El ayuno para el síndrome del intestino irritable

El ayuno para el síndrome del intestino irritable
5 (100%) 2 votes

Más de la mitad de quienes padecen de intestino irritable parecen tener una alergia alimentaria poco común.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Marina Campi voluntaria activa en NutritionFacts.org.

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal crónico que afecta aproximadamente a una de cada diez personas. Es posible que hayas oído hablar de las dietas bajas en FODMAP, pero no parecen funcionar mejor que el consejo estándar de evitar cosas como el café o los alimentos picantes o grasos; de hecho, apenas se pueden distinguir. Pero la mayoría de los pacientes con SII parecen reaccionar a alimentos específicos, como el trigo, los lácteos, la salsa de soja o los huevos. Sin embargo, cuando se los analiza para detectar las alergias alimentarias típicas, pueden obtener un resultado negativo en las pruebas de punción cutánea. Pero lo que queremos saber no es lo que sucede en tu piel sino dentro de tus intestinos. Para eso: endomicroscopía láser confocal. Genial, ¿verdad? Se desliza un microscopio por la garganta del paciente hasta su intestino, se colocan algunos alimentos y se observa en tiempo real cómo la pared intestinal se inflama y gotea. De hecho, se puede ver cómo se forman grietas en cuestión de minutos. Pero nunca se había probado en un grupo grande de pacientes con SII hasta ahora.

Con esta nueva tecnología, los investigadores descubrieron que más de la mitad de los pacientes con SII tienen este tipo de reacción a varios alimentos, lo que ellos llaman una alergia alimentaria atípica que pasa desapercibida en las pruebas de alergia tradicionales. Si se excluyen esos alimentos de la dieta se obtendrá un alivio significativo de los síntomas. Pero fuera de un estudio médico, no hay forma de saber qué alimentos son culpables sin probar tu propia dieta de exclusión. Y no hay mayor dieta de exclusión que la exclusión de todo.

Una mujer de 25 años se quejó de dolor abdominal, hinchazón y diarrea durante un año, y los medicamentos no parecían ayudar. Pero después de ayunar durante 10 días, sus síntomas mejoraron considerablemente y parecieron permanecer así al menos hasta 18 meses después. Y no fue solo una mejora subjetiva. Se tomaron biopsias que mostraron que la inflamación disminuyó, midieron directamente su irritabilidad intestinal y le colocaron globos expandibles y electrodos en el recto para medir los cambios en su sensibilidad a la presión y a la estimulación eléctrica. El ayuno pareció reiniciar su instinto, pero que haya funcionado para ella no significa que funcione para otros. Los informes de casos son más útiles cuando inspiran a los investigadores a ponerlos a prueba.

A pesar de los esfuerzos de investigación, el tratamiento médico para esta afección aún es insatisfactorio. Podemos intentar suprimir los síntomas con medicamentos, pero ¿qué hacemos cuando ni siquiera eso funciona? En un estudio de 84 pacientes con SII, 58 de los cuales fracasaron en el tratamiento básico que consistía en farmacoterapia y psicoterapia breve, 36 de los 58 que aún sufrían la afección se sometieron a 10 días de ayuno, mientras que los otros 22 continuaron con el tratamiento básico. Aquellos en el grupo de ayuno experimentaron mejoras significativas en dolor abdominal, diarrea, pérdida de apetito, náuseas, ansiedad e interferencia con la vida en general, un resultado mucho mejor que en el grupo de control. Los investigadores concluyeron que la terapia de ayuno podría ser útil para tratar a pacientes con casos de SII de moderados a graves.

Desafortunadamente, la asignación de pacientes no fue hecha por doble ciego ni aleatoria; por tanto, la comparación con el grupo de control no significa mucho. También se les administraron vitaminas intravenosas, vitamina B1 y vitamina C, algo típico en estos ensayos de ayuno japoneses, aunque uno no esperaría que los síndromes de deficiencia de vitaminas (beriberi o escorbuto) se presenten en tan solo 10 días de ayuno. Y también los mantuvieron aislados, ¿y tal vez eso hizo que la psicoterapia funcione mejor? Es difícil separar los efectos del ayuno. La psicoterapia por sí sola puede proporcionar beneficios duraderos. En un estudio, 101 pacientes ambulatorios con síndrome del intestino irritable fueron asignados al azar a tratamiento médico o tratamiento médico con tres meses de psicoterapia. Después de tres meses, al grupo de psicoterapia le fue mejor y la diferencia era aún más pronunciada un año después, a un año de terminar la psicoterapia. Mejor a los 3 meses y aún mejor a los 15 meses.

Para el SII, los enfoques psicológicos parecen funcionar tan bien como los medicamentos antidepresivos, pero la respuesta al placebo es del orden del 40 por ciento, y eso es así tanto para intervenciones psicológicas, fármacos o enfoques de medicina alternativa. Así que no hacer nada (o tomar una pastilla de azúcar) mejora los síntomas el 40 por ciento de las veces. Entonces, supongo que uno podría elegir primero una terapia que sea barata, segura, simple y libre de efectos secundarios, algo que el ayuno prolongado ciertamente no es. Pero si todo lo demás falla, puede valer la pena explorarlo bajo la estricta supervisión de un médico.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Marina Campi voluntaria activa en NutritionFacts.org.

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal crónico que afecta aproximadamente a una de cada diez personas. Es posible que hayas oído hablar de las dietas bajas en FODMAP, pero no parecen funcionar mejor que el consejo estándar de evitar cosas como el café o los alimentos picantes o grasos; de hecho, apenas se pueden distinguir. Pero la mayoría de los pacientes con SII parecen reaccionar a alimentos específicos, como el trigo, los lácteos, la salsa de soja o los huevos. Sin embargo, cuando se los analiza para detectar las alergias alimentarias típicas, pueden obtener un resultado negativo en las pruebas de punción cutánea. Pero lo que queremos saber no es lo que sucede en tu piel sino dentro de tus intestinos. Para eso: endomicroscopía láser confocal. Genial, ¿verdad? Se desliza un microscopio por la garganta del paciente hasta su intestino, se colocan algunos alimentos y se observa en tiempo real cómo la pared intestinal se inflama y gotea. De hecho, se puede ver cómo se forman grietas en cuestión de minutos. Pero nunca se había probado en un grupo grande de pacientes con SII hasta ahora.

Con esta nueva tecnología, los investigadores descubrieron que más de la mitad de los pacientes con SII tienen este tipo de reacción a varios alimentos, lo que ellos llaman una alergia alimentaria atípica que pasa desapercibida en las pruebas de alergia tradicionales. Si se excluyen esos alimentos de la dieta se obtendrá un alivio significativo de los síntomas. Pero fuera de un estudio médico, no hay forma de saber qué alimentos son culpables sin probar tu propia dieta de exclusión. Y no hay mayor dieta de exclusión que la exclusión de todo.

Una mujer de 25 años se quejó de dolor abdominal, hinchazón y diarrea durante un año, y los medicamentos no parecían ayudar. Pero después de ayunar durante 10 días, sus síntomas mejoraron considerablemente y parecieron permanecer así al menos hasta 18 meses después. Y no fue solo una mejora subjetiva. Se tomaron biopsias que mostraron que la inflamación disminuyó, midieron directamente su irritabilidad intestinal y le colocaron globos expandibles y electrodos en el recto para medir los cambios en su sensibilidad a la presión y a la estimulación eléctrica. El ayuno pareció reiniciar su instinto, pero que haya funcionado para ella no significa que funcione para otros. Los informes de casos son más útiles cuando inspiran a los investigadores a ponerlos a prueba.

A pesar de los esfuerzos de investigación, el tratamiento médico para esta afección aún es insatisfactorio. Podemos intentar suprimir los síntomas con medicamentos, pero ¿qué hacemos cuando ni siquiera eso funciona? En un estudio de 84 pacientes con SII, 58 de los cuales fracasaron en el tratamiento básico que consistía en farmacoterapia y psicoterapia breve, 36 de los 58 que aún sufrían la afección se sometieron a 10 días de ayuno, mientras que los otros 22 continuaron con el tratamiento básico. Aquellos en el grupo de ayuno experimentaron mejoras significativas en dolor abdominal, diarrea, pérdida de apetito, náuseas, ansiedad e interferencia con la vida en general, un resultado mucho mejor que en el grupo de control. Los investigadores concluyeron que la terapia de ayuno podría ser útil para tratar a pacientes con casos de SII de moderados a graves.

Desafortunadamente, la asignación de pacientes no fue hecha por doble ciego ni aleatoria; por tanto, la comparación con el grupo de control no significa mucho. También se les administraron vitaminas intravenosas, vitamina B1 y vitamina C, algo típico en estos ensayos de ayuno japoneses, aunque uno no esperaría que los síndromes de deficiencia de vitaminas (beriberi o escorbuto) se presenten en tan solo 10 días de ayuno. Y también los mantuvieron aislados, ¿y tal vez eso hizo que la psicoterapia funcione mejor? Es difícil separar los efectos del ayuno. La psicoterapia por sí sola puede proporcionar beneficios duraderos. En un estudio, 101 pacientes ambulatorios con síndrome del intestino irritable fueron asignados al azar a tratamiento médico o tratamiento médico con tres meses de psicoterapia. Después de tres meses, al grupo de psicoterapia le fue mejor y la diferencia era aún más pronunciada un año después, a un año de terminar la psicoterapia. Mejor a los 3 meses y aún mejor a los 15 meses.

Para el SII, los enfoques psicológicos parecen funcionar tan bien como los medicamentos antidepresivos, pero la respuesta al placebo es del orden del 40 por ciento, y eso es así tanto para intervenciones psicológicas, fármacos o enfoques de medicina alternativa. Así que no hacer nada (o tomar una pastilla de azúcar) mejora los síntomas el 40 por ciento de las veces. Entonces, supongo que uno podría elegir primero una terapia que sea barata, segura, simple y libre de efectos secundarios, algo que el ayuno prolongado ciertamente no es. Pero si todo lo demás falla, puede valer la pena explorarlo bajo la estricta supervisión de un médico.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

Pin It en Pinterest

Share This