¿Es sostenible la pérdida de peso en cetosis?

¿Es sostenible la pérdida de peso en cetosis?
4 (80%) 2 votes

¿Puede el efecto supresor del apetito de la cetosis mejorar el cumplimiento de las dietas?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rubén Rodríguez y Jesica Miotti voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Los nuevos datos desacreditan “algunas, sino todas, las afirmaciones populares hechas sobre la restricción extrema de carbohidratos”. Pero ¿qué pasa con las cetonas que suprimen el apetito? En el estudio estrictamente controlado en la sala metabólica, donde la dieta cetogénica empeoró las cosas, todos comieron la misma cantidad de calorías. Así que sí, si se come la misma cantidad de calorías en una dieta cetogénica, se pierde menos grasa corporal, pero en el mundo real, todas esas cetonas quizás reduzcan el apetito lo suficiente como para que se termine comiendo significativamente menos en total. En una dieta baja en carbohidratos, se terminaron almacenando 300 calorías más de grasa cada día. Sin embargo, fuera del laboratorio, si uno estuviera en un estado de cetosis, tal vez podría compensar eso si pudiese comer significativamente menos de manera sostenida.

Paradójicamente, se puede experimentar menos hambre en un ayuno total en comparación con una dieta extremadamente baja en calorías. Esto puede ser debido a las cetonas. En este estado de cetosis, cuando se tiene niveles altos de cetonas en el torrente sanguíneo, el apetito se mitiga. ¿Cómo sabemos que es por las cetonas? Porque si se inyectan cetonas directamente en las venas, incluso aquellos que no ayunan pierden el apetito, a veces incluso hasta el punto de tener náuseas y vómitos. Entonces, las cetonas pueden explicar por qué después de unos días puede ser que se tenga más hambre con una dieta baja en calorías que en una dieta de cero calorías (un ayuno).

¿Podemos entonces aprovechar los efectos supresores del apetito de la cetosis comiendo una dieta cetogénica? Si comes tan pocos carbohidratos que no puedes mantener la función cerebral, ¿no podrías engañar al cuerpo para que piense que estás ayunando y que el hígado comience a generar cetonas? ¡Por supuesto! Pero ¿es seguro y efectivo?

Un metaanálisis de 48 ensayos aleatorios de varias dietas patentadas descubrió que quienes reciben la recomendación de comer dietas bajas en carbohidratos y quienes reciben el consejo de comer dietas bajas en grasa perdieron cantidades casi idénticas de peso después de un año. Obviamente, las altas tasas de deserción y mala adherencia dietética complicaron las comparaciones de eficacia. Quiero decir que en realidad no cumplieron estas dietas; solamente se les dijo que comieran de esa manera. Aun así, se puede ver cómo incluso simplemente moviéndose en cada dirección se eliminar una gran cantidad de CRAP, el acrónimo en inglés de Jeff Novick para Alimentos Procesados Ricos en Calorías. Después de todo, los cuatro mayores contribuyentes calóricos a la dieta estadounidense son los cereales refinados, las grasas agregadas, la carne y los azúcares agregados. Las dietas bajas en carbohidratos reducen el 1 y el 4, y las dietas bajas en grasa tienden a reducir el 2 y el 3. Así que ambas le dicen a la gente que reduzca las rosquillas. Cualquier dieta que haga eso ya empieza bien.

Imagino que una dieta en la que no se coma nada que empiece con la letra “P” también podría causar pérdida de peso con éxito si hiciera que se redujeran la pastelería, los postres y las papas fritas, incluso si excluir algo como el perejil no tiene sentido nutricional. 

El secreto del éxito de la pérdida de peso a largo plazo en cualquier dieta es el cumplimiento. La adhesión a la dieta es difícil, porque cada vez que tratas de reducir las calorías, tu cuerpo aumenta el apetito para tratar de compensar. Por eso la pérdida de peso tradicional, como el control de porciones, tiende a fallar. Para el éxito a largo plazo, medido no en semanas o meses sino en años y décadas, este problema del hambre cotidiano debe ser superado. En una dieta saludable a base de plantas, esto puede lograrse gracias en parte a la densidad calórica: simplemente estás comiendo mucha comida. En una dieta cetogénica se puede lograr con cetosis. En una revisión sistemática y metaanálisis titulado “¿Las dietas cetogénicas realmente suprimen el apetito?”, la respuesta que fue “sí”. Además, las dietas cetogénicas ofrecen la ventaja única de poder realizar un seguimiento del cumplimiento dietético en tiempo real con las tiras reactivas de cetona: puedes orinar para ver si todavía estás en cetosis. No hay tiras reactivas que te digan si estás comiendo suficientes frutas y verduras. Todo lo que tienes es la báscula de baño.

Sin embargo, el cumplimiento ceto puede ser más teórico que práctico. Incluso en estudios en los que se utilizan dietas cetogénicas para controlar las convulsiones, después de unos meses, el cumplimiento de la dieta puede caer a menos del 50 por ciento. Esto puede ser trágico para aquellos con epilepsia intratable, pero, para todos los demás, la dificultad de seguir dietas cetogénicas a largo plazo en realidad puede ser un salvavidas. Voy a hablar de seguridad de la dieta cetogénica a continuación.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: Ted Eytan vía flickr. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rubén Rodríguez y Jesica Miotti voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Los nuevos datos desacreditan “algunas, sino todas, las afirmaciones populares hechas sobre la restricción extrema de carbohidratos”. Pero ¿qué pasa con las cetonas que suprimen el apetito? En el estudio estrictamente controlado en la sala metabólica, donde la dieta cetogénica empeoró las cosas, todos comieron la misma cantidad de calorías. Así que sí, si se come la misma cantidad de calorías en una dieta cetogénica, se pierde menos grasa corporal, pero en el mundo real, todas esas cetonas quizás reduzcan el apetito lo suficiente como para que se termine comiendo significativamente menos en total. En una dieta baja en carbohidratos, se terminaron almacenando 300 calorías más de grasa cada día. Sin embargo, fuera del laboratorio, si uno estuviera en un estado de cetosis, tal vez podría compensar eso si pudiese comer significativamente menos de manera sostenida.

Paradójicamente, se puede experimentar menos hambre en un ayuno total en comparación con una dieta extremadamente baja en calorías. Esto puede ser debido a las cetonas. En este estado de cetosis, cuando se tiene niveles altos de cetonas en el torrente sanguíneo, el apetito se mitiga. ¿Cómo sabemos que es por las cetonas? Porque si se inyectan cetonas directamente en las venas, incluso aquellos que no ayunan pierden el apetito, a veces incluso hasta el punto de tener náuseas y vómitos. Entonces, las cetonas pueden explicar por qué después de unos días puede ser que se tenga más hambre con una dieta baja en calorías que en una dieta de cero calorías (un ayuno).

¿Podemos entonces aprovechar los efectos supresores del apetito de la cetosis comiendo una dieta cetogénica? Si comes tan pocos carbohidratos que no puedes mantener la función cerebral, ¿no podrías engañar al cuerpo para que piense que estás ayunando y que el hígado comience a generar cetonas? ¡Por supuesto! Pero ¿es seguro y efectivo?

Un metaanálisis de 48 ensayos aleatorios de varias dietas patentadas descubrió que quienes reciben la recomendación de comer dietas bajas en carbohidratos y quienes reciben el consejo de comer dietas bajas en grasa perdieron cantidades casi idénticas de peso después de un año. Obviamente, las altas tasas de deserción y mala adherencia dietética complicaron las comparaciones de eficacia. Quiero decir que en realidad no cumplieron estas dietas; solamente se les dijo que comieran de esa manera. Aun así, se puede ver cómo incluso simplemente moviéndose en cada dirección se eliminar una gran cantidad de CRAP, el acrónimo en inglés de Jeff Novick para Alimentos Procesados Ricos en Calorías. Después de todo, los cuatro mayores contribuyentes calóricos a la dieta estadounidense son los cereales refinados, las grasas agregadas, la carne y los azúcares agregados. Las dietas bajas en carbohidratos reducen el 1 y el 4, y las dietas bajas en grasa tienden a reducir el 2 y el 3. Así que ambas le dicen a la gente que reduzca las rosquillas. Cualquier dieta que haga eso ya empieza bien.

Imagino que una dieta en la que no se coma nada que empiece con la letra “P” también podría causar pérdida de peso con éxito si hiciera que se redujeran la pastelería, los postres y las papas fritas, incluso si excluir algo como el perejil no tiene sentido nutricional. 

El secreto del éxito de la pérdida de peso a largo plazo en cualquier dieta es el cumplimiento. La adhesión a la dieta es difícil, porque cada vez que tratas de reducir las calorías, tu cuerpo aumenta el apetito para tratar de compensar. Por eso la pérdida de peso tradicional, como el control de porciones, tiende a fallar. Para el éxito a largo plazo, medido no en semanas o meses sino en años y décadas, este problema del hambre cotidiano debe ser superado. En una dieta saludable a base de plantas, esto puede lograrse gracias en parte a la densidad calórica: simplemente estás comiendo mucha comida. En una dieta cetogénica se puede lograr con cetosis. En una revisión sistemática y metaanálisis titulado “¿Las dietas cetogénicas realmente suprimen el apetito?”, la respuesta que fue “sí”. Además, las dietas cetogénicas ofrecen la ventaja única de poder realizar un seguimiento del cumplimiento dietético en tiempo real con las tiras reactivas de cetona: puedes orinar para ver si todavía estás en cetosis. No hay tiras reactivas que te digan si estás comiendo suficientes frutas y verduras. Todo lo que tienes es la báscula de baño.

Sin embargo, el cumplimiento ceto puede ser más teórico que práctico. Incluso en estudios en los que se utilizan dietas cetogénicas para controlar las convulsiones, después de unos meses, el cumplimiento de la dieta puede caer a menos del 50 por ciento. Esto puede ser trágico para aquellos con epilepsia intratable, pero, para todos los demás, la dificultad de seguir dietas cetogénicas a largo plazo en realidad puede ser un salvavidas. Voy a hablar de seguridad de la dieta cetogénica a continuación.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: Ted Eytan vía flickr. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

Esto es en contraste con una dieta que, de hecho, sería saludable seguir. Puedes por ejemplo ver mi serie de videos sobre el programa CHIP: 

Este fue el cuarto video de una serie de 7 sobre dietas cetogénicas. Si todavía no los has visto, asegúrate de hacerlo:

Permanece atento:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This