Los beneficios del mijo para la diabetes

Rate Video

¿Cuáles fueron los resultados de un estudio cruzado que aleatorizó a cientos de diabéticos a consumir 1 taza y 1/3 de mijo al día?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Sandra Romero voluntaria activa en NutritionFacts.org.

¿Qué beneficios tiene el mijo para las personas con diabetes? Una parte sustancial del almidón del mijo se trata de almidón resistente, es decir, es resistente a la digestión en el intestino delgado, por lo que proporciona una recompensa para las bacterias buenas que se encuentran en el colon. 

Así es como funcionan los distintos mijos, mucho mejor que los cereales más comunes como el arroz o el trigo, pero el mijo proso y el kodo lideran la manada.

¿Qué sucede? La matriz proteica del mijo no solo actúa como una barrera física, sino que en realidad también secuestra parcialmente la enzima que mastica el almidón, y a su vez, los polifenoles del mijo pueden actuar como bloqueadores del almidón por sí mismos.

El mijo también tiene tiempos de vaciado gástrico notablemente más lentos que otros alimentos ricos en almidón. Al consumir arroz blanco, papas cocidas o pasta, el estómago tarda aproximadamente una hora en digerirlo, antes de mandarlo lentamente a los intestinos, y dos o tres horas en vaciarse aproximadamente a la mitad.

Mientras que, al comer sorgo o mijo, el vaciado del estómago ni siquiera comienza hasta dos o tres horas después y puede tardar cinco horas en vaciarse incluso a la mitad. Ten en cuenta que esto se dio tanto en las gachas de mijo como en el cuscús de mijo. Dado que un plato de cuscús de mijo también resultó igualmente lento en el vaciado, esto sugiere que puede haber algo sobre el mijo en sí que ayuda a ralentizar el vaciado estomacal, lo que debería mitigar los niveles de azúcar en sangre. Pero no lo sabes, hasta que lo pones a prueba.

Y, de hecho, el mijo provocó un aumento de azúcar en sangre un 20 por ciento menor que la misma cantidad de carbohidratos en forma de arroz. ¿Recuerdas lo emocionado que estaba de mostrarte cómo el cuerpo solo necesitaba la mitad de insulina para manejar el sorgo en comparación con un grano como el maíz? Bueno, el mijo lo hizo aún mejor.

Se le dio a un grupo de prediabéticos solo alrededor de tres cuartos de taza de mijo al día, y en seis semanas su resistencia a la insulina disminuyó tanto que sus niveles de azúcar en sangre prediabéticos en ayunas volvieron a ser normales. Este llamado ensayo clínico “autocontrolado”, los mismos sujetos antes y después, es solo una forma disimulada de referirse a un ensayo no controlado. No hubo ningún grupo de control que no agregara el mijo o agregara algo más. Y sabemos que el solo hecho de participar en un estudio bajo escrutinio puede hacer que las personas coman mejor de otras maneras. Por lo tanto, no sabemos qué papel desempeñó el mijo en sí, si es que desempeñó alguno. Lo que necesitamos es un ensayo cruzado aleatorizado y controlado en el que las mismas personas consuman una dieta que contenga mijo y otra que no lo contenga y ver cuál funciona mejor. ¡Y aquí vamos! Un estudio cruzado y aleatorizado en el que cientos de pacientes siguieron una dieta similar a la de la Asociación Estadounidense de Diabetes con y sin aproximadamente una taza y un tercio de mijo todos los días, y… La dieta a base de mijo redujo los niveles de hemoglobina A1C, lo que significa una mejora en el control del azúcar en sangre a largo plazo, junto con algunos beneficios secundarios como una reducción en los niveles de colesterol.

El objetivo para un buen control del azúcar en sangre recomendado por la Asociación Estadounidense de Diabetes es un A1C inferior a 7. Comenzaron en un 8.37, pero después de unos meses tomando mijo, lo redujeron a un promedio de un 6.77. ¿Es solo porque perdieron peso o algo así? No, lo que sugiere es que fue un efecto específico del mijo. Pero no solo dieron mijo. Mezclaron el mijo con lentejas negras partidas y especias, y sabemos por docenas de ensayos experimentales aleatorizados y controlados en personas con y sin diabetes que el consumo de legumbres (es decir, frijoles, guisantes, garbanzos o lentejas) puede mejorar a largo plazo las medidas de control del azúcar en sangre como los niveles de A1C. Entonces, aunque los investigadores concluyen que el mijo puede desempeñar un papel protector en el manejo de la diabetes, una conclusión más precisa podría ser que una mezcla de mijo y lentejas puede ser protectora, aunque bueno, tal vez las especias también ayudaron. No dijeron cuáles usaron, y no pude comunicarme con los autores, pero un estudio similar realizado por uno de los mismos investigadores incluyó aproximadamente una cucharada al día de una mezcla de fenogreco, cilantro, comino y pimienta negra, con una quinta especia, quizás canela o cúrcuma.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Sandra Romero voluntaria activa en NutritionFacts.org.

¿Qué beneficios tiene el mijo para las personas con diabetes? Una parte sustancial del almidón del mijo se trata de almidón resistente, es decir, es resistente a la digestión en el intestino delgado, por lo que proporciona una recompensa para las bacterias buenas que se encuentran en el colon. 

Así es como funcionan los distintos mijos, mucho mejor que los cereales más comunes como el arroz o el trigo, pero el mijo proso y el kodo lideran la manada.

¿Qué sucede? La matriz proteica del mijo no solo actúa como una barrera física, sino que en realidad también secuestra parcialmente la enzima que mastica el almidón, y a su vez, los polifenoles del mijo pueden actuar como bloqueadores del almidón por sí mismos.

El mijo también tiene tiempos de vaciado gástrico notablemente más lentos que otros alimentos ricos en almidón. Al consumir arroz blanco, papas cocidas o pasta, el estómago tarda aproximadamente una hora en digerirlo, antes de mandarlo lentamente a los intestinos, y dos o tres horas en vaciarse aproximadamente a la mitad.

Mientras que, al comer sorgo o mijo, el vaciado del estómago ni siquiera comienza hasta dos o tres horas después y puede tardar cinco horas en vaciarse incluso a la mitad. Ten en cuenta que esto se dio tanto en las gachas de mijo como en el cuscús de mijo. Dado que un plato de cuscús de mijo también resultó igualmente lento en el vaciado, esto sugiere que puede haber algo sobre el mijo en sí que ayuda a ralentizar el vaciado estomacal, lo que debería mitigar los niveles de azúcar en sangre. Pero no lo sabes, hasta que lo pones a prueba.

Y, de hecho, el mijo provocó un aumento de azúcar en sangre un 20 por ciento menor que la misma cantidad de carbohidratos en forma de arroz. ¿Recuerdas lo emocionado que estaba de mostrarte cómo el cuerpo solo necesitaba la mitad de insulina para manejar el sorgo en comparación con un grano como el maíz? Bueno, el mijo lo hizo aún mejor.

Se le dio a un grupo de prediabéticos solo alrededor de tres cuartos de taza de mijo al día, y en seis semanas su resistencia a la insulina disminuyó tanto que sus niveles de azúcar en sangre prediabéticos en ayunas volvieron a ser normales. Este llamado ensayo clínico “autocontrolado”, los mismos sujetos antes y después, es solo una forma disimulada de referirse a un ensayo no controlado. No hubo ningún grupo de control que no agregara el mijo o agregara algo más. Y sabemos que el solo hecho de participar en un estudio bajo escrutinio puede hacer que las personas coman mejor de otras maneras. Por lo tanto, no sabemos qué papel desempeñó el mijo en sí, si es que desempeñó alguno. Lo que necesitamos es un ensayo cruzado aleatorizado y controlado en el que las mismas personas consuman una dieta que contenga mijo y otra que no lo contenga y ver cuál funciona mejor. ¡Y aquí vamos! Un estudio cruzado y aleatorizado en el que cientos de pacientes siguieron una dieta similar a la de la Asociación Estadounidense de Diabetes con y sin aproximadamente una taza y un tercio de mijo todos los días, y… La dieta a base de mijo redujo los niveles de hemoglobina A1C, lo que significa una mejora en el control del azúcar en sangre a largo plazo, junto con algunos beneficios secundarios como una reducción en los niveles de colesterol.

El objetivo para un buen control del azúcar en sangre recomendado por la Asociación Estadounidense de Diabetes es un A1C inferior a 7. Comenzaron en un 8.37, pero después de unos meses tomando mijo, lo redujeron a un promedio de un 6.77. ¿Es solo porque perdieron peso o algo así? No, lo que sugiere es que fue un efecto específico del mijo. Pero no solo dieron mijo. Mezclaron el mijo con lentejas negras partidas y especias, y sabemos por docenas de ensayos experimentales aleatorizados y controlados en personas con y sin diabetes que el consumo de legumbres (es decir, frijoles, guisantes, garbanzos o lentejas) puede mejorar a largo plazo las medidas de control del azúcar en sangre como los niveles de A1C. Entonces, aunque los investigadores concluyen que el mijo puede desempeñar un papel protector en el manejo de la diabetes, una conclusión más precisa podría ser que una mezcla de mijo y lentejas puede ser protectora, aunque bueno, tal vez las especias también ayudaron. No dijeron cuáles usaron, y no pude comunicarme con los autores, pero un estudio similar realizado por uno de los mismos investigadores incluyó aproximadamente una cucharada al día de una mezcla de fenogreco, cilantro, comino y pimienta negra, con una quinta especia, quizás canela o cúrcuma.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

Si te perdiste el video anterior ve: Estudios sobre la nutrición del mijo: ¿es un cereal sano?

Aquí está el video sobre el sorgo del que hablé: ¿Es sano el sorgo?

Para más información sobre lo que las lentejas son capaces de hacer por los diabéticos puedes ver Los diabéticos deberían tomar sus legumbres.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This