Curcumina y cáncer de páncreas

Curcumina y cáncer de páncreas
5 (100%) 2 votes

Los carcinógenos del pollo a la parrilla y al horno pueden aumentar el riesgo de cáncer de páncreas, mientras que la curcumina, el pigmento amarillo que se encuentra en la cúrcuma, puede llegar a ayudar incluso en estados avanzados de esta enfermedad.

Comenta
Comparte

El cáncer de páncreas es una de las formas más agresivas de cáncer humano, con una tasa de mortalidad muy elevada. Es la cuarta causa principal de muerte por cáncer en Estados Unidos, con una mortalidad de 32.000 fallecidos al año. Con un índice de supervivencia de solo el 3% durante los primeros 5 años y una supervivencia media de menos de 6 meses, el diagnóstico de cáncer de páncreas tiene uno de los pronósticos más pobres. Es una de las peores cosas que le puede decir un médico a su paciente. Los únicos tratamientos aprobados por la FDA (Food and Drug Administration – Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos) para este cáncer, la gemcitabina y el erlotinib, producen respuestas objetivas en menos del 10% de los pacientes, además de provocarles graves efectos secundarios. Necesitamos nuevas alternativas urgentemente.

Los ensayos clínicos para probar nuevos tratamientos se dividen en fases: los ensayos de fase I únicamente sirven para asegurar que el tratamiento sea seguro, y para saber qué cantidad se puede administrar antes de que sea tóxica. La curcumina, el pigmento natural amarillo de la cúrcuma, ha superado varias de estas fases. De hecho, tiene una toxicidad tan mínima que la dosis solo se limitó en función del número de pastillas que los pacientes estuvieran dispuestos a ingerir.

Los de fase II están destinados a ver si realmente tienen efectos, y en este caso sí: en dos de los 21 pacientes con cáncer de páncreas en estado avanzado que fueron examinados, uno de ellos presentaba una reducción tumoral del 73%. Esto es lo que queremos ver: el antes y el después. Desgraciadamente, el efecto fue de corta duración. La lesión siguió siendo leve, pero aparentemente surgió una réplica del tumor resistente a la curcumina, mientras que el otro paciente mostró una lenta mejoría a lo largo de un año, con su enfermedad estable durante 18 meses. De hecho, la única vez que sus marcadores de cáncer aumentaron fue durante un breve lapso de 3 semanas sin curcumina. Así pues, parece ayudar a algunos pacientes con cáncer de páncreas, pero lo más importante es, ¿cuáles son sus desventajas? La curcumina no tiene efecto tóxico en dosis diarias de hasta 8 gramos. ¿Qué sucede con más de 8 gramos? No se sabe, porque nadie estaba dispuesto a tomar tantas pastillas. Preferían someterse a uno de los tratamientos de quimioterapia más agresivos que existen, pero no querían que se les obligase a ingerir tantas cápsulas.

En cualquier caso, la única manera de vencer este cáncer es prevenirlo desde un primer momento. En 2010 presenté este estudio, el más extenso sobre este tema hasta la fecha, que demostraba que las grasas de origen animal tienen relación con un riesgo mayor de cáncer de páncreas. Pero, ¿qué grasa animal es la peor?

Pues bien, el segundo mayor intentó responder a esa pregunta en 2013. La carne de ave es la peor: uno de los primeros hallazgos fue un aumento del riesgo de cáncer de páncreas del 72% por cada 50 gramos de consumo diario de esta carne. Eso equivale a un cuarto de pechuga de pollo. La razón por la que la carne blanca resultó ser peor que la roja son, quizás, los carcinógenos en la carne cocida de pollo, y las aminas heterocíclicas que se acumulan en el pollo asado o a la parrilla. Estos mutágenos químicos están relacionados con la duplicación del riesgo de cáncer de páncreas.

Entre otros estudios recientes se encuentra unode San Francisco, que habla de la dieta estándar americana, y uno procedente de Italia: el alto consumo de carne y otros productos de origen animal, así como de carbohidratos refinados se relacionó con el riesgo de cáncer de páncreas, mientras que una dieta rica en frutas y verduras parecía reducirlo.

Comer carne puede aumentar el riesgo, mientras que consumir sucedáneos de carne se ha asocia con un riesgo significativamente menor. Quienes comen estos sucedáneos tres o más veces por semana, como por ejemplo hamburguesas y salchichas vegetarianas, tenían menos de la mitad del riesgo de cáncer fatal de páncreas.Se demostró que las legumbres y frutos secos son igual de protectores.

Para ver cualquier gráfico, tabla, imagen o cita a la que el Dr. Greger pueda referirse, consulta este vídeo. Esto es únicamente una aproximación del audio aportada por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue aportada por Adrián Bravo LópezLa revisión de la traducción ha sido realizada por Leire Rosado.

Por favor, considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a thedabblist a través de Flickr.

El cáncer de páncreas es una de las formas más agresivas de cáncer humano, con una tasa de mortalidad muy elevada. Es la cuarta causa principal de muerte por cáncer en Estados Unidos, con una mortalidad de 32.000 fallecidos al año. Con un índice de supervivencia de solo el 3% durante los primeros 5 años y una supervivencia media de menos de 6 meses, el diagnóstico de cáncer de páncreas tiene uno de los pronósticos más pobres. Es una de las peores cosas que le puede decir un médico a su paciente. Los únicos tratamientos aprobados por la FDA (Food and Drug Administration – Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos) para este cáncer, la gemcitabina y el erlotinib, producen respuestas objetivas en menos del 10% de los pacientes, además de provocarles graves efectos secundarios. Necesitamos nuevas alternativas urgentemente.

Los ensayos clínicos para probar nuevos tratamientos se dividen en fases: los ensayos de fase I únicamente sirven para asegurar que el tratamiento sea seguro, y para saber qué cantidad se puede administrar antes de que sea tóxica. La curcumina, el pigmento natural amarillo de la cúrcuma, ha superado varias de estas fases. De hecho, tiene una toxicidad tan mínima que la dosis solo se limitó en función del número de pastillas que los pacientes estuvieran dispuestos a ingerir.

Los de fase II están destinados a ver si realmente tienen efectos, y en este caso sí: en dos de los 21 pacientes con cáncer de páncreas en estado avanzado que fueron examinados, uno de ellos presentaba una reducción tumoral del 73%. Esto es lo que queremos ver: el antes y el después. Desgraciadamente, el efecto fue de corta duración. La lesión siguió siendo leve, pero aparentemente surgió una réplica del tumor resistente a la curcumina, mientras que el otro paciente mostró una lenta mejoría a lo largo de un año, con su enfermedad estable durante 18 meses. De hecho, la única vez que sus marcadores de cáncer aumentaron fue durante un breve lapso de 3 semanas sin curcumina. Así pues, parece ayudar a algunos pacientes con cáncer de páncreas, pero lo más importante es, ¿cuáles son sus desventajas? La curcumina no tiene efecto tóxico en dosis diarias de hasta 8 gramos. ¿Qué sucede con más de 8 gramos? No se sabe, porque nadie estaba dispuesto a tomar tantas pastillas. Preferían someterse a uno de los tratamientos de quimioterapia más agresivos que existen, pero no querían que se les obligase a ingerir tantas cápsulas.

En cualquier caso, la única manera de vencer este cáncer es prevenirlo desde un primer momento. En 2010 presenté este estudio, el más extenso sobre este tema hasta la fecha, que demostraba que las grasas de origen animal tienen relación con un riesgo mayor de cáncer de páncreas. Pero, ¿qué grasa animal es la peor?

Pues bien, el segundo mayor intentó responder a esa pregunta en 2013. La carne de ave es la peor: uno de los primeros hallazgos fue un aumento del riesgo de cáncer de páncreas del 72% por cada 50 gramos de consumo diario de esta carne. Eso equivale a un cuarto de pechuga de pollo. La razón por la que la carne blanca resultó ser peor que la roja son, quizás, los carcinógenos en la carne cocida de pollo, y las aminas heterocíclicas que se acumulan en el pollo asado o a la parrilla. Estos mutágenos químicos están relacionados con la duplicación del riesgo de cáncer de páncreas.

Entre otros estudios recientes se encuentra unode San Francisco, que habla de la dieta estándar americana, y uno procedente de Italia: el alto consumo de carne y otros productos de origen animal, así como de carbohidratos refinados se relacionó con el riesgo de cáncer de páncreas, mientras que una dieta rica en frutas y verduras parecía reducirlo.

Comer carne puede aumentar el riesgo, mientras que consumir sucedáneos de carne se ha asocia con un riesgo significativamente menor. Quienes comen estos sucedáneos tres o más veces por semana, como por ejemplo hamburguesas y salchichas vegetarianas, tenían menos de la mitad del riesgo de cáncer fatal de páncreas.Se demostró que las legumbres y frutos secos son igual de protectores.

Para ver cualquier gráfico, tabla, imagen o cita a la que el Dr. Greger pueda referirse, consulta este vídeo. Esto es únicamente una aproximación del audio aportada por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue aportada por Adrián Bravo LópezLa revisión de la traducción ha sido realizada por Leire Rosado.

Por favor, considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a thedabblist a través de Flickr.

Nota del Doctor

Mi abuelo murió de cáncer de páncreas. Cuando el primer síntoma apareció —un ligero dolor en la barriga— ya era demasiado tarde. Esa es la razón por la que tenemos que prevenirlo desde el principio.

En otras ocasiones ya he hablado de la prevención del cáncer de páncreas en El Mayor Estudio Jamás Realizado y en Exposición a Productos Avícolas ligada a Cáncer de Páncreas y de Hígado, así como de los intentos de tratamiento de cáncer de páncreas en Terapia Gerson para el Cáncer y Terapia Estilo Gerson vs. Quimioterapia.

Más información sobre las aminas heterocíclicas de los carcinógenos de la carne cocinada:

He hecho unos cuantos vídeos sobre la cúrcuma y varios sobre el cáncer:

Y más acerca de esta increíble especia (y los que quedan por venir):

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de manera gratuita haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This