¿Todo con moderación? ¿Incluso las enfermedades cardiacas?

¿Todo con moderación? ¿Incluso las enfermedades cardiacas?
5 (100%) 1 vote

Las autoridades de salud parecen haber tomado la opinión condescendiente de que el público no puede manejar la verdad y preferirían que la ciencia fuera diluida.

Comenta
Comparte

¿Qué pasa si no queremos tener tan sólo un bajo riesgo de ataque cardiaco, sino ningún riesgo? Un gran obstáculo ha sido que el gobierno y las organizaciones nacionales de salud parecen haber adoptado la visión paternalista de que el público no puede manejar la verdad y que prefiere la ciencia diluida.

Pero, como escribió el Dr. Esselstyn en la Revista de Medicina de la Clínica de Cleveland, “En la reducción del colesterol, la moderación mata”. Incluso si todos los estadounidenses mantuvieran sus niveles de colesterol total por debajo de 200 mg/dl, millones desarrollarían la enfermedad arterial coronaria. Existe evidencia sólida de que necesitamos mantener nuestro colesterol total por debajo de 150 para detener la epidemia de enfermedad arterial coronaria en los Estados Unidos – nuestro asesino #1. ¿Qué tipo de evidencia? Pues bien, en muchas culturas la enfermedad coronaria es prácticamente inaudita cuando el colesterol sérico total está por bajo de 150 mg/dL. Y aquí en los EEUU., en el famoso Estudio del Corazón de Framingham, pocos de los que tenían niveles por debajo de 150 desarrollaron enfermedades cardiacas, y ninguno murió de las mismas.

Estos son datos de 26 años de seguimiento tomados del Estudio del Corazón de Framingham: los niveles de colesterol de las personas que sufren ataques cardiacos y los niveles de colesterol de los que no. Ahora sabemos que el 35% de los ataques cardiacos se producen en personas con niveles de colesterol total entre 150 y 200, por lo tanto, un nivel objetivo de sólo 200 garantiza que millones de ciudadanos estadounidenses morirán de enfermedad coronaria.

No podemos seguir teniendo organizaciones públicas y privadas al frente del liderazgo de la salud, que recomiendan al público un plan de dieta que garantiza que millones perecerán precisamente de la enfermedad que las directrices pretendían evitar. Con su falta de fibra y antioxidantes, y su énfasis en la proteína animal, grasa, y la producción extrema de radicales libres, la dieta de los EEUU es responsable en gran parte de nuestra amarga cosecha de enfermedades crónicas.

Si la epidemia de la enfermedad arterial coronaria es vista como un fuego ardiente, y el colesterol y las grasas son los combustibles, entonces, la Asociación Americana del Corazón ha recomendado solamente reducir el flujo de combustible. La única solución razonable es cortar el suministro de combustible por completo–reduciendo el colesterol a los niveles que han demostrado prevenir la enfermedad coronaria.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Juan Andrade y Alberto Martínez de Santos Claudio.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Nathan Adams a través de Flickr.

¿Qué pasa si no queremos tener tan sólo un bajo riesgo de ataque cardiaco, sino ningún riesgo? Un gran obstáculo ha sido que el gobierno y las organizaciones nacionales de salud parecen haber adoptado la visión paternalista de que el público no puede manejar la verdad y que prefiere la ciencia diluida.

Pero, como escribió el Dr. Esselstyn en la Revista de Medicina de la Clínica de Cleveland, “En la reducción del colesterol, la moderación mata”. Incluso si todos los estadounidenses mantuvieran sus niveles de colesterol total por debajo de 200 mg/dl, millones desarrollarían la enfermedad arterial coronaria. Existe evidencia sólida de que necesitamos mantener nuestro colesterol total por debajo de 150 para detener la epidemia de enfermedad arterial coronaria en los Estados Unidos – nuestro asesino #1. ¿Qué tipo de evidencia? Pues bien, en muchas culturas la enfermedad coronaria es prácticamente inaudita cuando el colesterol sérico total está por bajo de 150 mg/dL. Y aquí en los EEUU., en el famoso Estudio del Corazón de Framingham, pocos de los que tenían niveles por debajo de 150 desarrollaron enfermedades cardiacas, y ninguno murió de las mismas.

Estos son datos de 26 años de seguimiento tomados del Estudio del Corazón de Framingham: los niveles de colesterol de las personas que sufren ataques cardiacos y los niveles de colesterol de los que no. Ahora sabemos que el 35% de los ataques cardiacos se producen en personas con niveles de colesterol total entre 150 y 200, por lo tanto, un nivel objetivo de sólo 200 garantiza que millones de ciudadanos estadounidenses morirán de enfermedad coronaria.

No podemos seguir teniendo organizaciones públicas y privadas al frente del liderazgo de la salud, que recomiendan al público un plan de dieta que garantiza que millones perecerán precisamente de la enfermedad que las directrices pretendían evitar. Con su falta de fibra y antioxidantes, y su énfasis en la proteína animal, grasa, y la producción extrema de radicales libres, la dieta de los EEUU es responsable en gran parte de nuestra amarga cosecha de enfermedades crónicas.

Si la epidemia de la enfermedad arterial coronaria es vista como un fuego ardiente, y el colesterol y las grasas son los combustibles, entonces, la Asociación Americana del Corazón ha recomendado solamente reducir el flujo de combustible. La única solución razonable es cortar el suministro de combustible por completo–reduciendo el colesterol a los niveles que han demostrado prevenir la enfermedad coronaria.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Juan Andrade y Alberto Martínez de Santos Claudio.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Nathan Adams a través de Flickr.

Nota del Doctor

Vale la pena volver a mirar y detenerse en los datos de Framingham, el gráfico con las curvas de campana. Este es un concepto muy importante de entender. A primera vista, parece que los que tienen enfermedades del corazón y aquellos que no, tienen niveles muy similares de colesterol, pero eso es sólo a niveles “normales”. Para obtener un Nivel óptimo de colesterol, uno tiene que comer una dieta sumamente saludable. Sin embargo vale la pena, ya que no estamos hablando sólo de la vida y la muerte con enfermedades del corazón, sino la vida y la causa #1 de muerte.

Para más información sobre este concepto de estar en riesgo normal y morir de todas las enfermedades normales, vea Cuando un bajo riesgo significa un alto riesgo .

Y yo continúo esta racha de cuestionar el paternalismo condescendiente de las autoridades en el siguiente video, La dieta óptima: sólo dígamelo sin rodeos, Doc.

¿Qué tiene de malo tener colesterol alto? No sólo está relacionado con la formación de placa aterosclerótica. Los cristales de colesterol pueden desgarrar la pared arterial .

Pero espera un segundo. ¿Qué pasa con el colesterol esponjoso versus el colesterol denso? Mira ¿Importa el tamaño del colesterol?

¿No puedes simplemente tomar estatinas para disminuir el colesterol? Echa un vistazo a La ventaja real de la dieta frente vs. las drogas .

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This