Haz ejercicio para proteger tus arterias de la comida rápida

4.4/5 - (10 votes)

Hay una ventana de tiempo en la que suficiente actividad física puede ayudar a mediar algunos de los daños causados por comer una comida poco saludable.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por María Belén Oliva voluntaria activa en NutritionFacts.org.

En mi último video, analicé estudios que muestran que una sola comida alta en grasa saturada afecta la función arterial en hombres, medida en el brazo, pero lo que más nos preocupa es el flujo sanguíneo a la pared cardíaca. Los investigadores los aleatorizaron para que comieran un alimento grasoso, con más del 60 por ciento de grasa, la mitad saturada, con más colesterol que un huevo o uno bajo en grasas que en su mayoría eran carbohidratos, menos del 10 por ciento de grasas y 50 veces menos colesterol.

Este es un registro Doppler de la arteria coronaria descendente anterior izquierda, conocida como fabricante de viudas, antes de la comida alta en grasa. Una señal buena y fuerte expulsada pocas horas después de comer. Se tomó cinco horas después de la comida alta en grasas. La reserva de flujo coronario disminuyó después de una sola comida alta en grasas, pero no después de una baja en grasas con las mismas calorías.

¿Qué significa “reserva coronaria”? Si una parte de una arteria coronaria se bloquea por algún motivo, los vasos circundantes se expanden. Esa capacidad de expansión adicional se llama reserva de flujo coronario, y se reduce en cuestión de horas después de comer una comida grasosa, lo que daña la capacidad del corazón para compensar las arterias obstruidas. Así es como una comida alta en grasas afecta el flujo sanguíneo al corazón.

En casos extremos, se puede apreciar en la parte posterior del ojo de alguien. Esto es antes, mira los vasos aletargados de color lechoso, y después, tras una dieta baja en grasa y fármacos para ayudar a limpiar la grasa del torrente sanguíneo. ¿Ves la diferencia? La sangre antes parecía un batido.

Pero ¿qué pasa si te ejercitas luego de esa comida alta en grasas? La inflamación postcomida seguida de la subida extendida de grasa en la sangre que ocurre al comer alimentos grasos es una explicación posible del aumento de la enfermedad cardiovascular, pero hay muchas evidencias que demuestran que el ejercicio intenso es una forma eficaz de quemar parte de esa grasa después de una comida. Pero, los beneficios de ejercitarse para la lipemia postprandial, para la sangre grasa después de la comida, tendrían una duración corta. Pasar algunos días sin ejercitarse puede anular por completo los beneficios sin importar si se está en forma. La ventana de tiempo estaría entre 18 horas antes de la comida hasta cerca de 90 minutos después de la comida. ¿Y cuánto ejercicio necesitamos? Cerca de una hora de ejercicio de intensidad moderada estaría bien.

En este estudio, solo se tomaron 20 minutos de subir escaleras, dividido en cinco minutos por hora durante cuatro horas luego de desayunar en McDonald’s croquetas de papa, huevos, tortitas, magdalenas, salchichas, y un batido. Después de esa comida, la función arterial disminuyó mucho cuando los sujetos quedaron sentados después de comer, pero no cuando hicieron los ejercicios de subir escaleras cada hora. En conclusión, el ejercicio por hora puede atenuar los efectos negativos por estar mucho sentados, y por ingerir comida alta en grasa, lo que sugiere que subir escaleras debe incorporarse como un método de estilo de vida accesible para proteger la función arterial. Es obvio que está demás decir que la otra forma de protegerla es no desayunar en McDonald’s primero que todo. 

Esa comida también tendría más de 2000 mg de sodio, más de lo que la Asociación Estadounidense del Corazón recomienda no superar por día. Si comemos con aún menos sal, un tercio menos, y eso solo puede afectar la función arterial dentro de la hora de consumo, incluso aparte del aumento en la presión arterial.

Al tratarse de la presión, hay personas “sensibles a la sal”, lo que significa que se les eleva cuando comen sal, pero hay otras que son “resistentes a la sal”. Su presión arterial no depende mucho del consumo de sal. Entonces, para esas personas ¿está bien la sal? No. El alto consumo de sodio en la dieta reduce la función arterial más allá de si se es sensible a la sal o resistente a ella. La función arterial se deteriora en cualquier caso, al pasar de una dieta baja en sal a una dieta alta en sal. Existe una influencia de la sal dietética más allá de la presión arterial.

Pese al consenso aparentemente unánime, algunos investigadores (a menudo financiados por la industria de la sal) dicen que no es bueno reducir la sal, pero la evidencia está en contra de estos disidentes. Al igual que la grasa saturada en la carne, los lácteos y la basura, la ciencia indica que el sodio, no su reducción, es el verdadero villano.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por María Belén Oliva voluntaria activa en NutritionFacts.org.

En mi último video, analicé estudios que muestran que una sola comida alta en grasa saturada afecta la función arterial en hombres, medida en el brazo, pero lo que más nos preocupa es el flujo sanguíneo a la pared cardíaca. Los investigadores los aleatorizaron para que comieran un alimento grasoso, con más del 60 por ciento de grasa, la mitad saturada, con más colesterol que un huevo o uno bajo en grasas que en su mayoría eran carbohidratos, menos del 10 por ciento de grasas y 50 veces menos colesterol.

Este es un registro Doppler de la arteria coronaria descendente anterior izquierda, conocida como fabricante de viudas, antes de la comida alta en grasa. Una señal buena y fuerte expulsada pocas horas después de comer. Se tomó cinco horas después de la comida alta en grasas. La reserva de flujo coronario disminuyó después de una sola comida alta en grasas, pero no después de una baja en grasas con las mismas calorías.

¿Qué significa “reserva coronaria”? Si una parte de una arteria coronaria se bloquea por algún motivo, los vasos circundantes se expanden. Esa capacidad de expansión adicional se llama reserva de flujo coronario, y se reduce en cuestión de horas después de comer una comida grasosa, lo que daña la capacidad del corazón para compensar las arterias obstruidas. Así es como una comida alta en grasas afecta el flujo sanguíneo al corazón.

En casos extremos, se puede apreciar en la parte posterior del ojo de alguien. Esto es antes, mira los vasos aletargados de color lechoso, y después, tras una dieta baja en grasa y fármacos para ayudar a limpiar la grasa del torrente sanguíneo. ¿Ves la diferencia? La sangre antes parecía un batido.

Pero ¿qué pasa si te ejercitas luego de esa comida alta en grasas? La inflamación postcomida seguida de la subida extendida de grasa en la sangre que ocurre al comer alimentos grasos es una explicación posible del aumento de la enfermedad cardiovascular, pero hay muchas evidencias que demuestran que el ejercicio intenso es una forma eficaz de quemar parte de esa grasa después de una comida. Pero, los beneficios de ejercitarse para la lipemia postprandial, para la sangre grasa después de la comida, tendrían una duración corta. Pasar algunos días sin ejercitarse puede anular por completo los beneficios sin importar si se está en forma. La ventana de tiempo estaría entre 18 horas antes de la comida hasta cerca de 90 minutos después de la comida. ¿Y cuánto ejercicio necesitamos? Cerca de una hora de ejercicio de intensidad moderada estaría bien.

En este estudio, solo se tomaron 20 minutos de subir escaleras, dividido en cinco minutos por hora durante cuatro horas luego de desayunar en McDonald’s croquetas de papa, huevos, tortitas, magdalenas, salchichas, y un batido. Después de esa comida, la función arterial disminuyó mucho cuando los sujetos quedaron sentados después de comer, pero no cuando hicieron los ejercicios de subir escaleras cada hora. En conclusión, el ejercicio por hora puede atenuar los efectos negativos por estar mucho sentados, y por ingerir comida alta en grasa, lo que sugiere que subir escaleras debe incorporarse como un método de estilo de vida accesible para proteger la función arterial. Es obvio que está demás decir que la otra forma de protegerla es no desayunar en McDonald’s primero que todo. 

Esa comida también tendría más de 2000 mg de sodio, más de lo que la Asociación Estadounidense del Corazón recomienda no superar por día. Si comemos con aún menos sal, un tercio menos, y eso solo puede afectar la función arterial dentro de la hora de consumo, incluso aparte del aumento en la presión arterial.

Al tratarse de la presión, hay personas “sensibles a la sal”, lo que significa que se les eleva cuando comen sal, pero hay otras que son “resistentes a la sal”. Su presión arterial no depende mucho del consumo de sal. Entonces, para esas personas ¿está bien la sal? No. El alto consumo de sodio en la dieta reduce la función arterial más allá de si se es sensible a la sal o resistente a ella. La función arterial se deteriora en cualquier caso, al pasar de una dieta baja en sal a una dieta alta en sal. Existe una influencia de la sal dietética más allá de la presión arterial.

Pese al consenso aparentemente unánime, algunos investigadores (a menudo financiados por la industria de la sal) dicen que no es bueno reducir la sal, pero la evidencia está en contra de estos disidentes. Al igual que la grasa saturada en la carne, los lácteos y la basura, la ciencia indica que el sodio, no su reducción, es el verdadero villano.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Gráficos de Avo Media

Nota del Doctor

Este es el segundo de una serie de tres videos sobre las grasas saturadas y la salud arterial. El primero fue Las grasas saturadas causan inflamación de las arterias y de los pulmones. El siguiente es Alimentos que ayudan a proteger tus arterias de la grasa saturada.

¿Aún no te convencen los peligros de la sal? Echa un vistazo La evidencia de que la sal incrementa la presión arterial.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This