vacas sometidas a prueba, indicando que los humanos a menudo están oralmente expuestos al virus de la leucemia bovina.

Pero solo porque estemos expuestos no significa que esté causando enfermedad en humanos. ¿Cómo sabemos si el virus de la leucemia bovina puede siquiera infectar células humanas? No lo sabíamos, hasta 1976, cuando se descubrió que el virus de la leucemia bovina puede, en efecto, infectar células de humanos, chimpancés, y monos. De acuerdo, pero eso aún no significa que causa necesariamente cáncer en otras especies.

No puedes encerrar a infantes humanos en una jaula, y alimentarlos con leche infectada. Pero, puedes encerrar a infantes chimpancés, y los chimpancés Bwah y Roger (a quienes se les alimentó con la leche infectada) desarrollaron leucemia y murieron. Ni siquiera sabíamos que los chimpancés podían contraer leucemia. El hecho de que la leche infectada por el virus de la leucosis bovina pareció transmitir o inducir leucemia en nuestros parientes más cercanos aumentó las sospechas y cuestionó la seguridad de la carne de vaca, pero los humanos no son chimpancés. Sí, nuestro ADN puede ser idéntico en un 98%, pero podemos compartir un 60% de nuestro ADN con un plátano. Necesitamos estudios en humanos.

Gracias a los fastidiosos principios de Nuremberg, no podemos hacer estudios de intervención. Pero, ¿qué hay de estudios observacionales? ¿Tienen los granjeros de vacas tasas más altas de cáncer? Aparentemente sí, lo que llevó a algunos a sugerir que los virus transmitidos a través de la leche y los huevos podrían ser importantes en el desarrollo de leucemias y linfomas en humanos.

Pero, los granjeros podrían estar expuestos a toda clase de cancerígenos potenciales, como los pesticidas. De acuerdo, sí, los veterinarios de animales grandes tienen más leucemia y linfomas, pero algunos también son particularmente laxos en el uso de equipo protector contra rayos X. Así que no tiene que ver necesariamente con los virus.

Lo que necesitábamos eran las llamadas pruebas serológicas (examinar sangre de personas en busca de anticuerpos contra los virus, lo que demostraría la exposición en los humanos) y los tenemos. Diez estudios distintos buscaron anticuerpos del virus de la leucemia bovina en pacientes de cáncer y pacientes sin cáncer; trabajadores de fábrica de productos lácteos comparados con trabajadores de oficina; veterinarios; bebedores de leche no pasteurizada; toda la gama, y ni un solo estudio encontró un individuo con anticuerpos contra el virus de la leucemia bovina.

Así que, en 1981, caso cerrado; evidencia significativa de que el virus de la leucemia bovina no era transmisible a personas. Pero, la fuerza de la evidencia es solo tan fuerte como la fuerza de las pruebas usadas en el experimento. Bwah y Roger tampoco desarrollaron anticuerpos detectables y murieron de la enfermedad.

Las pruebas por aquel entonces no eran lo suficientemente sensibles a la hora de ofrecer una detección óptima. Claramente, la pregunta de si el virus de la leucemia bovina constituye una amenaza para la salud pública merece una investigación exhaustiva, usando sensores moleculares altamente sensibles. Tomó 20 años, pero aquí está, un estudio histórico, que cubriremos en nuestro próximo video.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Figueroa y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a franzl34 a través de pixabay

Nota del Doctor

Lamento haberlos dejado con la intriga—simplemente quería poner a todos al día. Próximamente, El rol de la leucemia bovina en el cáncer de mama y La respuesta de la industria al virus de leucemia bovina en el cáncer de mama. Creo que estarán de acuerdo; ¡vale la pena la espera!

Afortunadamente, el virus de la leucemia felina no parece ser transmisible. Mira Animales de compañía y linfoma humano.

Actualización de 2022: Acabo de publicar dos nuevos videos sobre el VLB:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí. Lee esta información importante sobre las traducciones aquí.

Pin It en Pinterest

Share This