¿Tienen los veganos más riesgo de osteoporosis y una menor densidad mineral ósea?

4.7/5 - (9 votes)

Quienes siguen una alimentación vegetal suelen estar tanto más delgados que la masa ósea podría estar en peligro. ¿Se traduce esto en un riesgo más alto de osteoporosis?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Ribeiro voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Intro: ¿Cómo afecta una dieta vegana o vegetariana a la densidad ósea, y qué otros factores contribuyen?

Se estima que la osteoporosis afecta a 200 millones de personas globalmente. Literalmente significa “hueso poroso” – la osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por disminución en la formación ósea, pérdida excesiva de huesos, o una combinación de ambos, que lleva a la fragilidad ósea, y un mayor riesgo de fracturas. La densidad mineral ósea es el indicador más relevante y consistente de una fractura osteoporótica. ¿Qué podemos comer para aumentar nuestra densidad ósea? Sabemos que el aumento en el consumo de alimentos a base de plantas está asociado con un aumento de la densidad mineral ósea.

Existe una gran variedad de micronutrientes y fitoquímicos incluidos en plantas que pueden ser poderosos promotores de la salud ósea, así que los profesionales de la salud deberían fomentar un aumento en el consumo de alimento a base de plantas, en especial en la mediana edad, sin importar la dieta del paciente, es decir, sin importar cuánta carne o comida chatarra consuma, agregar más alimentos de origen vegetal podría ayudar a prevenir el desarrollo de la osteoporosis.

Por el otro lado, una dieta basada en nutrientes de origen animal se asocia con un mayor riesgo de fracturas, lo que sugiere que una dieta carnívora se relaciona con fragilidad ósea. Entonces se esperaría menos osteoporosis en aquellos con dietas a base de plantas, pero no se sabe hasta que no se lo pone a prueba.

“El índice de osteoporosis en vegetarianos y omnívoros”, fue el primer estudio publicado casi 50 años atrás. La densidad ósea medida fue bastante mayor en los vegetarianos que en los omnívoros. De hecho, la densidad ósea promedio de los vegetarianos en sus 70’s fue mayor que la densidad de los que comían carne en sus 50´s. En resumen, estos resultados sugieren que hay menos probabilidades de que los vegetarianos desarrollen osteoporosis en la tercera edad.

Sin embargo, parece que los investigadores cometieron un error. El examen DEXA, que es el que se utiliza en la actualidad, no apareció hasta la década de los ochenta. Entonces los investigadores usaron radiografías regulares, y confundieron los resultados, ya que los huesos oscuros en la radiografía tuvieron un puntaje más alto, pero eso significaba menos hueso, así que su conclusión debería haber sido opuesta a lo que publicaron. Así que los vegetarianos tuvieron peor densidad mineral ósea.

Si nos adelantamos 40 años, ya se habían realizado 9 estudios en miles de individuos, y al final, los resultados indicaron que las dietas vegetarianas, en particular las veganas, están asociadas con una menor densidad mineral ósea, pero la magnitud de la asociación es clínicamente insignificante, lo que significa que la diferencia es irrelevante en el mundo real, reforzando la idea de que las dietas vegetarianas no tienen un efecto clínico perjudicial en los huesos.

Es importante destacar que los resultados de una menor densidad mineral ósea no tenían en cuenta todos los factores confusos claves, como las diferencias en cuanto al peso corporal. Sabemos que las personas obesas tienen huesos más fuertes. ¿Por qué? Porque están levantando 23 kg todo el día, todos los días, e incluso hasta 46 kg. Si caminaras todos los días con una mochila de 46 kg, tus huesos también serían más fuertes. Así es como obtienes huesos más fuertes: con ejercicios de peso. Así que la gente que pesa más, tiene huesos más densos. Y los vegetarianos, y en especial los veganos, tienen tan baja tasa de obesidad que no hay duda de que, en promedio, tengan menor densidad ósea. Los investigadores no tuvieron en cuenta el peso corporal, pero la diferencia no fue clínicamente relevante, así que no deberíamos preocuparnos. Hasta el 2009, la respuesta a la pregunta “¿el vegetarianismo es un factor de riesgo para fracturas osteoporóticas?” era no. El vegetarianismo no es un factor de riesgo grave.

Para el 2018, el último metaanálisis sobre veganismo, vegetarianismo, y densidad mineral ósea incluyó 20 estudios, y miles de participantes, y de nuevo, se encontró que la densidad mineral ósea era menor en vegetarianos y veganos comparado con los que comen carne.Los investigadores concluyeron que las dietas de vegetarianos y veganos tienen que ser planeadas correctamente para cuidar los huesos. Pero ¿tuvieron en cuenta la obesidad?

No, no la tuvieron en cuenta. Solo usaron lo que se denomina riesgo relativo crudo, lo que significa que no hubo ajustes para factores confusos como el peso; así que no tuvieron en cuenta datos como edad, si fumaban o no, obesidad, y ejercicio – por lo que sus resultados no pueden interpretarse. Pero nadie antes se había tomado el trabajo de revisar todos los estudios y hacer las correcciones necesarias hasta ahora.

El título lo revela: “Las diferencias de la densidad mineral ósea entre vegetarianos y no vegetarianos son irrelevantes si se tienen en cuenta las diferencias entre factores corporales”. Sí, los valores de la densidad mineral ósea fueron más bajos en los vegetarianos que en los que no lo son, como pasa con casi todos los estudios de densidad mineral ósea y exceso de peso corporal. Ahora olvida la importancia clínica; estas diferencias incluso perdieron importancia estadística al tener en cuenta factores corporales, lo que implica que una menor masa ósea entre vegetarianos se debe en parte a su bajo IMC y circunferencia de cintura. Por lo tanto, no se debe a la composición de las dietas vegetarianas y veganas, sino a que ellos son más delgados.

Ahora existe una pequeña pero estadísticamente relevante diferencia para la densidad de columna lumbar – una diferencia de 0,03. Esto se desestimó al tener poca relevancia clínica, ¿pero es cierto? Si observamos las mediciones de la reproducibilidad de la densidad mineral ósea en la práctica médica diaria, podemos ver, que si realizamos back testing, habrá inconsistencias en las mediciones, por lo que una diferencia significativa tiene que ser mayor a una variación inherente. De hecho, expresado como la menor diferencia detectada, necesitas una discrepancia de la densidad mineral ósea de al menos 0,05 en la columna para que se considere un cambio significativo, por lo tanto, tiene poca relevancia clínica. Sin embargo, incluso si los vegetarianos y veganos tienen la misma densidad ósea con el mismo peso, quienquiera que sea delgado está en riesgo. El IMC bajo es un factor de riesgo para fracturas, así que todas las personas con un bajo peso corporal que consuman cualquier tipo de dieta deberían ser revisados por osteoporosis.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Ribeiro voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Intro: ¿Cómo afecta una dieta vegana o vegetariana a la densidad ósea, y qué otros factores contribuyen?

Se estima que la osteoporosis afecta a 200 millones de personas globalmente. Literalmente significa “hueso poroso” – la osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por disminución en la formación ósea, pérdida excesiva de huesos, o una combinación de ambos, que lleva a la fragilidad ósea, y un mayor riesgo de fracturas. La densidad mineral ósea es el indicador más relevante y consistente de una fractura osteoporótica. ¿Qué podemos comer para aumentar nuestra densidad ósea? Sabemos que el aumento en el consumo de alimentos a base de plantas está asociado con un aumento de la densidad mineral ósea.

Existe una gran variedad de micronutrientes y fitoquímicos incluidos en plantas que pueden ser poderosos promotores de la salud ósea, así que los profesionales de la salud deberían fomentar un aumento en el consumo de alimento a base de plantas, en especial en la mediana edad, sin importar la dieta del paciente, es decir, sin importar cuánta carne o comida chatarra consuma, agregar más alimentos de origen vegetal podría ayudar a prevenir el desarrollo de la osteoporosis.

Por el otro lado, una dieta basada en nutrientes de origen animal se asocia con un mayor riesgo de fracturas, lo que sugiere que una dieta carnívora se relaciona con fragilidad ósea. Entonces se esperaría menos osteoporosis en aquellos con dietas a base de plantas, pero no se sabe hasta que no se lo pone a prueba.

“El índice de osteoporosis en vegetarianos y omnívoros”, fue el primer estudio publicado casi 50 años atrás. La densidad ósea medida fue bastante mayor en los vegetarianos que en los omnívoros. De hecho, la densidad ósea promedio de los vegetarianos en sus 70’s fue mayor que la densidad de los que comían carne en sus 50´s. En resumen, estos resultados sugieren que hay menos probabilidades de que los vegetarianos desarrollen osteoporosis en la tercera edad.

Sin embargo, parece que los investigadores cometieron un error. El examen DEXA, que es el que se utiliza en la actualidad, no apareció hasta la década de los ochenta. Entonces los investigadores usaron radiografías regulares, y confundieron los resultados, ya que los huesos oscuros en la radiografía tuvieron un puntaje más alto, pero eso significaba menos hueso, así que su conclusión debería haber sido opuesta a lo que publicaron. Así que los vegetarianos tuvieron peor densidad mineral ósea.

Si nos adelantamos 40 años, ya se habían realizado 9 estudios en miles de individuos, y al final, los resultados indicaron que las dietas vegetarianas, en particular las veganas, están asociadas con una menor densidad mineral ósea, pero la magnitud de la asociación es clínicamente insignificante, lo que significa que la diferencia es irrelevante en el mundo real, reforzando la idea de que las dietas vegetarianas no tienen un efecto clínico perjudicial en los huesos.

Es importante destacar que los resultados de una menor densidad mineral ósea no tenían en cuenta todos los factores confusos claves, como las diferencias en cuanto al peso corporal. Sabemos que las personas obesas tienen huesos más fuertes. ¿Por qué? Porque están levantando 23 kg todo el día, todos los días, e incluso hasta 46 kg. Si caminaras todos los días con una mochila de 46 kg, tus huesos también serían más fuertes. Así es como obtienes huesos más fuertes: con ejercicios de peso. Así que la gente que pesa más, tiene huesos más densos. Y los vegetarianos, y en especial los veganos, tienen tan baja tasa de obesidad que no hay duda de que, en promedio, tengan menor densidad ósea. Los investigadores no tuvieron en cuenta el peso corporal, pero la diferencia no fue clínicamente relevante, así que no deberíamos preocuparnos. Hasta el 2009, la respuesta a la pregunta “¿el vegetarianismo es un factor de riesgo para fracturas osteoporóticas?” era no. El vegetarianismo no es un factor de riesgo grave.

Para el 2018, el último metaanálisis sobre veganismo, vegetarianismo, y densidad mineral ósea incluyó 20 estudios, y miles de participantes, y de nuevo, se encontró que la densidad mineral ósea era menor en vegetarianos y veganos comparado con los que comen carne.Los investigadores concluyeron que las dietas de vegetarianos y veganos tienen que ser planeadas correctamente para cuidar los huesos. Pero ¿tuvieron en cuenta la obesidad?

No, no la tuvieron en cuenta. Solo usaron lo que se denomina riesgo relativo crudo, lo que significa que no hubo ajustes para factores confusos como el peso; así que no tuvieron en cuenta datos como edad, si fumaban o no, obesidad, y ejercicio – por lo que sus resultados no pueden interpretarse. Pero nadie antes se había tomado el trabajo de revisar todos los estudios y hacer las correcciones necesarias hasta ahora.

El título lo revela: “Las diferencias de la densidad mineral ósea entre vegetarianos y no vegetarianos son irrelevantes si se tienen en cuenta las diferencias entre factores corporales”. Sí, los valores de la densidad mineral ósea fueron más bajos en los vegetarianos que en los que no lo son, como pasa con casi todos los estudios de densidad mineral ósea y exceso de peso corporal. Ahora olvida la importancia clínica; estas diferencias incluso perdieron importancia estadística al tener en cuenta factores corporales, lo que implica que una menor masa ósea entre vegetarianos se debe en parte a su bajo IMC y circunferencia de cintura. Por lo tanto, no se debe a la composición de las dietas vegetarianas y veganas, sino a que ellos son más delgados.

Ahora existe una pequeña pero estadísticamente relevante diferencia para la densidad de columna lumbar – una diferencia de 0,03. Esto se desestimó al tener poca relevancia clínica, ¿pero es cierto? Si observamos las mediciones de la reproducibilidad de la densidad mineral ósea en la práctica médica diaria, podemos ver, que si realizamos back testing, habrá inconsistencias en las mediciones, por lo que una diferencia significativa tiene que ser mayor a una variación inherente. De hecho, expresado como la menor diferencia detectada, necesitas una discrepancia de la densidad mineral ósea de al menos 0,05 en la columna para que se considere un cambio significativo, por lo tanto, tiene poca relevancia clínica. Sin embargo, incluso si los vegetarianos y veganos tienen la misma densidad ósea con el mismo peso, quienquiera que sea delgado está en riesgo. El IMC bajo es un factor de riesgo para fracturas, así que todas las personas con un bajo peso corporal que consuman cualquier tipo de dieta deberían ser revisados por osteoporosis.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Gráficos de Avo Media

Nota del Doctor

Mantente atento a los videos sobre las tasas de fracturas. En este video solo estoy preparando el terreno.

Mientras tanto puedes ver algunos de mis videos sobre salud ósea:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí. Lee esta información importante sobre las traducciones aquí.

Pin It en Pinterest

Share This