Los Estudios de Grasa Saturada: Ajustados Para Fallar

Los Estudios de Grasa Saturada: Ajustados Para Fallar
5 (100%) 1 vote

¿Cómo podría Big Butter diseñar un estudio (Como los metanálisis Siri-Tarino y Chowdhury) para socavar las pautas del consenso global para reducir la ingesta de grasa saturada?

Comenta
Comparte

¿De dónde vinieron estas directrices de consenso para reducir drásticamente el consumo de grasa saturada? De literalmente cientos de experimentos metabólicos de custodia, lo que significa que no sólo se le pide a la gente cambiar sus dietas; Esencialmente se les encierra en una habitación, durante semanas  si es necesario, y se tiene un control total sobre su dieta; A continuación, se puede cambiar experimentalmente su nivel  de consumo de grasas saturadas como se desee y ver el cambio correspondiente en sus niveles de colesterol. Y los resultados son tan consistentes que se puede crear una ecuación, la famosa ecuación Hegsted, donde es posible predecir la cantidad de su colesterol que va a subir, basado en cuánta grasa saturada se les pone a comer. Así que si quieres que tu colesterol LDL suba 50 puntos, todo lo que tienes que hacer es comer cerca del 30% de tus calorías: grasas saturadas. Cuando se insertan los números, el cambio en
el colesterol se dispara justo como se predijo. Los experimentos se ajustan a las predicciones. De hecho, se puede hacer en el hogar con uno de esos kits caseros para analizar el colesterol. Comer una barra de mantequilla al día, ver el aumento en su colesterol – no es ciencia de cohetes. Y mira, esto era en 1965; Hemos sabido de ésto durante 50 años, que incluso si se mantiene igual la ingesta de calorías, aumentos en el consumo de grasas saturadas están asociados con aumentos muy significativos en el colesterol malo LDL; Ahora, el colesterol bueno también sube un poco, pero el aumento es menor que el aumento del malo, lo cual se traduciría después en un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares en general.

Así que si se alimenta a vegetarianos con carne, aunque sólo sea una vez al día, su colesterol salta casi el 20% en el plazo de un mes. Ya sabes, para prevenir enfermedades del corazón idealmente necesitamos tener un colesterol total por debajo de 150, Y puedes ver que estos vegetarianos lo tenían, pero luego, incluso sólo una vez al día con la carne y su colesterol se disparó un 19%. Pero la buena noticia es que en sólo dos semanas de regresar a su dieta libre de carne, su colesterol volvió a quedar en el rango seguro; Ahora, tengamos en cuenta que su HDL colesterol bueno, casi no se movió en absoluto, así que su proporción fue desde un bajo riesgo de ataque al corazón a un alto riesgo en cuestión de semanas con sólo una comida que contiene carne al día. Y de hecho los ensayos clínicos aleatorios muestran que la reducción de grasas saturadas en la dieta no sólo parece reducir los niveles de colesterol, sino también los eventos cardiovasculares
posteriores como ataques al corazón.

Así que tenemos ensayos clínicos aleatorios y experimentos de intervención controlados. Estas son nuestras formas más robustas de evidencia, por lo que no es de extrañar que haya un consenso científico para disminuir el consumo de grasa saturada. Sin embargo, te habrás dado cuenta de que el eje "Y" aquí no es el colesterol,sino el cambio en el colesterol. Esto se debe a que el punto de referencia de cada uno es diferente. Dos personas comiendo la misma dieta, la misma cantidad de grasa saturada, el mismo número de nuggets de pollo al día pueden tener diferentes niveles de colesterol. Una persona puede comer 10 nuggets de pollo
al día y tener un colesterol LDL de 90; Otra persona puede comer, ya sabes, 10 por día, y podría comenzar con un LDL de 120
, eso depende de sus genes. Pero mientras nuestra genéticas pueden ser diferentes, nuestra biología es la misma, es decir, el ascenso y la caída en el colesterol es el mismo para todos. Así que si ambas personas suprimen los nuggets, el 90 podría caer a 85, mientras que se esperaría que los 120 cayeran a 115. Por donde se quiera empezar, podemos bajar nuestro colesterol comiendo menos grasas saturadas, pero si sólo sé cuál es tu consumo de grasa saturada
(el número de nuggets que comes), no puedo decirte cuál es tu nivel inicial de colesterol. Todo lo que puedo decir con certeza es que, mira,
comes menos , tu colesterol probablemente mejorará.

Pero debido a esta extrema "variación inter-individual", esta amplia variabilidad en los niveles base de colesterol para cualquier consumo dado de grasas saturada, si se toma una muestra representativa de la población, no se puede encontrar ninguna correlación estadística entre
el consumo de grasas saturadas y el colesterol, porque no es como que, todos aquellos que comen una cierta cantidad fija de grasa saturada van
a tener más de un cierto colesterol. Así que hay tres maneras como se podría
estudiar la dieta y los niveles de colesterol: experimentos controlados de alimentación, experimentos de vida libre con cambio en la dieta, o estudios de observación de muestras representativas. Como ya hemos visto, hay una relación clara y fuerte entre los cambios en la dieta y los cambios en el colesterol sérico dentro de los esquemas de intervención, pero debido a esa variabilidad inter-individual, en los esquemas de las muestras representativas se puede obtener una correlación de cero. De hecho, si se hacen las cuentas un poco,
eso es lo que se esperaría obtener. En lenguaje estadístico, se diría que un estudio de muestra representativa no tiene el poder para detectar ese tipo de relación; Por lo tanto, debido a esa variabilidad, este tipo de estudios observacionales parecerían un método
inapropiado para estudiar esta relación en particular. Así que ya que la dieta y el colesterol sérico tienen cero correlación en una muestra representativa, un estudio de observación de la relación entre la dieta y la incidencia de enfermedades de la arteria coronaria sufrirá de las mismas dificultades. Así que de nuevo, si se hacen las cuentas, los estudios de observación mostrarían inevitablemente casi ninguna correlación entre la grasa saturada y las enfermedades del corazón. Estos estudios prospectivos pueden ser valiosos para otras enfermedades, pero el estudio apropiado para demostrar o refutar el papel de la dieta y las enfermedad cardíacas, es un experimento de cambio en la dieta, y esos experimentos de cambios en la dieta se han hecho. Ellos implican grasas saturadas, por lo tanto, las directrices de grasas saturadas más bajas de básicamente cada autoridad médica importante. De hecho, si bajamos la grasa saturada lo suficiente, podríamos ser capaces de incluso revertir enfermedades cardíacas; La apertura de las arterias sin fármacos, sin cirugía. Pero espere un segundo. Pongámonos nuestro gran sombrero de queso y pollo de nuevo. Los estudios de observación mostrarían que no hay correlación, matemáticamente no podrían mostrar correlación. Hemos sabido desde 1979 que los estudios observacionales simplemente no tienen el poder para mostrar la relación. ¡Bingo!

Todo lo que necesitamos ahora es un investigador favorable. ¿Qué hay de Ronald M. Krauss? Financiado por
el Consejo Nacional de Lácteos desde 1989. También la Asociación Nacional de Ganaderos Bovinos, así como la Fundación Atkins—perfecto. A continuación, sólo se combinan todos
los estudios de observación que no tienen el poder para proporcionar evidencia significativa y ¿qué es lo que sabes? No se encontró evidencia significativa.

Este meta-análisis del 2010 fue básicamente re envasado para el 2014, usando los mismos y otros estudios similares. Tal como el Presidente del Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard definió: sus conclusiones en relación con el tipo de grasa que carece de importancia son gravemente
engañosas y deben ser ignoradas. llegando al extremo de sugerir
una retracción por parte del artículo, incluso después de que los autores corrigieron media docena de errores diferentes.

Pero no es como si falsificaran o
inventaran datos; ellos no tienen que hacerlo; Sabían de antemano las limitaciones de los estudios de observación. Ellos sabían que tendrían el resultado "correcto", y así lo publicaron, ayudando a "neutralizar el impacto negativo de la leche y la grasa de la leche por los reguladores y los profesionales de la medicina." Y está funcionando, presume la industria de los lácteos. Las percepciones sobre la grasa saturada en la comunidad científica están cambiando. Este es un mensaje de bienvenida para los consumidores, que pueden estar cansados de escuchar lo que no deben comer. Ellos no tienen que convencer a los consumidores, simplemente confundirlos. La confusión puede ser fácilmente mal empleada por la
industria alimentaria para promover sus intereses.

Es como esa nota infame de la industria del tabaco de nuevo, ¿verdad? "La duda es nuestro producto". "La duda es nuestro producto, ya que es la mejor
manera de competir con el cuerpo de hecho que existe en la mente
del público en general ". No tienen que convencer al público de que fumar es saludable para que la gente siga consumiendo sus productos. Sólo tienen que establecer una controversia. alguna ciencia dice que es malo; alguna ciencia dicen que no es malo. Mensajes contradictorios en nutrición causan que las personas se sientan tan frustradas y confundidas que sólo podrían rendirse con las manos arriba y comer cualquier cosa que quieran, que es exactamente lo que los proveedores de grasa saturada quieren, pero ¿A qué costo para la salud pública?

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el vídeo más arriba. Esto es solo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Cristian Camilo Guzmán.

Por favor considere ser voluntario Para ayudar a mejorar éste sitio

 

 

Agradecimiento por las imágenes a Sara Marchetto quien gentilmente está ofreciendo sus talentos. Si también estas interesado en ayudar, por favor visita nuestra página Oportunidades de Voluntariado.

¿De dónde vinieron estas directrices de consenso para reducir drásticamente el consumo de grasa saturada? De literalmente cientos de experimentos metabólicos de custodia, lo que significa que no sólo se le pide a la gente cambiar sus dietas; Esencialmente se les encierra en una habitación, durante semanas  si es necesario, y se tiene un control total sobre su dieta; A continuación, se puede cambiar experimentalmente su nivel  de consumo de grasas saturadas como se desee y ver el cambio correspondiente en sus niveles de colesterol. Y los resultados son tan consistentes que se puede crear una ecuación, la famosa ecuación Hegsted, donde es posible predecir la cantidad de su colesterol que va a subir, basado en cuánta grasa saturada se les pone a comer. Así que si quieres que tu colesterol LDL suba 50 puntos, todo lo que tienes que hacer es comer cerca del 30% de tus calorías: grasas saturadas. Cuando se insertan los números, el cambio en
el colesterol se dispara justo como se predijo. Los experimentos se ajustan a las predicciones. De hecho, se puede hacer en el hogar con uno de esos kits caseros para analizar el colesterol. Comer una barra de mantequilla al día, ver el aumento en su colesterol – no es ciencia de cohetes. Y mira, esto era en 1965; Hemos sabido de ésto durante 50 años, que incluso si se mantiene igual la ingesta de calorías, aumentos en el consumo de grasas saturadas están asociados con aumentos muy significativos en el colesterol malo LDL; Ahora, el colesterol bueno también sube un poco, pero el aumento es menor que el aumento del malo, lo cual se traduciría después en un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares en general.

Así que si se alimenta a vegetarianos con carne, aunque sólo sea una vez al día, su colesterol salta casi el 20% en el plazo de un mes. Ya sabes, para prevenir enfermedades del corazón idealmente necesitamos tener un colesterol total por debajo de 150, Y puedes ver que estos vegetarianos lo tenían, pero luego, incluso sólo una vez al día con la carne y su colesterol se disparó un 19%. Pero la buena noticia es que en sólo dos semanas de regresar a su dieta libre de carne, su colesterol volvió a quedar en el rango seguro; Ahora, tengamos en cuenta que su HDL colesterol bueno, casi no se movió en absoluto, así que su proporción fue desde un bajo riesgo de ataque al corazón a un alto riesgo en cuestión de semanas con sólo una comida que contiene carne al día. Y de hecho los ensayos clínicos aleatorios muestran que la reducción de grasas saturadas en la dieta no sólo parece reducir los niveles de colesterol, sino también los eventos cardiovasculares
posteriores como ataques al corazón.

Así que tenemos ensayos clínicos aleatorios y experimentos de intervención controlados. Estas son nuestras formas más robustas de evidencia, por lo que no es de extrañar que haya un consenso científico para disminuir el consumo de grasa saturada. Sin embargo, te habrás dado cuenta de que el eje "Y" aquí no es el colesterol,sino el cambio en el colesterol. Esto se debe a que el punto de referencia de cada uno es diferente. Dos personas comiendo la misma dieta, la misma cantidad de grasa saturada, el mismo número de nuggets de pollo al día pueden tener diferentes niveles de colesterol. Una persona puede comer 10 nuggets de pollo
al día y tener un colesterol LDL de 90; Otra persona puede comer, ya sabes, 10 por día, y podría comenzar con un LDL de 120
, eso depende de sus genes. Pero mientras nuestra genéticas pueden ser diferentes, nuestra biología es la misma, es decir, el ascenso y la caída en el colesterol es el mismo para todos. Así que si ambas personas suprimen los nuggets, el 90 podría caer a 85, mientras que se esperaría que los 120 cayeran a 115. Por donde se quiera empezar, podemos bajar nuestro colesterol comiendo menos grasas saturadas, pero si sólo sé cuál es tu consumo de grasa saturada
(el número de nuggets que comes), no puedo decirte cuál es tu nivel inicial de colesterol. Todo lo que puedo decir con certeza es que, mira,
comes menos , tu colesterol probablemente mejorará.

Pero debido a esta extrema "variación inter-individual", esta amplia variabilidad en los niveles base de colesterol para cualquier consumo dado de grasas saturada, si se toma una muestra representativa de la población, no se puede encontrar ninguna correlación estadística entre
el consumo de grasas saturadas y el colesterol, porque no es como que, todos aquellos que comen una cierta cantidad fija de grasa saturada van
a tener más de un cierto colesterol. Así que hay tres maneras como se podría
estudiar la dieta y los niveles de colesterol: experimentos controlados de alimentación, experimentos de vida libre con cambio en la dieta, o estudios de observación de muestras representativas. Como ya hemos visto, hay una relación clara y fuerte entre los cambios en la dieta y los cambios en el colesterol sérico dentro de los esquemas de intervención, pero debido a esa variabilidad inter-individual, en los esquemas de las muestras representativas se puede obtener una correlación de cero. De hecho, si se hacen las cuentas un poco,
eso es lo que se esperaría obtener. En lenguaje estadístico, se diría que un estudio de muestra representativa no tiene el poder para detectar ese tipo de relación; Por lo tanto, debido a esa variabilidad, este tipo de estudios observacionales parecerían un método
inapropiado para estudiar esta relación en particular. Así que ya que la dieta y el colesterol sérico tienen cero correlación en una muestra representativa, un estudio de observación de la relación entre la dieta y la incidencia de enfermedades de la arteria coronaria sufrirá de las mismas dificultades. Así que de nuevo, si se hacen las cuentas, los estudios de observación mostrarían inevitablemente casi ninguna correlación entre la grasa saturada y las enfermedades del corazón. Estos estudios prospectivos pueden ser valiosos para otras enfermedades, pero el estudio apropiado para demostrar o refutar el papel de la dieta y las enfermedad cardíacas, es un experimento de cambio en la dieta, y esos experimentos de cambios en la dieta se han hecho. Ellos implican grasas saturadas, por lo tanto, las directrices de grasas saturadas más bajas de básicamente cada autoridad médica importante. De hecho, si bajamos la grasa saturada lo suficiente, podríamos ser capaces de incluso revertir enfermedades cardíacas; La apertura de las arterias sin fármacos, sin cirugía. Pero espere un segundo. Pongámonos nuestro gran sombrero de queso y pollo de nuevo. Los estudios de observación mostrarían que no hay correlación, matemáticamente no podrían mostrar correlación. Hemos sabido desde 1979 que los estudios observacionales simplemente no tienen el poder para mostrar la relación. ¡Bingo!

Todo lo que necesitamos ahora es un investigador favorable. ¿Qué hay de Ronald M. Krauss? Financiado por
el Consejo Nacional de Lácteos desde 1989. También la Asociación Nacional de Ganaderos Bovinos, así como la Fundación Atkins—perfecto. A continuación, sólo se combinan todos
los estudios de observación que no tienen el poder para proporcionar evidencia significativa y ¿qué es lo que sabes? No se encontró evidencia significativa.

Este meta-análisis del 2010 fue básicamente re envasado para el 2014, usando los mismos y otros estudios similares. Tal como el Presidente del Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard definió: sus conclusiones en relación con el tipo de grasa que carece de importancia son gravemente
engañosas y deben ser ignoradas. llegando al extremo de sugerir
una retracción por parte del artículo, incluso después de que los autores corrigieron media docena de errores diferentes.

Pero no es como si falsificaran o
inventaran datos; ellos no tienen que hacerlo; Sabían de antemano las limitaciones de los estudios de observación. Ellos sabían que tendrían el resultado "correcto", y así lo publicaron, ayudando a "neutralizar el impacto negativo de la leche y la grasa de la leche por los reguladores y los profesionales de la medicina." Y está funcionando, presume la industria de los lácteos. Las percepciones sobre la grasa saturada en la comunidad científica están cambiando. Este es un mensaje de bienvenida para los consumidores, que pueden estar cansados de escuchar lo que no deben comer. Ellos no tienen que convencer a los consumidores, simplemente confundirlos. La confusión puede ser fácilmente mal empleada por la
industria alimentaria para promover sus intereses.

Es como esa nota infame de la industria del tabaco de nuevo, ¿verdad? "La duda es nuestro producto". "La duda es nuestro producto, ya que es la mejor
manera de competir con el cuerpo de hecho que existe en la mente
del público en general ". No tienen que convencer al público de que fumar es saludable para que la gente siga consumiendo sus productos. Sólo tienen que establecer una controversia. alguna ciencia dice que es malo; alguna ciencia dicen que no es malo. Mensajes contradictorios en nutrición causan que las personas se sientan tan frustradas y confundidas que sólo podrían rendirse con las manos arriba y comer cualquier cosa que quieran, que es exactamente lo que los proveedores de grasa saturada quieren, pero ¿A qué costo para la salud pública?

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el vídeo más arriba. Esto es solo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Cristian Camilo Guzmán.

Por favor considere ser voluntario Para ayudar a mejorar éste sitio

 

 

Agradecimiento por las imágenes a Sara Marchetto quien gentilmente está ofreciendo sus talentos. Si también estas interesado en ayudar, por favor visita nuestra página Oportunidades de Voluntariado.

Nota del Doctor

¿La campaña de la  industria lechera para "neutralizar la imagen negativa de la grasa en la leche"? Si te perdiste mi último video, miralo aquí: Estudios de Grasa Saturada: Engatusando al Público

Si esa nota de "La duda es nuestro producto" sonó familiar, también lo presenté en mi reciente video Cesgo en Investigación financiado por la industria alimentaria. Mas sobre cómo las industrias pueden diseñar estudios engañosos en Descarado en Efecto: ¿La Carne Disminuye el Colesterol?  Cesgo es INvestigación Financiado por la Industria Alimentaria y Cómo la Junta Huevera Diseña estudios engañosos.

Y de último pero no menos importante, este es el primer video de NutritionFacts.org que presenta el trabajo de la ilustradora profesional Sara Marchetto, quien amablemente se ha ofrecido a donar sus talentos para promover nuestra misión. Espero que vean pronto más de su trabajo.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This