64 videos

Mi abuela materna murió de alzhéimer, causa común de la demencia, que se manifiesta como pérdida de la función cognitiva, como pensar, recordar y razonar y también cambios en el comportamiento. De niño, me encantaba pasar tiempo con ella. Fue una abuela perfecta y espléndidamente cariñosa. Al envejecer, empezó a perder la razón. En ese entonces, yo asistía a la facultad de medicina, pero mi conocimiento recién adquirido era inútil. Ella cambió por completo. La que antes fue mi dulce y señorial abuela empezó a tirarle cosas a la gente y a maldecir. La persona que la cuidaba me mostró las marcas de dientes que, quien antes fue mi abuela amable y amorosa, le dejó en el brazo al morderla.

A diferencia de un problema con tu espalda o hasta en un órgano vital, la demencia puede atacar a tu ser. Mientras una apoplejía puede matarte de forma instantánea y sin aviso, la demencia involucra un declive más lento durante meses o años. Con el alzhéimer, en vez de placas repletas de colesterol en nuestras arterias, las placas que se forman con una sustancia llamada amiloide, se desarrollan en el mismo tejido cerebral, lo cual se asocia a la pérdida de memoria y, finalmente, la muerte.

A pesar de los miles de millones que se han destinado a investigaciones, no hay aún una cura ni un tratamiento efectivo, lo cual siempre deriva en la muerte. Sin embargo, la alimentación y los cambios en el estilo de vida podrían, potencialmente, prevenir millones de casos cada año. ¿Cómo? Hay un consenso emergente de que “lo que beneficia a nuestro corazón también beneficia a nuestra cabeza” porque se cree que la obstrucción de las arterias, en un cerebro con placa aterosclerótica, desempeña un rol primordial en el desarrollo del alzhéimer. Las autopsias han demostrado repetidamente que los pacientes con alzhéimer tienden a tener significativamente más acumulación de placa aterosclerótica y estrechamiento de las arterias del cerebro y obstrucción de las arterias internamente. Esto conlleva a que el cerebro con una placa repleta de colesterol reduzca drásticamente la cantidad de sangre y, por consiguiente, el oxígeno que recibe el cerebro. 

Crédito de la imagen: Alex Boyd / Unsplash. Esta imagen ha sido modificada.

Todos los videos de: Demencia

Pin It en Pinterest