¿Deberían las mujeres empezar a hacerse mamografías a los 40?

¿Deberían las mujeres empezar a hacerse mamografías a los 40?
5 (100%) 2 votes

Varias organizaciones sanitarias ofrecen recomendaciones contradictorias sobre las mamografías que van desde las anuales, a partir de los 40 años, hasta eliminar las de rutina completamente. ¿En quién confiar?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Cecilia Sassot y Viviana Garcia voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Varias organizaciones sanitarias ofrecen recomendaciones contradictorias sobre las mamografías que van desde las anuales, a partir de los 40 años, hasta eliminar las mamografías de rutina completamente.  Es difícil saber en quién confiar dados los numerosos conflictos de interés, pero un buen lugar para comenzar es USPSTF, U.S. Preventive Services Task Force (comisión especial de servicios de prevención de los Estados Unidos) cuyas recomendaciones de 2009 desataron un tormenta de controversia al recomendar el aplazar las mamografías rutinarias de los 40 a los 50 años y realizarlas cada dos años en lugar de anualmente. Esto provocó un repudio veloz y decididamente apasionado por parte de miembros del público, de los medios y de la medicina.

La mayoría no ha siquiera oído hablar del USPSTF, pero se le ha considerado el panel líder independiente de expertos no gubernamentales cuando se trata de prevención, considerada la norma de referencia de la atención preventiva, ya que tienen una reputación de mayor adherencia a la ciencia. Por ejemplo: están en contra de que a las mujeres se les enseñe a autoexaminar sus mamas, ¿por qué? Porque no parece que funcione. Y esto se puso a prueba con cientos de miles de mujeres aleatorizadas para realizarse autoexámenes y no hubo beneficios. Es más, solo perjuicios, al duplicar el número de mujeres que debieron hacerse biopsias pero no demostró disminuir el riesgo de contraer cáncer de mama o de morir por éste y no detectó tumores en etapas tempranas.

Ahora, para ser claros, no se proclamaron en contra de los autoexámenes mamarios, pero enseñarles a las mujeres el cómo realizarlos y recordarles que lo hagan solo parece perjudicar sin brindar ningún beneficio. Si descubres una anormalidad entonces definitivamente díselo a tu doctor, pero decirles a las mujeres que se examinen parece causar más perjuicio que beneficio. Sin embargo, la mayoría de los médicos continúan enseñándoles a las mujeres a realizarse los autoexámenes. Pero espera, si demostró no ayudar, y de hecho demostró hacer más daño, ¿por qué los médicos continúan haciéndolo? Porque justamente eso es lo que siempre les hemos dicho a las mujeres. Entonces hay esta inercia médica que podría triunfar sobre la salud de las mujeres, aún sin la presión de la industria multimillonaria para que la práctica continúe; aún sin las grandes empresas inclinando la balanza.

Ahora, considera las mamografías. Miles de millones de dólares de ingresos anuales provenientes de la situación actual. Tal vez los 7,8 miles de millones de dólares que se gastan anualmente en mamografías podrían utilizarse mejor en algo distinto. Por supuesto, el gasto de una persona es la ganancia de otra. Estos miles de millones extra provenientes del status quo podrían explicar de la mejor manera la resistencia organizada a las conclusiones del panel del USPSTF. Por ejemplo: los radiólogos especializados en salud mamaria, denunciaron al panel, al insinuar que sus miembros eran culpables de una cruel indiferencia por la vida y el bienestar de las mujeres. Todo esto mientras que el Colegio Americano de Radiología recibe millones de dólares de donaciones de los fabricantes de equipos para mamografía.

Si, pero en el caso de los autoexámenes, se puso a prueba y la ciencia fue clara. Es obvio que los perjuicios superan a los beneficios cuando aparentemente no hay beneficios. Y lo mismo parece suceder con  las mamografías iniciales a los 40 años. Fue puesto a prueba para abordar específicamente "la eficacia de las mamografías en la población" comenzando a los 40 años. Y comenzó viéndose como si pudiera ayudar, pero finalmente no pudo mostrar ningún beneficio en términos de reducir el riesgo de morir por cáncer de mama. En cambio, simplemente, encontraron daños, el llamado sobrediagnóstico, toda la quimioterapia, radiación y cirugía a causa de las detecciones de lo que parecía ser cáncer, pero que pudo nunca haber causado ningún problema si nunca hubieran sido detectadas.

Por lo tanto, pudo haber resultado en mastectomías innecesarias. Sin embargo, cuando el USPSTF intentó explicarlo de nuevo en sus recomendaciones de 2016, el gran revuelo se reavivó, con anuncios de página entera en periódicos importantes en donde se preguntó: "¿cuál de nuestras madres, esposas, hijas y hermanas estaría bien perder?". Pero eso tergiversa la ciencia. Es falta de respeto hacia las mujeres, en lugar de salvar sus vidas. Es hora de apagar las llamas y eliminar el humo para que podamos ver claramente  lo que muestra la evidencia.

Evidencia de confianza, dijo el Congreso, el cual escabulló un poco de lenguaje para interpretar cualquier referencia al USPSTF "actual" y sus recomendaciones de detección de cáncer de mama, es decir las emitidas "antes de 2009". En otras palabras, las de 2002 que recomiendan mamografías anuales a partir de los 40 años. Esencialmente, el Congreso exige a los aseguradores médicos ignorar evaluaciones científicas modernas y en su lugar usar una guía de hace 15 años. "Aunque muchos defensores de la salud femenina aplaudieron el mandato del Congreso, podría considerarse como un menoscabo de los derechos de las mujeres "para tomar decisiones informadas basadas en la mejor evidencia científica".

Lo mismo sucedió hace 20 años cuando un panel de consenso del Instituto Nacional del Cáncer
llegó a la misma conclusión pero el Senado votó unánimemente para ignorarla. La principal causa de muerte entre las mujeres es la enfermedad cardíaca. ¿Por qué no enfocar nuestros miles de millones en intervenciones más efectivas? Como los dólares para la atención médica son limitados, tal vez podríamos hacer más por la salud de las mujeres.

Pero oye, podría haber sido peor. El proyecto de ley original habría negado la financiación para cualquier recomendación futura sobre las mamografías del USPSTF y algunos miembros del Congreso incluso propusieron alterar la composición de la comisión especial para incluir a los ‘‘accionistas’’ de los fabricantes de equipos para mamografía, para que pudieran jugar un papel más directo en influenciar la política.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: Colin Charles vía flickr. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Cecilia Sassot y Viviana Garcia voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Varias organizaciones sanitarias ofrecen recomendaciones contradictorias sobre las mamografías que van desde las anuales, a partir de los 40 años, hasta eliminar las mamografías de rutina completamente.  Es difícil saber en quién confiar dados los numerosos conflictos de interés, pero un buen lugar para comenzar es USPSTF, U.S. Preventive Services Task Force (comisión especial de servicios de prevención de los Estados Unidos) cuyas recomendaciones de 2009 desataron un tormenta de controversia al recomendar el aplazar las mamografías rutinarias de los 40 a los 50 años y realizarlas cada dos años en lugar de anualmente. Esto provocó un repudio veloz y decididamente apasionado por parte de miembros del público, de los medios y de la medicina.

La mayoría no ha siquiera oído hablar del USPSTF, pero se le ha considerado el panel líder independiente de expertos no gubernamentales cuando se trata de prevención, considerada la norma de referencia de la atención preventiva, ya que tienen una reputación de mayor adherencia a la ciencia. Por ejemplo: están en contra de que a las mujeres se les enseñe a autoexaminar sus mamas, ¿por qué? Porque no parece que funcione. Y esto se puso a prueba con cientos de miles de mujeres aleatorizadas para realizarse autoexámenes y no hubo beneficios. Es más, solo perjuicios, al duplicar el número de mujeres que debieron hacerse biopsias pero no demostró disminuir el riesgo de contraer cáncer de mama o de morir por éste y no detectó tumores en etapas tempranas.

Ahora, para ser claros, no se proclamaron en contra de los autoexámenes mamarios, pero enseñarles a las mujeres el cómo realizarlos y recordarles que lo hagan solo parece perjudicar sin brindar ningún beneficio. Si descubres una anormalidad entonces definitivamente díselo a tu doctor, pero decirles a las mujeres que se examinen parece causar más perjuicio que beneficio. Sin embargo, la mayoría de los médicos continúan enseñándoles a las mujeres a realizarse los autoexámenes. Pero espera, si demostró no ayudar, y de hecho demostró hacer más daño, ¿por qué los médicos continúan haciéndolo? Porque justamente eso es lo que siempre les hemos dicho a las mujeres. Entonces hay esta inercia médica que podría triunfar sobre la salud de las mujeres, aún sin la presión de la industria multimillonaria para que la práctica continúe; aún sin las grandes empresas inclinando la balanza.

Ahora, considera las mamografías. Miles de millones de dólares de ingresos anuales provenientes de la situación actual. Tal vez los 7,8 miles de millones de dólares que se gastan anualmente en mamografías podrían utilizarse mejor en algo distinto. Por supuesto, el gasto de una persona es la ganancia de otra. Estos miles de millones extra provenientes del status quo podrían explicar de la mejor manera la resistencia organizada a las conclusiones del panel del USPSTF. Por ejemplo: los radiólogos especializados en salud mamaria, denunciaron al panel, al insinuar que sus miembros eran culpables de una cruel indiferencia por la vida y el bienestar de las mujeres. Todo esto mientras que el Colegio Americano de Radiología recibe millones de dólares de donaciones de los fabricantes de equipos para mamografía.

Si, pero en el caso de los autoexámenes, se puso a prueba y la ciencia fue clara. Es obvio que los perjuicios superan a los beneficios cuando aparentemente no hay beneficios. Y lo mismo parece suceder con  las mamografías iniciales a los 40 años. Fue puesto a prueba para abordar específicamente "la eficacia de las mamografías en la población" comenzando a los 40 años. Y comenzó viéndose como si pudiera ayudar, pero finalmente no pudo mostrar ningún beneficio en términos de reducir el riesgo de morir por cáncer de mama. En cambio, simplemente, encontraron daños, el llamado sobrediagnóstico, toda la quimioterapia, radiación y cirugía a causa de las detecciones de lo que parecía ser cáncer, pero que pudo nunca haber causado ningún problema si nunca hubieran sido detectadas.

Por lo tanto, pudo haber resultado en mastectomías innecesarias. Sin embargo, cuando el USPSTF intentó explicarlo de nuevo en sus recomendaciones de 2016, el gran revuelo se reavivó, con anuncios de página entera en periódicos importantes en donde se preguntó: "¿cuál de nuestras madres, esposas, hijas y hermanas estaría bien perder?". Pero eso tergiversa la ciencia. Es falta de respeto hacia las mujeres, en lugar de salvar sus vidas. Es hora de apagar las llamas y eliminar el humo para que podamos ver claramente  lo que muestra la evidencia.

Evidencia de confianza, dijo el Congreso, el cual escabulló un poco de lenguaje para interpretar cualquier referencia al USPSTF "actual" y sus recomendaciones de detección de cáncer de mama, es decir las emitidas "antes de 2009". En otras palabras, las de 2002 que recomiendan mamografías anuales a partir de los 40 años. Esencialmente, el Congreso exige a los aseguradores médicos ignorar evaluaciones científicas modernas y en su lugar usar una guía de hace 15 años. "Aunque muchos defensores de la salud femenina aplaudieron el mandato del Congreso, podría considerarse como un menoscabo de los derechos de las mujeres "para tomar decisiones informadas basadas en la mejor evidencia científica".

Lo mismo sucedió hace 20 años cuando un panel de consenso del Instituto Nacional del Cáncer
llegó a la misma conclusión pero el Senado votó unánimemente para ignorarla. La principal causa de muerte entre las mujeres es la enfermedad cardíaca. ¿Por qué no enfocar nuestros miles de millones en intervenciones más efectivas? Como los dólares para la atención médica son limitados, tal vez podríamos hacer más por la salud de las mujeres.

Pero oye, podría haber sido peor. El proyecto de ley original habría negado la financiación para cualquier recomendación futura sobre las mamografías del USPSTF y algunos miembros del Congreso incluso propusieron alterar la composición de la comisión especial para incluir a los ‘‘accionistas’’ de los fabricantes de equipos para mamografía, para que pudieran jugar un papel más directo en influenciar la política.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: Colin Charles vía flickr. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

¿No fue lo de autoexaminarse algo descabellado? Son los resultados contradictorios como aquel los que deberían ser una buena advertencia que indica que, idealmente, necesitamos poner todo a prueba.

Puedes ver mi nota del doctor debajo del primer video de esta serie para tener una idea de porqué elegí dedicarle tanto tiempo a este tema. Este es el tercer video de una serie de 14 episodios. Si te perdiste los primeros dos, aquí están:  9 de cada 10 mujeres están mal informadas sobre las mamografías y El porqué de las recomendaciones conflictivas sobre las mamografías. Sigue atento a:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This