¿Son seguros y efectivos los inhibidores de la PCSK9 y el colesterol de las LDL?

5/5 - (8 votes)

Quienes tienen mutaciones genéticas que los dejan con un colesterol LDL de 30 viven vidas excepcionalmente largas. ¿Podemos duplicar ese efecto con medicamentos?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Jon Aske voluntario activo en NutritionFacts.org.

Si extrapolamos las gráficas de los grandes ensayos de reducción de colesterol con estatinas parece ser que la incidencia de eventos cardiovasculares tales como los ataques cardíacos se acercaría a cero si el colesterol LDL se pudiera reducir por debajo de 60 para prevenir el primer ataque cardíaco y alrededor de 30 mg/dl para quienes buscan prevenir un ataque más. Pero, ¿es menos realmente mejor? ¿Y no es peligroso tener niveles de colesterol tan bajos?

No sabíamos la respuesta hasta que se inventaron los inhibidores de PCSK9. Si esa palabra suena vagamente familiar, es porque ese fue el gen que describí en mi anterior video. Es el que sufrió la mutación que da a las personas un LDL tan bajo y, de hecho, así es como a las grandes farmacéuticas se les ocurrió la idea de intentar incapacitar el PCSK9 con medicamentos. Después de un ataque cardíaco, la reducción intensiva del colesterol LDL más allá del objetivo de 70 parece funcionar mejor. Hubo menos muertes cardiovasculares, ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares con un LDL de menos de 30 comparado con uno de 70 o más, e incluso comparado con menos de 70. Hay una reducción constante del riesgo incluso cuando se comienza con un promedio tan bajo como de 63 y reduciendo el LDL a 21, sorprendentemente no resultó en efectos secundarios adversos compensatorios.

Tal vez eso no debería ser tan sorprendente dado que ese es el nivel con el que comenzamos la vida. Y hay otro tipo de mutación genética que deja a las personas con LDL de aproximadamente 30 durante toda su vida, y se sabe que tienen una esperanza de vida excepcionalmente larga. Pero espera un momento. ¿De dónde salió esa idea de que el colesterol podría bajar excesivamente?

La sugerencia a menudo repetida de que la reducción del colesterol puede ser peligrosa por el agotamiento del colesterol celular no está respaldada por la evidencia y no tiene en cuenta los exquisitos mecanismos de equilibrio que utiliza nuestro cuerpo. Al fin y al cabo, recordemos que así es como evolucionamos. Hasta hace poco, la mayoría de nosotros solíamos tener un LDL de alrededor de 50; así que eso es normal para la especie humana. La ausencia de pruebas de que los niveles de colesterol bajos o reducidos sean de alguna manera perjudiciales contrasta con la evidencia considerable de que la reducción del colesterol previene la enfermedad coronaria, nuestra principal causa de muerte.

¿Y qué pasa con la producción de hormonas? Dado que el cuerpo humano necesita colesterol para la síntesis de hormonas esteroides, como las hormonas suprarrenales y las hormonas sexuales, existe la duda de que pudiera no haber suficiente colesterol. Y no es posible saberlo hasta ponerlo a prueba. Durante décadas, hemos sabido que las mujeres que toman medicamentos para reducir el colesterol no tienen problemas con la producción de estrógenos. La reducción del colesterol tampoco afecta la función de la glándula suprarrenal. Tampoco afecta la función testicular en términos de producción de testosterona. En todo caso, las estatinas mejoran la función eréctil en los hombres, que es lo que cabría esperar de la reducción del colesterol. Pero, como podemos ver, estos estudios solo buscaron reducir el LDL a 70 o menos. ¿Qué pasa si el LDL es realmente bajo?

Con los inhibidores de PCSK9, la mayoría de las personas pueden tener un LDL por debajo de 40 ¡y algunas por debajo de 15! Y … no hay evidencia de deterioro de la síntesis de hormonas suprarrenales, ováricas o testiculares, incluso en pacientes con niveles de LDL por debajo de 15. El riesgo de ataques cardíacos disminuye en línea recta a medida que el LDL desciende cada vez más, incluso por debajo de 10, por ejemplo, sin afectar aparentemente la seguridad, pero eso es durante la duración del uso de estos medicamentos. El seguimiento más largo hasta la fecha es de aproximadamente seis años, utilizando múltiples medicamentos para reducir el LDL lo más bajo posible. Nos podemos reconfortar con el hecho de que aquellos con mutaciones extremas de PCSK9, que llevan a una reducción de por vida en los niveles de LDL-C a menos de 20 durante toda su vida, se mantienen saludables y tienen hijos saludables. Las mutaciones que afectan el colesterol son de hecho las que causan los llamados síndromes de longevidad, pero eso no significa necesariamente que los medicamentos sean seguros del todo. La conclusión de todo esto es que deberíamos intentar reducir nuestro colesterol LDL lo más posible, pero se necesitan datos de seguimiento mucho más prolongados cada vez que se introduce una nueva clase de medicamentos. Hasta ahora, todo parece ir bien, pero solo tenemos datos de unos años. Por ejemplo, no sabíamos que las estatinas aumentaban el riesgo de diabetes hasta décadas después de que fueron aprobadas y millones de personas las habían usado ya. Y no olvidemos el hecho de que los inhibidores de PCSK9 cuestan alrededor de $14,000 al año.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avo Media

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Jon Aske voluntario activo en NutritionFacts.org.

Si extrapolamos las gráficas de los grandes ensayos de reducción de colesterol con estatinas parece ser que la incidencia de eventos cardiovasculares tales como los ataques cardíacos se acercaría a cero si el colesterol LDL se pudiera reducir por debajo de 60 para prevenir el primer ataque cardíaco y alrededor de 30 mg/dl para quienes buscan prevenir un ataque más. Pero, ¿es menos realmente mejor? ¿Y no es peligroso tener niveles de colesterol tan bajos?

No sabíamos la respuesta hasta que se inventaron los inhibidores de PCSK9. Si esa palabra suena vagamente familiar, es porque ese fue el gen que describí en mi anterior video. Es el que sufrió la mutación que da a las personas un LDL tan bajo y, de hecho, así es como a las grandes farmacéuticas se les ocurrió la idea de intentar incapacitar el PCSK9 con medicamentos. Después de un ataque cardíaco, la reducción intensiva del colesterol LDL más allá del objetivo de 70 parece funcionar mejor. Hubo menos muertes cardiovasculares, ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares con un LDL de menos de 30 comparado con uno de 70 o más, e incluso comparado con menos de 70. Hay una reducción constante del riesgo incluso cuando se comienza con un promedio tan bajo como de 63 y reduciendo el LDL a 21, sorprendentemente no resultó en efectos secundarios adversos compensatorios.

Tal vez eso no debería ser tan sorprendente dado que ese es el nivel con el que comenzamos la vida. Y hay otro tipo de mutación genética que deja a las personas con LDL de aproximadamente 30 durante toda su vida, y se sabe que tienen una esperanza de vida excepcionalmente larga. Pero espera un momento. ¿De dónde salió esa idea de que el colesterol podría bajar excesivamente?

La sugerencia a menudo repetida de que la reducción del colesterol puede ser peligrosa por el agotamiento del colesterol celular no está respaldada por la evidencia y no tiene en cuenta los exquisitos mecanismos de equilibrio que utiliza nuestro cuerpo. Al fin y al cabo, recordemos que así es como evolucionamos. Hasta hace poco, la mayoría de nosotros solíamos tener un LDL de alrededor de 50; así que eso es normal para la especie humana. La ausencia de pruebas de que los niveles de colesterol bajos o reducidos sean de alguna manera perjudiciales contrasta con la evidencia considerable de que la reducción del colesterol previene la enfermedad coronaria, nuestra principal causa de muerte.

¿Y qué pasa con la producción de hormonas? Dado que el cuerpo humano necesita colesterol para la síntesis de hormonas esteroides, como las hormonas suprarrenales y las hormonas sexuales, existe la duda de que pudiera no haber suficiente colesterol. Y no es posible saberlo hasta ponerlo a prueba. Durante décadas, hemos sabido que las mujeres que toman medicamentos para reducir el colesterol no tienen problemas con la producción de estrógenos. La reducción del colesterol tampoco afecta la función de la glándula suprarrenal. Tampoco afecta la función testicular en términos de producción de testosterona. En todo caso, las estatinas mejoran la función eréctil en los hombres, que es lo que cabría esperar de la reducción del colesterol. Pero, como podemos ver, estos estudios solo buscaron reducir el LDL a 70 o menos. ¿Qué pasa si el LDL es realmente bajo?

Con los inhibidores de PCSK9, la mayoría de las personas pueden tener un LDL por debajo de 40 ¡y algunas por debajo de 15! Y … no hay evidencia de deterioro de la síntesis de hormonas suprarrenales, ováricas o testiculares, incluso en pacientes con niveles de LDL por debajo de 15. El riesgo de ataques cardíacos disminuye en línea recta a medida que el LDL desciende cada vez más, incluso por debajo de 10, por ejemplo, sin afectar aparentemente la seguridad, pero eso es durante la duración del uso de estos medicamentos. El seguimiento más largo hasta la fecha es de aproximadamente seis años, utilizando múltiples medicamentos para reducir el LDL lo más bajo posible. Nos podemos reconfortar con el hecho de que aquellos con mutaciones extremas de PCSK9, que llevan a una reducción de por vida en los niveles de LDL-C a menos de 20 durante toda su vida, se mantienen saludables y tienen hijos saludables. Las mutaciones que afectan el colesterol son de hecho las que causan los llamados síndromes de longevidad, pero eso no significa necesariamente que los medicamentos sean seguros del todo. La conclusión de todo esto es que deberíamos intentar reducir nuestro colesterol LDL lo más posible, pero se necesitan datos de seguimiento mucho más prolongados cada vez que se introduce una nueva clase de medicamentos. Hasta ahora, todo parece ir bien, pero solo tenemos datos de unos años. Por ejemplo, no sabíamos que las estatinas aumentaban el riesgo de diabetes hasta décadas después de que fueron aprobadas y millones de personas las habían usado ya. Y no olvidemos el hecho de que los inhibidores de PCSK9 cuestan alrededor de $14,000 al año.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avo Media

Nota del Doctor

¿Cómo podemos reducir el colesterol con la dieta? Consulta Grasas trans, grasas saturadas y colesterol: ingesta máxima tolerable de cero.

Para obtener más información sobre las estatinas, consulte:

Si te perdiste el video anterior, consulta ¿Podemos tener el colesterol demasiado bajo?

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí. Lee esta información importante sobre las traducciones aquí.

Pin It en Pinterest

Share This