¿Se debería revisar el nivel de colesterol en los niños?

Rate Video

La generación actual de niños estadounidenses podría ser una de las primeras generaciones en tener peor salud y una esperanza de vida más corta que la de sus padres.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Sonia Ramos y Adrian Bravo voluntarios activos en NutritionFacts.org. La revisión de la traducción ha sido realizada por Leire Rosado. 

Esto no es un trozo de pizza, pero podría, tal vez, considerarse el resultado de demasiados trozos de pizza. Así es el interior de nuestras principales arterias en una etapa avanzada de la aterosclerosis: recubiertas de grasa y colesterol. Sabemos, no obstante, que la enfermedad coronaria no aparece “por arte de magia”. La enfermedad comienza durante la infancia, y avanza desapercibida durante varias décadas hasta el típico pero inesperado punto final de dolor en el pecho, discapacidad o muerte, sin más.

Debemos recordar que la aterosclerosis comienza en la infancia con unas estrías grasas en las arterias, que son precursoras de las lesiones avanzadas que al final acaban con nuestra vida. Cuando alcanzamos los 20 años, el 20% de la superficie interior de la arteria que sale del corazón está cubierta de estrías grasas; por ello, hace 50 años los patólogos comenzaron a plantearse si las enfermedades del corazón las tratarían mejor los cardiólogos o los pediatras.

Ya que llegados los 30 muchos adultos jóvenes ya presentan una aterosclerosis coronaria avanzada, su intervención a partir de la treintena es lo que en realidad se llama “prevención secundaria”; con ella se intentan tratar los estragos de la enfermedad en lugar de prevenirlos, dado que seguramente ya exista una aterosclerosis avanzada.

Encima estamos exportando el problema a todo el mundo. Existen personas aparentemente sanas, jóvenes y delgadas; sin embargo, el 97% de sus arterias están en este estado. Por ello, incluso en los países en desarrollo (donde han adquirido nuestros hábitos alimenticios) se está presenciando una epidemia de enfermedad cardíaca y muerte súbita; eso si no les disparan primero, claro.

Es más, los factores de riesgo relacionados con la gravedad de estas lesiones tempranas son los mismos factores de riesgo que se relacionan con los ataques cardíacos de edades más avanzadas. Es decir, que es la misma enfermedad, pero en sus primeras etapas. Así, al ver tantos casos de esta enfermedad, los forenses encargados de realizar las autopsias de todos estos jóvenes comenzaron a recomendar hace bastantes años que las medidas preventivas se tienen que establecer mucho antes.

Desde hace más de un siglo sabemos que los niños pequeños presentan estrías grasas, pero no fue hasta el año 1994 cuando a un grupo de trabajo convocado por el gobierno se le ocurrió una idea innovadora. “La clave estratégica y la opción más viable para prevenir las enfermedades cardiovasculares es prevenir su desarrollo desde el primer momento”. 

En mi video “Las enfermedades cardiovasculares comienzan en la infancia” comenté que se detectaron estrías grasas (la primera etapa de la aterosclerosis) en las arterias de casi el 100% de los niños de 10 años que han crecido con la dieta occidental estándar. En reconocimiento de este hecho, la última recomendación de la Academia de Pediatría (Academy of Pediatrics) ha sido que se revise el nivel de colesterol de los niños de entre 9 y 11 años.

Por supuesto, el poder introducir estatinas en los Happy Meals tiene a las farmacéuticas salivando, pero la intervención a largo plazo con fármacos es muy cara y puede producir efectos secundarios. Se trata, más bien, de cambios en el estilo de vida.

En mi video “¿Cuántos cumplen los simples siete?” expongo unas impresionantes estadísticas en las que sólo 1 de cada 2000 adultos estadounidenses cumple los siete criterios de la Asociación Americana  del Corazón (American Heart Association) para una salud cardíaca adecuada. ¿Qué pasa con los adolescentes estadounidenses? De los 4673 adolescentes de entre 12 y 19 años que fueron estudiados, ninguno cumplió el objetivo. ¿Qué se puede deducir? Bueno, ya se sabe: la mayoría de los niños y niñas adolescentes no fuman. Las barras blancas indican el porcentaje de cumplimiento de los criterios; la mayoría no tenía sobrepeso, pero casi ninguno llevaba una dieta sana. Menos del 1% de los chicos y chicas cumplían unos criterios mínimos de dieta saludable.

Esta desagradable situación es lo que esconde este controvertido artículo, que sugiere que “la generación actual de niños y adolescentes en Estados Unidos —nuestros hijos— puede ser una de las primeras generaciones con una esperanza de vida más baja y peor salud que sus padres”.

Por favor, considera ofrecerte voluntario para ayudar en la web.

Créditos de imagen: Kristina DeMuth (imagen de portada) y Nicole Qualtier. Las imágenes han sido modificadas.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Sonia Ramos y Adrian Bravo voluntarios activos en NutritionFacts.org. La revisión de la traducción ha sido realizada por Leire Rosado. 

Esto no es un trozo de pizza, pero podría, tal vez, considerarse el resultado de demasiados trozos de pizza. Así es el interior de nuestras principales arterias en una etapa avanzada de la aterosclerosis: recubiertas de grasa y colesterol. Sabemos, no obstante, que la enfermedad coronaria no aparece “por arte de magia”. La enfermedad comienza durante la infancia, y avanza desapercibida durante varias décadas hasta el típico pero inesperado punto final de dolor en el pecho, discapacidad o muerte, sin más.

Debemos recordar que la aterosclerosis comienza en la infancia con unas estrías grasas en las arterias, que son precursoras de las lesiones avanzadas que al final acaban con nuestra vida. Cuando alcanzamos los 20 años, el 20% de la superficie interior de la arteria que sale del corazón está cubierta de estrías grasas; por ello, hace 50 años los patólogos comenzaron a plantearse si las enfermedades del corazón las tratarían mejor los cardiólogos o los pediatras.

Ya que llegados los 30 muchos adultos jóvenes ya presentan una aterosclerosis coronaria avanzada, su intervención a partir de la treintena es lo que en realidad se llama “prevención secundaria”; con ella se intentan tratar los estragos de la enfermedad en lugar de prevenirlos, dado que seguramente ya exista una aterosclerosis avanzada.

Encima estamos exportando el problema a todo el mundo. Existen personas aparentemente sanas, jóvenes y delgadas; sin embargo, el 97% de sus arterias están en este estado. Por ello, incluso en los países en desarrollo (donde han adquirido nuestros hábitos alimenticios) se está presenciando una epidemia de enfermedad cardíaca y muerte súbita; eso si no les disparan primero, claro.

Es más, los factores de riesgo relacionados con la gravedad de estas lesiones tempranas son los mismos factores de riesgo que se relacionan con los ataques cardíacos de edades más avanzadas. Es decir, que es la misma enfermedad, pero en sus primeras etapas. Así, al ver tantos casos de esta enfermedad, los forenses encargados de realizar las autopsias de todos estos jóvenes comenzaron a recomendar hace bastantes años que las medidas preventivas se tienen que establecer mucho antes.

Desde hace más de un siglo sabemos que los niños pequeños presentan estrías grasas, pero no fue hasta el año 1994 cuando a un grupo de trabajo convocado por el gobierno se le ocurrió una idea innovadora. “La clave estratégica y la opción más viable para prevenir las enfermedades cardiovasculares es prevenir su desarrollo desde el primer momento”. 

En mi video “Las enfermedades cardiovasculares comienzan en la infancia” comenté que se detectaron estrías grasas (la primera etapa de la aterosclerosis) en las arterias de casi el 100% de los niños de 10 años que han crecido con la dieta occidental estándar. En reconocimiento de este hecho, la última recomendación de la Academia de Pediatría (Academy of Pediatrics) ha sido que se revise el nivel de colesterol de los niños de entre 9 y 11 años.

Por supuesto, el poder introducir estatinas en los Happy Meals tiene a las farmacéuticas salivando, pero la intervención a largo plazo con fármacos es muy cara y puede producir efectos secundarios. Se trata, más bien, de cambios en el estilo de vida.

En mi video “¿Cuántos cumplen los simples siete?” expongo unas impresionantes estadísticas en las que sólo 1 de cada 2000 adultos estadounidenses cumple los siete criterios de la Asociación Americana  del Corazón (American Heart Association) para una salud cardíaca adecuada. ¿Qué pasa con los adolescentes estadounidenses? De los 4673 adolescentes de entre 12 y 19 años que fueron estudiados, ninguno cumplió el objetivo. ¿Qué se puede deducir? Bueno, ya se sabe: la mayoría de los niños y niñas adolescentes no fuman. Las barras blancas indican el porcentaje de cumplimiento de los criterios; la mayoría no tenía sobrepeso, pero casi ninguno llevaba una dieta sana. Menos del 1% de los chicos y chicas cumplían unos criterios mínimos de dieta saludable.

Esta desagradable situación es lo que esconde este controvertido artículo, que sugiere que “la generación actual de niños y adolescentes en Estados Unidos —nuestros hijos— puede ser una de las primeras generaciones con una esperanza de vida más baja y peor salud que sus padres”.

Por favor, considera ofrecerte voluntario para ayudar en la web.

Créditos de imagen: Kristina DeMuth (imagen de portada) y Nicole Qualtier. Las imágenes han sido modificadas.

Nota del Doctor

Estos son los enlaces a los videos a los que he hecho referencia:

La enfermedad cardíaca comienza en la infancia ¿Cuántos cumplen los simples siete?

Y si piensas que la aterosclerosis a los diez años es mala, echa un vistazo a La enfermedad cardíaca que puede comenzar en el útero.

¿A qué efectos secundarios se hacen referencia al hablar sobre los fármacos para la reducción del colesterol? Véase Toxicidad muscular de las estatinas. No creo que la mayor parte de gente (¡médicos y pacientes por igual!) se den cuenta de lo relativamente ineficaces son estos fármacos. Obsérvese, por ejemplo, El beneficio real de la dieta frente a las drogas.

El colesterol puede hacer más que simplemente obstruir y acumularse en nuestras arterias. Véase Los cristales de colesterol pueden desgarrar la capa interna de las arterias.

Entonces, ¿cuál es El nivel óptimo de colesterol? ¡Ve el vídeo!

¿Es importante el tamaño del colesterol? ¡Aquí va otro vídeo!

Sin embargo, demos un paso atrás. ¿Qué pasa con todos los “escépticos del colesterol”? ¿Cómo sabemos que el colesterol es la causa de las enfermedades cardiovasculares? ¡Ese es el tema de mi próximo vídeo!

Si todavía no lo has hecho, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This