¿Engorda el azúcar?

¿Engorda el azúcar?
5 (100%) 4 votes

La respuesta de la industria azucarera sobre la evidencia que implica a los endulzantes en la epidemia de obesidad.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Sonia Moscardó voluntaria activa en NutritionFacts.org.

La epidemia de obesidad podría ser la punta del iceberg en términos de exceso de grasa. Se estima que el 91% de los adultos, 9 de cada 10,  y el 69% de los niños en Estados Unidos tiene el exceso de grasa suficiente para perjudicar la salud, que puede darse incluso en personas con peso normal, debido al exceso de grasa abdominal. Tienes exceso de grasa si la circunferencia de tu cintura es más de la mitad de tu altura. ¿Qué está causando esta epidemia? Una de las causas puede ser los azúcares añadidos que ingerimos. 

Hace un siglo, el azúcar se anunció como una de las formas más baratas de aportar calorías a la dieta. Solo diez centavos de azúcar podían proporcionar miles de calorías. “El nutricionista de Harvard a favor del azúcar” se enfureció ante el término “calorías vacías”. Las calorías del azúcar “no estaban vacías, sino llenas de energía”. En otras palabras, lleno de calorías, de las que obtenemos demasiadas. El exceso de peso de la población estadounidense corresponde a un exceso de 350 a 500 calorías de la ingesta calórica diaria como promedio. Para revertir la epidemia de obesidad, esa es la cantidad de calorías que debemos reducir. Entonces, ¿qué calorías debemos reducir? Esas son las calorías que la mayoría de los estadounidenses que no cumplen el límite de azúcar ingiere de azúcares añadidos todos los días. Veinticinco cucharaditas son unas 400 calorías.

Incluso los defensores acérrimos del azúcar como James Rippe, quien supuestamente recibía 40 000 dólares al mes de la industria del jarabe de maíz, además de los 10 millones que pagaron por su investigación. Incluso el Dr. Rippe considera indiscutible que el azúcar contribuye a la obesidad. “También es indiscutible que la reducción de azúcar debería incluirse en un plan de pérdida de peso”. De las fuentes de calorías que hay que limitar, dado que el azúcar es solo calorías vacías, no contiene nutrientes esenciales, se debería empezar por reducir el consumo de azúcar. De nuevo, esto es lo que dicen los investigadores financiados por alguien como Dr. Pepper y Coca-Cola. El autor principal, Richard Kahn, es conocido por defender a la Asociación Americana de Bebidas, la industria de los refrescos. Era el director científico de la Asociación Americana de Diabetes cuando firmaron un acuerdo de patrocinio de un millón de dólares con la mayor empresa de dulces del mundo. “Quizá la Asociación Americana de Diabetes debería llamarse la Asociación Americana de Comida Chatarra. ¿Pero qué se puede esperar de una organización financiada por la industria farmacéutica?

El punto es que “los ensayos controlados aleatorizados muestran que el aumento de la ingesta de azúcar aumenta la ingesta de calorías”, provocando un aumento de peso en adultos; y que la reducción de azúcar conduce a la pérdida de peso en niños. Cuando los investigadores asignaron al azar a personas para aumentar su consumo de azúcar de mesa o disminuirlo, el grupo de azúcar añadido aumentó un kilo y medio en 10 semanas, mientras que el que redujo el azúcar perdió un kilo y cien gramos. En una revisión sistemática y meta-análisis de los estudios de la “dieta ad libitum” (estudios de la vida real en los que se modificaron los niveles de azúcar, pero la gente podía comer lo que quisiera) la ingesta reducida de azúcares resultó en una disminución del peso, mientras que el aumento de la ingesta de azúcares resultó en un aumento comparable del peso. Los investigadores concluyen que al considerar el rápido aumento de peso que se produce después de una mayor ingesta de azúcar, parece razonable aconsejar a la gente que la reduzca.

Aunque los resultados de los estudios observacionales han sido más ambiguos. Encontraron una relación entre la obesidad y la ingesta de bebidas azucaradas, pero ninguna correlación consistente con los alimentos azucarados. Sin embargo la mayoría de los estudios se basan en datos autoinformados, y las personas obesas no cuentan todo sobre los alimentos azucarados. Pero se pueden medir los niveles de sacarosa en la orina para obtener una medida objetiva del consumo real de azúcar, y excluir las contribuciones de otros edulcorantes como el jarabe de maíz alto en fructosa. Al hacer esto, los investigadores descubrieron que el consumo de azúcar no solo se asocia a una mayor probabilidad de obesidad y de circunferencia de cintura en un estudio transversal, sino también en un estudio de cohorte prospectivo a largo plazo. Al usar la sacarosa urinaria para medir la ingesta de sacarosa, aquellos con un consumo de sacarosa mayor de cinco tenían un riesgo un 50% mayor de padecer sobrepeso u obesidad.

Negar la evidencia de que el azúcar es perjudicial para la salud ha sido la clave de la defensa de la industria azucarera”. Pero cuando la evidencia es innegable, como la relación entre el azúcar y las caries, pasan de la negación a la evasión, tratan de desviar la atención de la restricción de la ingesta a la creación de una “vacuna contra la caries”. Parece que hemos llegado a un punto similar con la obesidad, cuando alguien como el Sugar Bureau pasa de la negación a la evasión, y encarga investigaciones para que sugieran que los obesos no se beneficiarían de la pérdida de peso. Una postura contradicha por cientos de estudios en cuatro continentes, con más de diez millones de participantes.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: congerdesign vía pixabay. La imagen ha sido modificada.

Motion graphics by Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Sonia Moscardó voluntaria activa en NutritionFacts.org.

La epidemia de obesidad podría ser la punta del iceberg en términos de exceso de grasa. Se estima que el 91% de los adultos, 9 de cada 10,  y el 69% de los niños en Estados Unidos tiene el exceso de grasa suficiente para perjudicar la salud, que puede darse incluso en personas con peso normal, debido al exceso de grasa abdominal. Tienes exceso de grasa si la circunferencia de tu cintura es más de la mitad de tu altura. ¿Qué está causando esta epidemia? Una de las causas puede ser los azúcares añadidos que ingerimos. 

Hace un siglo, el azúcar se anunció como una de las formas más baratas de aportar calorías a la dieta. Solo diez centavos de azúcar podían proporcionar miles de calorías. “El nutricionista de Harvard a favor del azúcar” se enfureció ante el término “calorías vacías”. Las calorías del azúcar “no estaban vacías, sino llenas de energía”. En otras palabras, lleno de calorías, de las que obtenemos demasiadas. El exceso de peso de la población estadounidense corresponde a un exceso de 350 a 500 calorías de la ingesta calórica diaria como promedio. Para revertir la epidemia de obesidad, esa es la cantidad de calorías que debemos reducir. Entonces, ¿qué calorías debemos reducir? Esas son las calorías que la mayoría de los estadounidenses que no cumplen el límite de azúcar ingiere de azúcares añadidos todos los días. Veinticinco cucharaditas son unas 400 calorías.

Incluso los defensores acérrimos del azúcar como James Rippe, quien supuestamente recibía 40 000 dólares al mes de la industria del jarabe de maíz, además de los 10 millones que pagaron por su investigación. Incluso el Dr. Rippe considera indiscutible que el azúcar contribuye a la obesidad. “También es indiscutible que la reducción de azúcar debería incluirse en un plan de pérdida de peso”. De las fuentes de calorías que hay que limitar, dado que el azúcar es solo calorías vacías, no contiene nutrientes esenciales, se debería empezar por reducir el consumo de azúcar. De nuevo, esto es lo que dicen los investigadores financiados por alguien como Dr. Pepper y Coca-Cola. El autor principal, Richard Kahn, es conocido por defender a la Asociación Americana de Bebidas, la industria de los refrescos. Era el director científico de la Asociación Americana de Diabetes cuando firmaron un acuerdo de patrocinio de un millón de dólares con la mayor empresa de dulces del mundo. “Quizá la Asociación Americana de Diabetes debería llamarse la Asociación Americana de Comida Chatarra. ¿Pero qué se puede esperar de una organización financiada por la industria farmacéutica?

El punto es que “los ensayos controlados aleatorizados muestran que el aumento de la ingesta de azúcar aumenta la ingesta de calorías”, provocando un aumento de peso en adultos; y que la reducción de azúcar conduce a la pérdida de peso en niños. Cuando los investigadores asignaron al azar a personas para aumentar su consumo de azúcar de mesa o disminuirlo, el grupo de azúcar añadido aumentó un kilo y medio en 10 semanas, mientras que el que redujo el azúcar perdió un kilo y cien gramos. En una revisión sistemática y meta-análisis de los estudios de la “dieta ad libitum” (estudios de la vida real en los que se modificaron los niveles de azúcar, pero la gente podía comer lo que quisiera) la ingesta reducida de azúcares resultó en una disminución del peso, mientras que el aumento de la ingesta de azúcares resultó en un aumento comparable del peso. Los investigadores concluyen que al considerar el rápido aumento de peso que se produce después de una mayor ingesta de azúcar, parece razonable aconsejar a la gente que la reduzca.

Aunque los resultados de los estudios observacionales han sido más ambiguos. Encontraron una relación entre la obesidad y la ingesta de bebidas azucaradas, pero ninguna correlación consistente con los alimentos azucarados. Sin embargo la mayoría de los estudios se basan en datos autoinformados, y las personas obesas no cuentan todo sobre los alimentos azucarados. Pero se pueden medir los niveles de sacarosa en la orina para obtener una medida objetiva del consumo real de azúcar, y excluir las contribuciones de otros edulcorantes como el jarabe de maíz alto en fructosa. Al hacer esto, los investigadores descubrieron que el consumo de azúcar no solo se asocia a una mayor probabilidad de obesidad y de circunferencia de cintura en un estudio transversal, sino también en un estudio de cohorte prospectivo a largo plazo. Al usar la sacarosa urinaria para medir la ingesta de sacarosa, aquellos con un consumo de sacarosa mayor de cinco tenían un riesgo un 50% mayor de padecer sobrepeso u obesidad.

Negar la evidencia de que el azúcar es perjudicial para la salud ha sido la clave de la defensa de la industria azucarera”. Pero cuando la evidencia es innegable, como la relación entre el azúcar y las caries, pasan de la negación a la evasión, tratan de desviar la atención de la restricción de la ingesta a la creación de una “vacuna contra la caries”. Parece que hemos llegado a un punto similar con la obesidad, cuando alguien como el Sugar Bureau pasa de la negación a la evasión, y encarga investigaciones para que sugieran que los obesos no se beneficiarían de la pérdida de peso. Una postura contradicha por cientos de estudios en cuatro continentes, con más de diez millones de participantes.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: congerdesign vía pixabay. La imagen ha sido modificada.

Motion graphics by Avocado Video

Nota del Doctor

Vaya, ¿qué te parece el nuevo estilo de video? ¡Háznoslo saber en los comentarios! 

Para más información sobre la influencia de la industria azucarera, consulta La industria del azúcar intenta manipular la ciencia

Mis videos populares sobre el azúcar: 

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

  1. Es muy dinámico, me gusta, la presciencia del dr. Greger, me parece un acierto ya que proyecta su imagen, dando más impacto visual a video,

    Por demás un gran acierto y visualmente muy agradable por el contacto visual que se da con el dr.

    Bienvenido sea el nuevo formato

    Gracias por mejorar a cada día felicidades

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This