¿Qué fruta combate mejor al cáncer?

¿Qué fruta combate mejor al cáncer?
5 (100%) 3 votes

Se comparó la capacidad de once frutas comunes para suprimir el crecimiento de células de cáncer in vitro. ¿Cuál es la más eficaz– manzanas, plátanos, arándanos, toronjas, uvas, limas, naranjas, duraznos, peras, piñas o fresas?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Hay muchas maneras de comparar qué tan saludables son los alimentos. Se puede comparar el contenido de nutrientes, por ejemplo.  Así que de estar interesados en los antioxidantes, se podrían comparar los niveles de vitamina C. Si hiciéramos esta comparación con las dos frutas más populares, las manzanas y los plátanos, basado en el contenido de vitamina C, podría parecer que los plátanos son dos veces tan saludables que las manzanas (10 mg de vitamina C en un plátano, en comparación con sólo 5 mg en una manzana). Pero la vitamina C sólo es uno de las miles de diferentes fitonutrientes que se encuentran en frutas y verduras.  Resulta que la vitamina C en las manzanas da cuenta de menos del 1% de la actividad antioxidante total de una manzana.

Éste es el contenido antioxidante total de una deliciosa manzana roja. Esto es qué tanto contribuye la vitamina C de la manzana. Apenas se puede ver. A pesar de que sólo hay 5 mg de vitamina C en una manzana pequeña, tiene los antioxidantes equivalentes a 1,500 mg de vitamina C. He discutido antes sobre cómo tomar tanta vitamina C en un suplemento en realidad podría tener un efecto pro-oxidante y causar daños en el ADN. Pero se puede obtener tres veces ese poder antioxidante al comer una sola manzana, sin los efectos adversos.

Por supuesto, también hay más que sólo vitamina C en los plátanos. De hecho, me sorprendió ver a este estudio de Harvard, en donde se sugiere que además de los arándanos azules y las fresas, los plátanos también son una fuente importante de antocianinas– los fitonutrientes rojos, azules y violetas que se encuentran en las bayas. Tal vez subestimé a los plátanos, que son, después de todo, técnicamente bayas.

Sin embargo, veo a estas tres frutas y veo algunas antocianinas aquí y aquí– pero no veo mucho rojo, azul o violeta aquí. Pero los plátanos silvestres son otra historia. Hay antocianinas en los plátanos azules, púrpuras, roji-naranjas, roji-púrpuras, púrpuras-rosas, pero no en los plátanos amarillos. Los investigadores de Harvard fueron confrontados al respecto y respondieron que ellos tomaros los valores de el USDA (el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos). Al final resultó que aparentemente el USDA cometió un error.

No hay antocianinas en los plátanos y, pese a que contienen el doble de vitamina C, aún son sobrepasados por las manzanas en términos de poder antioxidante general. Pero recordemos que esto fue sólo midiendo la capacidad de estas frutas para contrarrrestar una reacción de oxidación en un tubo de ensayo. Sería bueno medir su actividad biológica real. Por ejemplo, en este estudio sobre manzanas, también midieron la capacidad que tienen los extractos de manzana, con o sin cáscara, para suprimir el crecimiento de células cancerígenas humanas en una caja de petri en comparación con las condiciones control (sin manzana). ¿No sería genial ser capaz de comparar ese tipo de superpotencia entre diferentes frutas? Pues bien, ahora podemos.

Aquí está un gráfico que muestra la proliferación de células de cancerígenas con concentraciones crecientes de las 11 frutas más comunes que se consumen en los Estados Unidos. Se decidió utilizar células de cáncer de hígado humano para este estudio. Si añade agua a estas células cancerosas como control, no pasa nada. Empiezan en un crecimiento del 100% y mantienen un crecimiento del 100%. Añadir piña, pera y naranja no hace mucha diferencia tampoco. Pero los duraznos comienzan a tener algún efecto. A altas concentraciones de durazno, la proliferación de células de cáncer se reduce aproximadamente en un 10%. Pero los plátanos y las toronjas funcionan alrededor de 4 veces mejor, reduciendo las tasas de crecimiento del cáncer aproximadamente en un 40%. Las uvas rojas, fresas y manzanas tienen un efecto aún mayor, cortando el crecimiento celular del cáncer hasta la mitad con sólo la mitad de la dosis.

Pero estas dos frutas son las ganadoras, provocando una caída dramática en la proliferación del cáncer con sólo una dosis pequeña: los limones y los arándanos. Así que si nos fijamos en la dosis efectiva requerida para suprimir la proliferación de células de cáncer de hígado, las manzanas son más poderosas que los plátanos, pero son los arándanos los que se llevan el premio. Nótese que no hay ninguna dosis efectiva reportada para las naranjas, peras o piñas, ya que no parecen afectar el crecimiento de células cancerosas en absoluto.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Paul Pommier y Leslie Salas.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Gracias a brx0 via flickr, a Brian Prechtel, a Fir0002/Flagstaffotos, a Hugowolf, a Xth-Floor, a Renee Comet, a J.smith, a Evan-Amos y a David Monniaux via Wikimedia  por las imágenes.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Hay muchas maneras de comparar qué tan saludables son los alimentos. Se puede comparar el contenido de nutrientes, por ejemplo.  Así que de estar interesados en los antioxidantes, se podrían comparar los niveles de vitamina C. Si hiciéramos esta comparación con las dos frutas más populares, las manzanas y los plátanos, basado en el contenido de vitamina C, podría parecer que los plátanos son dos veces tan saludables que las manzanas (10 mg de vitamina C en un plátano, en comparación con sólo 5 mg en una manzana). Pero la vitamina C sólo es uno de las miles de diferentes fitonutrientes que se encuentran en frutas y verduras.  Resulta que la vitamina C en las manzanas da cuenta de menos del 1% de la actividad antioxidante total de una manzana.

Éste es el contenido antioxidante total de una deliciosa manzana roja. Esto es qué tanto contribuye la vitamina C de la manzana. Apenas se puede ver. A pesar de que sólo hay 5 mg de vitamina C en una manzana pequeña, tiene los antioxidantes equivalentes a 1,500 mg de vitamina C. He discutido antes sobre cómo tomar tanta vitamina C en un suplemento en realidad podría tener un efecto pro-oxidante y causar daños en el ADN. Pero se puede obtener tres veces ese poder antioxidante al comer una sola manzana, sin los efectos adversos.

Por supuesto, también hay más que sólo vitamina C en los plátanos. De hecho, me sorprendió ver a este estudio de Harvard, en donde se sugiere que además de los arándanos azules y las fresas, los plátanos también son una fuente importante de antocianinas– los fitonutrientes rojos, azules y violetas que se encuentran en las bayas. Tal vez subestimé a los plátanos, que son, después de todo, técnicamente bayas.

Sin embargo, veo a estas tres frutas y veo algunas antocianinas aquí y aquí– pero no veo mucho rojo, azul o violeta aquí. Pero los plátanos silvestres son otra historia. Hay antocianinas en los plátanos azules, púrpuras, roji-naranjas, roji-púrpuras, púrpuras-rosas, pero no en los plátanos amarillos. Los investigadores de Harvard fueron confrontados al respecto y respondieron que ellos tomaros los valores de el USDA (el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos). Al final resultó que aparentemente el USDA cometió un error.

No hay antocianinas en los plátanos y, pese a que contienen el doble de vitamina C, aún son sobrepasados por las manzanas en términos de poder antioxidante general. Pero recordemos que esto fue sólo midiendo la capacidad de estas frutas para contrarrrestar una reacción de oxidación en un tubo de ensayo. Sería bueno medir su actividad biológica real. Por ejemplo, en este estudio sobre manzanas, también midieron la capacidad que tienen los extractos de manzana, con o sin cáscara, para suprimir el crecimiento de células cancerígenas humanas en una caja de petri en comparación con las condiciones control (sin manzana). ¿No sería genial ser capaz de comparar ese tipo de superpotencia entre diferentes frutas? Pues bien, ahora podemos.

Aquí está un gráfico que muestra la proliferación de células de cancerígenas con concentraciones crecientes de las 11 frutas más comunes que se consumen en los Estados Unidos. Se decidió utilizar células de cáncer de hígado humano para este estudio. Si añade agua a estas células cancerosas como control, no pasa nada. Empiezan en un crecimiento del 100% y mantienen un crecimiento del 100%. Añadir piña, pera y naranja no hace mucha diferencia tampoco. Pero los duraznos comienzan a tener algún efecto. A altas concentraciones de durazno, la proliferación de células de cáncer se reduce aproximadamente en un 10%. Pero los plátanos y las toronjas funcionan alrededor de 4 veces mejor, reduciendo las tasas de crecimiento del cáncer aproximadamente en un 40%. Las uvas rojas, fresas y manzanas tienen un efecto aún mayor, cortando el crecimiento celular del cáncer hasta la mitad con sólo la mitad de la dosis.

Pero estas dos frutas son las ganadoras, provocando una caída dramática en la proliferación del cáncer con sólo una dosis pequeña: los limones y los arándanos. Así que si nos fijamos en la dosis efectiva requerida para suprimir la proliferación de células de cáncer de hígado, las manzanas son más poderosas que los plátanos, pero son los arándanos los que se llevan el premio. Nótese que no hay ninguna dosis efectiva reportada para las naranjas, peras o piñas, ya que no parecen afectar el crecimiento de células cancerosas en absoluto.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Paul Pommier y Leslie Salas.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Gracias a brx0 via flickr, a Brian Prechtel, a Fir0002/Flagstaffotos, a Hugowolf, a Xth-Floor, a Renee Comet, a J.smith, a Evan-Amos y a David Monniaux via Wikimedia  por las imágenes.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This