Flashback Friday: ¿Vale la pena someterse a chequeos médicos y exámenes físicos anuales?

Flashback Friday: ¿Vale la pena someterse a chequeos médicos y exámenes físicos anuales?
5 (100%) 1 vote

¿Cuáles son los riesgos y beneficios de las revisiones anuales, los exámenes físicos exhaustivos y los análisis de sangre rutinarios?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. 

“Los médicos y los pacientes han llegado a considerar” el chequeo anual como una parte rutinaria del cuidado personal. “Sin embargo, una investigación considerable ha demostrado que no tiene beneficios sustanciales”. De forma que “se está cocinando una rebelión contra la tradición de los chequeos periódicos”. “Incluso la Sociedad de Medicina Interna General le ha aconsejado a los médicos de atención primaria evitar tales controles de salud general de rutina para adultos asintomáticos”.

Los chequeos parecen tener sentido, pero “históricamente, la práctica médica ha incluido todo tipo de cosas que parecían tener sentido, como la terapia de reemplazo hormonal” para la menopausia, hasta que fue puesta a prueba y se encontró que aumenta el riesgo de cáncer de mama, coágulos de sangre, enfermedad cardíaca y apoplejía. O, como cuando los doctores mataban bebés haciendo la recomendación de “sentido común” de que los bebés durmieran boca abajo, mientras que ahora sabemos que lo correcto es “dormir boca arriba”.

“Siempre debemos de exigir evidencia”.

Sin embargo, “checamos nuestros carros con regularidad. ¿Por qué no deberíamos también checarnos a nosotros mismos?” Bueno, a diferencia de los carros, nuestros cuerpos tienen propiedades “auto-curativas”. Para ver si los beneficios compensan los daños, los investigadores decidieron ponerlo a prueba.

Entonces, “¿cuáles son los efectos benéficos y nocivos de los controles generales de salud para las poblaciones adultas?” La conclusión es que los exámenes “no se asociaron con tasas más bajas de mortalidad”, lo que significa que no están asociados con vivir más tiempo o con un menor riesgo de morir por enfermedad cardíaca, apoplejía o cáncer. Por lo tanto, los chequeos generales pueden no reducir las tasas de enfermedad o las tasas de mortalidad, pero sí “aumentan el número de nuevos diagnósticos”. Y, “los efectos nocivos de algunas de las pruebas y tratamientos subsecuentes podrían haber equilibrado los beneficios”.

“Los posibles efectos nocivos de los chequeos incluyen el sobrediagnóstico, el sobretratamiento, la angustia o la lesión a causa de pruebas de seguimiento invasivas, la angustia debido a las pruebas con resultados falsos positivos, la falsa tranquilidad debido a las pruebas con resultados falsos negativos, la posible continuidad de comportamientos adversos debido a resultados negativos, los efectos psicosociales adversos debidos al etiquetamiento y las dificultades para obtener un seguro” después de enterarse de una condición preexistente, sin mencionar todos los costos asociados.

Tomemos como ejemplo la diabetes. ¿No sería genial que se diagnosticara un caso de diabetes de forma temprana? Tal vez no, si el paciente recibió el fármaco #1 del momento para tratar la diabetes, Avandia, que fue retirada del mercado porque en lugar de ayudar a la gente, parecía matarla. “Los efectos adversos de los fármacos son ahora una de nuestras principales causas de muerte”. Cuando se trata de enfermedades del estilo de vida (como la diabetes tipo 2), tal vez deberíamos centrarnos en crear entornos alimentarios más saludables, como mi nueva organización favorita, Balanced (Equilibrada), para ayudar a prevenir la epidemia de diabetes.

¿Cuántas veces has tratado de darle a alguien información sobre alimentación saludable, sobre la nutrición basada en la evidencia, solo para que digan: “No, no tengo que preocuparme. Mi médico dice que estoy bien. Acabo de tener un chequeo y todo esta normal”. Como si tener un colesterol normal fuera algo bueno en una sociedad donde es normal caer muerto de un ataque al corazón, el asesino número uno de hombres y mujeres. Es decir, si fuiste a ver a un médico de medicina del estilo de vida que durante el chequeo te dio las herramientas para prevenir el 80% de las enfermedades crónicas, eso es una cosa, pero dada la forma en la que se practica la medicina actualmente, no es de extrañar que “la historia de los exámenes de rutina haya sido un glorioso fracaso. Pero, generaciones de médicos bien intencionados simplemente no quieren creerlo. Sin embargo, la política debe basarse en evidencia”.

La “mala alimentación” está a la par con el tabaquismo como la causa real más común de muerte. Sin embargo, la profesión médica está “inadecuadamente” capacitada en nutrición. Peor aún, la educación en nutrición en la escuela de medicina parece estar en declive; una “reducción” de la educación nutricional entre los profesionales de la salud. Por lo tanto, el consejo que obtienes en tu chequeo anual puede ser solo algo que tu médico vio en una revista en la línea del supermercado.

“Las oportunidades de monitoreo no deben considerarse como una forma de ‘educación para la salud'”, según una editorial de una revista médica. “Las personas obesas saben muy bien que lo son y si no tenemos medios de ayudarlas, entonces deberíamos callarnos”. Bueno, si realmente no tienes nada que decir que les ayude, tal vez  deberías callarte; especialmente aquellos médicos que dicen que “no tienen idea de lo que constituye una dieta ‘saludable'”, aunque las verduras y los frutos secos son un buen comienzo.

La costumbre de hacerse un examen médico anual se remonta a casi un siglo en la medicina estadounidense, pero recientemente muchas autoridades sanitarias “han acordado que los exámenes anuales rutinarios para adultos sanos se deben evitar”. A pesar de eso, la mayoría de la gente en la actualidad no solo espera “un examen médico anual completo, sino que también espera un extenso análisis de sangre rutinario”.

“Dada la brecha entre el entusiasmo de los pacientes y el escepticismo de las nuevas directrices sobre los exámenes anuales, ¿qué deben hacer los médicos? Bueno, primero debemos educar a los pacientes sobre las prácticas preventivas con beneficios comprobados contra aquellas que no tienen beneficios comprobados”. Por ejemplo, “el único análisis de sangre rutinario actualmente recomendado por el USPSTF, el organismo oficial que establece las guías de medicina preventiva, es el de colesterol”.

“La razón por la que muchos médicos continúan realizando exámenes anuales del corazón, los pulmones, el abdomen e incluso de los reflejos de los pacientes y por la cual siguen ordenando algunas de las pruebas que se han comprobado como ineficaces o incluso perjudiciales” es porque de no hacerlo el paciente podría quedar insatisfecho con la consulta. “La evidencia sugiere que entre más exámenes físicos y de laboratorio realicen los doctores, mejor se sienten los pacientes”. Por lo tanto estos exámenes son como “maniobras placebo”.

“Pero, en lugar de realizar exámenes y pruebas innecesarios, o incluso perjudiciales, quizás los médicos deberían dedicar parte del tiempo ahorrado a decirle a sus pacientes por qué no” van a seguir las indicaciones mecánicamente, como si fueran un brujo curandero.

“Y aún más importante, necesitamos educarnos sobre los peligros de un diagnóstico excesivo. Siempre habrá una pequeña posibilidad de que nuestro examen pueda detectar algún cáncer silencioso y potencialmente letal o un aneurisma. Desafortunadamente para nuestros pacientes, estos acontecimientos fortuitos, que salvan vidas, son mucho menos comunes que los resultados falsos positivos, aquellos que llevan a pruebas invasivas y potencialmente mortales”.

Este médico de la Clínica Cleveland compartió una historia sobre su propio padre quien fue por un chequeo. No puede hacer daño, ¿verdad? El médico pensó que sintió lo que podría haber sido un “aneurisma aórtico”; así que ordenó una “ecografía abdominal”. No puede hacer daño, ¿verdad? La aorta estaba bien, pero hmm … algo se veía sospechoso en su páncreas; así que se ordenó una “tomografía computarizada”. Eso puede hacer daño… es mucha radiación. Pero afortunadamente su páncreas se veía bien, pero oye, ¿qué es eso en su hígado? Oh, ¡por el amor de Dios! Parecía cáncer… lo que tenía un poco de sentido, ya que él había trabajado en la industria química. Así que al enterarse de lo ineficaces que son los tratamientos para el cáncer de hígado, se dio cuenta de que iba a morir.

A pesar de eso, su hija no estaba dispuesta a dejarlo ir y lo “convenció de ver a un especialista”; tal vez si extirpaban el cáncer, su padre podría vivir al menos unos años más, pero primero tenían que hacer una biopsia. Y la buena noticia era que no era cáncer. La mala noticia, sin embargo, era que era una masa benigna de vasos sanguíneos; y por esta razón, cuando metieron una aguja, “casi murió desangrado”. Diez unidades de sangre son todo lo que tienes. El procedimiento le causó dolor, así que le dieron morfina, y… tenía retención urinaria, así que le pusieron un catéter; afortunadamente, a pesar de todo eso, no hubo ninguna infección. Solo una cuenta de $50,000 dólares.

“Lo frustrante” es que toda esta horrible secuencia no fue negligencia ni nada similar; cada paso llevó lógicamente al siguiente. “La única forma en que se pudo haber prevenido este resultado fatal habría sido prescindir de ese examen físico inicial”. El que no podía hacer daño, ¿verdad?

“¿Por qué, entonces, seguimos examinando pacientes sanos? Bueno… en primer lugar, “porque nos pagan para hacerlo”. La cuenta inicial de su padre fue únicamente de cien dólares o menos, pero solo piensa en todos los ingresos que se desprendieron de ella para el hospital y todos los especialistas. El sobrediagnóstico es un gran negocio.

Sí, “demasiados pacientes sufren los costos y los daños de pruebas y procedimientos innecesarios”, pero sin chequeos anuales, los doctores se perderían de todas esas oportunidades para una “comunicación abierta y una continuidad interpersonal”. A lo que un médico respondió: “Mira, si te has engañado y piensas que estás haciendo más bien que mal, si quieres mejorar la comunicación, ¿por qué no solo sales a comer con tus pacientes o algo similar?”

“Por supuesto, esas comidas deben ser precedidas de manera justa y ética con un consentimiento informado que le permite a los posibles comensales saber el riesgo que enfrentan y que también podrían recibir intervenciones innecesarias y perjudiciales como consecuencia del queso a la parrilla y la sopa que se van a comer”. En particular, yo añadiría, si le estás dando a tus pacientes queso a la parrilla, has hecho tu primer acto innecesario y perjudicial.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Íconos de Edwin Prayogi, Kate Maldjian, Artem Kovyazin, y Mello de The Noun Project.

Créditos de la imagen: geralt. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. 

“Los médicos y los pacientes han llegado a considerar” el chequeo anual como una parte rutinaria del cuidado personal. “Sin embargo, una investigación considerable ha demostrado que no tiene beneficios sustanciales”. De forma que “se está cocinando una rebelión contra la tradición de los chequeos periódicos”. “Incluso la Sociedad de Medicina Interna General le ha aconsejado a los médicos de atención primaria evitar tales controles de salud general de rutina para adultos asintomáticos”.

Los chequeos parecen tener sentido, pero “históricamente, la práctica médica ha incluido todo tipo de cosas que parecían tener sentido, como la terapia de reemplazo hormonal” para la menopausia, hasta que fue puesta a prueba y se encontró que aumenta el riesgo de cáncer de mama, coágulos de sangre, enfermedad cardíaca y apoplejía. O, como cuando los doctores mataban bebés haciendo la recomendación de “sentido común” de que los bebés durmieran boca abajo, mientras que ahora sabemos que lo correcto es “dormir boca arriba”.

“Siempre debemos de exigir evidencia”.

Sin embargo, “checamos nuestros carros con regularidad. ¿Por qué no deberíamos también checarnos a nosotros mismos?” Bueno, a diferencia de los carros, nuestros cuerpos tienen propiedades “auto-curativas”. Para ver si los beneficios compensan los daños, los investigadores decidieron ponerlo a prueba.

Entonces, “¿cuáles son los efectos benéficos y nocivos de los controles generales de salud para las poblaciones adultas?” La conclusión es que los exámenes “no se asociaron con tasas más bajas de mortalidad”, lo que significa que no están asociados con vivir más tiempo o con un menor riesgo de morir por enfermedad cardíaca, apoplejía o cáncer. Por lo tanto, los chequeos generales pueden no reducir las tasas de enfermedad o las tasas de mortalidad, pero sí “aumentan el número de nuevos diagnósticos”. Y, “los efectos nocivos de algunas de las pruebas y tratamientos subsecuentes podrían haber equilibrado los beneficios”.

“Los posibles efectos nocivos de los chequeos incluyen el sobrediagnóstico, el sobretratamiento, la angustia o la lesión a causa de pruebas de seguimiento invasivas, la angustia debido a las pruebas con resultados falsos positivos, la falsa tranquilidad debido a las pruebas con resultados falsos negativos, la posible continuidad de comportamientos adversos debido a resultados negativos, los efectos psicosociales adversos debidos al etiquetamiento y las dificultades para obtener un seguro” después de enterarse de una condición preexistente, sin mencionar todos los costos asociados.

Tomemos como ejemplo la diabetes. ¿No sería genial que se diagnosticara un caso de diabetes de forma temprana? Tal vez no, si el paciente recibió el fármaco #1 del momento para tratar la diabetes, Avandia, que fue retirada del mercado porque en lugar de ayudar a la gente, parecía matarla. “Los efectos adversos de los fármacos son ahora una de nuestras principales causas de muerte”. Cuando se trata de enfermedades del estilo de vida (como la diabetes tipo 2), tal vez deberíamos centrarnos en crear entornos alimentarios más saludables, como mi nueva organización favorita, Balanced (Equilibrada), para ayudar a prevenir la epidemia de diabetes.

¿Cuántas veces has tratado de darle a alguien información sobre alimentación saludable, sobre la nutrición basada en la evidencia, solo para que digan: “No, no tengo que preocuparme. Mi médico dice que estoy bien. Acabo de tener un chequeo y todo esta normal”. Como si tener un colesterol normal fuera algo bueno en una sociedad donde es normal caer muerto de un ataque al corazón, el asesino número uno de hombres y mujeres. Es decir, si fuiste a ver a un médico de medicina del estilo de vida que durante el chequeo te dio las herramientas para prevenir el 80% de las enfermedades crónicas, eso es una cosa, pero dada la forma en la que se practica la medicina actualmente, no es de extrañar que “la historia de los exámenes de rutina haya sido un glorioso fracaso. Pero, generaciones de médicos bien intencionados simplemente no quieren creerlo. Sin embargo, la política debe basarse en evidencia”.

La “mala alimentación” está a la par con el tabaquismo como la causa real más común de muerte. Sin embargo, la profesión médica está “inadecuadamente” capacitada en nutrición. Peor aún, la educación en nutrición en la escuela de medicina parece estar en declive; una “reducción” de la educación nutricional entre los profesionales de la salud. Por lo tanto, el consejo que obtienes en tu chequeo anual puede ser solo algo que tu médico vio en una revista en la línea del supermercado.

“Las oportunidades de monitoreo no deben considerarse como una forma de ‘educación para la salud'”, según una editorial de una revista médica. “Las personas obesas saben muy bien que lo son y si no tenemos medios de ayudarlas, entonces deberíamos callarnos”. Bueno, si realmente no tienes nada que decir que les ayude, tal vez  deberías callarte; especialmente aquellos médicos que dicen que “no tienen idea de lo que constituye una dieta ‘saludable'”, aunque las verduras y los frutos secos son un buen comienzo.

La costumbre de hacerse un examen médico anual se remonta a casi un siglo en la medicina estadounidense, pero recientemente muchas autoridades sanitarias “han acordado que los exámenes anuales rutinarios para adultos sanos se deben evitar”. A pesar de eso, la mayoría de la gente en la actualidad no solo espera “un examen médico anual completo, sino que también espera un extenso análisis de sangre rutinario”.

“Dada la brecha entre el entusiasmo de los pacientes y el escepticismo de las nuevas directrices sobre los exámenes anuales, ¿qué deben hacer los médicos? Bueno, primero debemos educar a los pacientes sobre las prácticas preventivas con beneficios comprobados contra aquellas que no tienen beneficios comprobados”. Por ejemplo, “el único análisis de sangre rutinario actualmente recomendado por el USPSTF, el organismo oficial que establece las guías de medicina preventiva, es el de colesterol”.

“La razón por la que muchos médicos continúan realizando exámenes anuales del corazón, los pulmones, el abdomen e incluso de los reflejos de los pacientes y por la cual siguen ordenando algunas de las pruebas que se han comprobado como ineficaces o incluso perjudiciales” es porque de no hacerlo el paciente podría quedar insatisfecho con la consulta. “La evidencia sugiere que entre más exámenes físicos y de laboratorio realicen los doctores, mejor se sienten los pacientes”. Por lo tanto estos exámenes son como “maniobras placebo”.

“Pero, en lugar de realizar exámenes y pruebas innecesarios, o incluso perjudiciales, quizás los médicos deberían dedicar parte del tiempo ahorrado a decirle a sus pacientes por qué no” van a seguir las indicaciones mecánicamente, como si fueran un brujo curandero.

“Y aún más importante, necesitamos educarnos sobre los peligros de un diagnóstico excesivo. Siempre habrá una pequeña posibilidad de que nuestro examen pueda detectar algún cáncer silencioso y potencialmente letal o un aneurisma. Desafortunadamente para nuestros pacientes, estos acontecimientos fortuitos, que salvan vidas, son mucho menos comunes que los resultados falsos positivos, aquellos que llevan a pruebas invasivas y potencialmente mortales”.

Este médico de la Clínica Cleveland compartió una historia sobre su propio padre quien fue por un chequeo. No puede hacer daño, ¿verdad? El médico pensó que sintió lo que podría haber sido un “aneurisma aórtico”; así que ordenó una “ecografía abdominal”. No puede hacer daño, ¿verdad? La aorta estaba bien, pero hmm … algo se veía sospechoso en su páncreas; así que se ordenó una “tomografía computarizada”. Eso puede hacer daño… es mucha radiación. Pero afortunadamente su páncreas se veía bien, pero oye, ¿qué es eso en su hígado? Oh, ¡por el amor de Dios! Parecía cáncer… lo que tenía un poco de sentido, ya que él había trabajado en la industria química. Así que al enterarse de lo ineficaces que son los tratamientos para el cáncer de hígado, se dio cuenta de que iba a morir.

A pesar de eso, su hija no estaba dispuesta a dejarlo ir y lo “convenció de ver a un especialista”; tal vez si extirpaban el cáncer, su padre podría vivir al menos unos años más, pero primero tenían que hacer una biopsia. Y la buena noticia era que no era cáncer. La mala noticia, sin embargo, era que era una masa benigna de vasos sanguíneos; y por esta razón, cuando metieron una aguja, “casi murió desangrado”. Diez unidades de sangre son todo lo que tienes. El procedimiento le causó dolor, así que le dieron morfina, y… tenía retención urinaria, así que le pusieron un catéter; afortunadamente, a pesar de todo eso, no hubo ninguna infección. Solo una cuenta de $50,000 dólares.

“Lo frustrante” es que toda esta horrible secuencia no fue negligencia ni nada similar; cada paso llevó lógicamente al siguiente. “La única forma en que se pudo haber prevenido este resultado fatal habría sido prescindir de ese examen físico inicial”. El que no podía hacer daño, ¿verdad?

“¿Por qué, entonces, seguimos examinando pacientes sanos? Bueno… en primer lugar, “porque nos pagan para hacerlo”. La cuenta inicial de su padre fue únicamente de cien dólares o menos, pero solo piensa en todos los ingresos que se desprendieron de ella para el hospital y todos los especialistas. El sobrediagnóstico es un gran negocio.

Sí, “demasiados pacientes sufren los costos y los daños de pruebas y procedimientos innecesarios”, pero sin chequeos anuales, los doctores se perderían de todas esas oportunidades para una “comunicación abierta y una continuidad interpersonal”. A lo que un médico respondió: “Mira, si te has engañado y piensas que estás haciendo más bien que mal, si quieres mejorar la comunicación, ¿por qué no solo sales a comer con tus pacientes o algo similar?”

“Por supuesto, esas comidas deben ser precedidas de manera justa y ética con un consentimiento informado que le permite a los posibles comensales saber el riesgo que enfrentan y que también podrían recibir intervenciones innecesarias y perjudiciales como consecuencia del queso a la parrilla y la sopa que se van a comer”. En particular, yo añadiría, si le estás dando a tus pacientes queso a la parrilla, has hecho tu primer acto innecesario y perjudicial.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Íconos de Edwin Prayogi, Kate Maldjian, Artem Kovyazin, y Mello de The Noun Project.

Créditos de la imagen: geralt. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

¿Acaso dije medicina del estilo de vida? ¡Sí! Aprende más de este campo de la medicina que crece cada vez más en Medicina del estilo de vida: tratar las causas de la enfermedad.

Desafortunadamente los médicos y los pacientes sobreestiman los beneficios de los medicamentos y procedimientos médicos. Ve por ejemplo El beneficio real de la alimentación en comparación con los fármacos.

El hecho es que Los médicos podrían estar desaprovechando su herramienta más importante.

¿Qué sucede con las mamografías? Puedes ver mi video serie aquí:

¿Se debería revisar el nivel de colesterol en los niños? ve el video y lo descubrirás.

Tammbién puedes ver este video y Descubre si tu médico recibe dinero de la industria farmacéutica.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

 

 

Pin It en Pinterest

Share This