El rol de los virus de las hamburguesas en el cáncer

El rol de los virus de las hamburguesas en el cáncer
5 (100%) 1 vote

Los virus polioma descubiertos en la carne pueden sobrevivir a la cocción y a la pasteurización.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

‘‘Casi el 20% de los cáncer(es)… se puede relacionar con agentes infecciosos’’ tales como los virus. Ahora hay siete virus definitivamente vinculados a los cánceres humanos y, como consecuencia de la entrada de nuevos virus a poblaciones humanas, la incidencia y las causas del cáncer probablemente cambien.

La base de la virología tumoral moderna se cimentó hace más de un siglo con el descubrimiento de un virus proveniente del pollo que causa cáncer, por lo cual se otorgó un Premio Nobel. Otro Nobel se le entregó al hombre que descubrió que el virus del VPH causaba cáncer de cuello uterino y, en su discurso de aceptación, pensó que podía haber un virus polioma bovino, un virus tumoral múltiple en el ganado que podría desempeñar un rol en el cáncer de colon, cáncer de pulmón y cáncer de mama humanos, pero ningún virus polioma se había descubierto en la carne… hasta ahora.

Los virus polioma son una preocupación en particular, no solo porque se sabe que son cancerígenos, sino porque pueden sobrevivir a temperaturas de cocción. Debido a que las hamburguesas, hoy en día, pueden contener carne de muchas decenas de animales, imaginaron que se presentaría una situación ideal para la ‘‘caza de virus’’. Por lo tanto, los investigadores del Instituto Nacional del Cáncer solo entraron en tres supermercados, cogieron carne directamente de la estantería y encontraron tres virus polioma diferentes en la carne molida. Ahora, solo porque tres tipos de virus polioma son comúnmente detectables en la carne molida de calidad alimentaria no significa necesariamente que estén causando enfermedades humanas.

¿Qué le hizo a este ganador del Premio Nobel sospechar de ellas? Bueno, en primer lugar, algunas personas desarrollaron cáncer justo donde fueron vacunados contra la viruela, un montón de cánceres diferentes. La vacuna fue recolectada de la piel de terneros y, por lo tanto, ¿tal vez hubo algún virus de las vacas causante de cáncer?

‘‘Muchas personas son expuestas a la carne y productos lácteos potencialmente contaminados con el virus’’, pero aquellos que trabajan en la industria estarían aún más expuestos. Por lo tanto, sería interesante ver si estos grupos tienen mayor incidencia de cáncer. Y de hecho, ahora parece claro que quienes trabajan en la industria cárnica tienen un mayor riesgo de desarrollar y morir de una variedad de cánceres.

Otra razón para sospechar la participación de algún tipo de factor infeccioso bovino en el cáncer colorrectal es el hecho de que los países que no consumen mucha carne parecen tener tasas relativamente bajas de cáncer colorrectal. Y, en los países que de repente comenzaron a comer un montón de carne se dispararon las tasas. Mongolia parece ser la excepción. Un montón de carne roja y aún tasas bajas de cáncer de colon, pero allí comen yak y tal vez los yaks no albergan los mismos virus.

¿No puedes evitar el tartar de carne? Incluso un bistec cocido a ‘‘fuego medio’’ puede difícilmente alcanzar temperaturas internas por encima de los 70 grados centígrados y se necesitan temperaturas por encima de esta para inactivar algunos de estos virus; así, se puede esperar que los virus sobrevivan tanto la cocción como la pasteurización. De hecho, prosiguieron con un documento que sugiere que el consumo de productos lácteos puede representar un mayor factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de mama humano. El reciente descubrimiento de un mayor número de virus presumiblemente nuevos en la sangre, carne y leche de vacas lecheras debería ser investigado, ya que se podría especular que los agentes infecciosos presentes en los productos lácteos podrían tener una afinidad especial con las células de mama, ya que procedían de células de mama.

El hecho de que las personas con intolerancia a la lactosa, que tienden a evitar la leche y los productos lácteos a lo largo de sus vidas, tengan tasas más bajas de cáncer de mama y otros cánceres podría ser visto como confirmación de este concepto, aunque hay ciertamente otras razones por las que los lácteos pueden aumentar el riesgo de cáncer, tales como el aumento de los niveles de la hormona de crecimiento IGF-1 o afectando adversamente nuestro microbioma intestinal. O, en ese caso, tal vez las leches a base de plantas que están bebiendo en su lugar podrían estar protegiéndolos. Ese es el problema con los estudios poblacionales: no se pueden dilucidar la causa y el efecto. No importa cuántos virus se encuentren en la venta al por menor de carne de res, cerdo y pollo si no podemos hacer la conexiones.

¿No se puede buscar la presencia de estos virus en tumores humanos? Lo han intentado y han encontrado algunos, pero incluso si no encuentras ninguno, no significa necesariamente que los virus no jugaron un papel. Hay una teoría de ‘‘relámpago viral’’ del desarrollo del cáncer que sugiere que ciertos virus pueden deslizarse dentro y fuera de nuestro ADN para iniciar el cáncer, pero a la hora en que el tumor haya madurado, ya no existirían. Por lo tanto, todavía hay mucho trabajo por hacer.

Pero si la relación entre los poliomavirus bovinos y la enfermedad humana resulta ser cierta, los investigadores del Instituto Nacional del Cáncer prevén el desarrollo de una vacuna de alta potencia. Por lo tanto, al igual que la vacuna contra el VPH puede prevenir el cáncer de cuello uterino, debido a relaciones sexuales sin protección, un día, tal vez, las vacunas podrán prevenir el cáncer de mama y de colon causados por un solomillo inseguro.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Luis Hernández y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Iconos creados por Gan Khoon Lay, Kokota y Andy Selimov del Noun Project.

Crédito de la imagen: Danielle Scott por medio de Flickr. La imagen ha sido modificada.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

‘‘Casi el 20% de los cáncer(es)… se puede relacionar con agentes infecciosos’’ tales como los virus. Ahora hay siete virus definitivamente vinculados a los cánceres humanos y, como consecuencia de la entrada de nuevos virus a poblaciones humanas, la incidencia y las causas del cáncer probablemente cambien.

La base de la virología tumoral moderna se cimentó hace más de un siglo con el descubrimiento de un virus proveniente del pollo que causa cáncer, por lo cual se otorgó un Premio Nobel. Otro Nobel se le entregó al hombre que descubrió que el virus del VPH causaba cáncer de cuello uterino y, en su discurso de aceptación, pensó que podía haber un virus polioma bovino, un virus tumoral múltiple en el ganado que podría desempeñar un rol en el cáncer de colon, cáncer de pulmón y cáncer de mama humanos, pero ningún virus polioma se había descubierto en la carne… hasta ahora.

Los virus polioma son una preocupación en particular, no solo porque se sabe que son cancerígenos, sino porque pueden sobrevivir a temperaturas de cocción. Debido a que las hamburguesas, hoy en día, pueden contener carne de muchas decenas de animales, imaginaron que se presentaría una situación ideal para la ‘‘caza de virus’’. Por lo tanto, los investigadores del Instituto Nacional del Cáncer solo entraron en tres supermercados, cogieron carne directamente de la estantería y encontraron tres virus polioma diferentes en la carne molida. Ahora, solo porque tres tipos de virus polioma son comúnmente detectables en la carne molida de calidad alimentaria no significa necesariamente que estén causando enfermedades humanas.

¿Qué le hizo a este ganador del Premio Nobel sospechar de ellas? Bueno, en primer lugar, algunas personas desarrollaron cáncer justo donde fueron vacunados contra la viruela, un montón de cánceres diferentes. La vacuna fue recolectada de la piel de terneros y, por lo tanto, ¿tal vez hubo algún virus de las vacas causante de cáncer?

‘‘Muchas personas son expuestas a la carne y productos lácteos potencialmente contaminados con el virus’’, pero aquellos que trabajan en la industria estarían aún más expuestos. Por lo tanto, sería interesante ver si estos grupos tienen mayor incidencia de cáncer. Y de hecho, ahora parece claro que quienes trabajan en la industria cárnica tienen un mayor riesgo de desarrollar y morir de una variedad de cánceres.

Otra razón para sospechar la participación de algún tipo de factor infeccioso bovino en el cáncer colorrectal es el hecho de que los países que no consumen mucha carne parecen tener tasas relativamente bajas de cáncer colorrectal. Y, en los países que de repente comenzaron a comer un montón de carne se dispararon las tasas. Mongolia parece ser la excepción. Un montón de carne roja y aún tasas bajas de cáncer de colon, pero allí comen yak y tal vez los yaks no albergan los mismos virus.

¿No puedes evitar el tartar de carne? Incluso un bistec cocido a ‘‘fuego medio’’ puede difícilmente alcanzar temperaturas internas por encima de los 70 grados centígrados y se necesitan temperaturas por encima de esta para inactivar algunos de estos virus; así, se puede esperar que los virus sobrevivan tanto la cocción como la pasteurización. De hecho, prosiguieron con un documento que sugiere que el consumo de productos lácteos puede representar un mayor factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de mama humano. El reciente descubrimiento de un mayor número de virus presumiblemente nuevos en la sangre, carne y leche de vacas lecheras debería ser investigado, ya que se podría especular que los agentes infecciosos presentes en los productos lácteos podrían tener una afinidad especial con las células de mama, ya que procedían de células de mama.

El hecho de que las personas con intolerancia a la lactosa, que tienden a evitar la leche y los productos lácteos a lo largo de sus vidas, tengan tasas más bajas de cáncer de mama y otros cánceres podría ser visto como confirmación de este concepto, aunque hay ciertamente otras razones por las que los lácteos pueden aumentar el riesgo de cáncer, tales como el aumento de los niveles de la hormona de crecimiento IGF-1 o afectando adversamente nuestro microbioma intestinal. O, en ese caso, tal vez las leches a base de plantas que están bebiendo en su lugar podrían estar protegiéndolos. Ese es el problema con los estudios poblacionales: no se pueden dilucidar la causa y el efecto. No importa cuántos virus se encuentren en la venta al por menor de carne de res, cerdo y pollo si no podemos hacer la conexiones.

¿No se puede buscar la presencia de estos virus en tumores humanos? Lo han intentado y han encontrado algunos, pero incluso si no encuentras ninguno, no significa necesariamente que los virus no jugaron un papel. Hay una teoría de ‘‘relámpago viral’’ del desarrollo del cáncer que sugiere que ciertos virus pueden deslizarse dentro y fuera de nuestro ADN para iniciar el cáncer, pero a la hora en que el tumor haya madurado, ya no existirían. Por lo tanto, todavía hay mucho trabajo por hacer.

Pero si la relación entre los poliomavirus bovinos y la enfermedad humana resulta ser cierta, los investigadores del Instituto Nacional del Cáncer prevén el desarrollo de una vacuna de alta potencia. Por lo tanto, al igual que la vacuna contra el VPH puede prevenir el cáncer de cuello uterino, debido a relaciones sexuales sin protección, un día, tal vez, las vacunas podrán prevenir el cáncer de mama y de colon causados por un solomillo inseguro.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Luis Hernández y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Iconos creados por Gan Khoon Lay, Kokota y Andy Selimov del Noun Project.

Crédito de la imagen: Danielle Scott por medio de Flickr. La imagen ha sido modificada.

Nota del Doctor

Esto me recuerda la historia del virus de la leucemia bovina en el cáncer de mama. Ve:

¿Qué tal el pollo? Ve El rol que desempeñan los virus del pollo en los cánceres humanos.

Ese es uno de los problemas de comer otros animales, nos arriesgamos nosotros mismos a adquirir enfermedades de ellos. Ni una sola vez le he diagnosticado a alguien la enfermedad holandesa del olmo o un caso grave de áfidos. Más sobre este concepto en mi video Comiendo fuera de nuestro reino.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This