¿Cuánto ejercicio es necesario para perder peso?

¿Cuánto ejercicio es necesario para perder peso?
5 (100%) 1 vote

¿Qué papel ha jugado la inactividad en la epidemia de obesidad y cuánto ejercicio deberíamos estar haciendo?

Comenta
Comparte

Ahora mismo, casi dos tercios de americanos tienen sobrepeso, y para 2030 puede que más de la mitad de la población sea clínicamente obesa. La obesidad infantil se ha triplicado, y la mayoría crecerá con sobrepeso también. Los Estados Unidos podría estar en medio de criar la primera generación, desde la fundación de su nación, que tendrá un periodo de vida pronosticado más corto que el de la generación predecesora.

La industria alimentaria culpa a la inactividad. Tan sólo debemos movernos más, ¿pero cuál es el papel del ejercicio en el tratamiento de la obesidad?

Hay un considerable debate actualmente en la literatura médica sobre si la actividad física tiene algún papel en la epidemia de obesidad que ha arrasado el planeta desde los años 80. El aumento de calorías por persona es más que suficiente para explicar la epidemia de obesidad en los Estados Unidos. De hecho, el nivel de actividad física en las ultimas décadas ha aumentado en Europa y Norte América.

Esto tiene importantes implicaciones políticas. Sí, aún necesitamos hacer más ejercicio, pero las prioridades para revertir la epidemia de obesidad deberían enfocarse en el consumo excesivo de calorías. Para subsanar el incremento de calorías ingeridas, que para los niños es como una lata extra de soda y una porción pequeña de papas fritas comparado a lo que estaban comiendo en los 70, y para adultos una big mac aproximadamente. Para subsanarlo, necesitaríamos caminar 2 horas al día, siete días a la semana. Así que el ejercicio puede prevenir el aumento de peso, pero la cantidad que se necesita para prevenir aumento de peso podría estar cerca del doble de las recomendaciones actuales.

Los promotores de la salud pública han estado experimentando con incluir este tipo de información. El menú de comida rápida indicando las calorías y el número de kilómetros que hay que andar para quemar esas calorías parecen ser lo más efectivo para influenciar la selección de comidas con menos calorías.

El ejercicio por sí solo puede tener un pequeño efecto, y ese efecto pequeño puede producir una gran diferencia a gran escala. Una disminución del 1% en el índice de masa corporal a nivel nacional puede prevenir millones de casos de diabetes y enfermedad cardiaca, y miles de casos de cáncer.

Pero ¿por qué no perdemos más peso con el ejercicio? Puede ser  simplemente porque no estamos haciendo suficiente. La pequeña magnitud de pérdida de peso observada en la mayoría de intervenciones de ejercicio puede ser principalmente debido a bajas dosis de ejercicio  prescrito. La gente tiende a sobrestimar cuantas calorías se queman con actividad física. Por ejemplo, existe este mito de que un episodio de actividad sexual quema algunos cientos de calorías, así que puedes tomar una porción de patatas fritas con eso. Pero si se juntan dos personas y se mide el gasto de energía durante el acto, y sus sujetos de estudio no se enredan con todos los cables y tubos, aunque pueda ser el equivalente metabólico a ejercicios de calistenia, dado que el episodio promedio de actividad sexual dura sólo como 6 minutos, un hombre joven puede gastar aproximadamente 21 calorías durante relaciones sexuales. Claro, habría gastado más o menos un tercio de eso solo sentado mirando la televisión, así que el beneficio incremental es factiblemente en el orden de 14 calorías. Así que tal vez solo podría tomar una patata frita con eso.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Ariel Levitsky. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Monica Petterson y María Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

 

Imágenes gracias a Will Arthur via Flickr.

Ahora mismo, casi dos tercios de americanos tienen sobrepeso, y para 2030 puede que más de la mitad de la población sea clínicamente obesa. La obesidad infantil se ha triplicado, y la mayoría crecerá con sobrepeso también. Los Estados Unidos podría estar en medio de criar la primera generación, desde la fundación de su nación, que tendrá un periodo de vida pronosticado más corto que el de la generación predecesora.

La industria alimentaria culpa a la inactividad. Tan sólo debemos movernos más, ¿pero cuál es el papel del ejercicio en el tratamiento de la obesidad?

Hay un considerable debate actualmente en la literatura médica sobre si la actividad física tiene algún papel en la epidemia de obesidad que ha arrasado el planeta desde los años 80. El aumento de calorías por persona es más que suficiente para explicar la epidemia de obesidad en los Estados Unidos. De hecho, el nivel de actividad física en las ultimas décadas ha aumentado en Europa y Norte América.

Esto tiene importantes implicaciones políticas. Sí, aún necesitamos hacer más ejercicio, pero las prioridades para revertir la epidemia de obesidad deberían enfocarse en el consumo excesivo de calorías. Para subsanar el incremento de calorías ingeridas, que para los niños es como una lata extra de soda y una porción pequeña de papas fritas comparado a lo que estaban comiendo en los 70, y para adultos una big mac aproximadamente. Para subsanarlo, necesitaríamos caminar 2 horas al día, siete días a la semana. Así que el ejercicio puede prevenir el aumento de peso, pero la cantidad que se necesita para prevenir aumento de peso podría estar cerca del doble de las recomendaciones actuales.

Los promotores de la salud pública han estado experimentando con incluir este tipo de información. El menú de comida rápida indicando las calorías y el número de kilómetros que hay que andar para quemar esas calorías parecen ser lo más efectivo para influenciar la selección de comidas con menos calorías.

El ejercicio por sí solo puede tener un pequeño efecto, y ese efecto pequeño puede producir una gran diferencia a gran escala. Una disminución del 1% en el índice de masa corporal a nivel nacional puede prevenir millones de casos de diabetes y enfermedad cardiaca, y miles de casos de cáncer.

Pero ¿por qué no perdemos más peso con el ejercicio? Puede ser  simplemente porque no estamos haciendo suficiente. La pequeña magnitud de pérdida de peso observada en la mayoría de intervenciones de ejercicio puede ser principalmente debido a bajas dosis de ejercicio  prescrito. La gente tiende a sobrestimar cuantas calorías se queman con actividad física. Por ejemplo, existe este mito de que un episodio de actividad sexual quema algunos cientos de calorías, así que puedes tomar una porción de patatas fritas con eso. Pero si se juntan dos personas y se mide el gasto de energía durante el acto, y sus sujetos de estudio no se enredan con todos los cables y tubos, aunque pueda ser el equivalente metabólico a ejercicios de calistenia, dado que el episodio promedio de actividad sexual dura sólo como 6 minutos, un hombre joven puede gastar aproximadamente 21 calorías durante relaciones sexuales. Claro, habría gastado más o menos un tercio de eso solo sentado mirando la televisión, así que el beneficio incremental es factiblemente en el orden de 14 calorías. Así que tal vez solo podría tomar una patata frita con eso.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Ariel Levitsky. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Monica Petterson y María Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

 

Imágenes gracias a Will Arthur via Flickr.

Nota del Doctor

Traté este tema anteriormente en mi vídeo Dieta vs ejercicio para perder peso.

No me malinterpretes, ¡el ejercicio es maravilloso! Echa un vistazo, por ejemplo:

Lo mejor es adherirse a comidas ricas en nutrientes pero bajas en calorías: Calcula tu puntuación de alimentación sana. Es más barato también. Ve La mejor calidad precio en nutrición.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

 

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This