BPA en los recibos: metiéndose debajo de nuestra piel

BPA en los recibos: metiéndose debajo de nuestra piel
5 (100%) 2 votes

El uso de lociones para la piel o desinfectantes de manos antes de tocar papel térmico (recibos de compras o billetes impresos) puede facilitar la absorción del BPA en el cuerpo.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por María Chudoba y Tatiana Fernández voluntarios activos en NutritionFacts.org. La revisión y edición de este contenido ha sido realizada por Leire Rosado. 

En 2008, el BPA (un compuesto químico del plástico) se prohibió en los biberones en Canadá; en Francia, en 2010, en toda Europa, en 2011 y en Estados Unidos, en 2012. En 2015, Francia prohibió el uso de este compuesto “en cualquier envase para alimentos o bebidas”, mientras que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) decidió que no era procedente. Pero, ¿qué pasa con los más de 90 estudios que enumeran la relación entre los niveles de BPA en la orina de las personas con una amplia gama de efectos negativos para la salud, como por ejemplo un claro y significante aumento de la probabilidad de desarrollar cardiopatías; diabetes; obesidad; deterioro de la función hepática, renal, y del sistema inmunológico; inflamación; efectos en la reproducción femenina (y masculina…); alteración de la función tiroidea y problemas del desarrollo en niños como agresividad, hiperactividad o problemas de aprendizaje. 

Solo un reducido número de estudios parecen apoyar las afirmaciones del gobierno federal de que las dosis bajas no tuvieron efecto. Entonces, ¿dónde está la contradicción? Los gobiernos determinan los niveles de seguridad mediante la introducción de tubos dentro de los estómagos de animales de laboratorio. El BPA se libera directamente en el estómago, desde donde a continuación se dirige al hígado para ser desintoxicado y transformado en una forma inactiva llamada glucurónido de BPA; así, apenas entra BPA activo en el torrente sanguíneo.

Pero eso no es lo que muestran los estudios en seres humanos: los sujetos presentan BPA activo en la sangre. Por ello, la respuesta de la FDA fue calificar todos los estudios en humanos de inverosímiles. El problema de rechazar de manera radical los datos en humanos es que podría haber fuentes de exposición al BPA que no son similares a la exposición estomacal mediante tubo en ratas. Después de todo, en realidad no es la manera en la que la comida entra a nuestro organismo. La masticamos y la movemos en la boca antes de que entre a nuestro estómago. Y resulta que “el BPA puede ser completamente absorbido de manera directa por el torrente sanguíneo desde la boca”, evitando así la desintoxicación directa del hígado. Lo mismo sucedería con el BPA absorbido a través de la piel. Entre el 1 y el 2% del peso del llamado papel térmico es BPA; esto equivale a tickets de caja, etiquetas de equipaje, billetes de autobús / tren, […] boletos de lotería… Al coger un recibo, el BPA puede pasar a nuestros dedos, especialmente si están húmedos o grasientos. Pero, ¿entonces nuestro organismo lo absorbe a través de la piel?

Bueno, se sabe que los cajeros tenían más BPA circulando a través de sus cuerpos; sin embargo, esto se comprobó en solo unas cuantas personas. Es el mismo problema de los estudios que han demostrado que las personas que llevan una alimentación principalmente vegana presentan unos niveles más bajos de BPA: es un tamaño de muestra demasiado reducido para sacar conclusiones reales. Se ha estimado que incluso los cajeros que manipulan recibos a diario podrían no exceder la ingesta tolerable. Sin embargo, esto puede cambiar si utilizan crema de manos o algo similar.

Muchos productos para el cuidado de la piel (desinfectantes de manos, lociones, jabones y protectores solares), contienen productos químicos que potencian la penetración a través de la piel. Por lo tanto, usar un desinfectante de manos antes de tocar un recibo podría, en teoría, provocar la ruptura de la barrera cutánea. En teoría.. hasta ahora.

Ahora sabemos que tocar un recibo y comer alimentos después de utilizar desinfectante de manos daría como resultado unos niveles altos de BPA activo en la sangre. Los investigadores de la Universidad de Missouri realizaron un estudio para imitar los aspectos del comportamiento de la gente en un restaurante de comida rápida, donde observaron que algunos utilizaron un desinfectante para manos, cogieron un recibo… y comieron alimentos con las manos. Descubrieron que cuando la gente cogía un recibo justo después de usar Purell (un desinfectante), el BPA pasaba a sus dedos y luego a las patatas fritas; acto seguido, la absorción combinada a través de piel y boca propició unos niveles significativos de BPA activo en sangre.

Podemos sostener un recibo en la mano durante 60 segundos y que nuestro organismo solo absorba 3 gramos. Pero si anteriormente empleamos desinfectante de manos, obtendremos 300 microgramos en apenas algunos segundos (cien veces más). Estos resultados demuestran que tan solo tocar unos segundos un recibo después de utilizar una crema de manos o algo similar podría transferir grandes cantidades de BPA.

Asimismo, también explicaría por qué tantísimos estudios en humanos muestran BPA activo en los organismos de los participantes, lo cual contradice las hipótesis basadas en los estudios del sistema digestivo de los roedores. Cuando los datos reales contradicen a las suposiciones, estas se rechazan. No obstante, lo que hizo la FDA fue rechazar los datos.

Por favor considera ser voluntario para ayudar en nuestro sitio web.

Créditos de imagen:  MPCA Photos a través de flickr. La imagen ha sido modificada.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por María Chudoba y Tatiana Fernández voluntarios activos en NutritionFacts.org. La revisión y edición de este contenido ha sido realizada por Leire Rosado. 

En 2008, el BPA (un compuesto químico del plástico) se prohibió en los biberones en Canadá; en Francia, en 2010, en toda Europa, en 2011 y en Estados Unidos, en 2012. En 2015, Francia prohibió el uso de este compuesto “en cualquier envase para alimentos o bebidas”, mientras que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) decidió que no era procedente. Pero, ¿qué pasa con los más de 90 estudios que enumeran la relación entre los niveles de BPA en la orina de las personas con una amplia gama de efectos negativos para la salud, como por ejemplo un claro y significante aumento de la probabilidad de desarrollar cardiopatías; diabetes; obesidad; deterioro de la función hepática, renal, y del sistema inmunológico; inflamación; efectos en la reproducción femenina (y masculina…); alteración de la función tiroidea y problemas del desarrollo en niños como agresividad, hiperactividad o problemas de aprendizaje. 

Solo un reducido número de estudios parecen apoyar las afirmaciones del gobierno federal de que las dosis bajas no tuvieron efecto. Entonces, ¿dónde está la contradicción? Los gobiernos determinan los niveles de seguridad mediante la introducción de tubos dentro de los estómagos de animales de laboratorio. El BPA se libera directamente en el estómago, desde donde a continuación se dirige al hígado para ser desintoxicado y transformado en una forma inactiva llamada glucurónido de BPA; así, apenas entra BPA activo en el torrente sanguíneo.

Pero eso no es lo que muestran los estudios en seres humanos: los sujetos presentan BPA activo en la sangre. Por ello, la respuesta de la FDA fue calificar todos los estudios en humanos de inverosímiles. El problema de rechazar de manera radical los datos en humanos es que podría haber fuentes de exposición al BPA que no son similares a la exposición estomacal mediante tubo en ratas. Después de todo, en realidad no es la manera en la que la comida entra a nuestro organismo. La masticamos y la movemos en la boca antes de que entre a nuestro estómago. Y resulta que “el BPA puede ser completamente absorbido de manera directa por el torrente sanguíneo desde la boca”, evitando así la desintoxicación directa del hígado. Lo mismo sucedería con el BPA absorbido a través de la piel. Entre el 1 y el 2% del peso del llamado papel térmico es BPA; esto equivale a tickets de caja, etiquetas de equipaje, billetes de autobús / tren, […] boletos de lotería… Al coger un recibo, el BPA puede pasar a nuestros dedos, especialmente si están húmedos o grasientos. Pero, ¿entonces nuestro organismo lo absorbe a través de la piel?

Bueno, se sabe que los cajeros tenían más BPA circulando a través de sus cuerpos; sin embargo, esto se comprobó en solo unas cuantas personas. Es el mismo problema de los estudios que han demostrado que las personas que llevan una alimentación principalmente vegana presentan unos niveles más bajos de BPA: es un tamaño de muestra demasiado reducido para sacar conclusiones reales. Se ha estimado que incluso los cajeros que manipulan recibos a diario podrían no exceder la ingesta tolerable. Sin embargo, esto puede cambiar si utilizan crema de manos o algo similar.

Muchos productos para el cuidado de la piel (desinfectantes de manos, lociones, jabones y protectores solares), contienen productos químicos que potencian la penetración a través de la piel. Por lo tanto, usar un desinfectante de manos antes de tocar un recibo podría, en teoría, provocar la ruptura de la barrera cutánea. En teoría.. hasta ahora.

Ahora sabemos que tocar un recibo y comer alimentos después de utilizar desinfectante de manos daría como resultado unos niveles altos de BPA activo en la sangre. Los investigadores de la Universidad de Missouri realizaron un estudio para imitar los aspectos del comportamiento de la gente en un restaurante de comida rápida, donde observaron que algunos utilizaron un desinfectante para manos, cogieron un recibo… y comieron alimentos con las manos. Descubrieron que cuando la gente cogía un recibo justo después de usar Purell (un desinfectante), el BPA pasaba a sus dedos y luego a las patatas fritas; acto seguido, la absorción combinada a través de piel y boca propició unos niveles significativos de BPA activo en sangre.

Podemos sostener un recibo en la mano durante 60 segundos y que nuestro organismo solo absorba 3 gramos. Pero si anteriormente empleamos desinfectante de manos, obtendremos 300 microgramos en apenas algunos segundos (cien veces más). Estos resultados demuestran que tan solo tocar unos segundos un recibo después de utilizar una crema de manos o algo similar podría transferir grandes cantidades de BPA.

Asimismo, también explicaría por qué tantísimos estudios en humanos muestran BPA activo en los organismos de los participantes, lo cual contradice las hipótesis basadas en los estudios del sistema digestivo de los roedores. Cuando los datos reales contradicen a las suposiciones, estas se rechazan. No obstante, lo que hizo la FDA fue rechazar los datos.

Por favor considera ser voluntario para ayudar en nuestro sitio web.

Créditos de imagen:  MPCA Photos a través de flickr. La imagen ha sido modificada.

Nota del Doctor

Espera, ¿por qué el BPA no ha sido prohibido? ¡Échale un vistazo al video!

Más sobre el BPA en:

  • ¿Como evitar la obesidad relacionada con el químico del plástico del BPA?
  • ¿Es Saludable la fruta enlatada?
  • El plástico del BPA y la disfunción sexual masculina

Otros ejemplos de errores cometidos por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) son:  

Hay otra clase de compuestos químicos que son preocupantes: los ftalatos. Más aquí:

Si no lo ha hecho todavía, puede suscribirse a mis videos gratuitamente haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This