¿Es mejor saltarse el desayuno para mejorar la pérdida de peso?

¿Es mejor saltarse el desayuno para mejorar la pérdida de peso?
4.67 (93.33%) 3 votes

Nuevos descubrimientos en la cronobiología (el estudio de los ritmos circadianos) podrían ayudar a resolver el misterio de la desaparición de las calorías matutinas en los estudios sobre el desayuno.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Cecilia Sassot y Catalina Walsh voluntarios activos en NutritionFacts.org.

¿De dónde salió la idea de que el desayuno es la comida más importante del día? El “padre de las relaciones públicas”, Edward Bernays, infame por su campaña “Antorchas de libertad” para hacer que las mujeres comenzaran a fumar en los años 20, fue contratado por una compañía de tocino para popularizar el emblemático desayuno de tocino y huevos. El rol de las relaciones públicas, escribió en su libro titulado “Propaganda”, es la manipulación consciente e inteligente de las opiniones y los hábitos organizados de las masas. Por lo tanto, los especialistas en relaciones públicas “constituyen una forma de gobierno invisible, el verdadero poder reinante en nuestro país…”. 

El desayuno es un gran negocio. Los intereses corporativos poderosos, tales como el grupo de presión del cereal como desayuno, son culpados de perpetuar los mitos acerca de la importancia del desayuno. Este editorial en el American Journal of Clinical Nutrition instó a los científicos nutricionistas a anteponer la verdad al poder y desafiar la sabiduría convencional cuando fuese necesario, “aún cuando parezca que estamos descartando a la maternidad y a la tarta de manzana”. “De hecho”, concluye el editorial, “reducir la porción de la tarta de manzana podría no ser una mala idea tampoco”.

Entonces, ¿deberíamos quitarle el “des” al “desayuno” saltándonos el desayuno para perder peso? Aunque el consejo de eliminar el desayuno “confrontaría a los científicos nutricionistas con la muy fuerte y poderosa industria alimenticia”, saltarse el desayuno ha sido descrito como una estrategia directa y viable para reducir el consumo diario de calorías. Desafortunadamente, parece no funcionar.

La mayoría de los estudios aleatorios controlados donde se elimina el desayuno no encontraron un beneficio de pérdida de peso al omitir el desayuno. ¿Cómo es posible si saltarse el desayuno implica saltarse calorías? El proyecto de desayuno de Bath, una famosa serie de experimentos que no se realizaron desde una tina, sino por la Universidad de Bath en Reino Unido, descubrió una clave para resolver el misterio. Se asignó de forma aleatoria a hombres y mujeres a desayunar (definido como consumir al menos 700 calorías antes de las 11 a.m.) o ayunar hasta el mediodía todos los días. Al igual que en otras pruebas similares, el grupo que consumió desayuno comió un poco menos durante el resto del día, pero aún así terminaron con cientos de calorías en exceso diarias en comparación con los que se saltaron el desayuno. Aquellos que desayunaron consumieron más de 500 calorías más al día. En seis semanas eso sumaría a un total de más de 20,000 calorías adicionales. Sin embargo, después de seis semanas los dos grupos terminaron con exactamente el mismo cambio en la grasa corporal. Esperen… ¿Cómo simplementes desaparecieron de forma efectiva cientos de miles de calorías?

Si entraban más calorías sin cambiar el peso, entonces más calorías han de haber salido. Y, ciertamente, se descubrió que el grupo del desayuno se entablaba espontáneamente en más actividad física de baja intensidad por las mañanas que el grupo que se saltaba el desayuno. Las actividades de baja intensidad incluyen caminatas casuales o actividades ligeras de limpieza en la casa, no ejercicio estructurado en sí, pero aparentemente la suficiente actividad adicional para utilizar la mayoría de aquellas calorías en exceso del desayuno. Hay una creencia popular equivocada de que nuestro cuerpo pasa a un modo de conservación de energía cuando nos saltamos el desayuno, disminuyendo nuestro ritmo metabólico. Eso parece no ser cierto, pero quizás nuestro cuerpo sí nos baja el ritmo intuitivamente en otras maneras. Cuando nos saltamos el desayuno nuestro cuerpo simplemente no parece querer moverse tanto.  

La actividad adicional no compensó completamente la cantidad de calorías agregadas. Parece que todavía nos faltan alrededor de 100 calorías diarias, lo cual sugiere que tal vez exista otro factor que pueda explicar el misterio de las calorías de la mañana desaparecidas. Recientes hallazgos en el campo de la cronobiología, el estudio de los ritmos naturales de nuestro cuerpo, han retado una idea aún más sagrada del dogma de la nutrición; el concepto de que una caloría es una caloría. No es solamente lo que comemos sino cuándo lo comemos. La misma cantidad de calorías lleva a diferente pérdida de peso, dependiendo del horario de las comidas.

Solamente para darte una demostración, el número exacto de calorías en el desayuno es significativamente menos engordante que el mismo número de calorías consumidas en la cena. ¡¿Cómo?! Eso es asombroso. Una dieta con un desayuno más grande causa mayor pérdida de peso que la misma dieta con una cena más grande. Debido a nuestros ritmos circadianos, las calorías de la mañana parecen no contar tanto como las de la noche. Así que tal vez el desayuno debería ser la comida más importante del día después de todo.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Cecilia Sassot y Catalina Walsh voluntarios activos en NutritionFacts.org.

¿De dónde salió la idea de que el desayuno es la comida más importante del día? El “padre de las relaciones públicas”, Edward Bernays, infame por su campaña “Antorchas de libertad” para hacer que las mujeres comenzaran a fumar en los años 20, fue contratado por una compañía de tocino para popularizar el emblemático desayuno de tocino y huevos. El rol de las relaciones públicas, escribió en su libro titulado “Propaganda”, es la manipulación consciente e inteligente de las opiniones y los hábitos organizados de las masas. Por lo tanto, los especialistas en relaciones públicas “constituyen una forma de gobierno invisible, el verdadero poder reinante en nuestro país…”. 

El desayuno es un gran negocio. Los intereses corporativos poderosos, tales como el grupo de presión del cereal como desayuno, son culpados de perpetuar los mitos acerca de la importancia del desayuno. Este editorial en el American Journal of Clinical Nutrition instó a los científicos nutricionistas a anteponer la verdad al poder y desafiar la sabiduría convencional cuando fuese necesario, “aún cuando parezca que estamos descartando a la maternidad y a la tarta de manzana”. “De hecho”, concluye el editorial, “reducir la porción de la tarta de manzana podría no ser una mala idea tampoco”.

Entonces, ¿deberíamos quitarle el “des” al “desayuno” saltándonos el desayuno para perder peso? Aunque el consejo de eliminar el desayuno “confrontaría a los científicos nutricionistas con la muy fuerte y poderosa industria alimenticia”, saltarse el desayuno ha sido descrito como una estrategia directa y viable para reducir el consumo diario de calorías. Desafortunadamente, parece no funcionar.

La mayoría de los estudios aleatorios controlados donde se elimina el desayuno no encontraron un beneficio de pérdida de peso al omitir el desayuno. ¿Cómo es posible si saltarse el desayuno implica saltarse calorías? El proyecto de desayuno de Bath, una famosa serie de experimentos que no se realizaron desde una tina, sino por la Universidad de Bath en Reino Unido, descubrió una clave para resolver el misterio. Se asignó de forma aleatoria a hombres y mujeres a desayunar (definido como consumir al menos 700 calorías antes de las 11 a.m.) o ayunar hasta el mediodía todos los días. Al igual que en otras pruebas similares, el grupo que consumió desayuno comió un poco menos durante el resto del día, pero aún así terminaron con cientos de calorías en exceso diarias en comparación con los que se saltaron el desayuno. Aquellos que desayunaron consumieron más de 500 calorías más al día. En seis semanas eso sumaría a un total de más de 20,000 calorías adicionales. Sin embargo, después de seis semanas los dos grupos terminaron con exactamente el mismo cambio en la grasa corporal. Esperen… ¿Cómo simplementes desaparecieron de forma efectiva cientos de miles de calorías?

Si entraban más calorías sin cambiar el peso, entonces más calorías han de haber salido. Y, ciertamente, se descubrió que el grupo del desayuno se entablaba espontáneamente en más actividad física de baja intensidad por las mañanas que el grupo que se saltaba el desayuno. Las actividades de baja intensidad incluyen caminatas casuales o actividades ligeras de limpieza en la casa, no ejercicio estructurado en sí, pero aparentemente la suficiente actividad adicional para utilizar la mayoría de aquellas calorías en exceso del desayuno. Hay una creencia popular equivocada de que nuestro cuerpo pasa a un modo de conservación de energía cuando nos saltamos el desayuno, disminuyendo nuestro ritmo metabólico. Eso parece no ser cierto, pero quizás nuestro cuerpo sí nos baja el ritmo intuitivamente en otras maneras. Cuando nos saltamos el desayuno nuestro cuerpo simplemente no parece querer moverse tanto.  

La actividad adicional no compensó completamente la cantidad de calorías agregadas. Parece que todavía nos faltan alrededor de 100 calorías diarias, lo cual sugiere que tal vez exista otro factor que pueda explicar el misterio de las calorías de la mañana desaparecidas. Recientes hallazgos en el campo de la cronobiología, el estudio de los ritmos naturales de nuestro cuerpo, han retado una idea aún más sagrada del dogma de la nutrición; el concepto de que una caloría es una caloría. No es solamente lo que comemos sino cuándo lo comemos. La misma cantidad de calorías lleva a diferente pérdida de peso, dependiendo del horario de las comidas.

Solamente para darte una demostración, el número exacto de calorías en el desayuno es significativamente menos engordante que el mismo número de calorías consumidas en la cena. ¡¿Cómo?! Eso es asombroso. Una dieta con un desayuno más grande causa mayor pérdida de peso que la misma dieta con una cena más grande. Debido a nuestros ritmos circadianos, las calorías de la mañana parecen no contar tanto como las de la noche. Así que tal vez el desayuno debería ser la comida más importante del día después de todo.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

¡Vaya, este video dio un giro sorpresivo! Justo cuando estaba pensando que todo era propaganda de la industria del desayuno, el desayuno ganó al final. Esto debería ser especialmente sorprendente si miraste mi último video: ¿El desayuno sigue siendo la comida más importante para la pérdida de peso?

¿Desperté tu interés en la cronobiología? Si es así, tienes suerte porque tenemos unos cuantos videos que saldrán en las siguientes semanas. Aquí tienes un adelanto: 

Ten en cuenta que estos enlaces no estarán disponibles hasta que los videos se hayan agregado, pero puedes ser el primero en ser notificado si te suscribes para recibir un mensaje electrónico cada vez que un nuevo video sea agregado. Si te suscribes ahora recibirás un .pdf con recetas de nuestro equipo como un obsequio de bienvenida. Nunca hemos compartido ni compartiremos tu dirección de correo electrónico con nadie.  

Y para inspirarte un poco en cuanto a desayunos, dale un vistazo a Un desayuno mejor, y a mis videos de recetas para un batido de vegetales y un tazón de cereal del libro de recetas de Comer para no morir.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

  1. O sea que yo que termino de entrenar con pesas a las 19:00 hs y después me pega un hambre fenomenal, estoy al horno porque como mucho en la cena, no?
    Ceno a las 20:30 y me voy a dormir a las 22:30.

    1. Hola Erica!
      Gracias por escribirnos y por tu interés. La recomendación es que sea el desayuno sea la comida más grande del día. Y no la cena. Que tengas lindo día.

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This