¿Quiénes deberían evitar la soja?

¿Quiénes deberían evitar la soja?
4.67 (93.33%) 6 votes

¿Cómo es que los alimentos de soya pueden funcionar de los dos formas, teniendo efectos pro-estrogénicos en algunos órganos (protegiendo los huesos y reduciendo los síntomas de la menopausia), pero también efectos anti-estrogénicos (protegiendo al cuerpo contra el cáncer de mama y de endometrio)?

Comenta
Comparte

Esto es sólo una aproximación del audio. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Leslie Salas y Hermes Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Cuando un estudio de la Iniciativa de Salud de la Mujer encontró que las mujeres menopaúsicas que reciben terapia de reemplazo hormonal sufren de mayores tasas de cáncer de mama, enfermedades cardiovasculares y daño en general, se hizo un llamado para desarrollar alternativas más seguras. Sí, el estrógeno tiene efectos positivos, concluyó la Iniciativa de Salud de la Mujer, entre ellos la reducción de los síntomas de la menopausia y mejorías en la salud ósea, reduciendo el riesgo de fracturas de cadera. Pero el estrógeno también tiene efectos negativos: aumenta el riesgo de coágulos de sangre en el corazón, el cerebro y los pulmones, así como el riesgo a desarrollar cáncer de mama.

Así que lo ideal para obtener lo mejor de ambos mundos sería tener un agente conocido como un modulador selectivo del receptor de estrógeno, algo que tenga efectos pro-estrogénicos en algunos tejidos, como en los huesos, pero efectos anti-estrogénicos en otros tejidos, como en el mamario. Las compañías farmacéuticas están tratando de hacer algo así, pero los fitoestrógenos, unos compuestos naturales de origen vegetal –como la genisteína en la soya, que son estructuralmente similares al estrógeno– parecen funcionar como moduladores selectivos naturales de los receptores de estrógeno. ¿Cómo puede algo que se parece al estrógeno actuar como un “anti-estrógeno”?

La teoría original de como los fitoestrógenos de la soya controlan el crecimiento del cáncer de mama dice que éstos compiten con nuestros propios estrógenos para formar un complejo con el receptor de estrógeno. A medida que se añaden más compuestos de soya sobre células de cáncer de mama en una caja Petri, menos estrógeno puede unirse al receptor. Así la capacidad de los fitoestrógenos de bloquear al estrógeno puede ayudar a explicar sus efectos anti-estrogénicos. Pero, ¿cómo podemos explicar sus efectos pro-estrogénicos en otros tejidos como los huesos? ¿Cómo es que la soya puede funcionar de las dos formas?

El misterio se resolvió cuando descubrimos que hay dos tipos de receptores de estrógeno en el cuerpo. Así que la respuesta de cada célula depende del tipo de receptores de estrógeno que ésta posea. La clave para entender el potencial de protección de los fitoestrógenos de la soya puede ser la existencia de otro recién descubierto receptor de estrógeno –el receptor de estrógeno beta, distinto a los clásicos receptores de estrógeno alfa. A diferencia del estrógeno propio de nuestro cuerpo, los fitoestrógenos de la soya se unen preferentemente a los receptores beta.

Si una persona come alrededor de una taza de granos de soya integral cocidos, sus niveles de genisteína en la sangre llegarán a alrededor de 20 a 50 nano moles en aproximadamente 8 horas. Eso evidencia lo mucho que el compuesto está circulando a través del cuerpo, bañando a nuestras células. Alrededor de la mitad estará formando complejos con las proteínas en la sangre, por lo que la concentración efectiva será aproximadamente la mitad. Veamos lo que esto significa para la activación del receptor de estrógeno.

Éste es el gráfico que explica los misteriosos beneficios a la salud que tienen los alimentos de soya. Alrededor de los niveles efectivos que se obtendrían al comer una taza de granos de soya, la activación de los receptores alfa es poca, pero hay mucha activación de los receptores beta. Así que ahora veamos en donde se encuentran cada uno de estos receptores en el cuerpo humano.

La forma en que las píldoras de estrógeno aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos fatales es haciendo que el hígado produzca un exceso de factores de coagulación. Pero, adivina qué, el hígado humano solo contiene receptores de estrógeno alfa, no receptores beta. Así que tal vez comer 30 tazas de soya al día podría causar problemas, pero a los niveles de concentración obtenidos con el consumo de soya normal, no es de extrañar que esto sea un problema sólo con los medicamentos de estrógeno, no con los fitoestrógenos de la soya.

Los efectos en el útero también parecen estar mediados exclusivamente por los receptores alfa, lo cual es probablemente la razón por la cual ningún impacto negativo se ha visto con la soya. Así, mientras que los medicamentos que contienen estrógeno pueden aumentar el riesgo de cáncer endometrial hasta 10 veces, los alimentos que contienen fitoestrógenos de soya están asociados con una reducción significativa de cáncer endometrial, de hecho, parecen tener efectos de protección contra estos tipos de cáncer ginecológicos en general. Mujeres que consumieron la mayor cantidad de soya en un estudio tuvieron 30% menos cáncer endometrial y su riesgo de desarrollar cáncer de ovario fue casi la mitad.

Los fitoestrógenos de la soya no parecen tener ningún efecto en el revestimiento del útero, pero aún así pueden mejorar dramáticamente los síntomas de la menopausia. El índice de Kupperman es como una compilación de los 11 síntomas de la menopausia más comunes.

En cuanto a la salud de los huesos, las células óseas humanas tienen receptores de estrógeno beta, por lo que podríamos esperar que los fitoestrógenos de la soya tengan un efecto protector. Y, de hecho, parecen aumentar significativamente la densidad mineral ósea, lo cual concuerda con estudios poblacionales que sugieren que un alto consumo de productos de soya está asociado a un aumento de la masa ósea. Pero, ¿puede la soya prevenir la pérdida ósea con el tiempo?

La leche de soya se comparó con una crema trasdérmica de progesterona. El grupo control perdió significativa densidad mineral ósea en la columna vertebral durante un periodo de estudio de dos años, pero el grupo de la progesterona perdió significativamente menos, mientras que el grupo que tomó dos vasos de leche de soya al día terminó en realidad mejor que cuando comenzaron. Éste es probablemente el estudio más robusto hasta la fecha, comparando el fitoestrógeno de la soya genisteína con un régimen más tradicional de terapia de reemplazo hormonal. Por más de un año, el grupo que tomó un placebo perdió densidad ósea en la columna vertebral, pero los grupos con fitoestrógenos y estrógeno ganaron densidad ósea. Lo mismo con los huesos de la cadera.

El estudio muestra claramente que el fitoestrógeno de la soya previene la pérdida ósea y acelera la formación de hueso nuevo, produciendo una ganancia neta de masa ósea. Pero la única razón por la que nos importa la masa ósea es porque queremos evitar fracturas. ¿Es entonces el consumo de alimentos de soya asociado a un menor riesgo de fracturas? Sí, un riesgo significativamente menor de fractura ósea asociada a sólo una porción de soya al día, el equivalente de 5 a 7 gramos de proteína de soya, o de 20 a 30 miligramos de fitoestrogenos. Que es as o menos una taza de leche de soya, o mejor aún, una porción de un alimento integral de soya como el tempeh o el edamame o los granos mismos.

Sin embargo, no existen datos sobre fracturas para suplementos de soya, por lo que si buscamos obtener los tipos de beneficios para la salud que las poblaciones asiáticas tienen por comer alimentos integrales y tradicionales de soya, tal vez deberíamos considerar mejor comer estos últimos en lugar de tomar polvos de proteína que no han sido probados o pastillas.

¿Hay algún grupo que debería evitar la soya? Bueno, algunas personas alérgicas son a la soya. Sin embargo, una encuesta nacional encontró que sólo 1 de cada 2,000 personas son alérgicas a la soya. 40 veces menos que los casos de intolerancia a la lactosa, el alérgeno más común y alrededor de 10 veces menos que todos los otros alérgicos comunes como pescado, huevos, mariscos, nueces, trigo o maní.

Crédito de la imagen: PublicDomainPictures via Pixabay. La imagen ha sido modificada.

Esto es sólo una aproximación del audio. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Leslie Salas y Hermes Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Cuando un estudio de la Iniciativa de Salud de la Mujer encontró que las mujeres menopaúsicas que reciben terapia de reemplazo hormonal sufren de mayores tasas de cáncer de mama, enfermedades cardiovasculares y daño en general, se hizo un llamado para desarrollar alternativas más seguras. Sí, el estrógeno tiene efectos positivos, concluyó la Iniciativa de Salud de la Mujer, entre ellos la reducción de los síntomas de la menopausia y mejorías en la salud ósea, reduciendo el riesgo de fracturas de cadera. Pero el estrógeno también tiene efectos negativos: aumenta el riesgo de coágulos de sangre en el corazón, el cerebro y los pulmones, así como el riesgo a desarrollar cáncer de mama.

Así que lo ideal para obtener lo mejor de ambos mundos sería tener un agente conocido como un modulador selectivo del receptor de estrógeno, algo que tenga efectos pro-estrogénicos en algunos tejidos, como en los huesos, pero efectos anti-estrogénicos en otros tejidos, como en el mamario. Las compañías farmacéuticas están tratando de hacer algo así, pero los fitoestrógenos, unos compuestos naturales de origen vegetal –como la genisteína en la soya, que son estructuralmente similares al estrógeno– parecen funcionar como moduladores selectivos naturales de los receptores de estrógeno. ¿Cómo puede algo que se parece al estrógeno actuar como un “anti-estrógeno”?

La teoría original de como los fitoestrógenos de la soya controlan el crecimiento del cáncer de mama dice que éstos compiten con nuestros propios estrógenos para formar un complejo con el receptor de estrógeno. A medida que se añaden más compuestos de soya sobre células de cáncer de mama en una caja Petri, menos estrógeno puede unirse al receptor. Así la capacidad de los fitoestrógenos de bloquear al estrógeno puede ayudar a explicar sus efectos anti-estrogénicos. Pero, ¿cómo podemos explicar sus efectos pro-estrogénicos en otros tejidos como los huesos? ¿Cómo es que la soya puede funcionar de las dos formas?

El misterio se resolvió cuando descubrimos que hay dos tipos de receptores de estrógeno en el cuerpo. Así que la respuesta de cada célula depende del tipo de receptores de estrógeno que ésta posea. La clave para entender el potencial de protección de los fitoestrógenos de la soya puede ser la existencia de otro recién descubierto receptor de estrógeno –el receptor de estrógeno beta, distinto a los clásicos receptores de estrógeno alfa. A diferencia del estrógeno propio de nuestro cuerpo, los fitoestrógenos de la soya se unen preferentemente a los receptores beta.

Si una persona come alrededor de una taza de granos de soya integral cocidos, sus niveles de genisteína en la sangre llegarán a alrededor de 20 a 50 nano moles en aproximadamente 8 horas. Eso evidencia lo mucho que el compuesto está circulando a través del cuerpo, bañando a nuestras células. Alrededor de la mitad estará formando complejos con las proteínas en la sangre, por lo que la concentración efectiva será aproximadamente la mitad. Veamos lo que esto significa para la activación del receptor de estrógeno.

Éste es el gráfico que explica los misteriosos beneficios a la salud que tienen los alimentos de soya. Alrededor de los niveles efectivos que se obtendrían al comer una taza de granos de soya, la activación de los receptores alfa es poca, pero hay mucha activación de los receptores beta. Así que ahora veamos en donde se encuentran cada uno de estos receptores en el cuerpo humano.

La forma en que las píldoras de estrógeno aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos fatales es haciendo que el hígado produzca un exceso de factores de coagulación. Pero, adivina qué, el hígado humano solo contiene receptores de estrógeno alfa, no receptores beta. Así que tal vez comer 30 tazas de soya al día podría causar problemas, pero a los niveles de concentración obtenidos con el consumo de soya normal, no es de extrañar que esto sea un problema sólo con los medicamentos de estrógeno, no con los fitoestrógenos de la soya.

Los efectos en el útero también parecen estar mediados exclusivamente por los receptores alfa, lo cual es probablemente la razón por la cual ningún impacto negativo se ha visto con la soya. Así, mientras que los medicamentos que contienen estrógeno pueden aumentar el riesgo de cáncer endometrial hasta 10 veces, los alimentos que contienen fitoestrógenos de soya están asociados con una reducción significativa de cáncer endometrial, de hecho, parecen tener efectos de protección contra estos tipos de cáncer ginecológicos en general. Mujeres que consumieron la mayor cantidad de soya en un estudio tuvieron 30% menos cáncer endometrial y su riesgo de desarrollar cáncer de ovario fue casi la mitad.

Los fitoestrógenos de la soya no parecen tener ningún efecto en el revestimiento del útero, pero aún así pueden mejorar dramáticamente los síntomas de la menopausia. El índice de Kupperman es como una compilación de los 11 síntomas de la menopausia más comunes.

En cuanto a la salud de los huesos, las células óseas humanas tienen receptores de estrógeno beta, por lo que podríamos esperar que los fitoestrógenos de la soya tengan un efecto protector. Y, de hecho, parecen aumentar significativamente la densidad mineral ósea, lo cual concuerda con estudios poblacionales que sugieren que un alto consumo de productos de soya está asociado a un aumento de la masa ósea. Pero, ¿puede la soya prevenir la pérdida ósea con el tiempo?

La leche de soya se comparó con una crema trasdérmica de progesterona. El grupo control perdió significativa densidad mineral ósea en la columna vertebral durante un periodo de estudio de dos años, pero el grupo de la progesterona perdió significativamente menos, mientras que el grupo que tomó dos vasos de leche de soya al día terminó en realidad mejor que cuando comenzaron. Éste es probablemente el estudio más robusto hasta la fecha, comparando el fitoestrógeno de la soya genisteína con un régimen más tradicional de terapia de reemplazo hormonal. Por más de un año, el grupo que tomó un placebo perdió densidad ósea en la columna vertebral, pero los grupos con fitoestrógenos y estrógeno ganaron densidad ósea. Lo mismo con los huesos de la cadera.

El estudio muestra claramente que el fitoestrógeno de la soya previene la pérdida ósea y acelera la formación de hueso nuevo, produciendo una ganancia neta de masa ósea. Pero la única razón por la que nos importa la masa ósea es porque queremos evitar fracturas. ¿Es entonces el consumo de alimentos de soya asociado a un menor riesgo de fracturas? Sí, un riesgo significativamente menor de fractura ósea asociada a sólo una porción de soya al día, el equivalente de 5 a 7 gramos de proteína de soya, o de 20 a 30 miligramos de fitoestrogenos. Que es as o menos una taza de leche de soya, o mejor aún, una porción de un alimento integral de soya como el tempeh o el edamame o los granos mismos.

Sin embargo, no existen datos sobre fracturas para suplementos de soya, por lo que si buscamos obtener los tipos de beneficios para la salud que las poblaciones asiáticas tienen por comer alimentos integrales y tradicionales de soya, tal vez deberíamos considerar mejor comer estos últimos en lugar de tomar polvos de proteína que no han sido probados o pastillas.

¿Hay algún grupo que debería evitar la soya? Bueno, algunas personas alérgicas son a la soya. Sin embargo, una encuesta nacional encontró que sólo 1 de cada 2,000 personas son alérgicas a la soya. 40 veces menos que los casos de intolerancia a la lactosa, el alérgeno más común y alrededor de 10 veces menos que todos los otros alérgicos comunes como pescado, huevos, mariscos, nueces, trigo o maní.

Crédito de la imagen: PublicDomainPictures via Pixabay. La imagen ha sido modificada.

Nota del Doctor

Pero, ¿qué pasa si tienes un riesgo alto de padecer cáncer de mama? Ve Los genes del cáncer de mama y la soya .

Pero, ¿qué pasa si tienes ya cáncer de mama? Ve La sobrevivencia al cáncer de mama y la soya.

¿Qué ocurre con la soya genéticamente modificada? Ve La soya genéticamente modificada y el cáncer de mama.

No todos los fitoestrógenos son buenos para nuestro cuerpo. Ve ¿Cuáles son los efectos de los fitoestrógenos del lúpulo con el que se hacen algunas cervezas?

¿Qué tan dañina es la terapia de reemplazo hormonal? Ve ¿Cómo aprendieron los médicos sobre el riesgo de las terapias hormonales?

Los estrógenos sintéticos con el que se suplementa al ganado también son una fuente de preocupación. Ve El uso de zeranol en la carne y el cáncer de mama.

Si no lo has hecho todavía, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This