Los beneficios del açaí en comparación con los arándanos para la función arterial

Los beneficios del açaí en comparación con los arándanos para la función arterial
4.17 (83.33%) 6 votes

Los efectos del açaí, los arándanos crudos y cocidos, las uvas, el cacao, el té verde y el jugo de naranja recién exprimido en la función arterial.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

“Las dietas basadas en plantas reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular” y de algunas de nuestras principales causas de muerte y discapacidad. “Algunos estudios han demostrado que las poblaciones con expectativas de vida más largas y menos propensas a la demencia subsisten bajo dietas basadas en plantas”. Entonces, ¿por qué enfocarnos en solo esta planta —el açaí— para la salud y funcionamiento cerebral? Bueno, “los alimentos ricos en polifenoles parecen aumentar la salud cerebral” y el açaí tiene una gran cantidad de polifenoles y antioxidantes. Por lo tanto, parece que pueden ayudar. Pero, si solo miramos los polifenoles, existe una docena de alimentos que contiene más cantidad por porción, como el saúco, frutas más normales como las ciruelas, la linaza, el chocolate negro o incluso una taza de café.

En cuanto a los antioxidantes, sí, el açaí contiene 10 veces más cantidad de antioxidantes que las frutas típicas, como los duraznos y la papaya, y 5 veces más que las fresas, pero comparándola con las moras, estas parecen tener aún más antioxidantes además de ser más económicas y fáciles de encontrar.

Ah, pero el açaí no solo tiene beneficios potenciales para el cerebro. Por ejemplo, protege los pulmones del daño producido por humo de cigarrillo. Quizá recuerdas el estudio en el que añadir açaí a los cigarrillos tenía un efecto protector contra el enfisema en ratones de laboratorio expuestos al humo. Aunque eso no es de mucha ayuda. Existe una larga lista de beneficios que parecen ser impresionantes hasta que hurgamos un poco más profundo. Por ejemplo, estaba emocionado por ver la “reducción del riesgo de enfermedad coronaria debido a un efecto vasodilatador”, pero se me fue cuando vi el estudio y descubrí que estaban hablando sobre el efecto vasodilatador en las arterias mesentéricas de las ratas. Hasta el 2016, no había estudios sobre el açaí y la función arterial de los humanos.

Los investigadores del estudio le dieron a los hombres participantes con sobrepeso un batido con cerca de dos tercios de taza de pulpa congelada de açaí y media banana y lo compararon con un batido placebo coloreado artificialmente, con banana pero sin açaí. Se obtiene una mejora significativa en la función arterial dos horas tras su consumo, que dura unas 6 horas. Ese puntaje de 1 o 2 es clínicamente significativo. Los que andaban por 1 punto solamente pasan a tener un 13% menos eventos cardiovasculares, como ataques al corazón fatales.

Puedes obtener los mismos efectos con los arándanos salvajes; cerca de un punto y medio más, 2 horas después de consumirlos. Este efecto va subiendo y se estanca al llegar a una taza y media de arándanos; dos tazas y media y tres tazas y media no muestran más beneficios.

¿Y si horneamos los arándanos en un panecillo, como un muffin de arándanos? Se obtiene el mismo efecto significativo en la función arterial.      

El cacao también puede hacer lo mismo. Una cucharada de cacao lo sube alrededor de 1 punto y dos cucharadas suben hasta 4 puntos, que sería el doble del efecto del açaí.

Una taza y un cuarto de uvas de varios colores provoca un buen aumento en la función arterial, suficiente para contrarrestar un ataque endotelial severo: un ataque súbito a la vulnerable capa interna de las arterias. Los investigadores les dieron a los sujetos un McMuffin de salchicha y huevo; cero bromas. Sin las uvas, la función arterial se hubiera reducido a la mitad en tan solo una hora y las arterias hubieran quedado endurecidas y encogidas tres horas después. Pero comer ese McMuffin con todas esas uvas casi no tiene ningún efecto.

Si comes una comida con una hamburguesa de carne, la función arterial desciende. Sin embargo, esa misma comida con especias, incluida una cucharadita y media de cúrcuma, y la función arterial mejora.

¿Qué hay del jugo de naranja? Cuatro tazas de jugo de naranja concentrado durante cuatro semanas y no hay cambios en la función arterial. Con el jugo recién exprimido, todavía nada. Esa es una de las razones por las que los frutos rojos son la fruta más saludable, y no los cítricos.

¿Quieres una bebida que mejore tu función arterial? El té verde. Dos tazas de té verde te dan el mismo efecto que el cacao, cerca de 4 puntos en media hora. Ocurre lo mismo con el té negro. Un efecto dos veces más poderoso que el açaí.

Así que, ¿por qué enfocarnos en una sola planta? Bueno, es probable que la verdadera razón sea que el autor del estudio tiene la patente de un suplemento a base de açaí.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Gabriela Rivera.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Íconos creados por Peter Parnican y Sagit Milshtein de The Noun Project.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

“Las dietas basadas en plantas reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular” y de algunas de nuestras principales causas de muerte y discapacidad. “Algunos estudios han demostrado que las poblaciones con expectativas de vida más largas y menos propensas a la demencia subsisten bajo dietas basadas en plantas”. Entonces, ¿por qué enfocarnos en solo esta planta —el açaí— para la salud y funcionamiento cerebral? Bueno, “los alimentos ricos en polifenoles parecen aumentar la salud cerebral” y el açaí tiene una gran cantidad de polifenoles y antioxidantes. Por lo tanto, parece que pueden ayudar. Pero, si solo miramos los polifenoles, existe una docena de alimentos que contiene más cantidad por porción, como el saúco, frutas más normales como las ciruelas, la linaza, el chocolate negro o incluso una taza de café.

En cuanto a los antioxidantes, sí, el açaí contiene 10 veces más cantidad de antioxidantes que las frutas típicas, como los duraznos y la papaya, y 5 veces más que las fresas, pero comparándola con las moras, estas parecen tener aún más antioxidantes además de ser más económicas y fáciles de encontrar.

Ah, pero el açaí no solo tiene beneficios potenciales para el cerebro. Por ejemplo, protege los pulmones del daño producido por humo de cigarrillo. Quizá recuerdas el estudio en el que añadir açaí a los cigarrillos tenía un efecto protector contra el enfisema en ratones de laboratorio expuestos al humo. Aunque eso no es de mucha ayuda. Existe una larga lista de beneficios que parecen ser impresionantes hasta que hurgamos un poco más profundo. Por ejemplo, estaba emocionado por ver la “reducción del riesgo de enfermedad coronaria debido a un efecto vasodilatador”, pero se me fue cuando vi el estudio y descubrí que estaban hablando sobre el efecto vasodilatador en las arterias mesentéricas de las ratas. Hasta el 2016, no había estudios sobre el açaí y la función arterial de los humanos.

Los investigadores del estudio le dieron a los hombres participantes con sobrepeso un batido con cerca de dos tercios de taza de pulpa congelada de açaí y media banana y lo compararon con un batido placebo coloreado artificialmente, con banana pero sin açaí. Se obtiene una mejora significativa en la función arterial dos horas tras su consumo, que dura unas 6 horas. Ese puntaje de 1 o 2 es clínicamente significativo. Los que andaban por 1 punto solamente pasan a tener un 13% menos eventos cardiovasculares, como ataques al corazón fatales.

Puedes obtener los mismos efectos con los arándanos salvajes; cerca de un punto y medio más, 2 horas después de consumirlos. Este efecto va subiendo y se estanca al llegar a una taza y media de arándanos; dos tazas y media y tres tazas y media no muestran más beneficios.

¿Y si horneamos los arándanos en un panecillo, como un muffin de arándanos? Se obtiene el mismo efecto significativo en la función arterial.      

El cacao también puede hacer lo mismo. Una cucharada de cacao lo sube alrededor de 1 punto y dos cucharadas suben hasta 4 puntos, que sería el doble del efecto del açaí.

Una taza y un cuarto de uvas de varios colores provoca un buen aumento en la función arterial, suficiente para contrarrestar un ataque endotelial severo: un ataque súbito a la vulnerable capa interna de las arterias. Los investigadores les dieron a los sujetos un McMuffin de salchicha y huevo; cero bromas. Sin las uvas, la función arterial se hubiera reducido a la mitad en tan solo una hora y las arterias hubieran quedado endurecidas y encogidas tres horas después. Pero comer ese McMuffin con todas esas uvas casi no tiene ningún efecto.

Si comes una comida con una hamburguesa de carne, la función arterial desciende. Sin embargo, esa misma comida con especias, incluida una cucharadita y media de cúrcuma, y la función arterial mejora.

¿Qué hay del jugo de naranja? Cuatro tazas de jugo de naranja concentrado durante cuatro semanas y no hay cambios en la función arterial. Con el jugo recién exprimido, todavía nada. Esa es una de las razones por las que los frutos rojos son la fruta más saludable, y no los cítricos.

¿Quieres una bebida que mejore tu función arterial? El té verde. Dos tazas de té verde te dan el mismo efecto que el cacao, cerca de 4 puntos en media hora. Ocurre lo mismo con el té negro. Un efecto dos veces más poderoso que el açaí.

Así que, ¿por qué enfocarnos en una sola planta? Bueno, es probable que la verdadera razón sea que el autor del estudio tiene la patente de un suplemento a base de açaí.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Gabriela Rivera.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Íconos creados por Peter Parnican y Sagit Milshtein de The Noun Project.

Pin It en Pinterest

Share This