¿Duelen las mamografías?

¿Duelen las mamografías?
3.67 (73.33%) 3 votes

Es posible que la compresión excesiva del pecho durante una mamografía no mejore la calidad de la imagen y cause un dolor innecesario. 

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción de este contenido ha sido realizada por María José, voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Los resultados positivos falsos se han descrito como “el efecto dañino más frecuente” asociado con las mamografías, pero en realidad podría ser el dolor. “Hay grandes diferencias en lo que respecta a la frecuencia con la que las mujeres informan de que sienten dolor y la intensidad con la que dicen padecerlo. No hay duda de que la mayoría de las mujeres sufren dolor en algún grado durante una mamografía”. ¿Por qué? ¿No se trata simplemente de una prueba con rayos X?

Para aquellos que no están familiarizados con las mamografías, tengo algunas fotos que simulan una mamografía en el punto temporal 0:32 de mi video. El pecho queda aprisionado y aplastado entre dos placas. Las instrucciones típicas son “‘comprima lentamente el pecho de forma manual hasta que se sienta tirante’ y ‘la fuerza de la compresión en la máquina de rayos X no debería superar… los 20 kg’”. Eso sería como si un bloque de hormigón estuviese presionando el pecho. No es de extrañar que algunas mujeres experimenten dolor. 

“Los estudios que intentan medir cuantitativamente cuánto dolor sienten las mujeres que se someten a una mamografía (si es que sienten alguno)” muestran todo tipo de resultados, con una incidencia del dolor que va desde un 1 % hasta un 93 %, en función de como se defina el término “dolor”. Las molestias son suficientes para hacer que algunas de las mujeres no vuelvan a hacerse la prueba. ¿Y cuál es el comentario típico? “Aunque la compresión puede resultar incómoda e incluso dolorosa para algunas mujeres, solo dura unos segundos y es necesaria para obtener una buena imagen”. Pues a esta opinión respondió una mujer: “Dile al doctor que venga aquí… él también tiene cosas que se pueden aplastar, ¿sabes?”. 

Comprimir el pecho durante una mamografía puede causar hematomas y ha llegado a provocar la ruptura de implantes de pecho, quistes y vasos sanguíneos. A menudo se les recomienda a las mujeres con mamas densas que tomen analgésicos o tranquilizantes “para soportar el procedimiento con una mayor comodidad”. Sin embargo, el dolor está ahí por alguna razón. El cuerpo está intentando advertirnos de que se podría dañar el tejido. Y existe una preocupación teórica de que la inflamación del tejido podría despertar tumores inactivos. Eso no es más que mera especulación, a estas alturas, pero aun así deberíamos intentar que las mamografías fuesen menos dolorosas. 

La razón por la que aplican tanta presión es “para reducir el grosor del pecho, y así disminuir la dosis de radiación y mejorar la calidad de la imagen”. Sin embargo, cuando se puso esto a prueba y se midió de verdad, un estudio halló que la dosis de radiación aumentaba cuando se aplicaba una mayor compresión. En otro estudio se descubrió que aproximadamente un cuarto de las mujeres no experimentaba una diferencia en el grosor de los pechos cuando se comprimían un poco menos, lo cual “implica que se comprimía más de lo necesario. Esto es importante porque, cuando ya no se puede reducir más el grosor, seguir comprimiendo solo deriva en más dolor y no beneficia la calidad de la imagen”. 

En resumen, “el dolor que causan las mamografías es un asunto que hay que tomarse en serio… Reconocer esto en el tono y el contenido de la información al paciente y recomendar formas de controlarlo demostraría un mayor respeto hacia los pacientes que un consuelo general…”. Quizá la razón de que no haya más mujeres que se subleven sea que “la mayoría de las mujeres se ven forzadas (por miedo o por un sentido de la obligación) a hacer lo que les dicen”, pero eso solo le pone más fácil a la comunidad médica convertir el dolor en un asunto marginal.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: BartekWardziak vía iStockPhoto. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción de este contenido ha sido realizada por María José, voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Los resultados positivos falsos se han descrito como “el efecto dañino más frecuente” asociado con las mamografías, pero en realidad podría ser el dolor. “Hay grandes diferencias en lo que respecta a la frecuencia con la que las mujeres informan de que sienten dolor y la intensidad con la que dicen padecerlo. No hay duda de que la mayoría de las mujeres sufren dolor en algún grado durante una mamografía”. ¿Por qué? ¿No se trata simplemente de una prueba con rayos X?

Para aquellos que no están familiarizados con las mamografías, tengo algunas fotos que simulan una mamografía en el punto temporal 0:32 de mi video. El pecho queda aprisionado y aplastado entre dos placas. Las instrucciones típicas son “‘comprima lentamente el pecho de forma manual hasta que se sienta tirante’ y ‘la fuerza de la compresión en la máquina de rayos X no debería superar… los 20 kg’”. Eso sería como si un bloque de hormigón estuviese presionando el pecho. No es de extrañar que algunas mujeres experimenten dolor. 

“Los estudios que intentan medir cuantitativamente cuánto dolor sienten las mujeres que se someten a una mamografía (si es que sienten alguno)” muestran todo tipo de resultados, con una incidencia del dolor que va desde un 1 % hasta un 93 %, en función de como se defina el término “dolor”. Las molestias son suficientes para hacer que algunas de las mujeres no vuelvan a hacerse la prueba. ¿Y cuál es el comentario típico? “Aunque la compresión puede resultar incómoda e incluso dolorosa para algunas mujeres, solo dura unos segundos y es necesaria para obtener una buena imagen”. Pues a esta opinión respondió una mujer: “Dile al doctor que venga aquí… él también tiene cosas que se pueden aplastar, ¿sabes?”. 

Comprimir el pecho durante una mamografía puede causar hematomas y ha llegado a provocar la ruptura de implantes de pecho, quistes y vasos sanguíneos. A menudo se les recomienda a las mujeres con mamas densas que tomen analgésicos o tranquilizantes “para soportar el procedimiento con una mayor comodidad”. Sin embargo, el dolor está ahí por alguna razón. El cuerpo está intentando advertirnos de que se podría dañar el tejido. Y existe una preocupación teórica de que la inflamación del tejido podría despertar tumores inactivos. Eso no es más que mera especulación, a estas alturas, pero aun así deberíamos intentar que las mamografías fuesen menos dolorosas. 

La razón por la que aplican tanta presión es “para reducir el grosor del pecho, y así disminuir la dosis de radiación y mejorar la calidad de la imagen”. Sin embargo, cuando se puso esto a prueba y se midió de verdad, un estudio halló que la dosis de radiación aumentaba cuando se aplicaba una mayor compresión. En otro estudio se descubrió que aproximadamente un cuarto de las mujeres no experimentaba una diferencia en el grosor de los pechos cuando se comprimían un poco menos, lo cual “implica que se comprimía más de lo necesario. Esto es importante porque, cuando ya no se puede reducir más el grosor, seguir comprimiendo solo deriva en más dolor y no beneficia la calidad de la imagen”. 

En resumen, “el dolor que causan las mamografías es un asunto que hay que tomarse en serio… Reconocer esto en el tono y el contenido de la información al paciente y recomendar formas de controlarlo demostraría un mayor respeto hacia los pacientes que un consuelo general…”. Quizá la razón de que no haya más mujeres que se subleven sea que “la mayoría de las mujeres se ven forzadas (por miedo o por un sentido de la obligación) a hacer lo que les dicen”, pero eso solo le pone más fácil a la comunidad médica convertir el dolor en un asunto marginal.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: BartekWardziak vía iStockPhoto. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

Otros videos sobre las mamografías y el cáncer de mama:

Pude tratar el tema de las colonoscopias en un solo videos, así que no te lo pierdas: ¿Deberíamos hacernos colonoscopias a partir de los 50?.

Y, sobre las pruebas médicas, tampoco te pierdas ¿Vale la pena someterse a chequeos médicos anuales?¿Vale la pena someterse a un examen físico anual?.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This