Los diabéticos deberían tomar sus legumbres

Los diabéticos deberían tomar sus legumbres
5 (100%) 1 vote

Hay razones por las que las asociaciones profesionales de diabéticos recomiendan el consumo de judías, garbanzos, guisantes, y lentejas como forma de optimizar el control de la diabetes.

Comenta
Comparte

¿Cómo trataban los médicos la diabetes antes de la insulina? “Casi un millar de plantas medicinales fueron descritas como agentes anti-diabéticos, la mayoría de las cuales han sido utilizadas en medicina tradicional”, y estas incluían las judías. Por supuesto, solo porque algo ha sido utilizado durante siglos, no quiere decir que sea seguro. Otros tratamientos para la diabetes han incluido arsénico y uranio. Afortunadamente, muchos de esos otros remedios fueron descartados, pero “el interés científico en el poder anti-diabético de las judías nunca se desvaneció por completo, e incluso fue incrementado en la pasada década.”

“Las autoridades de la salud de todo el mundo recomiendan universalmente el incremento en el consumo de cereales integrales y legumbres para las dietas que promuevan la salud”. Y, una de las razones para ello, es que pueden disminuir la resistencia a la insulina, factor que caracteriza la diabetes tipo 2.  

“La diabetes es una epidemia global en la salud pública. Aunque los medicamentos hipoglicémicos orales y las inyecciones de insulina son el pilar del tratamiento de la diabetes, y son efectivas controlando los niveles elevados de azúcar en sangre, tienen efectos secundarios notorios y fallan en alterar significativamente el curso de las complicaciones diabéticas. Efectos secundarios comunes incluyen incremento de peso, hinchazón, y trastornos hepáticos.”  Pero quiero hacer hincapié en esa segunda parte. “El pilar del tratamiento diabético falla significativamente en alterar el curso de las complicaciones diabéticas.” ¿No debería ser ese el motivo principal del tratamiento? Afortunadamente, “las modificaciones en el estilo de vida han demostrado ser enormemente efectivas en el tratamiento de la enfermedad”, y si hay una cosa que los diabéticos deberían comer, son legumbres: judías, garbanzos, guisantes, y lentejas.

La Asociación Europea del Estudio de la Diabetes, la Asociación Canadiense de la Diabetes, y la Asociación Estadounidense de la Diabetes “recomiendan el consumo de legumbres en la dieta con objeto de optimizar el control diabético”. Recomiendan en concreto un subconjunto de legumbres, guisantes secos y judías secas, excluyendo así las judías verdes y los guisantes frescos, que se consideran más como verduras de cultivo, y también excluyendo las llamadas semillas oleaginosas: habas de soja y cacahuetes.

Esta revisión compiló 41 “estudios de control aleatorizados experimentales”, incluyendo más de mil pacientes, corroborando las “directrices oficiales de nutrición de la asociación de la diabetes recomendando el consumo de legumbres secas con objeto de optimizar el control diabético”. ¿Alguna legumbre mejor que otra? Bueno, alguna de la evidencia más contundente vino de los estudios que utilizaron garbanzos, y en términos de judías, las judías pintas y negras pueden superar a las rojas. Comparado con el pico de azúcar en sangre del arroz blanco solo, las judías negras con arroz, y las judías pintas con arroz, parecen superar a las judías rojas con arroz. Esto podría ser porque “las judías de color rojo oscuro podrían tener concentraciones más bajas de almidón no digerible.” Una de las razones por las que las judías son tan saludables es que contienen compuestos que bloquean parcialmente la enzima que digiere el almidón, lo cual permite que parte de los almidones llegue intacto a nuestro colon para alimentar a nuestra flora intestinal beneficiosa.

De hecho, la inhibición de esta enzima comedora de almidón, amilasa, simplemento con comer judías, se aproxima a la de un fármaco bloqueador de carbohidratos, acarbosa, comercializado por Bayer como Precose, o Prandase, entre otros nombres, “un fármaco popular para la diabetes”. El consumo de judías a largo plazo puede normalizar los niveles de hemoglobina A1C (que es la forma de monitorizar la diabetes) “casi tan bien” como el fármaco, pero sin los efectos secundarios de este, con nombres como “pustulosis exantemática aguda generalizada”. 

Esto es solo una aproximación del contenido de audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que se refiere Dr. Greger, ver el vídeo más arriba. Esto es solo una aproximación del audio. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Aitor Arsuaga Telas y Adrián Bravo López.

Por favor, considera ofrecerte como voluntario para ayudar en la web.

Imágenes gracias a Osseous, k.landerholm, y Stacy Spensley vía Flickr.

¿Cómo trataban los médicos la diabetes antes de la insulina? “Casi un millar de plantas medicinales fueron descritas como agentes anti-diabéticos, la mayoría de las cuales han sido utilizadas en medicina tradicional”, y estas incluían las judías. Por supuesto, solo porque algo ha sido utilizado durante siglos, no quiere decir que sea seguro. Otros tratamientos para la diabetes han incluido arsénico y uranio. Afortunadamente, muchos de esos otros remedios fueron descartados, pero “el interés científico en el poder anti-diabético de las judías nunca se desvaneció por completo, e incluso fue incrementado en la pasada década.”

“Las autoridades de la salud de todo el mundo recomiendan universalmente el incremento en el consumo de cereales integrales y legumbres para las dietas que promuevan la salud”. Y, una de las razones para ello, es que pueden disminuir la resistencia a la insulina, factor que caracteriza la diabetes tipo 2.  

“La diabetes es una epidemia global en la salud pública. Aunque los medicamentos hipoglicémicos orales y las inyecciones de insulina son el pilar del tratamiento de la diabetes, y son efectivas controlando los niveles elevados de azúcar en sangre, tienen efectos secundarios notorios y fallan en alterar significativamente el curso de las complicaciones diabéticas. Efectos secundarios comunes incluyen incremento de peso, hinchazón, y trastornos hepáticos.”  Pero quiero hacer hincapié en esa segunda parte. “El pilar del tratamiento diabético falla significativamente en alterar el curso de las complicaciones diabéticas.” ¿No debería ser ese el motivo principal del tratamiento? Afortunadamente, “las modificaciones en el estilo de vida han demostrado ser enormemente efectivas en el tratamiento de la enfermedad”, y si hay una cosa que los diabéticos deberían comer, son legumbres: judías, garbanzos, guisantes, y lentejas.

La Asociación Europea del Estudio de la Diabetes, la Asociación Canadiense de la Diabetes, y la Asociación Estadounidense de la Diabetes “recomiendan el consumo de legumbres en la dieta con objeto de optimizar el control diabético”. Recomiendan en concreto un subconjunto de legumbres, guisantes secos y judías secas, excluyendo así las judías verdes y los guisantes frescos, que se consideran más como verduras de cultivo, y también excluyendo las llamadas semillas oleaginosas: habas de soja y cacahuetes.

Esta revisión compiló 41 “estudios de control aleatorizados experimentales”, incluyendo más de mil pacientes, corroborando las “directrices oficiales de nutrición de la asociación de la diabetes recomendando el consumo de legumbres secas con objeto de optimizar el control diabético”. ¿Alguna legumbre mejor que otra? Bueno, alguna de la evidencia más contundente vino de los estudios que utilizaron garbanzos, y en términos de judías, las judías pintas y negras pueden superar a las rojas. Comparado con el pico de azúcar en sangre del arroz blanco solo, las judías negras con arroz, y las judías pintas con arroz, parecen superar a las judías rojas con arroz. Esto podría ser porque “las judías de color rojo oscuro podrían tener concentraciones más bajas de almidón no digerible.” Una de las razones por las que las judías son tan saludables es que contienen compuestos que bloquean parcialmente la enzima que digiere el almidón, lo cual permite que parte de los almidones llegue intacto a nuestro colon para alimentar a nuestra flora intestinal beneficiosa.

De hecho, la inhibición de esta enzima comedora de almidón, amilasa, simplemento con comer judías, se aproxima a la de un fármaco bloqueador de carbohidratos, acarbosa, comercializado por Bayer como Precose, o Prandase, entre otros nombres, “un fármaco popular para la diabetes”. El consumo de judías a largo plazo puede normalizar los niveles de hemoglobina A1C (que es la forma de monitorizar la diabetes) “casi tan bien” como el fármaco, pero sin los efectos secundarios de este, con nombres como “pustulosis exantemática aguda generalizada”. 

Esto es solo una aproximación del contenido de audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que se refiere Dr. Greger, ver el vídeo más arriba. Esto es solo una aproximación del audio. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Aitor Arsuaga Telas y Adrián Bravo López.

Por favor, considera ofrecerte como voluntario para ayudar en la web.

Imágenes gracias a Osseous, k.landerholm, y Stacy Spensley vía Flickr.

Nota del Doctor

¿Qué hay de evitar desarreglos metabólicos en primer lugar?

Ve Prevenir la pre-diabetes comiendo más.

¿Qué más podría ayudar?

¿Qué puede hacernos daño?

Si aún no lo has hecho, puedes suscribirte a mis vídeos de manera gratuita haciendo clic aquí.

 

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This