¿Son las frutas enlatadas tan saludables?

¿Son las frutas enlatadas tan saludables?
5 (100%) 1 vote

Quizás las guías dietéticas deberían enfatizar el consumo de fruta fresca, congelada, y deshidratada, en lugar de las enlatadas.

Comenta
Comparte

Las latas de comida solían ser soldadas con compuestos de plomo, tanto que las personas que vivían comiendo alimentos enlatados pueden haber muerto a causa de envenenamiento por plomo. Afortunadamente, esto ya no es un problema en los Estados Unidos. La contaminación por plomo en realidad fue una de las primeras prioridades de la FDA, antes de que se llamara la FDA, en 1906. Es genial que los periódicos tengan archivos en línea desde hace un siglo por lo que podemos leer sobre los acontecimientos históricos importantes como “la FDA propone que las latas soldadas con plomo sean prohibidas”, allá por 1993, puesto en vigor en 1995. Evidentemente, fue complicado porque la soldadura de plomo era una sustancia previamente sancionada.

Ahora que el plomo ha desaparecido, ¿son los alimentos enlatados saludables? Depende principalmente de lo que hay en la lata. Si se trata de un picadillo de carne enlatado, mejor no comerlo. Sin embargo, vamos a darle a la comida enlatada el beneficio a la duda. ¿Qué pasa con las frutas enlatadas?

Sabemos que las frutas y verduras en general pueden ayudar a protegernos de morir por una enfermedad cardiovascular. Y cuando se trata de prevenir apoplejías, la fruta puede ser aún más protectora. Pero se desconocía si procesar los alimentos afecta esta asociación. Este estudio encontró que los vegetales sin procesar, principalmente manzanas y naranjas, parecían superior a los vegetales procesados. Pero eso era principalmente en el zumo de naranja y de manzana. No es de sorprender que la fruta entera es mejor que el zumo de fruta. ¿Qué pasa con la fruta entera, dentro de una lata? Las pautas dietéticas alientan el consumo de todas las frutas: frescas, congeladas, y enlatadas. Pero pocos estudios han examinado los beneficios para la salud de las frutas enlatadas, hasta ahora. Las frutas enlatadas no parecían capaces de permitir que la gente viviera más tiempo. De hecho, cambiar frutas frescas o deshidratadas por frutas enlatadas podría incluso acortar la vida. Así que tal vez las directrices dietéticas deberían hacer hincapié en aquellas frescas, congeladas, y deshidratadas, en lugar de enlatadas.

¿Por qué la diferencia? No hay más plomo, pero están los plásticos químicos (BPA) que se utilizan en el revestimiento de la mayoría de las latas, que puede lixiviarse en la comida y contrarrestar algunos de los beneficios de la fruta. Recientemente, los niveles en sangre de este producto químico se asoció con un engrosamiento de la mucosa de las arterias que van hasta el cerebro de los adultos jóvenes, por ejemplo. La fruta enlatada viene a menudo también hasta arriba de sirope, con todo ese azúcar añadido, y el proceso de enlatado podría disminuir algunos nutrientes, potencialmente eliminando del 20% al 40% de los fitonutrientes fenólicos, y aproximadamente la mitad de la vitamina C.

Puede que una de las razones por la que los cítricos parecen especialmente protectores es la vitamina C. Parece que cuanto más vitamina C en nuestra dieta, menor será nuestro riesgo de apoplejía; y cuanto más vitamina C en nuestro torrente sanguíneo, menor será nuestro riesgo de apoplejía. Pero, ¿cómo llegó la vitamina C a nuestro torrente sanguíneo? Estas personas deben haber estado comiendo una gran cantidad de alimentos saludables, como los cítricos, frutas tropicales, brócoli, pimientos.

Por lo tanto, el efecto observado de la vitamina C en la reducción de apoplejías puede ser simplemente un representante de alimentos saludables específicos que reducen el riesgo de apoplejía. ¿Cómo podríamos saberlo? Bueno, podríamos darle a la gente sólo pastillas de vitamina C en su lugar, y ver si funcionan. Y no funcionan.

Los cítricos tienen todo tipo de otros compuestos asociados con un menor riesgo de apoplejía. El conjunto es mayor que la suma de sus partes. No se puede capturar a la Madre Naturaleza en una píldora. Es como la historia apócrifa del beta-caroteno. Docenas de estudios demostraron que las personas que comían más alimentos ricos en beta-caroteno, como las verduras verdes y los boniatos, y quienes tenían más beta-caroteno circulando en sus cuerpos, tenían menor riesgo de cáncer. Pero, ¿cuánto dinero puedes ganar vendiendo zanahorias? Así que trataron de dar a la gente pastillas de beta-caroteno, y no sólo no funcionaban; pueden incluso haber causado más cáncer.

De modo que, asumí que este investigador del Instituto Nacional del Cáncer llegaría a la conclusión obvia: vegetales, no pastillas. Pero no; tal vez deberíamos haber probado píldoras con dosis más bajas, o tal vez píldoras de alfa-caroteno, o píldoras con otros fitoquímicos, o múltiples combinaciones. Después de todo, es probable que ni el público ni la comunidad científica estén satisfechos con recomendaciones que traten únicamente con meros alimentos.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes y citas a las que el Dr. Greger se refiere, vea el video anterior. Esto es sólo una aproximación del audio aportada por Katie Schloer. Traducción y edición de Natalia Szydowski y Adrián Bravo López.

Por favor, considera ser voluntario para ayudar en la web.

Imagen gracias a 445693 vía Pixabay

Las latas de comida solían ser soldadas con compuestos de plomo, tanto que las personas que vivían comiendo alimentos enlatados pueden haber muerto a causa de envenenamiento por plomo. Afortunadamente, esto ya no es un problema en los Estados Unidos. La contaminación por plomo en realidad fue una de las primeras prioridades de la FDA, antes de que se llamara la FDA, en 1906. Es genial que los periódicos tengan archivos en línea desde hace un siglo por lo que podemos leer sobre los acontecimientos históricos importantes como “la FDA propone que las latas soldadas con plomo sean prohibidas”, allá por 1993, puesto en vigor en 1995. Evidentemente, fue complicado porque la soldadura de plomo era una sustancia previamente sancionada.

Ahora que el plomo ha desaparecido, ¿son los alimentos enlatados saludables? Depende principalmente de lo que hay en la lata. Si se trata de un picadillo de carne enlatado, mejor no comerlo. Sin embargo, vamos a darle a la comida enlatada el beneficio a la duda. ¿Qué pasa con las frutas enlatadas?

Sabemos que las frutas y verduras en general pueden ayudar a protegernos de morir por una enfermedad cardiovascular. Y cuando se trata de prevenir apoplejías, la fruta puede ser aún más protectora. Pero se desconocía si procesar los alimentos afecta esta asociación. Este estudio encontró que los vegetales sin procesar, principalmente manzanas y naranjas, parecían superior a los vegetales procesados. Pero eso era principalmente en el zumo de naranja y de manzana. No es de sorprender que la fruta entera es mejor que el zumo de fruta. ¿Qué pasa con la fruta entera, dentro de una lata? Las pautas dietéticas alientan el consumo de todas las frutas: frescas, congeladas, y enlatadas. Pero pocos estudios han examinado los beneficios para la salud de las frutas enlatadas, hasta ahora. Las frutas enlatadas no parecían capaces de permitir que la gente viviera más tiempo. De hecho, cambiar frutas frescas o deshidratadas por frutas enlatadas podría incluso acortar la vida. Así que tal vez las directrices dietéticas deberían hacer hincapié en aquellas frescas, congeladas, y deshidratadas, en lugar de enlatadas.

¿Por qué la diferencia? No hay más plomo, pero están los plásticos químicos (BPA) que se utilizan en el revestimiento de la mayoría de las latas, que puede lixiviarse en la comida y contrarrestar algunos de los beneficios de la fruta. Recientemente, los niveles en sangre de este producto químico se asoció con un engrosamiento de la mucosa de las arterias que van hasta el cerebro de los adultos jóvenes, por ejemplo. La fruta enlatada viene a menudo también hasta arriba de sirope, con todo ese azúcar añadido, y el proceso de enlatado podría disminuir algunos nutrientes, potencialmente eliminando del 20% al 40% de los fitonutrientes fenólicos, y aproximadamente la mitad de la vitamina C.

Puede que una de las razones por la que los cítricos parecen especialmente protectores es la vitamina C. Parece que cuanto más vitamina C en nuestra dieta, menor será nuestro riesgo de apoplejía; y cuanto más vitamina C en nuestro torrente sanguíneo, menor será nuestro riesgo de apoplejía. Pero, ¿cómo llegó la vitamina C a nuestro torrente sanguíneo? Estas personas deben haber estado comiendo una gran cantidad de alimentos saludables, como los cítricos, frutas tropicales, brócoli, pimientos.

Por lo tanto, el efecto observado de la vitamina C en la reducción de apoplejías puede ser simplemente un representante de alimentos saludables específicos que reducen el riesgo de apoplejía. ¿Cómo podríamos saberlo? Bueno, podríamos darle a la gente sólo pastillas de vitamina C en su lugar, y ver si funcionan. Y no funcionan.

Los cítricos tienen todo tipo de otros compuestos asociados con un menor riesgo de apoplejía. El conjunto es mayor que la suma de sus partes. No se puede capturar a la Madre Naturaleza en una píldora. Es como la historia apócrifa del beta-caroteno. Docenas de estudios demostraron que las personas que comían más alimentos ricos en beta-caroteno, como las verduras verdes y los boniatos, y quienes tenían más beta-caroteno circulando en sus cuerpos, tenían menor riesgo de cáncer. Pero, ¿cuánto dinero puedes ganar vendiendo zanahorias? Así que trataron de dar a la gente pastillas de beta-caroteno, y no sólo no funcionaban; pueden incluso haber causado más cáncer.

De modo que, asumí que este investigador del Instituto Nacional del Cáncer llegaría a la conclusión obvia: vegetales, no pastillas. Pero no; tal vez deberíamos haber probado píldoras con dosis más bajas, o tal vez píldoras de alfa-caroteno, o píldoras con otros fitoquímicos, o múltiples combinaciones. Después de todo, es probable que ni el público ni la comunidad científica estén satisfechos con recomendaciones que traten únicamente con meros alimentos.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes y citas a las que el Dr. Greger se refiere, vea el video anterior. Esto es sólo una aproximación del audio aportada por Katie Schloer. Traducción y edición de Natalia Szydowski y Adrián Bravo López.

Por favor, considera ser voluntario para ayudar en la web.

Imagen gracias a 445693 vía Pixabay

Nota del Doctor

Acabo de hacer un video hace unas semanas sobre el bisfenol A, el producto químico que reviste las latas. Puedes echar un ojo en cómo evitar el plástico químico BPA relacionado con la obesidad.

Cierro con otra regla contra el reduccionismo. Acabo de hacer un video completo sobre eso también. ¿Por qué está tan comercializa la nutrición?, así como el Reduccionismo y la mentalidad de deficiencias.

¿Es la fruta fresca realmente tan saludable? Ve si la fructosa es mala, ¿qué pasa con la fruta? y ¿cuánta fruta es demasiada?

Ahora que no hay más plomo en las latas, ¿estamos de alguna otra manera expuestos a las toxinas de los metales pesados? Ve:

Si todavía no lo has hecho, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This