El ayuno para revertir la diabetes

4.7/5 - (7 votes)

¿Puede el ayuno revertir la diabetes? Al perder un 15% de peso corporal, casi el 90% de quienes han tenido diabetes tipo 2 durante menos de 4 años pueden entrar en remisión.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por María Belén Oliva voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Actualmente, casi medio billón de adultos tiene diabetes, y se espera un aumento del 50 por ciento en otra generación. Tengo muchísimos videos sobre las mejores dietas para la diabetes, pero ¿qué tal si no existieran dietas?

Hace más de un siglo, se decía que el ayuno era la cura para la diabetes, que detenía su desarrollo con rapidez y causaba la desaparición de todas sus manifestaciones en varios días o semanas. Aun así, es obvio que la inanición te conducirá a tu desaparición, si dura el tiempo suficiente. ¿Cuál es el punto del ayuno si va a volver con furia no bien reinicies la dieta que la causó? ¿Podría ser útil empezar una dieta más saludable? Veamos lo que dice la ciencia.

Hace mucho que la diabetes tipo 2 se considera una enfermedad de exceso, una enfermedad de los ricos ociosos, por la que se refieren a todo aquel que no practique un esfuerzo corporal vigoroso y sostenido todos los días, y que gane lo suficiente como para comer con regularidad más de lo que necesitan, así que la diabetes es prevenible, y tal vez tratable. Si morimos por comer mucho, tal vez nos salvemos si comemos poco. Esto se sugirió hace unos 2000 años en un texto ayurvédico. Se alentó a los diabéticos a vivir como santos, caminar, 1300 km, hacer un estanque, o vivir solo a base de estiércol y orina de vaca. 

Eso me recuerda a la dieta de John Rollo para la diabetes propuesta en 1797, basada en carne rancia. Y que estaba por encima de los fármacos tipo ipecacuana que él usó para producir enfermedades crónicas y vómitos. Todo lo que produzca enfermedades ejerce un alivio temporal en la diabetes, al disminuir la cantidad de alimentos consumidos, y su plan de dieta, sangre congelada para el almuerzo y carne en al estado para la cena, ciertamente tuvieron ese efecto.

Se observaron beneficios similares en diabéticos durante el sitio de París en la Guerra franco-prusiana, lo que llevó a la sugerencia de “Mangez le moins possible”, coman lo menos posible. Esto se formalizó en el tratamiento de inanición de Allen, considerado como el mayor avance médico en el tratamiento de la diabetes antes del descubrimiento de la insulina. Antes de eso, existía la Era de Allen.

Observó informes en la bibliografía clínica de la diabetes crónica que aclaran enfermedades debilitantes como la tuberculosis; así que quiso probar. Descubrió que aún en el tipo más grave de diabetes, podía eliminar el azúcar de la orina de las personas en un plazo de 10 días. Por supuesto, esa es la parte fácil: la cuestión es mantenerla una vez que empiezan a comer otra vez, así que se aferró a dos principios: mantenerlos con bajo peso y restringir la cantidad de grasa. Un diabético crónico puede no tener síntomas durante días o semanas, pero si come mantequilla o aceite de oliva la enfermedad puede volver con furia.

Como ya lo dije, la diabetes es una enfermedad de toxicidad grasa. Si pones grasa en las venas de las personas con una vía intravenosa, con un escáner de resonancia magnética de alta tecnología podrás mostrar cómo se acumula la grasa muscular en unas horas, junto con un aumento de la resistencia a la insulina. Lo mismo pasa cuando se hacen dietas altas en grasas durante tres días, o incluso un solo día, o solo una comida puede aumentar la resistencia a la insulina en seis horas. El consumo elevado de grasas en la dieta aumenta la resistencia a la insulina. ¿Por qué nos importa? Porque la resistencia a la insulina en los músculos en un contexto de muchas calorías conduce a una acumulación de grasa en el hígado, luego en el páncreas, que, al final, es lo que causa la diabetes. La diabetes tipo 2 ahora la podemos entender como un estado de exceso de grasa en el hígado y el páncreas y que es reversible durante por lo menos 10 años en casi todas las personas.

Si la gente sigue una dieta muy baja en calorías, unas 700 calorías al día, la grasa puede ser aspirada fuera de las células del músculo, y se consigue un aumento en la sensibilidad de la insulina. La grasa es entonces succionada fuera del hígado, y si se mantiene elevada la grasa sale del páncreas, y si se descubre a tiempo se puede revertir la diabetes tipo 2, lo que significa azúcares normales en una dieta normal.

Con la pérdida del 15 % del peso corporal, el 90 % de los que tuvieron diabetes tipo 2 durante menos de cuatro años logran la remisión, mientras que es reversible en el 50 % de los que la tuvieron durante más de ocho años. Eso es mejor que la cirugía bariátrica, en la que los que pierden aún más peso solo tuvieron 62 y 26 % de remisiones. Los tenedores son más efectivos que los bisturíes del cirujano. Esto es lo que se tiene que bajar para alcanzar varias tasas de remisión en los que tuvieron diabetes durante un promedio de tres años. Si se bajan unos 14 kilos, casi todos los diabéticos tipo 2 recientes pueden revertirla; así que con una lucha extensa de ayuno médico supervisado con solo agua se podría lograr, pero hay que mantener la pérdida de peso. Una de las cosas que podemos decir con certeza es que si se recupera el peso, se recupera la diabetes.

Para concluir, la euforia inicial sobre el “mayor milagro de la medicina”, el descubrimiento de la insulina en 1921, pronto dio paso a la comprensión de que, si bien salvaba la vida de los diabéticos tipo 1, solo el uso de insulina en los diabéticos tipo 2 no sería suficiente para prevenir el inicio posterior de complicaciones como insuficiencia renal, ceguera, acv, amputaciones; como argumentó uno de los pioneros más famosos en la diabetes, Elliot Joslin, la autodisciplina en la dieta y el ejercicio, como pasaba antes de la insulina, debería ser fundamental para el manejo de la diabetes.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por María Belén Oliva voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Actualmente, casi medio billón de adultos tiene diabetes, y se espera un aumento del 50 por ciento en otra generación. Tengo muchísimos videos sobre las mejores dietas para la diabetes, pero ¿qué tal si no existieran dietas?

Hace más de un siglo, se decía que el ayuno era la cura para la diabetes, que detenía su desarrollo con rapidez y causaba la desaparición de todas sus manifestaciones en varios días o semanas. Aun así, es obvio que la inanición te conducirá a tu desaparición, si dura el tiempo suficiente. ¿Cuál es el punto del ayuno si va a volver con furia no bien reinicies la dieta que la causó? ¿Podría ser útil empezar una dieta más saludable? Veamos lo que dice la ciencia.

Hace mucho que la diabetes tipo 2 se considera una enfermedad de exceso, una enfermedad de los ricos ociosos, por la que se refieren a todo aquel que no practique un esfuerzo corporal vigoroso y sostenido todos los días, y que gane lo suficiente como para comer con regularidad más de lo que necesitan, así que la diabetes es prevenible, y tal vez tratable. Si morimos por comer mucho, tal vez nos salvemos si comemos poco. Esto se sugirió hace unos 2000 años en un texto ayurvédico. Se alentó a los diabéticos a vivir como santos, caminar, 1300 km, hacer un estanque, o vivir solo a base de estiércol y orina de vaca. 

Eso me recuerda a la dieta de John Rollo para la diabetes propuesta en 1797, basada en carne rancia. Y que estaba por encima de los fármacos tipo ipecacuana que él usó para producir enfermedades crónicas y vómitos. Todo lo que produzca enfermedades ejerce un alivio temporal en la diabetes, al disminuir la cantidad de alimentos consumidos, y su plan de dieta, sangre congelada para el almuerzo y carne en al estado para la cena, ciertamente tuvieron ese efecto.

Se observaron beneficios similares en diabéticos durante el sitio de París en la Guerra franco-prusiana, lo que llevó a la sugerencia de “Mangez le moins possible”, coman lo menos posible. Esto se formalizó en el tratamiento de inanición de Allen, considerado como el mayor avance médico en el tratamiento de la diabetes antes del descubrimiento de la insulina. Antes de eso, existía la Era de Allen.

Observó informes en la bibliografía clínica de la diabetes crónica que aclaran enfermedades debilitantes como la tuberculosis; así que quiso probar. Descubrió que aún en el tipo más grave de diabetes, podía eliminar el azúcar de la orina de las personas en un plazo de 10 días. Por supuesto, esa es la parte fácil: la cuestión es mantenerla una vez que empiezan a comer otra vez, así que se aferró a dos principios: mantenerlos con bajo peso y restringir la cantidad de grasa. Un diabético crónico puede no tener síntomas durante días o semanas, pero si come mantequilla o aceite de oliva la enfermedad puede volver con furia.

Como ya lo dije, la diabetes es una enfermedad de toxicidad grasa. Si pones grasa en las venas de las personas con una vía intravenosa, con un escáner de resonancia magnética de alta tecnología podrás mostrar cómo se acumula la grasa muscular en unas horas, junto con un aumento de la resistencia a la insulina. Lo mismo pasa cuando se hacen dietas altas en grasas durante tres días, o incluso un solo día, o solo una comida puede aumentar la resistencia a la insulina en seis horas. El consumo elevado de grasas en la dieta aumenta la resistencia a la insulina. ¿Por qué nos importa? Porque la resistencia a la insulina en los músculos en un contexto de muchas calorías conduce a una acumulación de grasa en el hígado, luego en el páncreas, que, al final, es lo que causa la diabetes. La diabetes tipo 2 ahora la podemos entender como un estado de exceso de grasa en el hígado y el páncreas y que es reversible durante por lo menos 10 años en casi todas las personas.

Si la gente sigue una dieta muy baja en calorías, unas 700 calorías al día, la grasa puede ser aspirada fuera de las células del músculo, y se consigue un aumento en la sensibilidad de la insulina. La grasa es entonces succionada fuera del hígado, y si se mantiene elevada la grasa sale del páncreas, y si se descubre a tiempo se puede revertir la diabetes tipo 2, lo que significa azúcares normales en una dieta normal.

Con la pérdida del 15 % del peso corporal, el 90 % de los que tuvieron diabetes tipo 2 durante menos de cuatro años logran la remisión, mientras que es reversible en el 50 % de los que la tuvieron durante más de ocho años. Eso es mejor que la cirugía bariátrica, en la que los que pierden aún más peso solo tuvieron 62 y 26 % de remisiones. Los tenedores son más efectivos que los bisturíes del cirujano. Esto es lo que se tiene que bajar para alcanzar varias tasas de remisión en los que tuvieron diabetes durante un promedio de tres años. Si se bajan unos 14 kilos, casi todos los diabéticos tipo 2 recientes pueden revertirla; así que con una lucha extensa de ayuno médico supervisado con solo agua se podría lograr, pero hay que mantener la pérdida de peso. Una de las cosas que podemos decir con certeza es que si se recupera el peso, se recupera la diabetes.

Para concluir, la euforia inicial sobre el “mayor milagro de la medicina”, el descubrimiento de la insulina en 1921, pronto dio paso a la comprensión de que, si bien salvaba la vida de los diabéticos tipo 1, solo el uso de insulina en los diabéticos tipo 2 no sería suficiente para prevenir el inicio posterior de complicaciones como insuficiencia renal, ceguera, acv, amputaciones; como argumentó uno de los pioneros más famosos en la diabetes, Elliot Joslin, la autodisciplina en la dieta y el ejercicio, como pasaba antes de la insulina, debería ser fundamental para el manejo de la diabetes.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

Nota del Doctor

Echa un vistazo a La diabetes como enfermedad de toxicidad por grasa para saber más sobre la causa subyacente de la enfermedad.

Para obtener más información sobre el ayuno para la reversión de la enfermedad, mira:

Estos fueron originalmente parte de una serie de un webinar que también incluyó un video sobre el ayuno para el cáncer. Más adelante, publicaremos los videos sobre el cáncer en NutritionFacts.org, pero si no puedes esperar, los encuentras a todos en una descarga digital ahora.

El ayuno no es la mejor manera de perder peso. Para obtener más información, mira:

¿Cuál es la mejor manera de perder peso? Mira La mejor dieta para la pérdida de peso y la prevención de enfermedades.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This