Tratamiento de cólico del lactante cambiando la dieta de mama

Tratamiento de cólico del lactante cambiando la dieta de mama
5 (100%) 1 vote

La proteína de la leche de vaca puede pasar a través de la leche materna al bebé- lo cual puede explicar por qué las dietas libres de lácteos son tan efectivas para tratar el cólico del lactante.

Comenta
Comparte

Los cólicos del lactante afectan a un 40% de los niños. Caracterizado por largos periodos de llanto inconsolable, esta condición es a menudo desestimada como algo trivial por la profesión médica, pero debería de ser tratado de una forma más seria. El cólico del lactante puede contribuir a la depresión postparto, interferir con la lactancia materna, e incluso llevar a la muerte del bebé a manos de sus padres sufriendo el síndrome del bebé sacudido. 

No son solo bebés llorones. El cólico es dolor. La profesión médica tiene una escandalosa historia, no sólo negando el alivio del dolor en los bebés, sino realizando de forma rutinaria cirugía a los bebés con una anestesia mínima o sin ella, en los años 80. Un caso famoso en 1985, fue el de el pequeño Jeffrey Lawson, que fue intervenido en una operación de corazón abierto completamente despierto y consciente; solamente le administraron un medicamento para paralizarle y que no pudiera retorcerse. Pero, como en una película de terror, él no podía moverse, pero podía sentirlo todo. Este no era un cirujano pícaro; torturar a bebés de esta forma era un procedimiento estándar en los años 80. Pero no en el 1880, como puedas pensar, sino en el 1980.

El enlace entre la academia americana de pediatría y la sociedad de anestesiologistas comentaba que el uso de agentes paralizadores era una técnica estándar y de larga tradición. La profesión tiene una historia de negación del dolor infantil. Ellos no pensaban que los bebés pudieran sentir el dolor.

Incluso hoy en día, la mayoría de los médicos no utilizan calmantes o incluso anestesia local para la circunscición, por ejemplo – un procedimiento  tan traumático para los bebés que muestran respuestas al dolor más fuertes a las vacunas, incluso meses más tarde.

El dolor del cólico se cree que es causado por molestias gastrointestinales, como calambres intestinales. En mis vídeos sobre intestino irritable y relajando el colon antes de una colonoscopia, exploro el papel del aceite de menta en la reducción de los calambres intestinales. Así que, ¿Podría ayudar en los cólicos?

Unas pocas gotas de una solución de hoja de menta parece reducir el número de episodios de cólicos a la mitad, y redujo el llanto del bebé de 3 horas a dos horas, siendo tan efectivo como el medicamento sin receta más popular para los cólicos, llamado simeticona. El problema es que la simeticona ha mostrado no tener beneficio alguno para los cólicos. Entonces decir que la menta es tan buena como lo inútil, no suena exactamente a una buena defensa. Y la Academia Americana de Pediatría advierte contra el uso de aceite de menta en niños. 

Un estudio encontró que la infusión de té de hierbas fue útil, pero los padres han sido advertidos de no usarlo. Las infusiones no solo pueden interferir con la continuidad de la lactancia materna, sino que también hay una falta de regulación adecuada de la industria. Por ejemplo, el té de anís estrellado es de uso común para los cólicos. El anís estrellado chino es considerado seguro y no tóxico, pero el anís estrellado japonés es venenoso. Parecen idénticos, pero el anís estrellado japonés contiene una neurotoxina potente, y esta neurotoxina se ha   encontrado en el té de anís estrellado en los Estados Unidos. Por lo que, no deberíamos dar anís estrellado a niños.

Hay incluso un informe de toxicidad a partir de una supuesta dosis homeopática de Belladonna, también conocida como Belladona mortal, la cual evidentemente no ha sido lo suficientemente homeopática. Y luego otro informe. Solo porque es homeopatía, no significa necesariamente que es segura.

No es mejor cuando lo receta un doctor. Los medicamentos usados para el cólico están hechos de Belladona también. Los medicamentos pueden funcionar, pero no deberían ser usados por sus efectos secundarios.

¿Que hay sobre el buen y antiguo hábito del eructo? Eructar tras comer es, después de todo, comúnmente recomendado por pediatras, enfermeras y páginas webs para padres para promover la expulsión de los gases que acumulan mientras comen, con el objetivo de disminuir las molestias y los episodios de llanto. Pero, la evidencia científica sobre la eficacia del eructo es insuficiente – hasta que en 2014 un ensayo aleatorio controlado sobre la prevención del cólico y la regurgitación (también conocido como escupitajos) en bebés sanos. Y ¿Qué encontraron? El eructo es inútil para el cólico, y empeora la regurgitación. ¡Los bebés a los que se les hace eructar, regurgitan el doble de veces que los bebés  sin eructar!.

Entonces, ¿Cuál es un tratamiento efectivo? La eliminación de la proteína de leche de vaca  – dado que el cólico puede ser algún tipo de reacción alérgica. Hace décadas, se demostró que los niños alimentados con leche de vaca desarrollaron respuestas de anticuerpos a las proteínas bovinas, lo cual puede explicar el por qué los cólicos pueden mejorar tras cambiar la leche de fórmula de vaca a una leche hipoalergénica con proteína hidrolizada, o una leche de fórmula de soja.

Pero, los niños que toman lactancia materna tienen tasas similares de cólicos que los niños alimentados con leche de fórmula. Pero, entonces debe ser que la leche materna procedente de madres que toman lácteos, también contiene proteína de leche de vaca. Sabemos que la proteína de la leche de vaca puede pasar a la leche materna, y puede causar reacciones alérgicas serias, pero, ¿Qué hay del cólico?

Basado en estudios de niños alimentados con fórmula, el cólico es ya un síntoma bastante conocido de intolerancia a la proteína de leche de vaca desde los años 70. Entonces, pensando en que el cólico puede ser causado en los bebés alimentados con leche materna, por la transmisión de esta proteína de la madre al bebé a través de la leche, los investigadores probaron una dieta libre de lácteos para madres lactantes cuyos hijos tenían cólicos. 

De 19 bebés, el cólico desapareció repentinamente en 13 de ellos. Y 12 de esos 13, fueron capaces de hacer reaparecer los cólicos cuando se les retaba a las madres a tomar un poco de lácteos. Por ejemplo, un bebé varón desarrolla cólicos que desaparecen casi completamente en un día tras la eliminación de la leche de vaca en la dieta de mama, y vuelve repentinamente cuando la madre vuelve a los lácteos. Los investigadores concluyen que el tratamiento para el cólico infantil en bebés lactantes es una dieta libre de leche de vaca para la madre – una recomendación que continúa a día de hoy.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el vídeo más arriba. Esto es solo una aproximación del audio contribuída por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue contribuída por Verónica Núñez Romero.

Por favor considere ofrecerse como voluntario para ayudar a esta web.

 

Imágenes gracias a OmarMedinaFilms via Pixabay y MarkSweep via Wikimedia

Los cólicos del lactante afectan a un 40% de los niños. Caracterizado por largos periodos de llanto inconsolable, esta condición es a menudo desestimada como algo trivial por la profesión médica, pero debería de ser tratado de una forma más seria. El cólico del lactante puede contribuir a la depresión postparto, interferir con la lactancia materna, e incluso llevar a la muerte del bebé a manos de sus padres sufriendo el síndrome del bebé sacudido. 

No son solo bebés llorones. El cólico es dolor. La profesión médica tiene una escandalosa historia, no sólo negando el alivio del dolor en los bebés, sino realizando de forma rutinaria cirugía a los bebés con una anestesia mínima o sin ella, en los años 80. Un caso famoso en 1985, fue el de el pequeño Jeffrey Lawson, que fue intervenido en una operación de corazón abierto completamente despierto y consciente; solamente le administraron un medicamento para paralizarle y que no pudiera retorcerse. Pero, como en una película de terror, él no podía moverse, pero podía sentirlo todo. Este no era un cirujano pícaro; torturar a bebés de esta forma era un procedimiento estándar en los años 80. Pero no en el 1880, como puedas pensar, sino en el 1980.

El enlace entre la academia americana de pediatría y la sociedad de anestesiologistas comentaba que el uso de agentes paralizadores era una técnica estándar y de larga tradición. La profesión tiene una historia de negación del dolor infantil. Ellos no pensaban que los bebés pudieran sentir el dolor.

Incluso hoy en día, la mayoría de los médicos no utilizan calmantes o incluso anestesia local para la circunscición, por ejemplo – un procedimiento  tan traumático para los bebés que muestran respuestas al dolor más fuertes a las vacunas, incluso meses más tarde.

El dolor del cólico se cree que es causado por molestias gastrointestinales, como calambres intestinales. En mis vídeos sobre intestino irritable y relajando el colon antes de una colonoscopia, exploro el papel del aceite de menta en la reducción de los calambres intestinales. Así que, ¿Podría ayudar en los cólicos?

Unas pocas gotas de una solución de hoja de menta parece reducir el número de episodios de cólicos a la mitad, y redujo el llanto del bebé de 3 horas a dos horas, siendo tan efectivo como el medicamento sin receta más popular para los cólicos, llamado simeticona. El problema es que la simeticona ha mostrado no tener beneficio alguno para los cólicos. Entonces decir que la menta es tan buena como lo inútil, no suena exactamente a una buena defensa. Y la Academia Americana de Pediatría advierte contra el uso de aceite de menta en niños. 

Un estudio encontró que la infusión de té de hierbas fue útil, pero los padres han sido advertidos de no usarlo. Las infusiones no solo pueden interferir con la continuidad de la lactancia materna, sino que también hay una falta de regulación adecuada de la industria. Por ejemplo, el té de anís estrellado es de uso común para los cólicos. El anís estrellado chino es considerado seguro y no tóxico, pero el anís estrellado japonés es venenoso. Parecen idénticos, pero el anís estrellado japonés contiene una neurotoxina potente, y esta neurotoxina se ha   encontrado en el té de anís estrellado en los Estados Unidos. Por lo que, no deberíamos dar anís estrellado a niños.

Hay incluso un informe de toxicidad a partir de una supuesta dosis homeopática de Belladonna, también conocida como Belladona mortal, la cual evidentemente no ha sido lo suficientemente homeopática. Y luego otro informe. Solo porque es homeopatía, no significa necesariamente que es segura.

No es mejor cuando lo receta un doctor. Los medicamentos usados para el cólico están hechos de Belladona también. Los medicamentos pueden funcionar, pero no deberían ser usados por sus efectos secundarios.

¿Que hay sobre el buen y antiguo hábito del eructo? Eructar tras comer es, después de todo, comúnmente recomendado por pediatras, enfermeras y páginas webs para padres para promover la expulsión de los gases que acumulan mientras comen, con el objetivo de disminuir las molestias y los episodios de llanto. Pero, la evidencia científica sobre la eficacia del eructo es insuficiente – hasta que en 2014 un ensayo aleatorio controlado sobre la prevención del cólico y la regurgitación (también conocido como escupitajos) en bebés sanos. Y ¿Qué encontraron? El eructo es inútil para el cólico, y empeora la regurgitación. ¡Los bebés a los que se les hace eructar, regurgitan el doble de veces que los bebés  sin eructar!.

Entonces, ¿Cuál es un tratamiento efectivo? La eliminación de la proteína de leche de vaca  – dado que el cólico puede ser algún tipo de reacción alérgica. Hace décadas, se demostró que los niños alimentados con leche de vaca desarrollaron respuestas de anticuerpos a las proteínas bovinas, lo cual puede explicar el por qué los cólicos pueden mejorar tras cambiar la leche de fórmula de vaca a una leche hipoalergénica con proteína hidrolizada, o una leche de fórmula de soja.

Pero, los niños que toman lactancia materna tienen tasas similares de cólicos que los niños alimentados con leche de fórmula. Pero, entonces debe ser que la leche materna procedente de madres que toman lácteos, también contiene proteína de leche de vaca. Sabemos que la proteína de la leche de vaca puede pasar a la leche materna, y puede causar reacciones alérgicas serias, pero, ¿Qué hay del cólico?

Basado en estudios de niños alimentados con fórmula, el cólico es ya un síntoma bastante conocido de intolerancia a la proteína de leche de vaca desde los años 70. Entonces, pensando en que el cólico puede ser causado en los bebés alimentados con leche materna, por la transmisión de esta proteína de la madre al bebé a través de la leche, los investigadores probaron una dieta libre de lácteos para madres lactantes cuyos hijos tenían cólicos. 

De 19 bebés, el cólico desapareció repentinamente en 13 de ellos. Y 12 de esos 13, fueron capaces de hacer reaparecer los cólicos cuando se les retaba a las madres a tomar un poco de lácteos. Por ejemplo, un bebé varón desarrolla cólicos que desaparecen casi completamente en un día tras la eliminación de la leche de vaca en la dieta de mama, y vuelve repentinamente cuando la madre vuelve a los lácteos. Los investigadores concluyen que el tratamiento para el cólico infantil en bebés lactantes es una dieta libre de leche de vaca para la madre – una recomendación que continúa a día de hoy.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el vídeo más arriba. Esto es solo una aproximación del audio contribuída por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue contribuída por Verónica Núñez Romero.

Por favor considere ofrecerse como voluntario para ayudar a esta web.

 

Imágenes gracias a OmarMedinaFilms via Pixabay y MarkSweep via Wikimedia

Nota del Doctor

¿No es horrible una cirugía a corazón abierto? Me he vuelto cada vez más cínico con el paso de los años, pero todavía me choca como la profesión médica puede estar a veces tan terriblemente equivocada frente a una evidencia abrumadora y el sentido común. Ahora que las graduaciones en las escuelas médicas se aproximan al 50% hombres, 50% mujeres, espero que las cosas cambien a mejor.

Más información de los lácteos en la infancia y niñez.

Más información de embarazos saludables:

Si todavía no lo has hecho, te puedes suscribir a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This