442 videos

El gran estudio Global Burden of Disease Study (estudio sobre la carga mundial de enfermedades), señaló la típica dieta estadounidense como la principal causa de muerte y discapacidad de los estadounidenses, y la ingesta insuficiente de verduras como el quinto factor de riesgo, que es casi tan malo como el consumo de carne procesada.

De hecho, una dieta más enfocada en el consumo de verduras podría ayudar a prevenir, tratar o incluso revertir algunas de las principales causas de muerte, entre las que se encuentran las enfermedades cardíacas, la diabetes tipo 2 y la presión arterial alta. Además, podría mejorar no solo el peso corporal, los niveles de azúcar en sangre y la capacidad para controlar el colesterol, sino también el estado emocional, como la depresión, la ansiedad, la fatiga, la sensación de bienestar y el funcionamiento diario.

Las verduras de hojas verdes oscuras son excelentes aliados para tu salud, por eso recomiendo consumir dos porciones al día, y los alimentos integrales son los que ofrecen la mayor cantidad de nutrientes por caloría. De todos los grupos de alimentos analizados por un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard, las verduras resultaron ser las que más protegen contra las principales enfermedades crónicas. Además, cada ración diaria extra, puede reducir el riesgo de infarto y apoplejía hasta un 20 %. 

En mi Docena Diaria, también recomiendo dos porciones diarias de otras verduras, así como una porción diaria de verduras crucíferas como el brócoli. Las crucíferas pueden ayudar a proteger las células de daños en el ADN y la propagación del cáncer metastásico, ayudan a activar las defensas contra patógenos y contaminantes, a prevenir el linfoma, a estimular las enzimas de desintoxicación del hígado, y a atacar las células madre del cáncer de mama y reducir el riesgo de progresión del cáncer de próstata. Se cree que el componente responsable de todos estos beneficios es el sulforafano, que se forma casi exclusivamente en las verduras crucíferas. Más allá de ser un agente anticancerígeno bastante prometedor, el sulforafano también puede ayudar a proteger el cerebro y la vista, a reducir la inflamación causada por las alergias nasales, a controlar la diabetes tipo 2 y recientemente se ha descubierto que también ayuda a tratar el autismo.

Créditos de imagen: Hans Splinter / Flickr. La imagen ha sido modificada.

Todos los videos de: Verduras

Pin It en Pinterest