Granada comparada con un placebo para el cáncer de próstata

Granada comparada con un placebo para el cáncer de próstata
5 (100%) 1 vote

Finalmente las granadas se han puesto a prueba para el cáncer de próstata en un ensayo clínico aleatorio y controlado.

Comenta
Comparte

La granada se ha venerado a través de los siglos por sus propiedades medicinales. Tanto es así, que ha sido utilizada como un símbolo para algunas organizaciones médicas. Una fruta es una mejor representación de la salud que una serpiente en un palo.

Supuestamente beneficiosa para un amplio rango de enfermedades. Incluso a los caníbales les encanta, para mejorar el color de la “carne de niño”—no, están hablando sobre los bebés de las cabras. Me hizo mirar dos veces cuando leí este estudio.

La mayor parte de la atención en la última década se ha centrado en las granadas y el cáncer de próstata. Comenzando con estudios in vitro, mostrando una y otra vez que el extracto de granada puede suprimir el crecimiento de células de cáncer de próstata en una placa de Petri hasta en un 95%.

Bien, ¿qué hay de las células de próstata normales? Así es como las células de próstata normales se ven en el microscopio, con poco o mucho extracto de granada. No hay una gran diferencia. No parece hacerle nada a las células sanas.

Sin embargo, así vemos el cáncer de próstata; tras ser diezmado por la granada. Pero esto fue en una placa de Petri, no en una persona. Sí, si estos resultados se dieran en un estudio clínico, sería impresionante. Pero primero tenemos que probarlo en personas.

La manera principal de tratar el cáncer de próstata consiste en cirugía radical, o radiación. A pesar de esto, un número significativo de pacientes recaen, y en última instancia desarrollan la enfermedad con metástasis. Incluso después de una prostatectomía radical, en alrededor de un tercio de los pacientes el cáncer regresa, como se evidencia en el aumento de los niveles de PSA (Antígeno Prostático Específico). En ese momento, las opciones de tratamiento son limitadas, ya que la próstata ya ha sido extirpada. El siguiente paso es, en esencia, castración química: la ablación hormonal. Al igual que el cáncer de mama puede prosperar con los estrógenos, el cáncer de próstata puede prosperar con la testosterona. Por lo tanto, se puede tratar de eliminar toda la testosterona, pero esto puede tener grandes efectos secundarios negativos. Todo lo que podamos hacer para retrasar esto sería bueno.

Así que, ¿qué hay de las plantas? Se han dado cuenta de que los hombres en Asia tienen las tasas más bajas de cáncer de próstata del mundo: hasta diez veces menor que las de América del Norte. Ahora, ¿se trata simplemente de algo genético? No. Cuando personas japonesas se trasladan a los Estados Unidos y comienzan a vivir y comer como nosotros, sus tasas de cáncer de mama y de próstata se disparan hacia niveles como las nuestras. Esto podría ser debido a lo que están comiendo de más aquí; los productos de origen animal son el principal factor de riesgo para el cáncer de próstata en todo el mundo, en cada uno de los países.

O podría ser a causa de lo que están comiendo de menos aquí; su tradicional dieta baja en grasa, rica en fibra, con productos de soja, té verde, y una alimentación rica en plantas en general. Por lo tanto, ¿pusieron estos investigadores a estos pacientes de cáncer en una dieta basada en plantas? No. Simplemente hicieron que los pacientes bebieran una taza de zumo de granada todos los días. ¿Por qué? Porque este estudio fue financiado por la industria del zumo de granada. Al menos se les permitió tomarlo por vía oral.

Así que, ¿qué pasó? Pues bien, en los tres años previos al estudio, el cáncer de todos los pacientes estaba creciendo de manera constante, según lo medido en sus niveles medios de PSA que se incrementaban. Pues bien, una vez que comenzaron con la ingesta de zumo, sus tumores continuaron creciendo, pero parece que estaban creciendo más lentamente.

Ahora bien, en contraste, el Doctor Dean Ornish y sus colegas obtuvieron una aparente reversión en las primeras etapas de crecimiento del cáncer de próstata con una dieta basada en plantas y otros cambios de estilo de vida saludables. No es que los niveles de PSA subieran más lentamente, sino que tendieron a bajar. Y, analizando la sangre de los hombres con cáncer de próstata en un laboratorio, el suero sanguíneo de aquellos con una dieta sana suprimía el crecimiento del cáncer casi ocho veces mejor; mientras que la sangre de los hombres en el zumo de granada suprimía el crecimiento del cáncer sólo alrededor de un 12%. Pero aún así, ver algún cambio sólo con beber una taza de zumo de granada cada día, es bastante impresionante.

El problema es que no hubo grupo de control. Ahora, se podría decir que actuaron como sus propio grupo de control; estos son ellos antes, y después. Probablemente no sea una coincidencia que sus tumores comenzaran a crecer más lentamente cuando empezaron a beber el zumo. Pero, mira esto.

Esta es una prueba con medicamentos que intenta  hacer lo mismo—tratar a hombres con cáncer de próstata recurrente después de cirugía o radiación. En el grupo del medicamento, el crecimiento tumoral se hizo más lento en el 55% de los hombres. Parece un medicamento bastante efectivo, ¿verdad? El placebo funcionó en un 73% de los hombres. El efecto placebo puede ser tan poderoso que puede aminorar el crecimiento del cáncer. Es por esto que necesitamos ensayos controlados con placebo. Tal vez engañar a la gente con una bebida con sabor a granada (pero sin granada real) tendría el mismo efecto. Crees que estás haciendo algo que te ayuda, y el cáncer puede reducir la velocidad de crecimiento. Pero no lo sabemos, hasta que se pone a prueba.

Finalmente, un ensayo clínico aleatorio y controlado de zumo de granada para el cáncer de próstata. Y, como se puede leer en el título, no tuvo efecto. ¿Qué quieren decir, sin efecto? El 25% de los pacientes con cáncer pareció reducir el tamaño de sus tumores tan pronto como empezaron a beber el zumo de granada. Sí, pero el 35% de los participantes también redujo sus tumores sin beber el zumo de granada.

Por lo tanto, cualquier efecto parece ser simplemente un placebo. Es la misma historia con píldoras de extracto de granada. Parecían funcionar, hasta que se compararon con un placebo, y la teoría se vino abajo.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Verónica Núñez Romero y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

 

Imágenes gracias a  PublicDomainPictures y edenirocha a través de Pixabay.

La granada se ha venerado a través de los siglos por sus propiedades medicinales. Tanto es así, que ha sido utilizada como un símbolo para algunas organizaciones médicas. Una fruta es una mejor representación de la salud que una serpiente en un palo.

Supuestamente beneficiosa para un amplio rango de enfermedades. Incluso a los caníbales les encanta, para mejorar el color de la “carne de niño”—no, están hablando sobre los bebés de las cabras. Me hizo mirar dos veces cuando leí este estudio.

La mayor parte de la atención en la última década se ha centrado en las granadas y el cáncer de próstata. Comenzando con estudios in vitro, mostrando una y otra vez que el extracto de granada puede suprimir el crecimiento de células de cáncer de próstata en una placa de Petri hasta en un 95%.

Bien, ¿qué hay de las células de próstata normales? Así es como las células de próstata normales se ven en el microscopio, con poco o mucho extracto de granada. No hay una gran diferencia. No parece hacerle nada a las células sanas.

Sin embargo, así vemos el cáncer de próstata; tras ser diezmado por la granada. Pero esto fue en una placa de Petri, no en una persona. Sí, si estos resultados se dieran en un estudio clínico, sería impresionante. Pero primero tenemos que probarlo en personas.

La manera principal de tratar el cáncer de próstata consiste en cirugía radical, o radiación. A pesar de esto, un número significativo de pacientes recaen, y en última instancia desarrollan la enfermedad con metástasis. Incluso después de una prostatectomía radical, en alrededor de un tercio de los pacientes el cáncer regresa, como se evidencia en el aumento de los niveles de PSA (Antígeno Prostático Específico). En ese momento, las opciones de tratamiento son limitadas, ya que la próstata ya ha sido extirpada. El siguiente paso es, en esencia, castración química: la ablación hormonal. Al igual que el cáncer de mama puede prosperar con los estrógenos, el cáncer de próstata puede prosperar con la testosterona. Por lo tanto, se puede tratar de eliminar toda la testosterona, pero esto puede tener grandes efectos secundarios negativos. Todo lo que podamos hacer para retrasar esto sería bueno.

Así que, ¿qué hay de las plantas? Se han dado cuenta de que los hombres en Asia tienen las tasas más bajas de cáncer de próstata del mundo: hasta diez veces menor que las de América del Norte. Ahora, ¿se trata simplemente de algo genético? No. Cuando personas japonesas se trasladan a los Estados Unidos y comienzan a vivir y comer como nosotros, sus tasas de cáncer de mama y de próstata se disparan hacia niveles como las nuestras. Esto podría ser debido a lo que están comiendo de más aquí; los productos de origen animal son el principal factor de riesgo para el cáncer de próstata en todo el mundo, en cada uno de los países.

O podría ser a causa de lo que están comiendo de menos aquí; su tradicional dieta baja en grasa, rica en fibra, con productos de soja, té verde, y una alimentación rica en plantas en general. Por lo tanto, ¿pusieron estos investigadores a estos pacientes de cáncer en una dieta basada en plantas? No. Simplemente hicieron que los pacientes bebieran una taza de zumo de granada todos los días. ¿Por qué? Porque este estudio fue financiado por la industria del zumo de granada. Al menos se les permitió tomarlo por vía oral.

Así que, ¿qué pasó? Pues bien, en los tres años previos al estudio, el cáncer de todos los pacientes estaba creciendo de manera constante, según lo medido en sus niveles medios de PSA que se incrementaban. Pues bien, una vez que comenzaron con la ingesta de zumo, sus tumores continuaron creciendo, pero parece que estaban creciendo más lentamente.

Ahora bien, en contraste, el Doctor Dean Ornish y sus colegas obtuvieron una aparente reversión en las primeras etapas de crecimiento del cáncer de próstata con una dieta basada en plantas y otros cambios de estilo de vida saludables. No es que los niveles de PSA subieran más lentamente, sino que tendieron a bajar. Y, analizando la sangre de los hombres con cáncer de próstata en un laboratorio, el suero sanguíneo de aquellos con una dieta sana suprimía el crecimiento del cáncer casi ocho veces mejor; mientras que la sangre de los hombres en el zumo de granada suprimía el crecimiento del cáncer sólo alrededor de un 12%. Pero aún así, ver algún cambio sólo con beber una taza de zumo de granada cada día, es bastante impresionante.

El problema es que no hubo grupo de control. Ahora, se podría decir que actuaron como sus propio grupo de control; estos son ellos antes, y después. Probablemente no sea una coincidencia que sus tumores comenzaran a crecer más lentamente cuando empezaron a beber el zumo. Pero, mira esto.

Esta es una prueba con medicamentos que intenta  hacer lo mismo—tratar a hombres con cáncer de próstata recurrente después de cirugía o radiación. En el grupo del medicamento, el crecimiento tumoral se hizo más lento en el 55% de los hombres. Parece un medicamento bastante efectivo, ¿verdad? El placebo funcionó en un 73% de los hombres. El efecto placebo puede ser tan poderoso que puede aminorar el crecimiento del cáncer. Es por esto que necesitamos ensayos controlados con placebo. Tal vez engañar a la gente con una bebida con sabor a granada (pero sin granada real) tendría el mismo efecto. Crees que estás haciendo algo que te ayuda, y el cáncer puede reducir la velocidad de crecimiento. Pero no lo sabemos, hasta que se pone a prueba.

Finalmente, un ensayo clínico aleatorio y controlado de zumo de granada para el cáncer de próstata. Y, como se puede leer en el título, no tuvo efecto. ¿Qué quieren decir, sin efecto? El 25% de los pacientes con cáncer pareció reducir el tamaño de sus tumores tan pronto como empezaron a beber el zumo de granada. Sí, pero el 35% de los participantes también redujo sus tumores sin beber el zumo de granada.

Por lo tanto, cualquier efecto parece ser simplemente un placebo. Es la misma historia con píldoras de extracto de granada. Parecían funcionar, hasta que se compararon con un placebo, y la teoría se vino abajo.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Verónica Núñez Romero y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

 

Imágenes gracias a  PublicDomainPictures y edenirocha a través de Pixabay.

Nota del Doctor

¡Me encantan las granadas! Por desgracia, el zumo y los extractos no parecen más prometedores que cuando hice mi video ¿Es el zumo de granada tan maravilloso?

Para algunos alimentos que pueden afectar a la progresión del cáncer de próstata, ver:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

 

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This