Los contaminantes de la dieta pueden afectar los niveles de testosterona

Los contaminantes de la dieta pueden afectar los niveles de testosterona
4.67 (93.33%) 3 votes

Las toxinas industriales que alteran el sistema endocrino en la cadena alimentaria acuática pueden afectar el desarrollo genital de los niños y la función sexual en los hombres.

Comenta
Comparte

Varios estudios sugieren que la exposición a contaminantes industriales puede afectar la función sexual -por ejemplo, pérdida de libido, disfunción sexual e impotencia. Esto puede deberse a efectos sobre los niveles de testosterona. En un estudio de hombres que comieron un montón de peces contaminados, una elevación de los niveles de PCB en la sangre se asoció con una menor concentración de los niveles de testosterona.

La testosterona no sólo desempeña un papel en la determinación de características sexuales secundarias como el vello facial en la pubertad, sino en el funcionamiento sexual normal y en el bienestar físico y psicológico general en hombres adultos. Los niveles anormalmente bajos de testosterona pueden conducir a disminución de la resistencia física y la capacidad de memoria, pérdida de la libido, caída del recuento de espermatozoides, pérdida de densidad ósea, obesidad y depresión.

Estos llamados compuestos perturbadores endocrinos que se acumulan en los peces pueden ser capaces de imitar o bloquear receptores hormonales o alterar las tasas de síntesis o descomposición de las hormonas esteroides sexuales. En los niños, estos contaminantes pueden realmente afectar el desarrollo sexual. Los niños expuestos pueden crecer con penes más pequeños, aunque sólo hablamos de dos tercios de pulgada, a lo sumo. No estamos seguros si los efectos sobre la longitud del pene se deben a los efectos pro-estrogénicos de las toxinas o los efectos anti-testosterona.

De hecho, si se exponen las células de los penes humanos fetales abortados a este tipo de contaminantes dietéticos, la expresión génica relacionada con el desarrollo genital se ve afectada incluso en los niveles de exposición en la vida real. Estas toxinas se encuentran predominantemente en los peces, pero también en la carne y los productos lácteos, con los niveles más bajos en las plantas.

¿Has oído hablar de salvar a las ballenas? Bueno, los órganos reproductores masculinos pueden estar en riesgo de peligros ambientales.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes y citas a las que el Dr. Greger se está refiriendo, vea el video anterior. Esto es sólo una aproximación del audio aportado por Katie Schloer.

Por favor, considere la posibilidad de ser voluntario para ayudar en el sitio.

Varios estudios sugieren que la exposición a contaminantes industriales puede afectar la función sexual -por ejemplo, pérdida de libido, disfunción sexual e impotencia. Esto puede deberse a efectos sobre los niveles de testosterona. En un estudio de hombres que comieron un montón de peces contaminados, una elevación de los niveles de PCB en la sangre se asoció con una menor concentración de los niveles de testosterona.

La testosterona no sólo desempeña un papel en la determinación de características sexuales secundarias como el vello facial en la pubertad, sino en el funcionamiento sexual normal y en el bienestar físico y psicológico general en hombres adultos. Los niveles anormalmente bajos de testosterona pueden conducir a disminución de la resistencia física y la capacidad de memoria, pérdida de la libido, caída del recuento de espermatozoides, pérdida de densidad ósea, obesidad y depresión.

Estos llamados compuestos perturbadores endocrinos que se acumulan en los peces pueden ser capaces de imitar o bloquear receptores hormonales o alterar las tasas de síntesis o descomposición de las hormonas esteroides sexuales. En los niños, estos contaminantes pueden realmente afectar el desarrollo sexual. Los niños expuestos pueden crecer con penes más pequeños, aunque sólo hablamos de dos tercios de pulgada, a lo sumo. No estamos seguros si los efectos sobre la longitud del pene se deben a los efectos pro-estrogénicos de las toxinas o los efectos anti-testosterona.

De hecho, si se exponen las células de los penes humanos fetales abortados a este tipo de contaminantes dietéticos, la expresión génica relacionada con el desarrollo genital se ve afectada incluso en los niveles de exposición en la vida real. Estas toxinas se encuentran predominantemente en los peces, pero también en la carne y los productos lácteos, con los niveles más bajos en las plantas.

¿Has oído hablar de salvar a las ballenas? Bueno, los órganos reproductores masculinos pueden estar en riesgo de peligros ambientales.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes y citas a las que el Dr. Greger se está refiriendo, vea el video anterior. Esto es sólo una aproximación del audio aportado por Katie Schloer.

Por favor, considere la posibilidad de ser voluntario para ayudar en el sitio.

Nota del Doctor

Anteriormente me dirigí a cómo descubrimos el fenómeno del disruptor endocrino en Alquifinol Endocrino Disruptores y Alergias, así como donde se encuentran (Fuentes Dietéticas de los Disruptores Endocrinos Alquilfenol).

 

Para más información sobre el mantenimiento de la virilidad masculina, vea La Fertilidad Masculina y La Dieta, el Papel De La Dieta En La Disminución de los Recuentos Espermáticos, y el Estrógeno Lácteo y la Fertilidad Masculina.

 

He hablado del papel de los plásticos químicos puede desempeñar en el funcionamiento sexual masculino (BPA Plástico y Disfunción Sexual Masculina), pero no son sólo toxinas, es la dieta total (Supervivencia de la Firme: Disfunción Eréctil y Muerte) y no sólo en los hombres (Colesterol y Disfunción Sexual Femenina).

 

Si aún no lo ha hecho, puede suscribirse a mis videos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Pin It en Pinterest

Share This