¿Son seguros los suplementos de calcio?

¿Son seguros los suplementos de calcio?
5 (100%) 2 votes

Los suplementos de calcio pueden elevar demasiado los niveles de calcio en sangre de manera rápida y sostenida, y esto podría explicar por qué los suplementos (aunque no los alimentos ricos en calcio) parecen aumentar el riesgo de ataques al corazón.

Comenta
Comparte

En solo 12 años, los grupos de expertos del gobierno han pasado de recomendar la suplementación de calcio como necesaria para proteger los huesos a “¡prohibido tomar suplementos!”. ¿Qué ha sucedido? Todo comenzó en el 2008 con un estudio en Nueva Zelanda. Estudios a corto plazo han demostrado que los suplementos de calcio pueden bajar la presión sanguínea alrededor de 1 mm HG. Aunque el efecto parece ser temporal, desapareciendo después de unos meses, es mejor que nada. El exceso de calcio en el intestino puede causar mala absorción de grasa, a causa de la formación de jabón de grasa, reduciendo la absorción de grasa saturada e incrementando la cantidad de grasa saturada fecal. De hecho, si te tomas un par de antiácidos que contengan carbonato de calcio junto con tu medio cubo de KFC, hasta el doble de grasa terminaría en tus heces, y con menos grasa saturada en tu organismo, tu colesterol quizás baje. Así que los investigadores de Nueva Zelanda esperaban reducir el porcentaje de ataques cardíacos dándoles suplementos de calcio a mujeres. Para su sorpresa, pareció haber más ataques cardíacos en el grupo tomando el suplemento de calcio.

¿Fue solo un accidente? Todas las miradas se centraron en la Women’s Health Initiative (WHI – Iniciativa para la Salud de la Mujer), el ensayo clínico controlado y aleatorizado de suplementos de calcio más extenso y duradero. El nombre puede resultar familiar — es el estudio que reveló que la terapia de reemplazo hormonal es peligrosa. ¿Haría lo mismo con los suplementos de calcio? La WHI no describió efectos negativos. Sin embargo, la mayoría de participantes estaban tomando suplementos de calcio antes de que el estudio comenzase; de modo que, de hecho, el estudio sólo estaba comparando dosis altas frente a dosis bajas de suplementos de calcio, no la diferencia entre tomar suplementos o no hacerlo. ¿Pero qué pasa si volvemos y observamos qué sucedió con las mujeres que empezaron sin tomar suplementos y después se añadieron de manera aleatoria al grupo tomando suplementos? Las personas que comenzaron a tomar los suplementos de calcio sufrieron un número significativamente mayor de ataques cardíacos y apoplejías. Así que, ya sea una dosis alta o baja, cualquier cantidad de suplemento de calcio pareció aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los investigadores regresaron al trabajo, explorando concienzudamente otros datos sobre el índice de ataques cardíacos y apoplejías aportados por estudios en mujeres puestas de forma aleatorizada en suplementos de calcio con y sin vitamina D añadida, y confirmaron el peligro. La mayoría de los estudios de población coincidían: las personas que utilizan suplementos de calcio son más propensas a tener un índice mayor de enfermedad cardíaca, apoplejía, y mortalidad.

La industria de los suplementos no estaba contenta, acusando a los investigadores de depender en parte de datos provenientes de autoinformes—como si hubieran simplemente preguntado si las personas habían sufrido un ataque cardíaco o no, en vez de verificarlo. De hecho, la toma a largo plazo de suplementos de calcio provoca toda clase de problemas gastrointestinales, incluyendo el doble de riesgo de ser hospitalizado con síntomas graves que pueden ser confundidos con un ataque al corazón; pero no, el incremento en el riesgo se observó de manera consistente en todos los estudios tanto si los ataques cardíacos fueron verificados como si no.

De acuerdo, ¿pero por qué los suplementos de calcio incrementan el riesgo de ataques cardíacos, y no el calcio que obtienes de tu dieta? Quizás porque cuando tomas pastillas de calcio causas un aumento repentino de calcio en tu flujo sanguíneo que no sucede cuando simplemente comes alimentos ricos en calcio. Sólo unas horas después de tomar calcio en forma de suplemento, los niveles de calcio en la sangre se disparan, y pueden permanecer elevados hasta ocho horas. Evidentemente, esto provoca lo que se denomina un estado hipercoagulable—tu sangre se coagula más fácilmente—lo que podría incrementar el riesgo de embolias en el corazón y en el cerebro. En efecto, niveles más elevados de calcio en la sangre están ligados a tasas más altas de ataques cardíacos y derrames cerebrales. Así que el mecanismo puede ser los suplementos de calcio creando niveles de calcio en la sangre anormalmente elevados, súbitos y continuos, que pueden tener una variedad de efectos potencialmente problemáticos.

Los suplementos de calcio han sido ampliamente aceptados en base a ser naturales y, por lo tanto, un modo seguro de prevenir fracturas osteoporóticas. Está cada vez más claro que tomar una o dos dosis diarias de calcio no es natural, ya que no reproduce los mismos efectos metabólicos que el calcio en los alimentos de manera natural. Es más, la evidencia también se está volviendo continuamente más contundente con respecto a que los suplementos de calcio puede que no sean seguros. Esta es la razón por la que la mayoría de organizaciones dando recomendaciones sobre la salud ósea ahora aconsejan que deberíamos obtener nuestro requerimiento de calcio a través de la dieta en vez de con suplementos. Pero si no lo podemos lograr solo con nuestra dieta, ¿compensarían los beneficios para los huesos los riesgos para el corazón? Lo descubriremos en el próximo video.

Para ver cualquier gráfico, tabla, imagen o cita a la que el Dr. Greger pueda referirse, ver el vídeo arriba. Esto es únicamente una aproximación del audio aportada por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue aportada por Adrián Bravo López.

Por favor, considera prestarte como voluntario/a para ayudar en la página web.

En solo 12 años, los grupos de expertos del gobierno han pasado de recomendar la suplementación de calcio como necesaria para proteger los huesos a “¡prohibido tomar suplementos!”. ¿Qué ha sucedido? Todo comenzó en el 2008 con un estudio en Nueva Zelanda. Estudios a corto plazo han demostrado que los suplementos de calcio pueden bajar la presión sanguínea alrededor de 1 mm HG. Aunque el efecto parece ser temporal, desapareciendo después de unos meses, es mejor que nada. El exceso de calcio en el intestino puede causar mala absorción de grasa, a causa de la formación de jabón de grasa, reduciendo la absorción de grasa saturada e incrementando la cantidad de grasa saturada fecal. De hecho, si te tomas un par de antiácidos que contengan carbonato de calcio junto con tu medio cubo de KFC, hasta el doble de grasa terminaría en tus heces, y con menos grasa saturada en tu organismo, tu colesterol quizás baje. Así que los investigadores de Nueva Zelanda esperaban reducir el porcentaje de ataques cardíacos dándoles suplementos de calcio a mujeres. Para su sorpresa, pareció haber más ataques cardíacos en el grupo tomando el suplemento de calcio.

¿Fue solo un accidente? Todas las miradas se centraron en la Women’s Health Initiative (WHI – Iniciativa para la Salud de la Mujer), el ensayo clínico controlado y aleatorizado de suplementos de calcio más extenso y duradero. El nombre puede resultar familiar — es el estudio que reveló que la terapia de reemplazo hormonal es peligrosa. ¿Haría lo mismo con los suplementos de calcio? La WHI no describió efectos negativos. Sin embargo, la mayoría de participantes estaban tomando suplementos de calcio antes de que el estudio comenzase; de modo que, de hecho, el estudio sólo estaba comparando dosis altas frente a dosis bajas de suplementos de calcio, no la diferencia entre tomar suplementos o no hacerlo. ¿Pero qué pasa si volvemos y observamos qué sucedió con las mujeres que empezaron sin tomar suplementos y después se añadieron de manera aleatoria al grupo tomando suplementos? Las personas que comenzaron a tomar los suplementos de calcio sufrieron un número significativamente mayor de ataques cardíacos y apoplejías. Así que, ya sea una dosis alta o baja, cualquier cantidad de suplemento de calcio pareció aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los investigadores regresaron al trabajo, explorando concienzudamente otros datos sobre el índice de ataques cardíacos y apoplejías aportados por estudios en mujeres puestas de forma aleatorizada en suplementos de calcio con y sin vitamina D añadida, y confirmaron el peligro. La mayoría de los estudios de población coincidían: las personas que utilizan suplementos de calcio son más propensas a tener un índice mayor de enfermedad cardíaca, apoplejía, y mortalidad.

La industria de los suplementos no estaba contenta, acusando a los investigadores de depender en parte de datos provenientes de autoinformes—como si hubieran simplemente preguntado si las personas habían sufrido un ataque cardíaco o no, en vez de verificarlo. De hecho, la toma a largo plazo de suplementos de calcio provoca toda clase de problemas gastrointestinales, incluyendo el doble de riesgo de ser hospitalizado con síntomas graves que pueden ser confundidos con un ataque al corazón; pero no, el incremento en el riesgo se observó de manera consistente en todos los estudios tanto si los ataques cardíacos fueron verificados como si no.

De acuerdo, ¿pero por qué los suplementos de calcio incrementan el riesgo de ataques cardíacos, y no el calcio que obtienes de tu dieta? Quizás porque cuando tomas pastillas de calcio causas un aumento repentino de calcio en tu flujo sanguíneo que no sucede cuando simplemente comes alimentos ricos en calcio. Sólo unas horas después de tomar calcio en forma de suplemento, los niveles de calcio en la sangre se disparan, y pueden permanecer elevados hasta ocho horas. Evidentemente, esto provoca lo que se denomina un estado hipercoagulable—tu sangre se coagula más fácilmente—lo que podría incrementar el riesgo de embolias en el corazón y en el cerebro. En efecto, niveles más elevados de calcio en la sangre están ligados a tasas más altas de ataques cardíacos y derrames cerebrales. Así que el mecanismo puede ser los suplementos de calcio creando niveles de calcio en la sangre anormalmente elevados, súbitos y continuos, que pueden tener una variedad de efectos potencialmente problemáticos.

Los suplementos de calcio han sido ampliamente aceptados en base a ser naturales y, por lo tanto, un modo seguro de prevenir fracturas osteoporóticas. Está cada vez más claro que tomar una o dos dosis diarias de calcio no es natural, ya que no reproduce los mismos efectos metabólicos que el calcio en los alimentos de manera natural. Es más, la evidencia también se está volviendo continuamente más contundente con respecto a que los suplementos de calcio puede que no sean seguros. Esta es la razón por la que la mayoría de organizaciones dando recomendaciones sobre la salud ósea ahora aconsejan que deberíamos obtener nuestro requerimiento de calcio a través de la dieta en vez de con suplementos. Pero si no lo podemos lograr solo con nuestra dieta, ¿compensarían los beneficios para los huesos los riesgos para el corazón? Lo descubriremos en el próximo video.

Para ver cualquier gráfico, tabla, imagen o cita a la que el Dr. Greger pueda referirse, ver el vídeo arriba. Esto es únicamente una aproximación del audio aportada por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue aportada por Adrián Bravo López.

Por favor, considera prestarte como voluntario/a para ayudar en la página web.

Nota del Doctor

La verdad es que hemos evolucionado ingiriendo mucho calcio, pero mayormente de verduras de hoja verde, no en forma de pastillas de carbonato de calcio. Puedes ver Las lecciones del Paleolítico para saber más. 

He tratado el tema del calcio y de la salud ósea en estos videos:

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This