¿Podemos tener el colesterol demasiado bajo?

5/5 - (8 votes)

Un estilo de vida sano puede hacer desaparecer un 90% del riesgo de sufrir un ataque al corazón, mientras que los medicamentos podrían reducir el riesgo solo en un 20 a 30%.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Antonio Galán voluntario activo en NutritionFacts.org.

En la dieta estadounidense estándar, la ateroesclerosis (el endurecimiento de las arterias), el asesino número uno de hombres y mujeres, comienza en la adolescencia. Unos investigadores recogieron alrededor de 3000 conjuntos de arterias coronarias y aortas (la arteria principal del cuerpo) de víctimas de accidentes, homicidios y suicidios de 15 a 34 años de edad, y encontraron lo siguiente. Las estrías grasas comienzan en nuestra adolescencia, se convierten en placas ateroescleróticas a los 20, empeoran a los 30 y pueden empezar entonces a matarnos. En nuestro corazón pueden causar un infarto. En nuestro cerebro pueden causar una apoplejía.

¿Qué tan común es esto? El 100 % de los adolescentes a los que estudiaron ya tenía estrías grasas acumulándose en sus arterias, y en la mayoría de gente de treinta y pocos esas estrías ya habían desarrollado placas ateroescleróticas que se amontonaban en sus arterias. Este es el aspecto de sus aortas entre los 15 y los 19 años, estrías grasas acumulándose en todas partes, pero por lo general aún no hay placas. Las placas comienzan a aparecer a los veintipocos y empeoran a finales de los 20, momento en el que las estrías grasas se han infiltrado en todas partes. A principios de los 30, nuestras arterias están en mal estado. Esa es nuestra aorta, la arteria principal que atraviesa nuestro torso y se divide en nuestras piernas. ¿Qué ocurre con las arterias coronarias que alimentan a nuestro corazón?

Lo mismo. Comenzamos con estrías grasas en nuestra adolescencia, los primeros indicios de placas empiezan a los 20, así están a finales de los 20 y por último así es una arteria coronaria promedio de 30-34 años. La mayoría de las personas de treinta y pocos ya tiene placas en las arterias coronarias. La ateroesclerosis comienza en la juventud.

Por lo tanto, no debemos esperar a que haya síntomas de enfermedad cardíaca para tratarla. Si comienza en la juventud, deberíamos empezar a tratarla en la juventud. Si supieras que tienes un tumor canceroso, no esperarías a que creciera hasta cierto tamaño para tratarlo, o, si tuvieras diabetes, no esperarías a perder la visión antes de hacer algo al respecto. Muy bien.  Entonces, ¿cómo se trata la ateroesclerosis? Reduciendo el colesterol LDL mediante una dieta estricta baja en colesterol y grasas saturadas, es decir, una dieta baja en huevos, carne, lácteos y chatarra.

Si queremos detener esta epidemia, tenemos que modificar nuestro estilo de vida y empezar tan pronto como sea posible. ¿Es tan impracticable una propuesta tan radical? Quiero decir, ¿comer más sano? ¡Qué radical! Por supuesto, esto exigiría un compromiso total, pero recuerda que esta es nuestra causa n.º 1 de muerte. Quiero decir, si vamos a comprometernos a algo, que sea esto. Lo hicimos genial con el tabaquismo: se fumó mucho menos y las tasas de cáncer de pulmón bajaron de golpe. Además, comer sano es seguro. Según la Academia de Nutrición y Dietética, la más grande y antigua asociación de profesionales de la nutrición del mundo, incluso las dietas estrictamente vegetales son apropiadas para todas las etapas del ciclo de vida, desde el embarazo y la infancia hasta la vejez. Si deseas más información, la Academia sugiere algunas webs que merece la pena visitar.

Curar la ateroesclerosis debe ser el próximo objetivo principal de prevención cardiovascular. ¿Tenemos pruebas de que una supresión de por vida de colesterol LDL lo conseguirá? Existe una mutación genética de un gen llamado PCSK9 con la que aproximadamente 1 de cada 50 afroamericanos tienen la suerte de nacer, pues les da alrededor de un 40 % menos de colesterol durante toda su vida. De hecho, tienen tasas drásticamente más bajas de enfermedad coronaria arterial, un riesgo 88 % menor, pese a unos terribles factores de riesgo de media. La mayoría tenía hipertensión y sobrepeso, casi un tercio fumaba, casi el 20 % tenía diabetes. Eso solo demuestra que un historial de por vida de bajos niveles de colesterol LDL reduce significativamente el riesgo de enfermedad coronaria, incluso en presencia de múltiples factores de riesgo.

Y esta caída cercana al 90 % en sucesos como infartos o muerte súbita ocurrió a un promedio de 100 mg/dl de colesterol LDL, en comparación con 138 mg/dl; por lo que podrías llegar incluso a menos de 100. ¡Espera! ¿Por qué la reducción del colesterol LDL en unos 40 puntos en personas con esa afortunada mutación disminuye la incidencia de enfermedades coronarias en casi un 90 %, mientras que esa misma caída de 40 puntos con medicamentos con estatinas reduciría la enfermedad coronaria en solo un 20 %? La respuesta más probable es la duración. Cuando se trata de reducir el colesterol LDL, no se trata solo del nivel, sino de cuánto tiempo ha estado bajo. 

Por eso llevar un estilo de vida saludable puede eliminar un 90 % el riesgo de infarto, mientras que los medicamentos solo pueden reducirlo en un 20-30 %. Si recibes tratamiento con medicamentos a una edad tardía, quizá tengas que llevar el colesterol LDL por debajo de 70 para detener la progresión de la ateroesclerosis coronaria, pero si comenzamos lo suficientemente pronto, lo suficientemente jóvenes, puede ser suficiente reducir el colesterol LDL a 100 mg/dl, un nivel asequible para la mayoría. Eso es coherente con los datos divididos por países que sugieren que las enfermedades cardíacas tocarían fondo si el promedio entre la población estuviera alrededor de 100. Pero eso solo si puedes mantenerlo a ese nivel toda tu vida.

Si te limitas a usar medicamentos al final de tu vida para intentar detener la progresión de la enfermedad, tienes que reducir tu colesterol LDL a menos de 70. Si lo que intentas es revertir una vida de malas elecciones alimentarias, no llegarás a cero hasta aproximadamente un nivel de 55. Si tu enfermedad cardíaca es tan grave que ya has tenido un infarto y estás intentando no morir de otro, lo ideal es que intentes reducir tu colesterol LDL a unos 30. Una vez llegado a un nivel tan bajo, no solo evitarías nuevas placas ateroescleróticas, sino que también estabilizarías las que ya tienes para que sean menos propensas a estallar y matarte. ¿Es seguro tener niveles de colesterol tan bajos? En otras palabras, ¿se puede tener el colesterol LDL demasiado bajo? Lo averiguaremos a continuación.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Antonio Galán voluntario activo en NutritionFacts.org.

En la dieta estadounidense estándar, la ateroesclerosis (el endurecimiento de las arterias), el asesino número uno de hombres y mujeres, comienza en la adolescencia. Unos investigadores recogieron alrededor de 3000 conjuntos de arterias coronarias y aortas (la arteria principal del cuerpo) de víctimas de accidentes, homicidios y suicidios de 15 a 34 años de edad, y encontraron lo siguiente. Las estrías grasas comienzan en nuestra adolescencia, se convierten en placas ateroescleróticas a los 20, empeoran a los 30 y pueden empezar entonces a matarnos. En nuestro corazón pueden causar un infarto. En nuestro cerebro pueden causar una apoplejía.

¿Qué tan común es esto? El 100 % de los adolescentes a los que estudiaron ya tenía estrías grasas acumulándose en sus arterias, y en la mayoría de gente de treinta y pocos esas estrías ya habían desarrollado placas ateroescleróticas que se amontonaban en sus arterias. Este es el aspecto de sus aortas entre los 15 y los 19 años, estrías grasas acumulándose en todas partes, pero por lo general aún no hay placas. Las placas comienzan a aparecer a los veintipocos y empeoran a finales de los 20, momento en el que las estrías grasas se han infiltrado en todas partes. A principios de los 30, nuestras arterias están en mal estado. Esa es nuestra aorta, la arteria principal que atraviesa nuestro torso y se divide en nuestras piernas. ¿Qué ocurre con las arterias coronarias que alimentan a nuestro corazón?

Lo mismo. Comenzamos con estrías grasas en nuestra adolescencia, los primeros indicios de placas empiezan a los 20, así están a finales de los 20 y por último así es una arteria coronaria promedio de 30-34 años. La mayoría de las personas de treinta y pocos ya tiene placas en las arterias coronarias. La ateroesclerosis comienza en la juventud.

Por lo tanto, no debemos esperar a que haya síntomas de enfermedad cardíaca para tratarla. Si comienza en la juventud, deberíamos empezar a tratarla en la juventud. Si supieras que tienes un tumor canceroso, no esperarías a que creciera hasta cierto tamaño para tratarlo, o, si tuvieras diabetes, no esperarías a perder la visión antes de hacer algo al respecto. Muy bien.  Entonces, ¿cómo se trata la ateroesclerosis? Reduciendo el colesterol LDL mediante una dieta estricta baja en colesterol y grasas saturadas, es decir, una dieta baja en huevos, carne, lácteos y chatarra.

Si queremos detener esta epidemia, tenemos que modificar nuestro estilo de vida y empezar tan pronto como sea posible. ¿Es tan impracticable una propuesta tan radical? Quiero decir, ¿comer más sano? ¡Qué radical! Por supuesto, esto exigiría un compromiso total, pero recuerda que esta es nuestra causa n.º 1 de muerte. Quiero decir, si vamos a comprometernos a algo, que sea esto. Lo hicimos genial con el tabaquismo: se fumó mucho menos y las tasas de cáncer de pulmón bajaron de golpe. Además, comer sano es seguro. Según la Academia de Nutrición y Dietética, la más grande y antigua asociación de profesionales de la nutrición del mundo, incluso las dietas estrictamente vegetales son apropiadas para todas las etapas del ciclo de vida, desde el embarazo y la infancia hasta la vejez. Si deseas más información, la Academia sugiere algunas webs que merece la pena visitar.

Curar la ateroesclerosis debe ser el próximo objetivo principal de prevención cardiovascular. ¿Tenemos pruebas de que una supresión de por vida de colesterol LDL lo conseguirá? Existe una mutación genética de un gen llamado PCSK9 con la que aproximadamente 1 de cada 50 afroamericanos tienen la suerte de nacer, pues les da alrededor de un 40 % menos de colesterol durante toda su vida. De hecho, tienen tasas drásticamente más bajas de enfermedad coronaria arterial, un riesgo 88 % menor, pese a unos terribles factores de riesgo de media. La mayoría tenía hipertensión y sobrepeso, casi un tercio fumaba, casi el 20 % tenía diabetes. Eso solo demuestra que un historial de por vida de bajos niveles de colesterol LDL reduce significativamente el riesgo de enfermedad coronaria, incluso en presencia de múltiples factores de riesgo.

Y esta caída cercana al 90 % en sucesos como infartos o muerte súbita ocurrió a un promedio de 100 mg/dl de colesterol LDL, en comparación con 138 mg/dl; por lo que podrías llegar incluso a menos de 100. ¡Espera! ¿Por qué la reducción del colesterol LDL en unos 40 puntos en personas con esa afortunada mutación disminuye la incidencia de enfermedades coronarias en casi un 90 %, mientras que esa misma caída de 40 puntos con medicamentos con estatinas reduciría la enfermedad coronaria en solo un 20 %? La respuesta más probable es la duración. Cuando se trata de reducir el colesterol LDL, no se trata solo del nivel, sino de cuánto tiempo ha estado bajo. 

Por eso llevar un estilo de vida saludable puede eliminar un 90 % el riesgo de infarto, mientras que los medicamentos solo pueden reducirlo en un 20-30 %. Si recibes tratamiento con medicamentos a una edad tardía, quizá tengas que llevar el colesterol LDL por debajo de 70 para detener la progresión de la ateroesclerosis coronaria, pero si comenzamos lo suficientemente pronto, lo suficientemente jóvenes, puede ser suficiente reducir el colesterol LDL a 100 mg/dl, un nivel asequible para la mayoría. Eso es coherente con los datos divididos por países que sugieren que las enfermedades cardíacas tocarían fondo si el promedio entre la población estuviera alrededor de 100. Pero eso solo si puedes mantenerlo a ese nivel toda tu vida.

Si te limitas a usar medicamentos al final de tu vida para intentar detener la progresión de la enfermedad, tienes que reducir tu colesterol LDL a menos de 70. Si lo que intentas es revertir una vida de malas elecciones alimentarias, no llegarás a cero hasta aproximadamente un nivel de 55. Si tu enfermedad cardíaca es tan grave que ya has tenido un infarto y estás intentando no morir de otro, lo ideal es que intentes reducir tu colesterol LDL a unos 30. Una vez llegado a un nivel tan bajo, no solo evitarías nuevas placas ateroescleróticas, sino que también estabilizarías las que ya tienes para que sean menos propensas a estallar y matarte. ¿Es seguro tener niveles de colesterol tan bajos? En otras palabras, ¿se puede tener el colesterol LDL demasiado bajo? Lo averiguaremos a continuación.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

Nota del Doctor

¿Sabías que la ateroesclerosis puede empezar a una edad tan temprana? Consulta La enfermedad cardíaca comienza en la infancia.

Para obtener más información sobre los efectos de los medicamentos frente al estilo de vida, consulta mi video El beneficio real de la dieta frente a los medicamentos.

¿Quieres saber más sobre la llamada prevención primordial? Consulte Cuando el riesgo bajo significa riesgo alto.

¿Importa el tamaño del colesterol? Mira el video para averiguarlo.

Pronto podrás ver el siguiente video: ¿Son seguros y efectivos los inhibidores de la PCSK9 y el colesterol de las LDL?

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This