Un tratamiento natural para la enfermedad de Hashimoto

Un tratamiento natural para la enfermedad de Hashimoto
4.5 (90%) 2 votes

¿Cuáles fueron los resultados del ensayo aleatorizado doble ciego con grupo de control en el que se les dio media cucharadita de ajenuz al día a pacientes con Hashimoto?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Sandra Romero voluntaria activa en NutritionFacts.org.

La tiroiditis autoinmune, también conocida como la enfermedad de Hashimoto, es un trastorno autoinmune en el que tu cuerpo ataca a la glándula tiroides, lo que a menudo conduce a un hipotiroidismo debido a la destrucción y cicatrización de la glándula en sí. Sabemos que existe un factor genético, ya que los gemelos idénticos tienen más probabilidades de compartir la enfermedad que los gemelos fraternos. Sin embargo, incluso en gemelos idénticos, la tasa de coincidencia era de tan solo un 50 por ciento, lo cual significa que incluso si tu gemelo idéntico con tu mismo ADN tiene la enfermedad, solo tienes la mitad de probabilidades de padecerla, lo que enfatiza que, además de los genes, existen otros factores importantes que juegan un papel en el desarrollo de la enfermedad. Los genes cargan la pistola, pero el entorno puede apretar el gatillo.

Se han observado más de 90 sustancias químicas que alteran el equilibrio hormonal o la función tiroidea; sin embargo, tan solo unos pocos de estos contaminantes proporcionan indicios de que contribuyen a la enfermedad tiroidea autoinmune. Estos incluyen los hidrocarburos poliaromáticos, que los fumadores obtienen mucho de sus cigarrillos, y en el caso de los no fumadores, la exposición proviene casi en su totalidad de los alimentos. Los hidrocarburos aromáticos policíclicos se forman principalmente cuando las carnes, como la res, el cerdo, el pescado o el pollo, se cocinan mediante métodos de alta temperatura, como la parrilla. Los PBB son un tipo de sustancia química ignífuga que ya no se fabrica en los EE. UU., pero que todavía se encuentra en la cadena alimentaria acuática. Los PCB se utilizan en una serie de procesos industriales y terminan en el cuerpo de las personas en gran parte también a través del consumo de pescado, así como de otras carnes y huevos.

Por lo que, uno podría sospechar que aquellos que llevan dietas basadas en plantas tendrían tasas más bajas de padecer hipotiroidismo y, de hecho, a pesar de la baja ingesta de yodo, las dietas veganas tienden a ser protectoras. Pero nunca se han puesto a prueba en un ensayo intervencionista. Se probó una modificación de la dieta paleolítica en pacientes con Hashimoto, pero no pareció mejorar la función tiroidea. Sin embargo, lo que sí dio resultado fue la Nigella Sativa. El nombre debería sonarle familiar a cualquiera que haya leído mi último libro Comer para no engordad o haya visto mi última ponencia en directo sobre La pérdida de peso basada en evidencia. La Nigella Sativa es el nombre científico que se le da al comino negro, es solo una simple especia, pero también se utiliza para una variedad de propósitos medicinales.

En este estudio, un ensayo aleatorio, doble ciego y controlado con placebo que duró ocho semanas, se suministró media cucharadita de comino negro en polvo al día a pacientes con Hashimoto. No solo hubo una reducción significativa en el peso corporal, razón por la cual lo describí en mi libro, sino que también redujo significativamente la hormona estimulante de la tiroides, lo que indica que la función tiroidea estaba mejorando. Incluso redujo el nivel de anticuerpos antitiroideos autoinmunes, así como también aumentó los niveles sanguíneos de la hormona tiroidea T3 en estos pacientes con Hashimoto. Además, se observó una caída significativa en la interleucina 23, una señal de células proinflamatorias que se cree que ayuda a promover la inflamación autoinmune de la tiroides y que confirma aún más la naturaleza antiinflamatoria de la planta. ¿Y cuáles fueron los efectos secundarios? Una caída del 17 por ciento en los niveles de colesterol malo (LDL).

Dado que los pacientes con Hashimoto pueden tener un riesgo particularmente alto de desarrollar una enfermedad cardíaca, este es exactamente el tipo de efecto secundario que deseamos. “Teniendo en cuenta los efectos beneficiosos que el comino negro tiene para la salud, se puede considerar como un enfoque terapéutico en el manejo de las anomalías metabólicas relacionadas con Hashimoto”.

Sin embargo, en una prueba similar no se logró encontrar ningún beneficio. Misma dosis, mismo período de tiempo, pero sin cambios significativos en la función tiroidea. Sin embargo, a diferencia del último estudio, no todos eran pacientes con Hashimoto, sino hipotiroideos por distintas causas, y eso puede haber diluido los resultados. Y es posible que al decirle a los pacientes que tomen la dosis de comino negro con su terapia de reemplazo de hormona tiroidea haya interferido con su absorción, de la misma manera que ocurre con otros alimentos y medicamentos, por lo que normalmente se les dice a los pacientes que lo tomen con el estómago vacío. Dado que no hay inconvenientes, es solo una simple especia, me imagino, ¿por qué no intentarlo? Lo peor que puede pasar es que tendrás una comida más sabrosa.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avo Media

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Sandra Romero voluntaria activa en NutritionFacts.org.

La tiroiditis autoinmune, también conocida como la enfermedad de Hashimoto, es un trastorno autoinmune en el que tu cuerpo ataca a la glándula tiroides, lo que a menudo conduce a un hipotiroidismo debido a la destrucción y cicatrización de la glándula en sí. Sabemos que existe un factor genético, ya que los gemelos idénticos tienen más probabilidades de compartir la enfermedad que los gemelos fraternos. Sin embargo, incluso en gemelos idénticos, la tasa de coincidencia era de tan solo un 50 por ciento, lo cual significa que incluso si tu gemelo idéntico con tu mismo ADN tiene la enfermedad, solo tienes la mitad de probabilidades de padecerla, lo que enfatiza que, además de los genes, existen otros factores importantes que juegan un papel en el desarrollo de la enfermedad. Los genes cargan la pistola, pero el entorno puede apretar el gatillo.

Se han observado más de 90 sustancias químicas que alteran el equilibrio hormonal o la función tiroidea; sin embargo, tan solo unos pocos de estos contaminantes proporcionan indicios de que contribuyen a la enfermedad tiroidea autoinmune. Estos incluyen los hidrocarburos poliaromáticos, que los fumadores obtienen mucho de sus cigarrillos, y en el caso de los no fumadores, la exposición proviene casi en su totalidad de los alimentos. Los hidrocarburos aromáticos policíclicos se forman principalmente cuando las carnes, como la res, el cerdo, el pescado o el pollo, se cocinan mediante métodos de alta temperatura, como la parrilla. Los PBB son un tipo de sustancia química ignífuga que ya no se fabrica en los EE. UU., pero que todavía se encuentra en la cadena alimentaria acuática. Los PCB se utilizan en una serie de procesos industriales y terminan en el cuerpo de las personas en gran parte también a través del consumo de pescado, así como de otras carnes y huevos.

Por lo que, uno podría sospechar que aquellos que llevan dietas basadas en plantas tendrían tasas más bajas de padecer hipotiroidismo y, de hecho, a pesar de la baja ingesta de yodo, las dietas veganas tienden a ser protectoras. Pero nunca se han puesto a prueba en un ensayo intervencionista. Se probó una modificación de la dieta paleolítica en pacientes con Hashimoto, pero no pareció mejorar la función tiroidea. Sin embargo, lo que sí dio resultado fue la Nigella Sativa. El nombre debería sonarle familiar a cualquiera que haya leído mi último libro Comer para no engordad o haya visto mi última ponencia en directo sobre La pérdida de peso basada en evidencia. La Nigella Sativa es el nombre científico que se le da al comino negro, es solo una simple especia, pero también se utiliza para una variedad de propósitos medicinales.

En este estudio, un ensayo aleatorio, doble ciego y controlado con placebo que duró ocho semanas, se suministró media cucharadita de comino negro en polvo al día a pacientes con Hashimoto. No solo hubo una reducción significativa en el peso corporal, razón por la cual lo describí en mi libro, sino que también redujo significativamente la hormona estimulante de la tiroides, lo que indica que la función tiroidea estaba mejorando. Incluso redujo el nivel de anticuerpos antitiroideos autoinmunes, así como también aumentó los niveles sanguíneos de la hormona tiroidea T3 en estos pacientes con Hashimoto. Además, se observó una caída significativa en la interleucina 23, una señal de células proinflamatorias que se cree que ayuda a promover la inflamación autoinmune de la tiroides y que confirma aún más la naturaleza antiinflamatoria de la planta. ¿Y cuáles fueron los efectos secundarios? Una caída del 17 por ciento en los niveles de colesterol malo (LDL).

Dado que los pacientes con Hashimoto pueden tener un riesgo particularmente alto de desarrollar una enfermedad cardíaca, este es exactamente el tipo de efecto secundario que deseamos. “Teniendo en cuenta los efectos beneficiosos que el comino negro tiene para la salud, se puede considerar como un enfoque terapéutico en el manejo de las anomalías metabólicas relacionadas con Hashimoto”.

Sin embargo, en una prueba similar no se logró encontrar ningún beneficio. Misma dosis, mismo período de tiempo, pero sin cambios significativos en la función tiroidea. Sin embargo, a diferencia del último estudio, no todos eran pacientes con Hashimoto, sino hipotiroideos por distintas causas, y eso puede haber diluido los resultados. Y es posible que al decirle a los pacientes que tomen la dosis de comino negro con su terapia de reemplazo de hormona tiroidea haya interferido con su absorción, de la misma manera que ocurre con otros alimentos y medicamentos, por lo que normalmente se les dice a los pacientes que lo tomen con el estómago vacío. Dado que no hay inconvenientes, es solo una simple especia, me imagino, ¿por qué no intentarlo? Lo peor que puede pasar es que tendrás una comida más sabrosa.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avo Media

Nota del Doctor

Recibo muchas preguntas sobre la función tiroidea y estoy contento de haber realizado esta serie. Si te perdiste los videos anteriores, aquí los tienes:

Si quieres más información sobre el comino negro puedes ver mi libro Comer para no engordar y mi presentación Ponencia sobre pérdida de peso basada en evidencia.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This