Los escépticos sobre el sodio esparcen duda

Los escépticos sobre el sodio esparcen duda
5 (100%) 1 vote

¿Es el debate del sodio una discusión legítima o una “controversia” fabricada por la industria?

Comenta
Comparte

Durante décadas, una batalla, en ocasiones furiosa, ha tenido lugar entre científicos sobre el grado en el que un consumo elevado de sal contribuye a la muerte, con un bando calificándolo como una amenaza contra la salud pública que requiere ser atacado enérgicamente, y otro afirmando que los riesgos del consumo de sal son exagerados, hasta el punto de llamar a la reducción de sodio “el engaño más grande de la historia de la medicina preventiva”. El otro lado califica a esta negación de éticamente irresponsable, especialmente cuando millones de vidas están en juego cada año.

Aunque describir los dos lados del debate sería caer en la trampa de la falsa equivalencia. Como la Liga Mundial de Hipertensión señala, hay un fuerte consenso científico en que la reducción de sal salva vidas y, como en el debate del cambio climático, la mayoría de las autoridades están en el mismo bando, sólo con la industria afectada y sus consultores pagados, y unos pocos científicos disidentes en el otro lado.

Casi todos los cuerpos gubernamentales y expertos en nutrición que han considerado la evidencia han recomendado que disminuyamos el consumo de sal a la mitad, recomendación calificada de extrema por aquellos que defienden a la industria. Después de todo, solo una pequeña parte de los estadounidenses ingieren tan bajas cantidades de sodio. Por lo tanto, los escépticos de la sal dicen que la experiencia humana con niveles tan bajos de consumo de sodio es extremadamente escasa.

¿Extremadamente escasa? La realidad es completamente opuesta. La experiencia humana ha sido vivir durante millones y millones de años sin Cheetos o saleros a la vista. Evolucionamos para ser máquinas conservadoras de sal, y cuando nos llenamos con snacks y pollo Kentucky, desarrollamos alta presión sanguínea. Pero en las pocas poblaciones que siguen comiendo casi como lo hemos hecho durante millones de años, donde no se come sal, nuestro principal factor de riesgo de muerte, la hipertensión, prácticamente no existe. Y cuando tienes a gente con problemas de hipertensión fuera de control y bajas sus niveles de consumo de sodio a los niveles para los que estamos diseñados a comer, los estragos de la enfermedad pueden incluso revertirse. Entonces, ¿por qué existe aún este debate?

Si la sal escondida en la comida mata a millones de personas alrededor del mundo, ¿por qué los esfuerzos para bajar el consumo de sal han tenido tanta resistencia? Bueno, la sal es un gran negocio para las comidas procesadas y la industria de la carne, y así, de acuerdo con el Centro de Nutrición Colaborativo de la Organización Mundial de la Salud, tenemos una historia conocida. Tal como la industria del tabaco estuvo tratando de manufacturar dudas y confusión entre el público durante décadas, la industria de la sal hace lo mismo, pero la controversia es falsa. La evidencia en cuanto a la reducción de sal es clara y consistente. La mayoría de las “investigaciones contradictorias” vienen de científicos vinculados a la industria de la sal. De todas formas, se requiere habilidad para encontrar la trampa, porque la industria es lo suficientemente inteligente para quedarse tras bambalinas, pagando de forma encubierta por estudios diseñados para mostrar un menor riesgo. Todo lo que tienen que hacer es crear suficiente duda para mantener la controversia viva.

Los ataques de la Liga Mundial de Hipertensión han sido descritos como meras pistolas de juguete contra el armamento pesado de las industrias relacionadas con la sal, que miran con desprecio a las asociaciones de salud bienhechoras que construyen barricadas en el camino de las ganancias. Para que no olvidemos, señala esta editorial en el Journal of the Canadial Medical Association (Diario de la Asociación Médica Canadiense), la alta presión sanguínea es un gran negocio para las farmacéuticas también, cuyos billones podrían verse amenazados si redujésemos nuestro consumo de sal. Si llevásemos una dieta libre de sodio y elimináramos la lacra de la hipertensión, no solo sufrirían las grandes farmacéuticas, ¿qué pasa con los médicos? El diagnóstico número uno en adultos es la alta presión sanguínea, cerca de 40 millones de visitas al doctor al año, así que quizás incluso BMW podría verse beneficiado por mantener vivo el debate de la sal .

Para ver gráficos, imágenes y citas a las que el Dr. Greger podría estar refiriéndose, ve el video de arriba. Esta es solo una aproximación del audio con que ha aportado Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Rosario Figueroa y María Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a ABPMedia via Flickr.

Durante décadas, una batalla, en ocasiones furiosa, ha tenido lugar entre científicos sobre el grado en el que un consumo elevado de sal contribuye a la muerte, con un bando calificándolo como una amenaza contra la salud pública que requiere ser atacado enérgicamente, y otro afirmando que los riesgos del consumo de sal son exagerados, hasta el punto de llamar a la reducción de sodio “el engaño más grande de la historia de la medicina preventiva”. El otro lado califica a esta negación de éticamente irresponsable, especialmente cuando millones de vidas están en juego cada año.

Aunque describir los dos lados del debate sería caer en la trampa de la falsa equivalencia. Como la Liga Mundial de Hipertensión señala, hay un fuerte consenso científico en que la reducción de sal salva vidas y, como en el debate del cambio climático, la mayoría de las autoridades están en el mismo bando, sólo con la industria afectada y sus consultores pagados, y unos pocos científicos disidentes en el otro lado.

Casi todos los cuerpos gubernamentales y expertos en nutrición que han considerado la evidencia han recomendado que disminuyamos el consumo de sal a la mitad, recomendación calificada de extrema por aquellos que defienden a la industria. Después de todo, solo una pequeña parte de los estadounidenses ingieren tan bajas cantidades de sodio. Por lo tanto, los escépticos de la sal dicen que la experiencia humana con niveles tan bajos de consumo de sodio es extremadamente escasa.

¿Extremadamente escasa? La realidad es completamente opuesta. La experiencia humana ha sido vivir durante millones y millones de años sin Cheetos o saleros a la vista. Evolucionamos para ser máquinas conservadoras de sal, y cuando nos llenamos con snacks y pollo Kentucky, desarrollamos alta presión sanguínea. Pero en las pocas poblaciones que siguen comiendo casi como lo hemos hecho durante millones de años, donde no se come sal, nuestro principal factor de riesgo de muerte, la hipertensión, prácticamente no existe. Y cuando tienes a gente con problemas de hipertensión fuera de control y bajas sus niveles de consumo de sodio a los niveles para los que estamos diseñados a comer, los estragos de la enfermedad pueden incluso revertirse. Entonces, ¿por qué existe aún este debate?

Si la sal escondida en la comida mata a millones de personas alrededor del mundo, ¿por qué los esfuerzos para bajar el consumo de sal han tenido tanta resistencia? Bueno, la sal es un gran negocio para las comidas procesadas y la industria de la carne, y así, de acuerdo con el Centro de Nutrición Colaborativo de la Organización Mundial de la Salud, tenemos una historia conocida. Tal como la industria del tabaco estuvo tratando de manufacturar dudas y confusión entre el público durante décadas, la industria de la sal hace lo mismo, pero la controversia es falsa. La evidencia en cuanto a la reducción de sal es clara y consistente. La mayoría de las “investigaciones contradictorias” vienen de científicos vinculados a la industria de la sal. De todas formas, se requiere habilidad para encontrar la trampa, porque la industria es lo suficientemente inteligente para quedarse tras bambalinas, pagando de forma encubierta por estudios diseñados para mostrar un menor riesgo. Todo lo que tienen que hacer es crear suficiente duda para mantener la controversia viva.

Los ataques de la Liga Mundial de Hipertensión han sido descritos como meras pistolas de juguete contra el armamento pesado de las industrias relacionadas con la sal, que miran con desprecio a las asociaciones de salud bienhechoras que construyen barricadas en el camino de las ganancias. Para que no olvidemos, señala esta editorial en el Journal of the Canadial Medical Association (Diario de la Asociación Médica Canadiense), la alta presión sanguínea es un gran negocio para las farmacéuticas también, cuyos billones podrían verse amenazados si redujésemos nuestro consumo de sal. Si llevásemos una dieta libre de sodio y elimináramos la lacra de la hipertensión, no solo sufrirían las grandes farmacéuticas, ¿qué pasa con los médicos? El diagnóstico número uno en adultos es la alta presión sanguínea, cerca de 40 millones de visitas al doctor al año, así que quizás incluso BMW podría verse beneficiado por mantener vivo el debate de la sal .

Para ver gráficos, imágenes y citas a las que el Dr. Greger podría estar refiriéndose, ve el video de arriba. Esta es solo una aproximación del audio con que ha aportado Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Rosario Figueroa y María Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a ABPMedia via Flickr.

Nota del Doctor

Este es el segundo vídeo de mi nueva serie en profundidad sobre la “controversia” del sodio. Puedes ver el primero en La presión arterial alta puede ser una elección.

Más sobre hipertensión en Cómo prevenir la presión alta con la dieta y Cómo tratar la presión alta con alimentación. ¿Qué pasa si ya comes sano y aún no puedes bajarla? Prueba a añadir té de hibisco (Té de hibisco vs. dieta basada en plantas para la hipertensión) y semillas de lino molidas (Semillas de lino para la hipertensión) a tu dieta. Y asegúrate de hacer ejercicio regularmente (Vida Más Larga a Distancia Caminable).

Pero si reduces el consumo de sal, ¿no sabrá todo a cartón? Tus papilas gustativas cambian increíblemente rápido: Cambiando Nuestras Papilas Gustativas.

Si te sorprenden las tácticas de la industria para alterar el balance de la evidencia, aquí hay otros ejemplos conmovedores:

Muchos más vídeos sobre la sal próximamente.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte gratis a mis vídeos haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This