Michael Greger en la cocina: mi nueva bebida favorita

Michael Greger en la cocina: mi nueva bebida favorita
4.5 (90%) 2 votes

El Dr. Greger licua un batido de vegetales inspirado en una de las recetas de su próximo “Libro de recetas de Comer para no morir”.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Viviana Garcia voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Aquí está ‘‘El Dr. Greger en la cocina’’, en el cual tomo la ciencia y la pongo en práctica. Hoy comparto mi nueva bebida favorita, un batido de vegetales. Sé que suena repugnante, pero permíteme.  

Esta idea tuvo su origen en mis investigaciones sobre vegetales ricos en nitratos, como la remolacha y la espinaca, los cuales, se ha demostrado, mejoran tanto el suministro de oxígeno a nuestros tejidos (al abrir los vasos sanguíneos) y, sorprendentemente, la eficiencia del oxígeno, al estimular el poder que podemos extraer de cada inspiración. Ofrece toda clase de beneficios en la mejora del desempeño atlético pero, aún más importante, mejora la función pulmonar cuando se sufre de enfisema, reduce la presión arterial alta, mejora la enfermedad arterial periférica, estimula la función cognitiva y puede incluso incrementar la longevidad, al reducir nuestro metabolismo basal. Pero alimentos como el zumo de remolacha son perecederos y difíciles de encontrar, así que estaba pensando que tal vez algo como el zumo V8 podría servir, pues en su lista de ingredientes se mencionan la remolacha y la espinaca. Pero, evidentemente, contiene tan poco de ambas que tendrías que beber 19 cuartos al día para obtener la dosis diaria de nitratos que recomiendo, así que me imaginé que podría preparar mi propia receta.

En mi nuevo libro de recetas, éste se llama ráfaga de vegetales V-12, es más integral, se comienza completamente desde cero con tomates frescos y se retoca para adaptarlo más a un paladar de principiante. Pero quiero mostrarte la versión que en realidad he estado utilizando cada vez que estoy en mi local favorito, en casa, no atrapado en una zona de comidas de algún aeropuerto.

Se inicia con cinco bolsas reutilizables y se le agrega un tallo de apio a cada una. Todos estos vegetales se lavan con anticipación. Luego una zanahoria a cada una. No hay necesidad de pelarlas. Si quieres usa el lomo de un cuchillo solo para raspar la capa superficial más amarga. Luego la mitad de un pimiento rojo, naranja o amarillo a cada una. ¿Qué se hace con la mitad restante? Untarla con un poco de hummus y consumirla, por supuesto, como bocadillo.

Una cebolleta a cada una, cortándole las partes rizadas de los extremos, la quinta parte de una remolacha pequeña a cada una (si se añade más empieza a saber mucho a remolacha), la quinta parte de un chile jalapeño crudo, el cual es completamente opcional, pero me encanta lo picante. Medio centímetro de raíz de cúrcuma fresca a cada una o, en su lugar, la octava parte de una cucharadita de polvo de cúrcuma.

Ahora, se reserva lo mejor para el final. ¿El alimento más saludable del planeta? Las verduras. Probablemente ya adivinaste que lo que hago aquí es preparar con anticipación batidos para cinco días para hacer posible el comer sanamente de la manera más conveniente. Aunque verduras como la rúcula tienen aún más nitratos, de hecho creo que es el alimento más rico en nitratos, y creo, personalmente, que es aún más sabrosa, pero no hay manera de que dure cinco días. Se empieza a volver amarillenta y viscosa, así que he estado utilizando verduras bastante robustas como la col rizada y el perejil rizado.

Así que le agregaré una taza de cada uno a cada bolsa. Luego se ponen todas las bolsas en el refrigerador y se espera su turno. Cuando estés listo para la acción, esto es lo que haces:

en una licuadora de alta velocidad agregas una taza de mezcla de zumo vegetal o de zumo de tomate, ambos sin sal añadida. Luego una taza de cubos de hielo, la octava parte de una cucharadita de pimienta recién molida, media cucharadita de rábano silvestre, con el contenido de sodio más bajo que puedas encontrar. Supongo que sería mejor que lo ralles tú mismo o solo agregues un pedazo en todas las bolsas de vegetales. Nunca lo he intentado. Y, finalmente, el zumo de medio limón, aunque, como extra, también la corteza de medio limón. Luego lo cortas y extraes el zumo y la otra mitad la guardas en el refrigerador para el día siguiente.

Y eso es todo lo que tienes que hacer diariamente. Solo un par de minutos a partir del último paso al agregar una de tus bolsas de vegetales. Para ahorrar aún más tiempo, lo que puedes hacer es poner todos los ingredientes en tu botella de zumo vegetal al inicio. Así que son como cuatro tazas y añadirías el zumo de dos limones, dos cucharaditas de rábano silvestre, etc. y luego solo tendrías que añadir la mezcla de zumo, la bolsa de vegetales y el hielo cada día.

Bien, el paso final es solo licuar con 10 impulsos.

Se obtiene lo que cabe en un frasco de conserva. Usa una pajita reutilizable y… obtienes la bondad fría, suculenta y refrescante de los ingredientes.

Y piensa en lo que contiene. Es como todos los vegetales, es simplemente una montaña de nutrición. Es difícil imaginar una bebida más saludable.

Lo ideal es beberla mientras consumes alguna fuente alimentaria entera de grasa: nueces, semillas de calabaza o se le puede agregar un poco de aguacate para optimizar también la absorción interna de todos esos nutrientes carotenoides liposolubles.

Si quieres más recetas como estas, que incorporan algunos de los alimentos más saludables del planeta, ve mi nuevo ‘‘Libro de recetas de Comer para no morir’’, ya disponible para reserva. Se publicará en diciembre de este año, a tiempo para las festividades. Yo diría que sería un excelente regalo para esconder en las medias navideñas, pero, en realidad es bastante grande. Eso sería posible solo si tus amigos y familiares tuvieran pies inmensos, pero sería un gran regalo de año nuevo para renovarse a sí mismo. Todos los ingresos por la venta de todos mis libros, DVD y conferencias son para nuestra organización benéfica. Solo quiero que estés más sano.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Viviana Garcia voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Aquí está ‘‘El Dr. Greger en la cocina’’, en el cual tomo la ciencia y la pongo en práctica. Hoy comparto mi nueva bebida favorita, un batido de vegetales. Sé que suena repugnante, pero permíteme.  

Esta idea tuvo su origen en mis investigaciones sobre vegetales ricos en nitratos, como la remolacha y la espinaca, los cuales, se ha demostrado, mejoran tanto el suministro de oxígeno a nuestros tejidos (al abrir los vasos sanguíneos) y, sorprendentemente, la eficiencia del oxígeno, al estimular el poder que podemos extraer de cada inspiración. Ofrece toda clase de beneficios en la mejora del desempeño atlético pero, aún más importante, mejora la función pulmonar cuando se sufre de enfisema, reduce la presión arterial alta, mejora la enfermedad arterial periférica, estimula la función cognitiva y puede incluso incrementar la longevidad, al reducir nuestro metabolismo basal. Pero alimentos como el zumo de remolacha son perecederos y difíciles de encontrar, así que estaba pensando que tal vez algo como el zumo V8 podría servir, pues en su lista de ingredientes se mencionan la remolacha y la espinaca. Pero, evidentemente, contiene tan poco de ambas que tendrías que beber 19 cuartos al día para obtener la dosis diaria de nitratos que recomiendo, así que me imaginé que podría preparar mi propia receta.

En mi nuevo libro de recetas, éste se llama ráfaga de vegetales V-12, es más integral, se comienza completamente desde cero con tomates frescos y se retoca para adaptarlo más a un paladar de principiante. Pero quiero mostrarte la versión que en realidad he estado utilizando cada vez que estoy en mi local favorito, en casa, no atrapado en una zona de comidas de algún aeropuerto.

Se inicia con cinco bolsas reutilizables y se le agrega un tallo de apio a cada una. Todos estos vegetales se lavan con anticipación. Luego una zanahoria a cada una. No hay necesidad de pelarlas. Si quieres usa el lomo de un cuchillo solo para raspar la capa superficial más amarga. Luego la mitad de un pimiento rojo, naranja o amarillo a cada una. ¿Qué se hace con la mitad restante? Untarla con un poco de hummus y consumirla, por supuesto, como bocadillo.

Una cebolleta a cada una, cortándole las partes rizadas de los extremos, la quinta parte de una remolacha pequeña a cada una (si se añade más empieza a saber mucho a remolacha), la quinta parte de un chile jalapeño crudo, el cual es completamente opcional, pero me encanta lo picante. Medio centímetro de raíz de cúrcuma fresca a cada una o, en su lugar, la octava parte de una cucharadita de polvo de cúrcuma.

Ahora, se reserva lo mejor para el final. ¿El alimento más saludable del planeta? Las verduras. Probablemente ya adivinaste que lo que hago aquí es preparar con anticipación batidos para cinco días para hacer posible el comer sanamente de la manera más conveniente. Aunque verduras como la rúcula tienen aún más nitratos, de hecho creo que es el alimento más rico en nitratos, y creo, personalmente, que es aún más sabrosa, pero no hay manera de que dure cinco días. Se empieza a volver amarillenta y viscosa, así que he estado utilizando verduras bastante robustas como la col rizada y el perejil rizado.

Así que le agregaré una taza de cada uno a cada bolsa. Luego se ponen todas las bolsas en el refrigerador y se espera su turno. Cuando estés listo para la acción, esto es lo que haces:

en una licuadora de alta velocidad agregas una taza de mezcla de zumo vegetal o de zumo de tomate, ambos sin sal añadida. Luego una taza de cubos de hielo, la octava parte de una cucharadita de pimienta recién molida, media cucharadita de rábano silvestre, con el contenido de sodio más bajo que puedas encontrar. Supongo que sería mejor que lo ralles tú mismo o solo agregues un pedazo en todas las bolsas de vegetales. Nunca lo he intentado. Y, finalmente, el zumo de medio limón, aunque, como extra, también la corteza de medio limón. Luego lo cortas y extraes el zumo y la otra mitad la guardas en el refrigerador para el día siguiente.

Y eso es todo lo que tienes que hacer diariamente. Solo un par de minutos a partir del último paso al agregar una de tus bolsas de vegetales. Para ahorrar aún más tiempo, lo que puedes hacer es poner todos los ingredientes en tu botella de zumo vegetal al inicio. Así que son como cuatro tazas y añadirías el zumo de dos limones, dos cucharaditas de rábano silvestre, etc. y luego solo tendrías que añadir la mezcla de zumo, la bolsa de vegetales y el hielo cada día.

Bien, el paso final es solo licuar con 10 impulsos.

Se obtiene lo que cabe en un frasco de conserva. Usa una pajita reutilizable y… obtienes la bondad fría, suculenta y refrescante de los ingredientes.

Y piensa en lo que contiene. Es como todos los vegetales, es simplemente una montaña de nutrición. Es difícil imaginar una bebida más saludable.

Lo ideal es beberla mientras consumes alguna fuente alimentaria entera de grasa: nueces, semillas de calabaza o se le puede agregar un poco de aguacate para optimizar también la absorción interna de todos esos nutrientes carotenoides liposolubles.

Si quieres más recetas como estas, que incorporan algunos de los alimentos más saludables del planeta, ve mi nuevo ‘‘Libro de recetas de Comer para no morir’’, ya disponible para reserva. Se publicará en diciembre de este año, a tiempo para las festividades. Yo diría que sería un excelente regalo para esconder en las medias navideñas, pero, en realidad es bastante grande. Eso sería posible solo si tus amigos y familiares tuvieran pies inmensos, pero sería un gran regalo de año nuevo para renovarse a sí mismo. Todos los ingresos por la venta de todos mis libros, DVD y conferencias son para nuestra organización benéfica. Solo quiero que estés más sano.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Videografía de Grant Peacock

Nota del Doctor

Me emociona mucho mi nuevo ‘‘Libro de recetas de Comer para no morir’’ con solo alimentos no procesados. Puedes reservarlo aquí (disponible solo en inglés). Igual que con todos mis libros, DVD y conferencias, todos los ingresos son para nuestra organización benéfica.

Este se desvía mucho del video característico de NutritionFacts.org, el cual se enfoca en la ciencia pero, como ya deben saber quienes nos siguen desde hace tiempo, me gusta hacer combinaciones de vez en cuando; así que dime si valoras este video. ¡Si le gusta a la gente, haré más!

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Reglamento de comentarios

El propósito de la sección de comentarios en cada publicación de video y blog es permitir que todos los miembros compartan sus historias, preguntas y comentarios con otros en un ambiente acogedor, atractivo y respetuoso. Se permiten comentarios fuera del tema, con la esperanza de que los usuarios más experimentados puedan redirigirlos a videos más relevantes que puedan responder a sus preguntas. Un debate científico vigoroso es bienvenido, siempre y cuando los participantes puedan discrepar respetuosamente. No se permite la publicidad de productos o servicios.

Para hacer que NutritionFacts.org sea un lugar en donde la gente se sienta cómoda al publicar sin sentirse atacada, no toleramos los ataques ad hominem o comentarios racistas, misóginos, homofóbicos, vulgares o inapropiados. Así que, por favor, para el beneficio de todos, ayúdanos a fomentar una comunidad de respeto mutuo. La aplicación de estas reglas se hace, en la medida de nuestras capacidades, caso por caso.

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This