47 videos

Según dos de las autoridades de nutrición más fidedignas, la Organización Mundial de la Salud y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, deberíamos obtener al menos la mitad de un punto porcentual de nuestras calorías del omega-3 de cadena corta ALA. Eso es fácil: solo una cucharada de linaza molida, reconocida como una de las fuentes vegetales más ricas en ácidos grasos omega-3 esenciales o las nueces, entre las más altas en niveles de antioxidantes y omega-3, se encargan de eso. Nuestro cuerpo puede tomar ese omega-3 de cadena corta y alargarlo ácidos grasos omega-3 de cadena larga EPA y DHA que se encuentran en la grasa del pescado.

Sin embargo, ¿por qué no suplementar con aceite de pescado rico en omega-3 o simplemente comer pescado?

Las píldoras de aceite de pescado se han convertido en una industria multimillonaria, gracias en parte a la recomendación de la American Heart Association (asociación americana del corazón) de que los individuos con alto riesgo de enfermedad cardiaca deben preguntarles a sus médicos sobre los suplementos de aceite de pescado rico en omega-3. Pero ¿qué dice la ciencia?

Una revisión sistemática y un metaanálisis, publicados en el Journal of the American Medical Association, analizaron todos los mejores ensayos clínicos aleatorios que evaluaron los efectos de las grasas omega-3 sobre la vida, la muerte cardiaca, la muerte súbita, el ataque cardiaco y la apoplejía. Estos estudios incluyeron no solo los suplementos de aceite de pescado, sino los efectos de aconsejarle a la gente comer más pescado graso. En general, los investigadores no encontraron ningún beneficio protector para la mortalidad en general, la mortalidad por enfermedad cardiaca, la muerte cardiaca súbita, el ataque cardíaco o la apoplejía.

Después de reunir todos los estudios, los investigadores concluyeron que ya no había más justificación para el uso de los omega-3 en la práctica clínica diaria.

Se ha descubierto que el aceite de pescado, incluso el aceite de pescado purificado (“destilado”), está contaminado con PCB y otros contaminantes, de tal manera que si los aceites de salmón, arenque y atún se toman como se indica, se puede superar la ingesta diaria tolerable de toxicidad. Esto puede ayudar a explicar los estudios que descubrieron efectos adversos del consumo de pescado en la función cognitiva en adultos y niños.

Afortunadamente, puedes en cambio obtener los beneficios sin los riesgos del omega-3 de cadena larga de las algas, que es de donde el pescado lo obtiene esencialmente desde un principio. Al obtener EPA y DHA directamente de la fuente en la base de la cadena alimentaria, no tienes que preocuparte por la contaminación de agentes. De hecho, las algas utilizadas para los suplementos se cultivan en tanques y ni siquiera entran en contacto con el océano.

Traducción: Ana Victoria Esquivel. Edición: Viviana Garcia

Créditos de imagen: Jo Christian Oterhals / Flickr. La imagen ha sido modificada.

Todos los videos de: ácidos Grasos Omega-3

Pin It en Pinterest