La enfermedad cardiaca empieza en la niñez

Rate Video

Antes de los diez años, casi todos los niños tienen líneas de grasa en sus arterias. Este es el primer signo de ateroesclerosis, la principal causa de muerte en los Estados Unidos. Así que, el interrogante, para la mayoría de nosotros, no es si deberíamos comer sano para prevenir la enfermedad cardiaca, sino si queremos revertir la enfermedad cardiaca que probablemente ya tenemos.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este vídeo. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba.

Fue este emblemático estudio, publicado en 1953, el que cambió totalmente y para siempre nuestra visión sobre el desarrollo de la enfermedad cardiaca. Se realizó una serie de trescientas autopsias de estadounidenses muertos en combate en la guerra de Corea; la edad promedio era de veintidós. Veintidós años, pero el 77% de sus corazones presentaba ”enorme evidencia”, es decir, evidencia visible a simple vista, de ateroesclerosis coronaria, endurecimiento de sus arterias. En algunos casos, sus vasos estaban bloqueados en un 90% o más.

Un editorial del Journal of the American Medical Association concluyó: ”esta publicación, citada ampliamente, demostró de manera dramática que los cambios ateroescleróticos aparecen en las arterias coronarias años y décadas antes de la edad en la que se empieza a detectar clínicamente la enfermedad coronaria”; antes de la aparición de los síntomas. Los estudios de seguimiento realizados en los corazones de otros miles de soldados durante los siguientes años confirmaron sus resultados.

¿Qué tan joven se es cuando aparece? Se encontraron líneas de grasa, la primera etapa de la arteriosclerosis, en las arterias del 100% de niños antes de que cumplieran diez años. ¿Cuál es la explicación de esta acumulación de placa incluso en la infancia? En los años ochenta encontramos la primera clave: el ahora famoso estudio sobre el corazón de Bogalusa, que observó las autopsias de todos los fallecidos de entre tres y veintiséis años y concluyó que el primer factor de riesgo era el colesterol.

Se puede observar el aumento progresivo en la proporción de arterias cubiertas con líneas de grasa según aumenta el nivel de colesterol malo en la sangre. Aunque esta información era impactante, se obtuvo tras observar solo a treinta niños. Así que decidieron estudiar a tres mil; tres mil víctimas de accidentes, de edades entre 15 y 34 años.

Después de miles de autopsias, se pudo elaborar un sistema de puntuación que podía predecir las lesiones arterioescleróticas en las arterias coronarias de los jóvenes. Cuanto más alta sea la puntuación, mayor es la probabilidad de tener estas lesiones desarrollándose en el corazón.

Así que, si estás en la adolescencia, en tus veinte o principios de los treinta y fumas, tu riesgo sube un punto, si tienes presión arterial alta a una edad tan temprana, cuatro puntos, si eres un hombre obeso, seis puntos. Pero, el colesterol alto era lo peor. Si el nivel de colesterol no HDL, es decir, el colesterol total menos el colesterol bueno, está por encima de unos 220, es ocho veces peor que fumar.

Por lo tanto, si fueras una mujer joven, con el colesterol relativamente alto, pero si no fumaras ni tuvieras sobrepeso, tu presión arterial y glucemia serían las adecuadas. Incluso con solo 16 años, hay una pequeña posibilidad de que ya tengas una lesión arterioesclerótica en el corazón. Pero si no mejoras la dieta antes de los treinta años, puede haber una posibilidad entre cinco de que padezcas alguna enfermedad cardiaca grave. Y, si tienes el colesterol muy alto, podría estar más cerca a una entre tres.

Disminuir tu colesterol, incluso solo hasta el nivel de un ovolactovegetariano, te bajará hasta aquí y si te ejercitas para aumentar el colesterol HDL, puedes disminuir un poco más. Así que, lo que esto nos muestra es que incluso en adolescentes de entre 15 y 19 años ha comenzado la arteriosclerosis en un número considerable de individuos y esta observación sugiere que hay que comenzar la prevención primaria al menos durante los últimos años de la adolescencia para mitigar cada fase de la arteriosclerosis y para prevenir o retardar la progresión de lesiones más avanzadas.

Si comienzas a darles a los niños una alimentación baja en grasas saturadas puedes ver una mejora significativa en la función arterial antes de llegar a los once años. ”La exposición a niveles altos de colesterol en suero, incluso en la infancia, puede acelerar el desarrollo de la arteriosclerosis. En consecuencia, la prevención a largo plazo de la arteriosclerosis puede ser más eficaz si se comienza al inicio de la vida”, a los siete meses de edad.

La arteriosclerosis, el endurecimiento de las arterias, comienza en la infancia. Recuerda, antes de llegar a los diez años casi todos los niños tienen líneas de grasa, la primera fase de la enfermedad. Luego las placas se empiezan a formar cuando llegamos a los veinte, empeoran a los treinta años y es entonces cuando empiezan a matarnos. En nuestro corazón, se trata de un ataque cardiaco; en nuestro cerebro, apoplejía; en las extremidades, puede indicar gangrena y en la aorta, un aneurisma.

Si hay quien vea este vídeo, y es mayor de diez años, es probable que la opción no sea entre comer sano o no para prevenir la enfermedad cardiaca, es si quiere o no revertir la enfermedad cardiaca que ya padece.

Ornish y Esselstyn demostraron que se puede revertir la enfermedad cardiaca con una alimentación a base de vegetales, pero no hay que esperar al primer ataque cardiaco para empezar a revertir la obstrucción de las arterias. Podemos comenzar a revertir ya nuestra enfermedad coronaria. Podemos comenzar a revertir la enfermedad cardiaca de nuestros hijos, esta noche.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Elena Nieves Moreno y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Rrrrred y Kevin Burkett vía Flickr y Nephron vía Wikimedia Commons.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este vídeo. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba.

Fue este emblemático estudio, publicado en 1953, el que cambió totalmente y para siempre nuestra visión sobre el desarrollo de la enfermedad cardiaca. Se realizó una serie de trescientas autopsias de estadounidenses muertos en combate en la guerra de Corea; la edad promedio era de veintidós. Veintidós años, pero el 77% de sus corazones presentaba ”enorme evidencia”, es decir, evidencia visible a simple vista, de ateroesclerosis coronaria, endurecimiento de sus arterias. En algunos casos, sus vasos estaban bloqueados en un 90% o más.

Un editorial del Journal of the American Medical Association concluyó: ”esta publicación, citada ampliamente, demostró de manera dramática que los cambios ateroescleróticos aparecen en las arterias coronarias años y décadas antes de la edad en la que se empieza a detectar clínicamente la enfermedad coronaria”; antes de la aparición de los síntomas. Los estudios de seguimiento realizados en los corazones de otros miles de soldados durante los siguientes años confirmaron sus resultados.

¿Qué tan joven se es cuando aparece? Se encontraron líneas de grasa, la primera etapa de la arteriosclerosis, en las arterias del 100% de niños antes de que cumplieran diez años. ¿Cuál es la explicación de esta acumulación de placa incluso en la infancia? En los años ochenta encontramos la primera clave: el ahora famoso estudio sobre el corazón de Bogalusa, que observó las autopsias de todos los fallecidos de entre tres y veintiséis años y concluyó que el primer factor de riesgo era el colesterol.

Se puede observar el aumento progresivo en la proporción de arterias cubiertas con líneas de grasa según aumenta el nivel de colesterol malo en la sangre. Aunque esta información era impactante, se obtuvo tras observar solo a treinta niños. Así que decidieron estudiar a tres mil; tres mil víctimas de accidentes, de edades entre 15 y 34 años.

Después de miles de autopsias, se pudo elaborar un sistema de puntuación que podía predecir las lesiones arterioescleróticas en las arterias coronarias de los jóvenes. Cuanto más alta sea la puntuación, mayor es la probabilidad de tener estas lesiones desarrollándose en el corazón.

Así que, si estás en la adolescencia, en tus veinte o principios de los treinta y fumas, tu riesgo sube un punto, si tienes presión arterial alta a una edad tan temprana, cuatro puntos, si eres un hombre obeso, seis puntos. Pero, el colesterol alto era lo peor. Si el nivel de colesterol no HDL, es decir, el colesterol total menos el colesterol bueno, está por encima de unos 220, es ocho veces peor que fumar.

Por lo tanto, si fueras una mujer joven, con el colesterol relativamente alto, pero si no fumaras ni tuvieras sobrepeso, tu presión arterial y glucemia serían las adecuadas. Incluso con solo 16 años, hay una pequeña posibilidad de que ya tengas una lesión arterioesclerótica en el corazón. Pero si no mejoras la dieta antes de los treinta años, puede haber una posibilidad entre cinco de que padezcas alguna enfermedad cardiaca grave. Y, si tienes el colesterol muy alto, podría estar más cerca a una entre tres.

Disminuir tu colesterol, incluso solo hasta el nivel de un ovolactovegetariano, te bajará hasta aquí y si te ejercitas para aumentar el colesterol HDL, puedes disminuir un poco más. Así que, lo que esto nos muestra es que incluso en adolescentes de entre 15 y 19 años ha comenzado la arteriosclerosis en un número considerable de individuos y esta observación sugiere que hay que comenzar la prevención primaria al menos durante los últimos años de la adolescencia para mitigar cada fase de la arteriosclerosis y para prevenir o retardar la progresión de lesiones más avanzadas.

Si comienzas a darles a los niños una alimentación baja en grasas saturadas puedes ver una mejora significativa en la función arterial antes de llegar a los once años. ”La exposición a niveles altos de colesterol en suero, incluso en la infancia, puede acelerar el desarrollo de la arteriosclerosis. En consecuencia, la prevención a largo plazo de la arteriosclerosis puede ser más eficaz si se comienza al inicio de la vida”, a los siete meses de edad.

La arteriosclerosis, el endurecimiento de las arterias, comienza en la infancia. Recuerda, antes de llegar a los diez años casi todos los niños tienen líneas de grasa, la primera fase de la enfermedad. Luego las placas se empiezan a formar cuando llegamos a los veinte, empeoran a los treinta años y es entonces cuando empiezan a matarnos. En nuestro corazón, se trata de un ataque cardiaco; en nuestro cerebro, apoplejía; en las extremidades, puede indicar gangrena y en la aorta, un aneurisma.

Si hay quien vea este vídeo, y es mayor de diez años, es probable que la opción no sea entre comer sano o no para prevenir la enfermedad cardiaca, es si quiere o no revertir la enfermedad cardiaca que ya padece.

Ornish y Esselstyn demostraron que se puede revertir la enfermedad cardiaca con una alimentación a base de vegetales, pero no hay que esperar al primer ataque cardiaco para empezar a revertir la obstrucción de las arterias. Podemos comenzar a revertir ya nuestra enfermedad coronaria. Podemos comenzar a revertir la enfermedad cardiaca de nuestros hijos, esta noche.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Elena Nieves Moreno y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Rrrrred y Kevin Burkett vía Flickr y Nephron vía Wikimedia Commons.

Nota del Doctor

Dada la importancia de este mensaje, los animo a compartir este vídeo con todos sus conocidos. Sé que es alarmante, pero espero que también sea motivador. La conclusión es que tenemos un enorme control sobre nuestros destinos clínicos.

La enfermedad cardiaca es una elección.

¿Qué tal si revertimos la enfermedad cardiaca? Respondo a esta pregunta en mi nueva presentación anual en vivo Más de una manzana al día. O, en fragmentos más cortos:

Para mayor información, ve mi entrada de blog sobre el tema: Detener la enfermedad cardiaca en la niñez.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This